Mundial U19. Juego de equipo (Argentina); juego de individuos (Croacia)

 

\"\"Retomo la actividad en el blog después de unos meses sin actualizarlo. Tras una temporada muy saturado de baloncesto (en el mejor de los sentidos), había tenido poco tiempo para poder sentarme de nuevo y analizar partidos para comentarlos en el blog. Esta semana he estado pendiente del Mundial Sub19 que se ha disputado en Letonia y que ha ganado la Lituania de Jonas Valanciunas (al que le dediqué un vídeo hace un tiempo) tras derrotar en la final a Serbia con relativa comodidad. Si queréis más info de cómo ha ido el torneo la tenéis en el apartado de noticias.

Uno de los partidos que más atención me suscitó fue el enfrentamientos de cuartos de final entre Argentina y Croacia. Tenía ganas de volver a ver a los balcánicos tras ver a parte de sus integrantes en el Nike International Junior Tournament de Barcelona con el KK Zagreb (Saric y Hezonja) y al bueno de Toni Katic que había deslumbrado un año antes en el Torneo de L\'Hospitalet con el KK Split y donde también estuvo Valanciunas que fue elegido mejor jugador del torneo. Delante se encontraba una Argentina que había pasado apuros para pasar a cuartos de final y que no tenía al menos en teoría una colección de talentos como los croatas aunque sí un grupo cohesionado que se había sobrepuesto a los malos momentos para llegar hasta las eliminatorias. El claro favorito era Croacia.

En el vídeo que hay a continuación veréis imágenes del partido en el que podréis apreciar dos baloncestos totalmente antagónicos y dos filosofías de juego radicalmente opuestas. Los argentinos si por algo se caracterizaron fue por ser un equipo muy disciplinado en ataque que sabía sacar provecho de las virtudes de sus mejores jugadores y que interpretaba a la perfección los rígidos sistemas implantados por su seleccionador (sale el ejemplo del sistema que más utilizaron). Tanto contra defensa zonal como contra individual tenían un arsenal de movimientos en ataque en los que los bloqueos indirectos, situaciones de flex y aclarados interiores dominaban las posesiones ofensivas de los albicelestes. Croacia por su parte optaba por un juego en la que el 90% del tiempo atacaban sin sistemas de una forma totalmente libre en la que el 1x1 del hombre balón marcaba el movimiento del resto de jugadores. Mientras un equipo hacía volar el balón y daba entre cinco y ocho pases por posesión, en el otro lado apenas había uno o dos pases por ataque.

No estoy realizando ninguna crítica a Croacia si no que hasta ahora estoy simplemente exponiendo y describiendo dos formas de jugar al mismo deporte de maneras muy diferentes. Sí que quería compartir con vosotros mi visión sobre lo que es más adecuado para estos jugadores que en la mayoría de los casos aún están en etapa de formación pero que muchos de ellos ya están jugando en equipos de primer nivel en sus países. Se dice que en el punto medio está la virtud y realmente yo lo creo así. Al menos para estos casos extremos de baloncesto. Argentina logró plantarse en unas semifinales con un equipo que para los ojos de todos los expertos era mucho más limitado técnicamente que la mayoría de cuartofinalistas. Lo consiguió buscando siempre el beneficio del equipo por encima de los individuos y le dio un gran resultado en el torneo aunque fuera en detrimento de sacar a relucir en ocasiones el talento creativo de sus jugadores. Croacia no estuvo a la altura de las expectativas y a pesar de contar con jugadores en algún caso más jóvenes, todo el mundo esperaba que venciera a Argentina y disputara las medallas. Más allá de los resultados del torneo que dan la razón a la albiceleste (aunque se ha de detallar que uno de los dos mejores jugadores de Croacia no pudo disputar los últimos minutos del encuentro por una pequeña lesión -Toni Katic-), quería ver qué consecuencias tiene una y otra filosofía de juego en el desarrollo de los jugadores.

Los argentinos me atrevo a decir que en muchos casos tendrán una mejor adaptación al mundo senior (aunque habrá que ver a qué nivel lo harán). Los sistemas que desarrollaban en su selección y que a buen seguro serán similares a los que juegan en sus equipos tienen los mismos conceptos que realizan los equipos profesionales. Los croatas sin embargo tendrán más complicado poder jugar un estilo tan descaradamente individual en sus primeros años como profesionales y tendrán que aprender a jugar en el seno de un equipo con unas normas más rígidas. Los primeros han logrado una gran capacidad para pasar y para lanzar después de recibir bloqueos indirectos. Los segundos son grandes botadores, tienen una colección interminable de fundamentos técnicos que les permiten superar a su defensor y un buen desborde en el 1x1. Unos son disciplinados dentro de un esquema ofensivo y saben buscar qué opción es mejor entre las que ofrece un sistema de juego. Los otros son tremendamente creativos y buscan respuestas a las reacciones defensivas. Los argentinos serán especialistas y buenos jugadores de equipo (salvo alguna excepción como Marco Delia que apunta algo más alto). Los croatas podrán desempeñar un rol protagonista si continúan su evolución como hasta ahora (Saric y Katic son los dos ejemplos más claros).

Nunca me gusta ser categórico así que me gustaría conocer vuestra opinión y debatir qué modelo creéis más adecuado para formar jugadores y permitirles dar de la mejor manera el salto a equipos senior (algunos de ellos ya juegan en las primeras divisiones de sus países). Espero vuestros comentarios.

PD: La semana que viene comienzo el Curso de Entrenador Superior en Zaragoza. A la vuelta ya escribiré cómo ha resultado la experiencia. Las ganas e ilusión no faltan.

Comentarios

En la categoria sub19 el aprendizaje de fundamentos ya ha acabado.Estamos en plena etapa cognitiva,es decir, saber utilizarlos en el sitio , momento y forma adequados.Spacing,timing in a good fisic motion.El resultado del partido aún es pura anécdota, y la forma de jugar ha de permitir a los jugadores provarse en diferentes facetas del juego,pero dejando el alma en cada acción.La estructura tàctica del equipo esta al sevicio del jugador y no al revés pero esto cuesta mucho de que se produzca porque no cuelga medallas y no promociona al entrenador.EJ: en el mundial Junior de la generación del 80 los jugadores referencia eran, principalmente JC Navarro,R Lopez y German Gabriel.Un tal Pau Gasol sólo se dedicaba a bloquear a los 2 primeros para que tirasen y taponar alguna acción del adversario.Jugaba no más de 10-15 minutos por partido.Con 18 años no fue a Sidney 2000 porque no estaba preparado,en su lugar Lolo escogió a johnny Rogers de 38a.La siguiente temporada el Barça de Aito ficha a Seikaly como estrella.En el més de Noviembre regresa a USA por no adaptarse.En la Copa del Rei de ese año Gasol la lia y en Junio lo draftean con el 3.Pese a todo el de St Boi ha llegado a ser lo que és,pero ¿podia haber sido mejor jugador?¿podia haver desarrollado mejor juego por ej ,de cara a canasta y ser un 3-4, más que un 4-5 como ahora?Cuantos ,por lo mismo no han llegado?

En mi opinión, en la enseñanza de los fundamentos subyace, del mismo modo, el rigor táctico para llevarlos acabo. Me refiero, al correcto uso de los espacios tanto en el juego de cara como de espaldas al aro. Es aquí donde el jugador, en su socialización primaria con el baloncesto, ha de desarrollar las habilidades básicas que le permitan longeva carrera. Por esto, pienso que no se puede desligar lo uno de lo otro. Es evidente que al jugador balcánico se le aprecia deficits en sus primeros años senior (en cuanto dejan el escaparete de la Liga Adriática), pero en base a la argumentación anterior más por acaparar protagonismo que por no tener interiorizados los fundamentos del juego sin balón (por lo general, muy buenos pasadores desde poste bajo, medio y alto). Tampoco es que sea exclusivo de jugadores de estos paises. Pongamos por caso, una liga teóricamente más seria como la italiana, y comprobemos el impacto inmediato de los jóvenes de aquel país; en donde, por lo general, con menos talento innato, cuesta discernir la frontera entre el descaro y el individualismo (Alessandro Gentile), o saber cuál es la base de la piramide (Vitali y Poeta como efimeros productos en los últimos 15 años!!). De la cantidad sale la calidad, pero no es menos cierto que en algunos sitios se lo toman más en serio que en otros en esto de la formación. Paradigma del buen hacer es Lituania (3.3 millones).

Yo creo que también debe primar la enseñanza técnica pero a estas alturas, a punto de dar el salto al profesionalismo, se tienen que dominar ciertos aspectos tácticos. Si no ocurre que los jugadores se vuelven demasiado creativos, es decir, dependen casi exclusivamente de su inspiración. De estos hay muchos ejemplos en el baloncesto. Jugadores y selecciones que no hacen más porque su falta de acoplamiento para rendir como un equipo es inferior al de otras selecciones. Y digo selecciones porque es ahí donde se demuestran las carencias de generaciones y generaciones de jugadores debido a la falta de rigor táctico en sus categorías inferiores. Por qué selecciones como Croacia o Serbia, cuna de grandes y numerosos jugadores, les cuesta competir frente a otras selecciones inferiores técnicamente? La táctica es un talento al igual que la técnica que se debe pulir a lo largo del desarrollo del jugador pues no es algo que se aprenda de la noche a la mañana. Cuándo vemos a un jugador del que decimos que es un chupón que bota y bota y al final acaba jugándose un tiro apurado, normalmente se debe a su falta de capacidad de aprender por una carencia en su formación. Y vuelvo a insistir, si se ha tenido esa carencia no es tan fácil lograrlo cuando ya tienes 22-23 años. En los Balcanes abundan bastantes de estos jugadores que en categorías inferiores la iban a romper y al llegar a senior pues se equiparan con otros jugadores por su falta del vilipendiado rigor táctico. A mi modo de ver necesario. Y no se trata de ser un Ivanovic o un Obradovic sino de como hablamos aquí de encontrar el punto medio. Por cierto es curioso que el baloncesto más técnico y virtuoso de algunos de los entrenadores más rigurosos y estrictos de Europa. Sería algo para analizar, no te parece Fernando? je je

Fer, creo q ya sabes como pienso, aunke todo es matizable, claro. es verdad q hecho de menos más pases y menos botes en el juego croata, pero para mí no hay color: lo suyo es creatividad, aplicación de una técnica exquisita (tact. indiv.) y por supuesto libertad... lo de argentina es otra cosa, sofisticación y muerte de la creatividad, aunk ha habido cosas q me han gustado. pero esto al final va en en el gusto y en la personalidad. a mí me llevas a un restaurante de esos de diseño con todo muy puestecito y tal y me quedo frío... pero me llevas a una tasca de toda la vida a comer unos huevos con jamón con media botella de vino con gaseosa y soy el tío más feliz del planeta...
eso sí creo q en formaciòn debría primar el juego libre pero... el miedo es libre... un abrazo

Gracias a los tres por los comentarios. De acuerdo al 100% con Pelli sobre la importancia del trabajo técnico en las categorías inferiores. Creo que es más fácil de asimilar el trabajo táctico que el técnico cuando se tiene una cierta edad aunque eso no quiera decir que debamos renunciar a que los jugadores mejores sus carencias cuando llegan a Senior. Todo lo contrario. Si el jugador tiene ganas de mejorar siempre podrá hacerlo. También estoy de acuerdo con que el verdadero resultado es el número de jugadores que llegan a profesionales pero por eso hablaba que las Federaciones lo tienen como una forma de mostrar resultados a corto plazo sin esperar a que esos jugadores maduren. Como bien dice Xavi el factor mental-emocional cada vez es más importante y por ello los entrenadores deben formarse en esas habilidades para transmitírselas a sus jugadores. Para conseguirlo son imprescindibles los congresos que imparte Xavi y que en un futuro seguro pienso asistir.

Al comentario de tanketa, añadir el factor mental-emocional, que cada vez más es la clave de que el jugador pueda acceder a sus dones y al resultado de su trabajo en los apartados técnico-táctico-fisico. Por otro lado, Enhorabuena por el post, Fernando!

Para mí el verdadero termometro para evaluar el nivel del basket de formación de un país, es la cantidad de jugadores que llegan a la élite, por encima de los títulos en categorías inferiores. Los fundamentos técnicos, hay que trabajarlos desde muy jóven, los chicos son como esponjas, y es la mejor edad para asimilar movimientos psicomotrices como el bote, pasos o mecánica de tiro, se mejora la automatización, mientras que los sistemas tendrán que seguir estudiandolos toda la vida. Creo que jugadores como Saric o Hezonja tienen tiempo para ser tan útiles a sus equipos como los argentinos y sin embargo dudo que estos jugadores tengan tiempo para trabajar unos fundamentos que ya deberían tener asimilados. Los croatas aún no han desarrollado su talento táctico, mientras que los argentinos tapan sus carencias técnicas con su gran conocimiento táctico (estoy generalizando). El trabajo de cantera que se realiza en la ex-Yugoslavia me parece un ejemplo a seguir por cualquier otro país, una región de apenas 22 millones de habitantes, que tiene a sus jugadores repartidos por todas las ligas profesionales del mundo.

El baloncesto actual es una suma de talento físico, técnico y táctico. Si no tienes uno de estos tres factores puedes llegar a ser un profesional pero si te faltan dos...

Estoy de acuerdo en que a estas edades es muy importante que los jugadores desarrollen todo su talento y se formen primero como jugadores pero el problema es cuando una selección sub19, casi el ultimo paso antes del profesionalismo, sigue jugando individualmente. Croacia, como otras muchas selecciones que desbordan talento y calidad en categorías inferiores, nunca ganarán nada a nivel senior porque el talento de esos chicos no estará al servicio de su selección. Cuando esos chicos lleguen a sus clubes tendrán su antitesis sentada en el banquillo y si se permiten alguna frivolite pues cambio y no pasa nada. A mí me parece que la federación española hace un muy buen trabajo en ese sentido de dar cabida al talento pero también al sacrificio y ahí es donde debería estar el camino, aunque la federación española tenga un debe a la hora de abastecer a la selección de hombres interiores en gran parte por culpa de los clubes que se empeñan en fichar jugadores africanos que dependen exclusivamente de su físico y no de su talento. Es el otro extremo de lo que planteas en tu artículo aunque en este caso ni desarrollan su talento ni aprenden los conocimientos básicos del juego que al fin y al cabo no deja de ser otro talento.

El problema es que se da por parte de las Federaciones demasiada importancia a estos torneo ya que son el único elemento evaluador a corto plazo de cómo se están realizando las cosas en cada país. Cierto es que tiene mucha mayor influencia en el desarrollo de los jugadores el trabajo que realizan en los clubes pero no creo que sea muy diferente en ciertos aspectos a cómo juegan en las selecciones. Selecciones como Polonia que en esta ocasión no pasó de cuartos de final o la misma Croacia tienen más talento en sus jugadores en Argentina y tienen más números para convertir a más jugadores en profesionales de primer nivel.

Yo siempre he pensado, que en categorías de formación, hay que permitir el desarrollo del talento individual, y precisamente en sus primeros años como seniors, ponerlo al servicio del equipo. El juego colectivo, tapa en demasiadas ocasiones muchas carencias, como ya vimos en el pasado campeonato de España junior, en el que el Barcelona de Borja Comenge, jugaban como profesionales, sin ser excesivamente talentosos, un juego demasiado encorsetado, que consigue resultados, sin ser vistoso. También esta la cuestión de evaluar lo que tienes, no voy a demonizar el juego del equipo argentino, pero realmente me parece que tienen toda una carrera por delante para ser competidores, ahora me parece mucho más importante que lleguen a ser el mejor jugador que puedan ser y se diviertan. Al fin y al cabo, es lo que tú dices, a medio camino está la virtud, o dicho de otra manera, en cada etapa tienen que aprender una cosa y me parece un error enseñarles a competir antes que a jugar.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar