Creación de hábitos: La agenda de un jugador NBA

 

Los buenos hábitos, una vez se establecen, son tan difíciles de eliminar como los malos hábitos”.
(Robert Puller)

Esta es una realidad con la que todos los entrenadores tenemos que luchar en nuestro día a día.  En el caso de la NBA la mayoría de jugadores jóvenes que llegan a la liga lo hacen en un contrato garantizado de 3 temporadas (en el caso de los jugadores escogidos en la primera ronda del Draft, es decir, hasta la elección nº30).

El desembarco de estos chicos a este nuevo sistema de competición les requiere un tiempo de adaptación; los viajes, el número de partidos, entrenamientos, el estilo de vida… todo es un proceso que cuesta de asimilar. Nuestro máximo objetivo sin duda es el rendimiento, es decir sacar el máximo de cada uno de ellos, pero a la misma vez que puedan rendir el máximo número de partidos posibles  de un total de 82.

Cultiva sólo aquellos hábitos que quisieras que dominaran tu vida”.
(Elbert Hubbard)

Muchos de estos chicos llegan a la liga por cuestión de talento, el gran problema es que, como en todas las ligas del mundo, esto no es suficiente. Mi primera temporada en la NBA compartí experiencias con  jugadores que llevaban tiempo en la liga (Lebron James, Zydrunas Ilgauskas, Anderson Varejao, Anthony Parker o Antawn Jaimison), evidentemente los jugadores jóvenes que teníamos en aquel momento (Danny Green o JJ Hickson) fueron espejo de estos más veteranos.  Para poner dos ejemplos de aquel equipo,  por un lado podemos nombrar Zydrunas Ilgauskas, que en aquel entonces llevaba 14 temporadas en la NBA, habiendo pasado una lesión muy grave en el pie que casi le aparta de las pistas; “Z” era un gran ejemplo como profesional para los jóvenes, siempre con su rutina de tiro , sus tratamientos antes y después de entrenar así como en los días libres. Lebron era otro de los ejemplos, si que es verdad que muchos podrían pensar que lo de este chico es “sobrenatural”, pero lo que no se puede ver es todo el trabajo que el pone y que no podemos ver. Alimentación,  trabajo de mantenimiento y prevención en la sala de pesas, distinto trabajo de fuerza en verano, entrenamientos extras de tiro después de cada entrenamiento o entrenamientos individuales de verano este en la ciudad que éste.


Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta”.
(Aristóteles)

Nuestra realidad ahora es distinta: 3 titulares de 21 años, uno de 23 y otro de 25.  Kyrie Irving , Dion Waiters, Tyler Zeller ( 2º y 3º elegidos en el pasado Draft del 2012) y Tristan Thompson han disputado el “All Star” de los jóvenes, así como Kyrie el “All Star Game”; esto es un reconocimiento de la liga, pero al fin y al cabo no es más que eso. Al no tener un ejemplo con el cual puedas establecer tus hábitos como profesional lo complica todo un poco, estos chicos tienen que aprender a ser profesionales al día a día.  Dentro de nuestra organización, los jugadores de primer y segundo año están obligados  a hacer un entrenamiento individual en pista de 30 minutos antes del entrenamiento de equipo;  hacer un número concreto de sesiones de fuerza y prevención de lesiones es para todo el equipo, los días de partido hay un horario para que cada uno de ellos visualice su vídeo individual del partido anterior (con refuerzos positivos o cosas a corregir), tratamientos, entrenamiento funcional pre-partido y rutina individual en pista pre-partido; esto esta organizado desde 3h y 15 minutos antes de la hora del partido.

Nosotros podemos ayudar y guiar a estos chicos, pero para competir al máximo nivel en esta liga son ellos los que deben no sólo hacer sino creer en que todo este trabajo les va a llevar a estar a un nivel superior: Chris Paul, Derrick Rose, Kevin Durant, Kobe Bryant o Lebron James son un ejemplo.  Nuestro objetivo es que nuestros chicos establezcan estos hábitos lo antes posible.

Siembra actos y recogerás hábitos; siembra hábitos y  recogerás carácter; siembra carácter y recogerás destino
(Charles Reade)

 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar