Un camino alternativo, la NBA D-League

 

A mi llegada a los EEUU ahora hace 5 temporadas mi atención estaba centrada en aprender un Nuevo baloncesto, adaptarme a una nueva cultura y trabajar no solo para estar sino para manterme.

Tuve la oportunidad de compartir una temporada con Lebron y con Shaq, además de jugadores con pasado europeo y europeos como Ilgauskas, Parker o Varejao; 61 victorias en la liga regular nos dio el mejor record de la liga así como aspiraciones a ganar el preciado anillo. No pasamos de semifinales de conferencia y allí llego una nueva realidad para mí; la destitución de la persona que me dio la oportunidad en la NBA, Mike Brown.

Las destituciones son momentos complicados, sobretodo en organizaciones grandes donde unos dependemos mucho del de arriba. Yo tenía la sensación de haber aprendido mucho y tener mucho camino por delante…. Pero al fin y al cabo mi futuro estaba pendiente de una nueva oportunidad.

El Nuevo “boss” fue Byron Scott, integrante del “Show time”, y entrenador que había llegado a las finales dos veces consecutivas con los Nets. En mi entrevista, en la que de todo dependía si me quedaba en EEUU o volvía a Europa, Byron no solo me dio un puesto de trabajo sino que me dio la oportunidad de seguir creciendo y aprendiendo.  Con Byron prepare partidos, viaje con el equipo y tuve un sitio en el banquillo durante los partidos.

Después de una época de reconstrucción en Cleveland, tengo la oportunidad de trabajar con chicos jóvenes y con mucho talento como Kyrie Irving, Tristan Thompson o Dion Waiters… Al fin y al cabo todo se salda con la realidad de este negocio nuevamente; una nueva destitución ponía mi futuro en el momento de dar un Nuevo paso adelante.

Con la destitución de Byron Scott, vuelva a la franquicia de Ohio Mike Brown, después de varias entrevistas con otros equipos y charlas con él, mi nuevo reto es del de ser el primer asistente en el equipo de la NBA D-league de los CAVS, los Canton Charge. Es mi oportunidad de tomar decisiones, de poner en práctica lo aprendido de 3 cuerpos técnicos de la NBA, más mi identidad que proviene del baloncesto europeo, por supuesto.

La liga de Desarrollo de la NBA no solo ofrece oportunidades a los jugadores para conseguir su sueno (más de 150 jugadores de la NBA han jugado en la D-league), sino que muchos entrenadores maduran en esta liga para dar un paso adelante en sus carreras (En dos años, 8 entrenadores de D-league han ido a parar a banquillos NBA).

Sin lugar a duda, esta es la temporada en la que mas estoy disfrutando desde mi llegada a los EEUU, por una parte mi rol es mucho mas importante y soy yo ahora el que tomo decisiones, pero además trabajo con chicos que tienen futuro en la NBA o en Europa.

Después de la primera mitad de la liga regular hemos sido el segundo mejor equipo de la liga y esto nos ha dado la oportunidad de ser el cuerpo técnico del NBA D-league All star Game, que forma parte de los eventos del All Star Weekend de la NBA. Para mí, el reconocimiento y la experiencia me enorgullecen y a la vez me dan una marcha más para querer mas y seguir creciendo.

Formar parte de un cuerpo técnico joven con Steve Hetzel (8 temporadas en la NBA), James Posey (2 veces campeón de la NBA) y Nate Reinking (16 temporadas como profesional y olímpico en Londres) me enriquecen como entrenador y me abren camino a seguir disfrutando de este camino. La NBA D-league, sin duda, me da la oportunidad de seguir creciendo.

Desde NEW ORLEANS, un saludo a SOLOBASKET.com.

JF

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar