Como ser latino y llegar a la NBA

El básquetbol latino vive su momento de gloria en la NBA. Esta temporada marcó el debut de un jugador argentino (y por partida doble) en la liga: Pepe Sánchez en Philadelphia, y a las pocas horas Rubén Wolkowyski en Seattle.

A estos casos se les suman otros jugadores que ingresaron, se mantienen o al menos participaron en las Ligas de Verano de la NBA, como el dominicano Luis Felipe López, el panameño Rubén Garcés, el mexicano Eduardo Najera, el puertorriqueño Daniel Santiago o el cubano Lázaro Borrell.

Sin embargo, no hay que engañarse. Esto puede funcionar como un espejismo. ¿A qué me refiero?

Siempre estuvo la creencia de que en la NBA juegan los mejores jugadores. Esto no es del todo cierto. Las verdaderas estrellas de la liga (unos treinta o cuarenta jugadores) son sin duda los únicos grandes. Los cuatrocientos jugadores que quedan se dedican a mantener la estructura cumpliendo algunas tareas específicas, o sirviendo directamente de sparrings en los entrenamientos. Y cuando decimos estrellas nos referimos a ESTRELLAS, no a rookies multimillonarios que se dedican más a facturar que a jugar.
Para los demas talentosos que quedan desparramados por el mundo (sean latinos, europeos, africanos, asiaticos) puede ser muy dificil llegar. Ser extranjero es una gran barrera que hay que cruzar para llegar.

Al ver la invasión latina, pueden deducirse algunos análisis.

La mayoría de los que llegaron siguieron paso a paso el "sueño americano": emigraron jóvenes de sus paises para estudiar en los EE.UU. Este es casi un paso insalvable para llegar a la liga, tal vez más importante que la calidad de juego.
Sánchez, López y Najera, por ejemplo, siguieron esta ruta, sin duda la aconsejada.

La llegada de Borrell es para muchos una decisión mas política que deportiva. La historia del exiliado cubano que escapa del régimen comunista, pide asilo político y progresa... Pese a las especulaciones, Borrell es un muy buen jugador.

El caso del "Colo" Wolkowyski (re-bautizado "Big Rub" por Gary Payton) es mucho mas extraño y fortuito. El argentino se formó y actuó profesionalmente siempre en su pais. No estudió fuera ni tiene experiencia en Europa. Sin embargo, un agente inteligente, un buen video, mucho esfuerzo y una espectacular pretemporada le alcanzaron para obtener el preciado lugar. Se trata de estar en el lugar indicado, en el momento justo. Casos como este habra uno en cien.

Las comparaciones son odiosas, pero ¿es Sánchez mucho más que el base uruguayo Marcelo Capalbo, por ejemplo? ¿O acaso Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Eddie Casiano o "Piculín" Ortíz no podrían estar jugando allí?
Mas allá de distintas circunstancias, el brasileño Oscar o el argentino Hernán Montenegro podrían haber hecho carrera en la NBA en su momento.

La frase de Paul Westphal (coach de Seattle) todavía resuena en Argentina: "Si tienen más como Wolkowyski, envienlos para acá". Claro que hay más, no sólo en Argentina sino en todo latinoamérica. Rubén es un muy buen jugador como varios otros en la región.

Sería bueno que la visión globalizada del comisionado Stern traspase la zona de los negocios y llegue al deporte, que alguna vez fue el punto de partida hacia la multimillonaria NBA.

Sobre el autor

Antiguedad: 
15 años 1 mes
#contenidos: 
944
#Comentarios: 
10
Total lecturas: 
814,366

Comentarios

soy colombiano mi sueño es llegar ala nba tengo 16 años por favor pido de su ayuda para poder entrar en la nba ya q en mi pais ni hay mucha ayuda para poder alcanzar ese sueño ayudenme

soy puertorriqueño mis sueños es llegar a la nba tengo talento pero se me hace bien dificil asqui no hay casi ayuda que tengo que hacer