De la pista al estudio

  • Para jugar en la NBA hay que ser de una pasta especial, ser “distinto” y algunos de los jugadores que han militado en la mejor liga del mundo lo han llevado hasta el extremo musical, dan espectáculo sobre el parquet y la nota fuera de él

Los parquets NBA están llenos de tipos extraños, diferentes, escéntricos, tipos que no sólo quieren ser populares dentro de una pista de baloncesto, sino tener repercusión fuera de ella.

El máximo exponente de este tipo de jugador es sin duda Saquille O’Neal, un portento de la zona que busca hacerse hueco en el show business fuera de ella.
A partir de 1993, O'Neal comenzó su carrera en el mundo de la música. Ha lanzado al mercado cinco álbumes de estudio y un álbum recopilatorio. Como rapero no está muy bien visto en el mundillo musical USA, pero debido a su alter ego baloncestístico ha conseguido, no sólo mantenerse en el mercado musical, sino ir progresando poco a poco y labrarse un “nombre”. A pesar de los “palitos” de sus “compañeros”, su álbum debut en 1993, Shaq Diesel, fue disco de de platino por la RIAA, además de dos discos de oro por las bandas sonoras, en las que también participa, de las dos “infumables películas” que el propio Shaq protagonizó en 1996 y 1997, Kazaam y Steel.
Su mayor éxito fue (I Know I Got) Skillz, TOP3 en las listas RAP USA y TOP35 en el HOT100 nacional:
 

Fue invitado para ser el General Manager de Monday Night Raw de la World Wrestling Entertainment. Fue presentado en la edición del 27 de julio de 2009, protagonizando un violento encontronazo con The Big Show que ha sido uno de los momentos más vistos de las Night Raw:

Otro que le está tomando el gustillo a eso de moverse fuera del parquet es el base de San Antonio Spurs Tony Parker. Desde que se casara con la actriz Eva Longoria se ha animado en el mundo de la música, lanzando en 2008 un álbum Rap Hip Hop llamado “Tony Parker” , del que “Premier Love” es el tema más destacado.
En la gran pantalla hizo una pequeña aparición en 2008 haciendo un cameo en Astérix en los Juegos Olímpicos.
 

Sin salir de los SPURS nos encontramos con otro rapero, no tan “sweet” como parker, sino de un estilo más “de barrio”, el ala-pívot Dejuan Blair. Por ahora Blair tan sólo ha grabado un tema, homenaje a compañeros fallecidos en trifulcas callejeras, de la mano del rapero P.O.P., grabado en el Hills District de Pittsburg, pero apunta buenas maneras que podrían desembocar en algo más.

Otro caso de “jugador que da el cante” es el eterno agente libre Troy Hudson. Hudson ha estado simultaneando la NBA y la CBA desde que entrara en 1997 a formar parte de la franquicia de Utah Jazz. Ha jugado en Minnesota Timberwolves, L.A. Clippers, Orlando Magic y Golden State Warriors. Su mejor año como profesional fue el 2000, jugó la temporada íntegra en los Clippers, apareciendo en 62 partidos, 38 de ellos como titular, promediando 8.8 puntos, 3.9 asistencias y 2.4 rebotes y 25.7 minutos.
El gusanillo musical picó en la mente de Hudson desde su juventud, su alma de rapero ha hecho que funde un sello musical independiente, Nutty Boyz Entertainment, donde, utilizando como sobrenombre musical "T-Hud", ha grabado tres álbumes y alrededor de 800 canciones de la que Gangsta es hasta ahora su mayor logro.
 

Una historia realmente peculiar es la de Kobe Bryant. Intentó lanzarse en la música en el año 1999, con tan sólo 21 años y todo por hacer en la NBA, Conoció a la que es su esposa Vanessa Laine, cuando ella tenía 17 años, mientras trabajaba de bailarina en el videoclip de la canción "G'd Up" del grupo de rap Tha Eastsidaz, con los que Bryant estaba grabando su primer álbum, aunque nunca llegó a ver la luz.

El que sí tiene una carrera paralela a las pistas es el “bad boy “ Ron Artest. El alero de los Lakers, con fama de tipo duro, e incluso de jugador conflictivo en el pasado, ha encontrado en el rap su Sancta Santorum personal, y desde que se prodiga en los circuitos raperos más radicales ha progresado en su estado mental y disciplina sobre la marcha, puede ser el primer caso de jugador que, en vez de “distraer” su carrera deportiva con la musical ha conseguido centrar su vida dando rienda suelta a sus “monstruos personales” en forma de rima. FEVER es su mayor éxito hasta la fecha.
 

El tópico de jugador-rapero no es algo propio de los “nuevos tiempos”, en los 80 también hubo “bad boys” que se reivindicaron a ritmo de rap, teniendo su mayor exponente la iniciativa que tuvo la plantilla de los Lakers al completo, con Smrek y Rambis como cabezas pensantes, dándole al Rap en 1987. Los Lakers Rap All-Stars con su hit “Just say no!”

Considerado por sus coetáneos como el peor rapero de la historia destaca Allen Iverson A.K.A. Jewelz, que una vez grabó un disco (NFSW) y gracias a Dios no grabó más. La perla musical está llena de letras homofóbicas y de apología de la violencia barriobajera (gunplay) que provocaron las iras del mismísimo David Stern, que intentó meter mano en la producción para cambiar las letras de algunos temas, incidente que provocó la retirada “voluntaria” de Iverson del panorama musical. El tema más destacado, y dignos de estudio sociológico, es "40 Bars" dentro del álbum "Jewelz".
Curiosamente, TheSportingBlog nos desvela una inquietante noticia, y es que Iverson, al parecer convencido por el mismísimo diablo musical, parece haber sacado, solo via internet, un nuevo álbum “Misunderstood”, al módico precio de $2.99, más barato que cualquier hamburguesa en un local de comida rápida, en el que da rienda suelta a todos esos sentimientos encontrados que Allen tiene en su interior.
 

 

Lejos de los raperos, hay un caso que se sale de los tópicos, no es otro que Kareem Rush, jugador de L.A. Clippers que ha tenido que abandonar las canchas prematuramente debido a una lesión de rodilla.

Rush ha querido alejarse del típico “baller que quiere hacer rap” para posicionarse en el panorama musical de una manera seria.

Rush es un cantante, con una voz melodiosa como se refleja en su tema de presentación “Promises (Hold You Down)”, que está posicionándose rápidamente en los puestos altos de los Hit Lists de toda la Costa Oeste.

El caso de Rush no es algo forzado, desde niño ha estado muy metido en el ambiente musical, estudió solfeo de niño y ha estado en los coros de todos los colegios e institutos en los que ha estudiado, compaginando los escenarios vocales con las canchas. El propio Rush define su música como R&B clásico, un estilo musical que no tiene edad y que puede gustar a un espectro amplio de público.
 

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 10 meses
#contenidos: 
502
#Comentarios: 
5,680
Total lecturas: 
2,445,684

Comentarios

Muy curioso el artículo, me ha gustao ver quien da el cante y quien, como Rush, se puede ganar la vida sin un balón en las manos, porque lo que es lo demás, si no llega a ser por lo que es...

Por cierto, no es por echarme flores, y además tengo claro que la mayoría de los cracks estarán en el Hip-hop o el Soul, pero me parece que dentro de los músicos de grupos Metaleros Festivaleros, el mejor jugador de baloncesto soy yo.

Pedazo de crack. Muchos puristas antipiccolistas lo acusaban de no ser bajista, sino un guitarrista solista que utilizaba un bajo porque con sus 2:06 era lo único que le ajustaba jeje. Pero a mi me encantaba.

El mejor músico que ha pasado jamás por una cancha de la NBA (Y con mucha diferencia) es el difunto y enormemente recordado Wayman Tysdale. Por otro lado, el "famoso" que puede presumir de ser el músico profesional que mejor juega al baloncesto del planeta es Danny Carey, baterista del grupo de Metal Progresivo Tool.

No entiendo por qué sólo se habla de Hip-Hop cuando se relacionan música y basket. Yo soy cantautor y escribí un tema sobre los Play-offs, hablando del fracaso por no cumplir con las expectativas... ¡Y jugando me defiendo! Tisdale mola mucho.

Todo iba bien hasta que... jajaja, es coña, pero El Loco jugaba a esto... y Justin Timberlake dió la cara en un All Star... Wayman Tisdale mola... pero claro, del jazz al hip hop hay un trecho...