Diego Fajardo sobre su experiencia iraní: "Aquí hay dos opciones, quedarte protestando, como hacen el 80%, diciendo que no hay trabajo ni dinero; o echarle coraje, sacrificarte y buscar nuevos retos"

  • Recogemos lo más interesante de la entrevista concedida por el jugador tinerfeño que ahora milita en el Hamyari Shahrdari Zanjan para el diario "La Opinión de Tenerife"

Uno de los jugadores españoles más viajeros, Diego Fajardo (2.07/36 años) decidía este pasado verano comenzar una nueva y exótica experiencia fichando por el Hamyari Shahrdari Zanjan iraní. Veterano curtido en mil batallas, que tiene en su haber pasos por Valladolid, Caja San Fernando, Baskonia, Gipuzkoa Basket y CB Murcia en ACB, se hizo con un nombre en el panorama internacional brillando con luz propia en el basket italiano. En el pacallanestro ha jugado en un sinfín de ciudades (Imola, Biella, Milan, Bologna, Reggio Calabria) y en las dos últimas campañas ha defendido los colores del Cimberio Varese. Con semejante bagaje en la mochila aterrizaba en el país iraní. El diario tinerfeño "La Opinión de Tenerife" contactó con el jugador para conocer de primera mano sus sensaciones y reflexiones sobre su experiencia en aquel exótico baloncesto.

La primera pregunta parecía evidente, ¿Por qué Irán? "Durante todo el verano he mirado las ofertas que he tenido encima de la mesa pero ninguna era de mi agrado en el plano económico, ni de Italia ni de España. Creo que no pedía gran cosa, y también pienso que de unos determinados mínimos no se puede bajar, ya que aceptando cierto tipo de contrato te meten en un grupo de jugadores en el que todavía no quiero entrar. Pienso que con 36 años aún puedo jugar a un buen nivel". "(el fichaje por el Hamyari Shahrdari Zanjan) Fue una posibilidad que surgió y que he valorado durante mucho tiempo. Se trata de una competición que arranca más tarde que el resto, con bastante auge, y con unas condiciones muy ventajosas en el plano económico. Probablemente se trate de una apuesta un poco heavy por el estilo de vida y logística, pero yo soy un profesional de esto y hay que echarle coraje. Ya hace años fui de los primeros en salir a Italia con lo de la Ley Bosman y ahora esto es como volver a empezar."

Se planteaba también la cuestión de la barrera cultural, al menos, por lo que se percibe desde el exterior: "(...) de Irán solo conocemos lo que sale en los periódicos. Quizá nos puede parecer que la situación allí es crítica, pero existe mucha diferencia con Irak. Yo además voy a una ciudad, Zanjan, que es de las más occidentales del país. Aquí hay dos opciones, quedarte protestando, como hacen el 80 por ciento de las personas, diciendo que no hay trabajo ni dinero; o echarle coraje, sacrificarte y buscar nuevos retos yendo a un sitio que no está a cinco minutos de la playa ni cerca de casa de mami que te hace la comida todos los días. Lo he hablado con mi pareja Isabel, con mi familia, y con mi entorno y al final me he decidido por esta opción".

Fajardo no considera que jugar en una liga aparentemente tan modesta como la iraní sea dar un paso atrás: "Para nada. Todos saben de sobra lo que entreno y lo que le dedico al baloncesto. A mis 36 años no aspiro a ir a la NBA, pero este verano la oferta que más me ha convencido en el plano deportivo y económico ha sido esta. En ningún caso lo considero un paso hacia atrás ni un paso en falso. Durante toda mi carrera no he dejado de sacrificarme todos los días, tanto a lo largo de las temporadas como en verano, para intentar ser un buen jugador, y seguramente gracias a ese trabajo he logrado lo que he logrado. No me han regalado nada y por eso ahora no podía aceptar cualquier oferta. Sigo muy en forma y creo que yéndome a Irán puedo seguir creciendo como jugador."

Además, no se plantea un regreso al basket europeo inmediato: "No lo sé. Ahora es algo que no me planteo. Solo pienso en hacerlo bien en este equipo, sin depender de si se abre o no el mercado. No voy a estar pendiente del teléfono cada día. Los que me conocen saben que cuando me comprometo con una cosa lo hago hasta las últimas consecuencias. Seguiré allí al menos hasta que acabe la liga regular, salvo que ocurra algo muy extraño. No me voy a este equipo para utilizarlo y encontrar otro sitio en Europa. Ese no es mi estilo."

Sobre las condiciones especiales de su contrato, aclara que "Sí, voy a tener muchas comodidades. Por ejemplo tengo un chofer durante todo el día, no me tendré que preocupar de ir al supermercado a por la comida Aquí no hay mucha vida social, casi todo se hace de puertas hacia dentro, y existen unas leyes muy estrictas respecto a las mujeres, pero tampoco me voy al tercer mundo. Me lo tomo como una nueva experiencia en mi vida."

Este verano se hablo de su posible fichaje por el CB Canarias, el equipo de su tierra, pero parece que no hubo tal interés real: "No surgió la posibilidad. Nunca me lo llegué a plantear porque estábamos en dos direcciones totalmente diferentes. Ellos han tenido una filosofía de fichajes y una idea bien clara en todo momento de lo que querían; yo se los respeto y les deseo las mayores de las suertes. Creo que en el fondo ninguna de las partes ha querido que Diego Fajardo jugara en el Canarias. Aún así, agradezco de corazón, en especial a Alejandro Martínez, la posibilidad que me han dado de nuevo de entrenarme con ellos."

De cualquier manera, no cierra la puerta a que en un futuro inmediato pueda jugar en un club de su tierra, aunque es escéptico al respecto: "Bueno, no lo sé. Desde hace unos cuantos veranos, cuando entrenaba en pretemporada con el CB Canarias, el presidente Félix Hernández siempre me repetía su intención de traerme a la Isla, y más si el equipo lograba el ascenso a la ACB. Pero este año no salió el tema y no ha podido ser. ¿En un futuro cercano? No lo sé. Cuando yo me decido a fichar en un sitio trato de mirar todo de ese club. Quién lo entrena, cómo es el equipo, si es serio, si paga€ yo soy un profesional y debo mirar por estas cosas porque cuando luego me comprometo lo hago al cien por cien. Por ejemplo, mis entrenamientos con el Canarias en verano me servían para mantenerme físicamente, pero para nada tienen que ver con mi forma de trabajar cuando ficho con un club para toda la temporada. No por ser el equipo de mi tierra jugaría en él a cualquier precio."

Sobre el autor

Antiguedad: 
10 años 5 meses
#Contenidos: 
2,507
Visitas: 
14,393,188
Comentarios: 
28,318

Comentarios

Me parecen las palabras de un tío coherente y profesional. Y economicamente si la situación no es buena en este momento para la Liga Endesa, me parece una buena idea que los jugadores como trabajadores que son, acepten propuestas de equipos de otros países. Es mejor eso que nada.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar