El Gigante que nunca podrá jugar al baloncesto

Broc Brown, natural de Michigan (Estados Unidos), es un chaval de 19 años que mide 2,28m de altura, desde que le diagnosticaran el Síndrome de Sotos con 5 años, crece a un ritmo de 15cm por año… y lo que le queda, se trata de un desorden genético y no hay nada que pueda parar su crecimiento. Esto podría hacer pensar que es un chaval con serios problemas físicos, pero aparte de dolores de espalda provocados por un crecimiento demasiado rápido, es un chico “normal”. Su condición física ha de ser cuidada para que su musculatura sirva de apoyo a sus huesos para mover un cuerpo tan voluminoso y, posiblemente, nunca pueda aprovechar su extraordinaria altura en pro de un deporte como el baloncesto.

En el mundo de la canasta también han existido los “GIGANTES”, afectados en algunos casos del mismo síndrome que Broc, pero que sí consiguieron tornar su “problema” en ventaja dentro de una canasta.

Suleiman Ali Nashnush fue el primero de todos. Este libio, además de ser el pionero de los gigantes bajo una canasta, sigue teniendo el honor de ser el jugador de baloncesto más alto de todos los tiempos, sus 245cm de altura no han podido ser igualados. Nació en 1943 y en 1960 fue sometido a una intervención quirúrgica para frenar su anormal crecimiento. Fue jugador profesional de baloncesto en Libia, además de ocasional actor (Fellini lo usó en el Satyricon).

Alexander Sizonenko en acción
Alexander Sizonenko en acción
Alexander Sizonenko fue el techo de la URSS. Según el mítico técnico Alexander Gomelsky lo tenía todo para triunfar en el mundo del baloncesto, una altura excepcional y una manera de pensar y actuar en el campo única. Jugó como profesional en el Spartak San Petersburgo (1976-78) y en el Stroitel Kuybyshev (1978-86), además de 12 partidos con la sección soviética, pero su desorden en la hipófisis no pudo ser controlado por los médicos de la Unión Soviética y se vio obligado a retirarse con 27 años, muriendo el 5 de enero de 2012 a los 52 años de edad.

Sun Mingming es un jugador chino de 2.36m y 128kg de peso que llamó la atención en 2005 de la NBA, pero no consiguió ser drafteado por ningún equipo a pesar de probar con los mismísimos LA Lakers. Fue un habitual en la D-League hasta que volvió a China, donde jugó hasta 2014 en los Beijing Ducks.

Asia es una fábrica de auténticas torres de la zona, como así lo demuestra el jugador norcoreano Ri Myung, un gigantón de 2,35 que vio como se truncaba su sueño de jugar en la NBA por el veto que EEUU mantiene con Corea del Norte.

Otro jugador asiático que sí fue drafteado por una franquicia NBA fue Yasutaka Okayama, un jugador japonés de 2,34m, elegido por Golden State Warriors en el puesto 10 del Draft 1981, aunque nunca llegó a debutar en la NBA.

Neil Fingleton debutó con Illescas ante Caja Rioja (Foto: Víctor Ballesteros/La Tribuna de Toledo)
Neil Fingleton debutó con Illescas ante Caja Rioja (Foto: Víctor Ballesteros/La Tribuna de Toledo)
Neil Fingleton es un jugador inglés de 2,33m de altura, nacido en 1980, que llamó la atención de varias universidades americanas. Jugó en la NCAA con North Carolina y Holy Cross. Su debut como profesional fue con los Boston Frenzy en la ABA. Fue drafteado por la NBDL pero volvió a Gran Bretaña para jugar con los Tees Valley Mohawks. Llegó a jugar en España, concretamente en Illescas y Ciudad Real, pero una lesión lo retiró de las canchas en 2007, y lo que parecía una pequeña tragedia personal se convirtió en su trampolín vital, ya que fue contratado por el canal de televisión HBO para encarnar a EL GIGANTE DE LAS MONTAÑAS en Juego de Tronos.

Otro británico colosal es Paul Sturgess, un coloso de 232cm de altura al que nunca dieron la oportunidad de disputar un solo minuto como profesional. Pero supo reconducir su carrera hacia el mundo del espectáculo convirtiéndose en miembro de los Harlem Globetrotters  como “el jugador que machaca sin saltar”.

Jorge González fue un argentino que llegó a llamar “chavalín” al mismísimo Fernando Romay cuando se midió al Real Madrid en el Torneo de Navidad de 1987. Es el techo histórico del basket argentino con 2,32m de altura. Comenzó a jugar profesionalmente en Gimnasia y Esgrima para ser elegido por Atlanta Hawks en la cuarta posición de tercera ronda del Draft 1988. Llegó a entrenar junto a Dominique Wilkins, pero nunca llegó a debutar en la NBA. En 1990 cambió la canasta por la WWF con el nombre de EL GIGANTE. Falleció trágicamente postrado en una silla de ruedas en 2010 tras volver a su país en 2002 aquejado de problemas físicos que fueron irreversibles.

Gheorghe Muresan (Foto: capital.co).
Gheorghe Muresan (Foto: capital.co).
Gheorghe Muresan es el mejor jugador “gigante” de la historia. Este rumano, que estuvo a punto de fichar por el FC Barcelona, se hizo un hueco en el baloncesto FIBA en el Pau Orthez (1992-93) para dar rápidamente el salto a la NBA, siendo elegido por Washintong Bullets en el número 30 de la segunda ronda del Draft 1993. En seis temporadas en la mejor liga del mundo promedió 9.8 puntos, 6.4 rebotes y 0.5 asistencias, además de 1.48 tapones por partido.

Manute Bol, con sus 2.31m de altura, fue el GIGANTE más mediático. Este sudanés es aún hoy día considerado como uno de los mejores taponeadores de toda la historia de la NBA (en su registro profesional tiene más tapones conseguidos que puntos anotados). Jugó durante diez temporadas en la NBA, siendo muy recordado su dúo en Washintong Bullets junto a Tyrone Bogues (1,59m), para retirarse de las pistas debido a su debilidad física. Murió el 19 de junio de 2010 por una grave enfermedad renal.

El jugador germano-estadounidense Shawn Bradley, de 2.29m de altura, jugó en tres franquicias NBA (Philadelphia, New Jersey y Dallas) y ostenta un curioso record en la historia de la liga, es el único jugador que ha logrado poner 10 tapones o más en dos partidos consecutivos, además lo logró en dos ocasiones diferentes. Llegó a medirse a España con la selección de Alemania en el Eurobasket 2001, donde perdería el bronce.

El jugador en activo más alto es Mamadou Ndiaye, senegalés de 2,29m que milita actualmente en la NCAA (California Irvine). Fue elegido dentro del quinteto defensivo de la Big West Conference en 2013-14. Renunció al Draft 2015 para seguir con su progresión técnica y física para afrontar el reto de la NBA con garantías.

Samuel Deguara es un gigante maltés de 2,28m formado en la cantera de Benetton, que jugó en LEB Plata con Fundación Fuenlabrada y Ferrol en las dos últimas temporadas. Actualmente milita en el Erie Bayhawks de la NBDL norteamericana.

Yao Ming posando ante la cámara (Foto: NBA)
Yao Ming posando ante la cámara (Foto: NBA)
¿Quién no recuerda a Yao Ming? Es el “jugador alto-alto” que más impacto ha tenido en la historia del baloncesto. El jugador chino de 2.28m fue número uno del Draft de 2002, siendo una pieza destacada en Houston Rockets. Fue incluído siete veces para el quinteto titular del All Star Game, pero nunca llegó a “despegar de verdad” debido a las lesiones, que lo llevaron a dejar las canchas en 2011.

Chuck Nevitt fue el jugador más aplaudido a la hora de saltar a pista en la NBA, este pívot de 226cm jugó durante nueve temporadas en hasta cinco equipos NBA (Houston, LA Lakers, Detroit, Chicago y San Antonio), y era muy querido por la afición porque su aparición en pista significaba que su entrenador daba por ganado el partido.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 5 meses
#contenidos: 
574
#Comentarios: 
6,007
Total lecturas: 
3,095,890