Análisis del acuerdo sobre los cupos: Encaje de bolillos y primeros líos

  • No ha pasado ni una semana desde que la ACB, ABP y FEB, con la mediación del CSD, acordaran el nuevo marco de contratación para la temporada 2011/2012, cuando ya están surgiendo los primeros líos derivados de su interpretación, como por ejemplo, en los casos de Joel Freeland y Adriá Gasol. DMS Abogados realizó el estudio para Solobasket.com

Eduardo Portela, presidente de la Liga Endesa, y José Luis Llorente, presidente de la Asociación de Jugadores (Foto: Pablo García)
Eduardo Portela, presidente de la Liga Endesa, y José Luis Llorente, presidente de la Asociación de Jugadores (Foto: Pablo García)
Ya es de sobra conocido por todos los lectores de este artículo, que tras el acuerdo, la nueva situación de cupos en la LIGA ENDESA queda de la siguiente forma:

1) 4 jugadores de “formación nacional” en plantillas de 11 jugadores y 5 en las de 12 jugadores.
2) 2 jugadores extra-comunitarios como máximo
3) El resto de plazas del equipo podrán ser ocupadas por jugadores comunitarios, jugadores asimilados
que son aquellos que posean la nacionalidad de una federación adscrita a FIBA EUROPA, y/o por jugadores de cualquier país que posea tratado de asociación o similar con la UE el cual incorpore una cláusula de no discriminación por razón de la nacionalidad en las condiciones de trabajo.

Nos encontramos, pues, ante la principal novedad respecto del marco normativo anterior, el cual fue acordado tras una mediática y sonada huelga convocada por la ABP en mayo de 2005 con ocasión del inicio de los PLAY OFF de la temporada 2004/2005. Como recordarán, el sindicato de jugadores reivindicó una normativa en defensa de los jugadores nacionales frente a la tendencia de

Joel Freeland y César Augusto Lima (foto: FM)
Joel Freeland y César Augusto Lima (foto: FM)
los clubes de incorporar a sus plantillas jugadores “de fuera” que muy a pesar del colectivo, cada vez más iban dejando de ser “de fuera”, para pasar a ser “de dentro”, eso sí, de Europa.
La recién sustituida normativa, preveía la obligatoriedad de un cupo de 4 o 5 jugadores “seleccionables”, según si la plantilla era de 11 ó 12 jugadores, 2 jugadores extra-comunitarios como máximo, mientras que las restantes plazas debían ser ocupadas por jugadores comunitarios (FIBA EUROPA).

Puede resultar sorprendente que semejante acuerdo haya estado vigente hasta la fecha, teniendo en cuenta las sucesivas sentencias que, con ocasión de reclamaciones de deportistas profesionales, ha pronunciado el Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Europeas. El caso más nombrado por los medios de comunicación y por los principales implicados ha sido sin duda el del jugador de futbol Belga “Bosman” que en el año 1995 planteó ante el alto tribunal distintas cuestiones sobre la aplicabilidad de la libre circulación de trabajadores al deporte profesional en relación con distintas prácticas reglamentarias de las Federaciones Deportivas/ Ligas profesionales. Pero, antes que él, ya habían ido abriendo camino otros deportistas desde el año 1974 (Walrave y Koch) y, tras él, otros tantos quienes han propiciado multitud de cambios en el deporte actual .

Sin embargo, en el caso que nos ocupa, las partes negociadoras se han visto obligadas a precipitar el señalamiento de una fecha de reunión (una temporada antes de lo previsto) con ocasión de la incoacción de un Expediente por parte de la Comisión Europea que, tras una denuncia anónima, otorgaba un breve plazo a los organismos deportivos españoles para modificar el marco de contratación vigente, el cual, según la Comisión, atentaba contra la libre circulación de los trabajadores dentro del ámbito europeo. El objetivo estaba servido: Se trataba de diseñar un nuevo marco normativo que situara en un plano de igualdad absoluta a los nacionales de cualquier Estado miembro (y asimilados) de cara a la contratación laboral por parte de los Clubs que conforman la ACB. No obstante, como en cualquier negociación, en esta también existían intereses y posturas contrapuestas: mientras que la ABP abogaba por un modelo que protegiera al jugador nacional, proponiendo para ello un número más elevado de jugadores de formación en cada plantilla (6 en las de 11 jugadores), y tratando de que el jugador de formación fuese considerado aquél que entre los 14 y los 19 años hubiese permanecido, al menos 3 temporadas en algún equipo federado; la ACB y los Clubs, por su parte, eran partidarios de un modelo más abierto, carente de restricciones y que favoreciera más el “negocio”, es decir, el libre mercado.

Ricky Rubio. Foto: victorsalgado.com
Ricky Rubio. Foto: victorsalgado.com
No debemos olvidar que previamente a esta negociación, la FEB tuvo que hacer lo propio con sus competiciones Adecco. Una vez “enmendado” el error, las autoridades deportivas manifiestan que la modificación cumple escrupulosamente con lo dispuesto en la normativa europea.

Y es que, tal y como hemos comentado más arriba, la intervención o la colisión de las políticas europeas con el fenómeno deportivo no es cosa de hace dos días. La consideración del deporte como actividad económica por parte de los máximos organismos europeos y en última instancia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, ha supuesto una revolución normativa y organizativa en el sector deportivo, que se presumía inmune a la aplicación del derecho comunitario . En este sentido, hemos comprobado a lo largo de estos últimos años que el TJCE ha desarrollado una intensa actividad para garantizar la aplicación de las normas básicas relativas a la libre circulación de trabajadores y la libre prestación de servicios en la actividad deportiva, aceptando, aún así, la especificidad del deporte en determinadas cuestiones adaptando sus pronunciamientos a la necesidad de dichas modulaciones, únicamente, por fines propios de la actividad deportiva y siempre acorde con una proporcionalidad razonable.

En concreto, en el ya citado caso WALRAVE y KOCH, mediante una cuestión pre-judicial relativa a la impugnación de una norma de la UCI, sentó algunos de los criterios confirmados por sentencias que a posteriori, son la base de lo ocurrido este verano entorno a los cupos del baloncesto español y que responden a posibles dudas que se puedan plantear entorno a este tema.

¿ Por qué se aplica el derecho comunitario relativo a empleadores y empleados al deporte profesional?
a) La actividad deportiva profesional o la mal llamada “semi-profesional” es una actividad económica bajo el prisma europeo, en el sentido del artículo 2 del Tratado de la Comunidad Europea, en la medida en que las Federaciones / Ligas son consideradas asociaciones de empresas (clubes/SAD), independientemente del carácter lucrativo o no de la entidad.
b) Los jugadores, como ejercientes de una actividad asalariada (actual artículo 39 Tratado de Roma) o como prestación de servicio remunerada (actual artículo 49 TR), independientemente de la denominación que ostenten (profesional o amateur remunerado) deben beneficiarse de las disposiciones comunitarias en materia de libre circulación de personas y servicios en los demás Estados miembro.
c) La libre circulación de trabajadores y servicios constituye uno de los principios fundamentales de la Comunidad y las disposiciones del Tratado que garantizan dicha libertad tienen EFECTO DIRECTO en los Estados Miembro y en las entidades de derecho privado que operan bajo su jurisdicción sin que sea necesaria ninguna otra norma que las desarrolle y sin que puedan ser interpretadas restrictivamente.

Pau Gasol (Foto: Juan Carlos García Mate)
Pau Gasol (Foto: Juan Carlos García Mate)
Como no podía ser de otro modo, las dudas, consultas y curiosidades derivadas de la aplicación de la nueva norma no se han hecho esperar, y es que resulta sumamente complicado diseñar un marco de contratación que ofrezca una respuesta pacífica a toda la casuística preexistente y que no deje indiferente a nadie.
Siguiendo con estos “problemillas prácticos”, los mismos quizás sean la consecuencia de la falta de concreción de la norma: Jugador de formación es aquel jugador comunitario o asimilado que “entre su segundo año de categoría infantil (13 a 14 años) y su segundo año de categoría senior (19 a 20 años) -ambos inclusive- haya estado inscrito con cualquier club afiliado a la FEB en un período, continuado o no, de 3 temporadas. Para que puedan ser computadas las temporadas se exige al menos 6 meses de permanencia en cada una de ellas”.

Algunas de las cuestiones que se pueden suscitar, bien podrían ser: ¿Es necesario que juegue en algún partido oficial o simplemente con tener licencia es suficiente? ¿Qué ocurre con jugadores que por su calidad o por otros motivos comienzan directamente jugando en Liga EBA o ACB? Estamos hablando del caso de Ricky Rubio, el cual debutó en la ACB cuando aún no había cumplido los 15 años ¿Quiere esto decir que no podría haber sido considerado jugador de formación hasta que hubiera cumplido 17? ¿Qué ocurre con los casos de jugadores españoles que por diversas circunstancias son formados deportivamente fuera de España como es el caso del más pequeño de los hermanos Gasol? ¿Nunca podrán ser considerados como jugadores de formación?
Pues bien, los “remiendos” no han tardado en aparecer…La LIGA ENDESA (ACB) avisa que va a confeccionar y publicar una lista de excepciones: “FEB, ACB y ABP están trabajando sobre una lista de jugadores de nacionalidad española cuya situación es especial y que, de forma excepcional, serían considerados como jugadores de formación”. Esta frase hace saltar todas nuestras alarmas ¿Excepciones? ¿Cómo piensan fundamentarlas? Se genera de nuevo una situación de incertidumbre e inseguridad jurídica que puede tener consecuencias irreparables tanto para la estructura económica y deportiva de los clubes como para la imagen de una de las mejores ligas de Europa. En este sentido, se puede llegar a pensar que la falta de concreción a la que aludíamos con anterioridad no sea producto del azar ya que a medida que aumenta la inconcreción, aumenta proporcionalmente el espacio que se le concede a la interpretación.

Lo cierto es que el tiempo dirá si la normativa que acaba de ver la luz realmente cumple los objetivos, y por qué no decirlo, con los intereses de las partes del organigrama deportivo, o simplemente se trata de un “parche” para obtener la aprobación de las autoridades europeas. En nuestra opinión, los verdaderos efectos del acuerdo no comenzarán a apreciarse hasta dentro de un par de temporadas y a buen seguro este darán mucho que hablar.

De lo que no cabe duda es que en el ámbito jurisdiccional comunitario, la apertura de barreras europeas es considerada como una vía de enriquecimiento personal, profesional y mercantil. El TJCE tuvo ocasión de exponer en la Sentencia del caso Doná, ante los argumentos esgrimidos por la UEFA, URBSFA y los Gobiernos Alemanes para la defensa de los cupos de jugadores nacionales en las alineaciones de fútbol, lo siguiente: “Aunque los equipos nacionales deben estar integrados por jugadores que tengan la nacionalidad de un país, no tienen que estar necesariamente jugando en dicho país y ante el argumento de la reducción de las oportunidades de los profesionales nacionales a encontrar empleo en el territorio del Estado al que pertenecen, que comporta la apertura del mercado, se compensa con las nuevas perspectivas de empleo a esos mismos trabajadores en los demás Estados miembro”. Sin embargo, no es menos cierto que sin perjuicio de la obligada observancia a las directrices europeas, cada Estado queda habilitado a poner en práctica aquellas políticas que considere más apropiadas en defensa de sus propios intereses.

“La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”

 

Autoras: Ana M. Mingorance, Alejandra Domínguez y Carmen Mª Saenz


 

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
2 años 8 meses
#contenidos: 
1
#Comentarios: 
26
Total lecturas: 
8,249

Comentarios

Yo creo qeu lo mejor es dejar libertad y fomentar las canteras, el basket en los colegios...ya qeu nos metemos en líos de cupos por lo menos que apoyen al jugador español, pero intentando no ser nacionalista. Y si un chaval español no tiene nivel para jugar en ACB pues por lo menos se lo habrá pasado bien y puede dedicarse a algo relacionado con el basket qeu para eso se lo conoce bien. Igual es un poco contradictorio pero se puede hacer

Cupos,comunitarios,extracomunitarios,traspasos,clausula de rescisión,seleccionables,título A,B,C,D.,asimilado,nacionalizado,Clubs de Futbol en una competición de baloncesto,Palco de autoridades,El vividor de "lagarto" de la Cruz DD del Mallorca de Baloncesto,etc etc.ESTE NEGOCIO NO PUEDE FUNCIONAR.

Esa definición de "cupo" para un comunitario o asimilado está bien. Pero se podrían haber aprobado dos cosas: 1- Un jugador nacido en España es siempre "cupo" al margen de su edad y se haya formado o no en nuestro país. 2- En las plantillas de 12 jugadores el "12" será obligatoriamente un U-22 nacido en España. Y en las de 11, "podrá serlo" (no obligatorio). 3- Un U-22 podrá tener ficha en dos equipos distintos sin provocar una "alinreación indebida". Es decir, podrá jugar el mismo fin de semana con el primer equipo y con el vinculado.

Buen articulo chicas. Esto nos confirma las lagunas y matices sin resolver que hay en la nueva norma. Cuando se cumpla la ley de una puñetera vez y haya libre circulacion como en otros paises europeos, sera mas sencillo. Y la federacion que no sufra, que si un chaval es bueno llegara arriba

por favor si alguien de solobasket me pudiera aclarar esta pregunta: en la tabla de mercado acb pone ke Hampl completaria la plantilla del BBB. yo pensaba ke era cupo, pero leyendo esto me doy cuenta de ke no, puesto k entre los 15 y los 20 años si ha estado en ekipos españoles, pero todos en categoria senior. entonces, como puede ser jugador nº 12'??? nos faltaria un cupo!!!. y respecto a Adriá Gasol, yo tb tengo curiosisdad, se recupero de la lesion??? cuanto mide ahora????

Yo le sigo pegando vueltas al tema, y estoy pensando en un enfoque distinto. Pensad en el caso de Ibaka y Mirotic, nunca podrán juntos en la selección, simplemente porque la FIBA tiene una norma que prohibe que haya más de un jugador asimilado por selección. ¿Eso no es discriminatorio? Mirotic no podría quejarse por haberse quedado fuera? ¿O España, por tener que renunciar a seleccionar a un ciudadano y trabajador que a todos los efectos es español? Al fin y al cabo, es un cupo... pero luego, cuando vemos los trajines de pasaportes macedonios y de otros países de Europa del Este con jugadores americanos, ponemos el grito en el cielo. ¿Qué es lo justo y equánime en este caso? Honestamente, yo no lo tengo claro del todo...

Y no sería más fácil haber aprobado una norma que dijera que el jugador que pueda ser convocado por el equipo nacional sea cupo independientemente de donde se haya formado? Me refiero a jugadores nacidos en territorio nacional no nacionalizados con pasaporte a los 28 años. Porque al igual que el caso de A.Gasol, Eriksson del Manresa podría jugar con su selección si en su país aprobaran una normativa parecida? Me parece que estamos especulando demasiado y al final todo es más sencillo de lo que parece. Si el objetivo es abrir el mercado a toda Europa no se puede penalizar la formación de un combinado nacional. Sería como el pez que se muerde la cola, no? A.Gasol es cupo porque su DNI o partida de nacimiento o su p... madre (perdón) lo dice y punto. Que políticos, madre mía.

Antes el cupo era de "nacionales" con jugadores como Scola, Splitter o Prigioni, el Baskonia llegó a jugar con 1 sólo español. Ahora se habla de "jugadores de formación". El cupo debería ser de jugadores seleccionables, si de verdad se quiere proteger al jugador español.

vaya lio más gordo y que se dejen de especular. He estado en varios clinic y en la mayoría los entrenadores al finalizar sus explicaciones, decian: Si haces una cosa mantenerla sencilla; es lo que hay que hacer, hacerlo sencillo.

Circulación libre de jugadores pertenecientes a los estados miembros de la UE, y restricción para los extracomunitarios E incentivar económicamente a los clubes que tengan jugadores nacionales en sus plantillas. Por cada jugador nacional que alinies en tu equipo, 30.000 euros anuales.-

Hacerlo sencillo: Donde haya libre circulación de jugadores comunitarios y cupo para los extracomunitarios e incentivar con cantidad economica a los clubes que alinien jugadores nacioles, con una cantidad anual; por ejemlo 30.000 euros anuales por jugador

hola, aunque no tenga que ver directamente en esta cuestión, alguién me podría decir que tal entrena o juega Adrià Gasol y cuanto mide exactamente ? es un jugador con el potencial de sus hermanos ? (ya estamos con las malditas comparaciones).

Una petición para Solobasket, ya que el otro día leí ante mi asombro que jugadores como Van Lacke o Hopkin son cupo ?No podrìais sacar un listado delos jugadores ''dudosos'' que son actualmente cupo en la ACB?, por ejemplo, Gianella, Jasén, Will McDonald

No me cabe en la cabeza, que un jugador nacido en España que solo tiene la nacionalidad española y solo pueda jugar con España como puede ser q no sea cupo, como puede ser Javier Salson y otros q ni han nacidi en España y que pueden jugar con nuestra seleccion si que sean cupos. Yo creo que para proteger al jugador español se deberia seguir hablando de seleccionables y no de cupos. Scola, Splitter etc no pueden ser cupos y luego jugar con otras selecciones.

Parche nuevo sobre el parche anterior. No tendríamos que poner parches si tuviéramos las escuelas de baloncesto que tienen serbios, croatas, eslovenos o lituanos. La pregunta que hay que hacerse es ¿por qué está llena nuestra liga de jugadores de estos países? Y obrar en consecuencia.

Pues sinceramente, sea de la forma que sea, a mi me gusta que existan normativas que protejan al jugador de cantera, joven, y preferentemente español. Luego llega el verano y nos gusta ver a nuestros chicos dando cera, y eso no será posible si nunca llegan a competir al máximo nivel. Entiendo que según el Tratado de Roma poner vallas al campo es bastante complicado, y que el concepto de "jugador en formación" puede resultar dudoso, a la par que discriminatorio en algunos casos, pero tal y como propone PETTERMAN, poner las vallas en las categorías de formación, y quizás de alguna manera que puedan existir incentivos económicos para los clubes propietarios y de formación de los jugadores cuando estos debutan en acb (perdón, endesa) o con las selecciones absolutas podría ser una solución más equanime. No estoy de acuerdo con la afirmación de que si un chaval es bueno llegará, porque desgraciadamente, cada vez son menos los chavales que llegan, y por nuestra liga hay mucho jugador con pasaporte comunitario bastante mediocre, simplemente porque ya tiene el "el culo pelado" y los clubes prefieren no arriesgar con un chaval joven. Pero bueno, supongo que con esto como todo en la vida, opiniones hay tantas como colores...

Mira que se empeñan en complicar la cosa. Una liga profesional debería ser una liga libre, sin cupos. Ahora lo que van a fomentar es que los equipos incrementen su busqueda de jovenes valores de otros paises, con lo que se van a cerrar muchas puertas a nacionales desde el inicio.
Lo que hay que hacer es limitar las categorías profesionales de nuestro basket, con ello se reducirían los excesos economicos de algunos equipos de LEB o EVA, que luego lo han terminado pagando, y se fomentaría la formación del jugador, creando ligas vivero del que puedan adquirir jugadores los equipos profesionales.
En el momento que hagan UNA sola excepción con el tema de los cupos se va a formar un lio y de los gordos, los agravios comparativos van a estar ahí.

@conejero82 : En el anterior acuerdo, el que expiraba en el verano de 2011, se preveía la figura del jugador seleccionable, no nacional. Lo que ocurre es que cada vez que ha habido acuerdo, se ha hecho tabla rasa con todos aquellos que hasta ese momento eran considerados cupo. Por ese motivo, jugadores como Prigioni o Splitter siguieron manteniendo su status, mientras Batista, nacionalizado español hace unos meses, es considerado comunitario, por ser internacional con Uruguay. Ahora ocurre lo mismo, hombres como Josh Fisher u Oleson, españoles, pero no formados, seguirán siendo cupos, a pesar de no cumplir con los nuevos requisitos.

El sistema de cupos para fomentar la cantera es mejor que el sistema de que haya x jugadores españoles. Ultimamente daban la nacionalización a todo el mundo, y te podías encontrar a equipos como el Tau en el que Scola, Splitter, Prigioni... contaban como españoles. En la cantera puede haber extranjeros, pero no en una proporción muy alta.

T.Chambers, esos son los llamados jugadores <i>asimilados</i>, no? Jugadores que, a pesar de no contar con los requisitos nuevos, sí cumplían con los anteriores y sería injusto dejarles ahora fuera de esos cupos. Por tanto, mantienen el status siempre y cuando no abandonen la competición española. Si la abandonan y luego quieren volver, ya pasarían a considerarse "comunitarios" (caso de Splitter o Scola si vuelven, o Hermann cuando volvió). Corrígeme si me equivoco, porque es algo que no sé si tengo muy claro.