El CAI Zaragoza supera al Lucentum desde la defensa y la intimidación, con un gran juego colectivo (65-49)

Choque con aroma de playoffs en el Príncipe Felipe entre el CAI Zaragoza y el Lucentum Alicante que, tras el espectacular arranque de los levantinos, llegaban a esta jornada a tan sólo un partido de distancia en la tabla. Tras el emotivo minuto de silencio por Carlos Pardo, entrenador del CAI Zaragoza de categorías base, el Lucentum pareció entrar más fino en el partido y un mate de Kone seguido de un triple de Dewar y otro tiro lejano del pívot francés ponían las primeras ventajas en el marcador, 2-7 en el minuto 3. El CAI parecía no reaccionar tras la canasta de Hettsheimeir que abrió el marcador. El parcial no se acrecentaba porque el Lucentum tampoco conseguía un juego fluído. Para mejorar la movilidad del balón, Abós ponía en pista a Sam Van Rossom, más generoso en ataque que Carlos Cabezas. La primera buena noticia para los locales llegaba con la segunda falta de Kone que lo mandaba al banquillo con 6 de los 9 puntos de los alicantinos en su haber. Pese a todo, las pérdidas locales eran una losa demasiado pesada y el CAI no conseguía acercarse en el marcador hasta que una mala defensa del Lucentum dejaba a Wright sin marca en la esquina y ponía el 7-11 a falta de 3 minutos para el final del primer cuarto. Ahora era el Lucentum el que parecía anclado en los 11 puntos y eso lo aprovechaba el CAI para empatar el partido con una buena dirección del belga Van Rossom y para más inri el colegiado encendía al respetable con el ya manido tema de la falta táctica. Tras otros dos puntos del base belga, el 9 rojillo cometía la segunda falta en un lance en media pista y Abós daba entrada al júnior Javier Marín, que no tenía minutos desde hacía varios partidos y realizaba una gran defensa sobre Luz para llegar al final de los 10 minutos con 13-11 tras un parcial de 9-0.

El joven base zaragozano no desentonaba ni mucho menos y en su primera jugada de ataque penetraba para dejar libre a Toppert que salía de su sequía triplista poniendo al CAI 5 arriba. El pívot Fontet, otro jugador no muy utilizado por Abós, daba buenos minutos en defensa y en rebote y permitía que el CAI siguiera por delante, 18-13 tras 4 minutos del segundo cuarto. El público hacía sentir su agrado con la actuación de los dos jóvenes jugadores, acompañando su sustitución con una gran ovación . Además el CAI seguía jugando bien y moviendo el balón con fluidez, aparte de mantener una gran defensa y tras una canasta de Hettsheimeir a pase de Aguilar el marcador mostraba ya un 22-13 preocupante para los alicantinos. Dos rápidos contrataques tras dos buenas defensas hacían que la ventaja fuera aumentando pese a la insistencia de Ivanov, 26-15. Una racha de malos ataques del CAI que estaba casi 4 minutos sin anotar, hacía que Lucentum no le perdiera la cara al partido, 26-20 a falta de un minuto y medio, Un parcial final de 5-0 hacía que volvieran las máximas por parte de los locales, 31-20 al descanso.

La segunda parte comenzaba con otra pérdida más de Rafa Hettsheimeir y una canasta fácl de Dewar y parecía decidido a meterse en el partido. El juego entre Aguilar y el pívot brasileño empezaba a hacer mucho daño a los alicantinos, como el sábado pasado a Unicaja, y ponía la máxima con el 35-22, contestado por un canastón de Pedro Llompart sobre la bocina de posesión. El CAI no bajaba el pistón en defensa y los alicantinos sólo conseguían anotar con canastas muy forzadas y al límite de la posesión, mientras que los locales encontraban más fácil el camino hacia el aro, lo que hacía que se llegara a una máxima de 17, tras una preciosa canasta de Almazán rectificando a aro pasado. Al Lucentum, que desde el minuto 5 iba a menos de un punto por minuto, ya no le entraban ni los tiros libres y seguía en unos pobres 30 puntos tras una serie de 2/6 desde la línea. Por su parte el CAI daba sus mejores minutos en ataque, con la única laguna del poco acierto del especialista Toppert desde el 6,75, 49-32 a falta del último cuarto.

En el último cuarto las ventajas llegaban a los 23 puntos tras un comienzo arrollador de Pablo Aguilar que anotaba 8 puntos consecutivos, matazo tras robo incluido, 57-34 tras los primeros dos minutos. Con su mejor jugador, Kone, cargado de faltas y la apariencia de que la plantilla está agotada físicamente, el Lucentum intentó que la paliza no fuera a más, siempre bordeando los 20 puntos y con Barnes como su mejor jugador en estos minutos. La vuelta a pista de uno de los mejores del partido, Bracey Wright, dejaba un canastón del americano en uno contra uno todo clase. No sería la última gran canasta del partido, segundos después un gran movimiento de balón culminado con un pase entre pivots y un matazo de Aguilar cortando por medio de la zona levantaba al público de sus asientos. Abós volvía a dar minutos a Javi Marín y el base le respondía con descaro en ataque y esfuerzo en defensa. No eran los mismos minutos que en la primera parte, por estar el partido ya resuelto, pero la afición y el baloncesto aragonés en general se lo agradecieron a Abós de igual manera. Al final 65-49 y el CAI supera al Lucentum en la tabla, tras haber recuperado el average.

 

65 - CAI Zaragoza(13+18+18+16): Wright (13), Hettsheimeir (15), Stefansson (2), Carlos Cabezas (6), Fontet (4) -cinco inicial- Van Rossom (6), Almazán (4), Marín (-), Toppert (3) y Aguilar (12).

49 - Lucentum Alicante (11+9+12+17): Llompart (4), Rautins (2), Dewar (16), Kone (10), Ivanov (2) -cinco inicial- Freire (-), Urtasun (5), Stojic (-) y Barnes (10).

Arbitros: De la Maza, Cortés y Calatrava.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
3 años 5 meses
#Contenidos: 
148
Visitas: 
447,867
Comentarios: 
1,216

Comentarios

Bastante superiores los maños, tento en la direccion,rebote y sobre todo porcentajes, con una dura defensa que deja una anotacion ridicula y sobre todo al average ante el equipo alicantino, que parece desinflarse.

Buen partido de Aguilar y de Hetts, bien secundados por dos no habituales, Fontet y Almazán. Entre todos ahogaron al MVP Ivanov. Abos dirigió esta vez bien y al Lucentum le pesaron las piernas a partir del segundo cuarto. Llompart, mientras estuvo fresco, el mejor de los alicantinos. Por contra, Rautins estuvo totalmente desacertado y solo Dewar amenazó desde el perímetro...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar