Impresionante parcial del Valencia Basket ante el Blusens Monbus (77-71) para aferrarse a la Copa

  • Los 55 puntos que anotó el equipo gallego en la primera parte se quedaron en nada al permitir un parcial de 22-3 en el tercer cuarto

Nik Caner-Medley (Foto: Lafargue)
Nik Caner-Medley (Foto: Lafargue)
Trabajada victoria del Valencia Basket, que tuvo que reponerse de una primera parte desastrosa para remontar quince puntos y acabar ganando por 77-71. Las opciones de copa siguen así intactas para los valencianos.

El partido comenzó a ponerse de cara muy pronto para un Blusens Monbus que lo metía “todo“ desde el triple (acabó el primero tiempo con 7/11 triples) y cuyo ritmo anotador no podía parar Valencia Basket. Ni un Lishchuk que anotó 7 puntos en 3 minutos servía para evitar que Ebi Ere y Lasme auparan a su equipo por encima en el marcador. Tampoco el regreso de Claver a 4:21 para el final del primer cuarto, con 12-16, tras la segunda falta de Pietrus, sirvió para enderezar el marcador. Ni siquiera un tiempo muerto de Olmos con 12-21 surtía efecto para el equipo local. No se encontraban soluciones en defensa y los de Moncho Fernández anotaban con mucha regularidad para alcanzar los 28 puntos en poco más de ocho minutos de juego (15-28).

Apareció en el segundo cuarto la casta de Rafa Martínez. Ocho puntos suyos acercaron hasta a cinco al Valencia Basket. Pero, enfrente, Palacio, Bulfoni y un triple de Corbacho mantenían por delante al Blusens Monbus (30-38). Llegó entonces la jugada polémica del encuentro: Una pequeña trifulca entre Rafa Martínez, Florent Pietrus y Deron Washington acabó con técnica para el Valencia Basket. Los tiros libres de Corbacho y un nuevo triple, esta vez de Kendall, abrían de nuevo la sangrante brecha para los locales (33-47). Con la entrada de Hopkins - ovación de la grada incluida- a 1:25 para el descanso las distancias siguieron creciendo hasta llegar al descanso 40-55.

Moncho Fernández da instrucciones a Milt Palacio (Foto: Lafargue)
Moncho Fernández da instrucciones a Milt Palacio (Foto: Lafargue)
De repente, cambio radical tras el descanso, cuando los de Moncho Fernández se quedaron estancados en el marcador durante ¡9:59 minutos! Es decir, todo el tercer cuarto salvo el último tiro, un triple de Deron Washington sobre la bocina. Justamente del jugador con el que la grada de la Fonteta la había tomado desde la tángana del segundo cuarto. Los fallos en los primeros tiros del cuarto del Obradoiro y el incremento de intensidad defensiva del Valencia Basket propiciaron un parcial de 22-3 en el tercer cuarto (62-58).

Nik Caner-Medley ya acumulaba 18 puntos y 7 rebotes, conseguidos a base de constancia y tesón, sin destacar excesivamente. Rafa Martínez (15) y Serhiy Lishchuk (18) acompañaban a la perfección en la faceta anotadora y el intento de remontada de Blusens Monbus quedaba limitado con la quinta falta de Lasme -11 puntos, 7 rebotes y 3 tapones-, pese a los intentos de Palacios, que acabó con 17 puntos como máximo anotador de su equipo en el partido.

Sobre el autor

Antiguedad: 
12 años 9 meses
#Contenidos: 
2,247
Visitas: 
9,837,628
Comentarios: 
6,526

Comentarios

El resultado final no nos debe engañar en varias cosas; este VAlencia no transmite "cultura de esfuerzo" ni nada de nada; no juegan a nada en ataque (en la primera mitad fue un escandalo, el primero que la cojia se la chupaba y poco más), y más preocupante aun, no defienden un pimiento; así no se va a ningun sitio (como mucho a entrar en copa del Rey por los pelos, entrar en play-offs por los pelos, y quedar fuera en la primera ronda, por enésima vez). Además, aunque parezca pesado, el equipo está descompensado, y le falta un 3 de verdad, y que juegue (ayer Kuksiks, ni un segundo de juego). Respecto al Obra, me pareció un buen equipo, serio y disciplinado en general, pero, que lo tuvo demasiado fácil en la primera mitad, y demasiado dificil en el tercer cuarto (además de un desacierto absoluto; yo, seguidor de Valencia, creo que hubo algunas decisiones arbitrales algo caseras en ese cuarto). Lo que sí que quiero comentar es la ultima jugada de Palacio; con 6 puntos abajo, y 21 segundos de partido, en vez de jugar rápido para un triple, el tio empieza a pasarse la pelota por debajo de las piernas, y gasta 15 segundos en jugarse un 1x1, para meterla, con solo 4 segundos para acabar el partido; me parece de un egoismo y falta de cabeza absoluto; yo soy el entrenador y la bronca la oyen en Santiago.

El VBC de Olmos es horrible. Los partidos se ganan desde la defensa, y es algo de lo que carecemos desde el primer partido de pretemporada... No inventemos con lesionados ni cosas por el estilo....

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar