Doblas y Miralles ponen los cimientos de la Copa, Lagun Aro da un paso de gigante ante un Granada en apuros (68-75)

  • Jimmy Baron, con un triple desde casi San Sebastían, dio la puntilla a un Granada castigado sistemáticamente por David Doblas y Albert Miralles

Históricamente, los choques entre andaluces y vascos han sido partidos disputados, sin dominador claro y casi siempre con victoria local, pero la historia está para ser re-escrita.

En esta temporada, Lagun Aro GBC viajaba a Granada con un papel muy distinto al de los últimos años, ya no es un secundario más en el escenario de la ACB, sino que por méritos propios se ha ganado el papel de galán que coquetea con cotas más altas, vestido de equipo revelación pero con el ánimo de un currante del parquet que aún quiere demostrar que puede hacerlo mejor.

Claro dominio visitante

Desde el lanzamiento inicial, los pupilos de Pablo Laso dejaron muy claro que para ceder un partido han de pasar dos cosas, que ellos tengan un mal día y que el contrario trabaje duro en defensa. Granada venía de dar la sorpresa en Badalona, precisamente cimentando su victoria en defensa, pero si los balones en ataque comienzan a no entrar, es complicado sorprender a un contrario tan sólido como el GBC.

Rápidamente tomaron los visitantes ventaja de la mano de Panko y Miralles, aunque anotar era una odisea y se llegó a un tanteo bajo en el marcador (10-18) al final del primer cuarto. Granada reaccionó en el segundo período gracias al buen trabajo de Paulo Prestes, que protagonizó un bonito duelo con Doblas, hasta que una falta antideportiva señalada al brasileño rompió la concentración local, permitiendo a Lagun Aro, precisamente liderado por Doblas, jugador que provocó dicha falta, marcharse de nuevo hasta el 24-34 que señalaba el marcador al descanso.

La reanudación tuvo un claro protagonista, Jon Stefansson, que se echó a su equipo a la espalda y le dio la vuelta al marcador, pero el buen trabajo de Uriz y Salgado mantuvieron a los suyos en el partido, lo que impuso como guión al final del encuentro unl intercambio de canastas y mínimas diferencias para uno y otro equipo. Lagun Aro consiguió abrir hueco a falta de tres minutos (60-65) y los granadinos, a pesar de los buenos minutos de Andre Owen, fueron incapaces de salvar la distancia por tomar decisiones precipitadas en ataque, aún así consiguió entrar en el último minuto de juego con 68-69 en el marcador, pero reapareció Baron, muy apagado desde el primer cuarto, para meter un triple imposible desde… no se sabe cuánta distancia, con varios jugadores de Granada intentando entorpecer su tiro, que dio una renta suficiente a los suyos para quedarse con el partido.

Una pareja interior “made in Spain”

De todos es sabido que Granada presenta problema en la dirección de equipo, pero que atrás es bastante solvente gracias al trabajo de Kurz y la recuperación de Prestes, pero ayer visitaba el Palacio una de las parejas interiores más en forma: David Doblas y Albert Miralles.

David Doblas volvía, una vez más, a la que fue su casa tiempo atrás, parquet que le dio la oportunidad de jugar en ACB pero que no quiso darle la confianza que sí le otorgaron en San Sebastián, y la venganza del bravo jugador cántabro fue un hecho.

Fue emparejado con Jesús Fernández, maestro hace años de su rival, al que sacó de quicio en defensa, y después con Paulo Prestes, contra el que saltaron chispas en un bonito duelo, pero la hegemonía de Doblas quedó patente sobre el parquet: 18 puntos, 5 rebotes y 7 faltas recibidas para 20 de valoración.

Entre tanto, Albert Miralles, que bailaba con Kurz, iba sumando tacita a tacita para apuntalar el buen trabajo de su compañero de zona. Suyos fueron 16 puntos, 8 rebotes (3 ofensivos), 2 asistencias y 2 recuperaciones, y podían haber sido más si no llega a llevarse 3 tapones y fallado 4 tiros bajo aro incomprensibles, aunque claro, Kurz contaba para defender a Miralles con la ayuda de Korolev.

El baloncesto que vino del frio

Granada es una ciudad de extremos en todas sus facetas, climáticas, en la forma de ser de sus gentes, en sus pasiones, y como no, en sus equipos. Se pasa del todo a la nada en horas.

Para calentar el gélido panorama que presenta el CB Granada en esta campaña, hay dos jugadores, venidos del frío, que ayer pusieron calor en el juego. Jon Stefansson es ya un habitual, todo pundonor, es candidato a mejor sexto hombre de la temporada, lo suyo es salir cuando la cosa pinta fea y tirar de testosterona deportiva. Sus 15 puntos y 3 asistencias metieron a los suyos en el partido cuando todo parecía vendido.

El otro jugador, que comienza a dar muestras de su verdadero potencial, es Yaroslav Korolev. Al moscovita le ha costado hacerse con el pulso de la ACB, pero, ante la ausencia de Ingles, parece haber despertado de su letargo. Contra Lagun Aro dejó muy buen sabor de boca, sobre todo en defensa (dejó a Panko en 9 puntos, ayudó en el rebote con 6 rechaces y ayudó en la defensa a Miralles) como en ataque (14 puntos), aunque ha de mejorar en esta faceta ya que sus porcentajes siguen siendo pobres.

Bases de lujo vs Escoltas reconvertidos

Pablo Laso es un entrenador al que le gusta dar un peso específico a los bases, y no es casualidad, él fue uno de esos bases que marcaron una época en nuestra liga. Este verano sorprendió a propios y extraños fichando a uno de los mejores bases de la liga para su equipo, Javier Salgado, que junto a Ricardo Uriz forman una pareja de bases con muchos kilates en sus manos.

Ante ellos, un equipo descabezado. Sin poder contar con Nico Gianella por lesión, Trifón Poch tan sólo puede contar con escoltas reconvertidos en bases, y aunque le ha salido bien la jugada en algunos partidos, contra Lagun Aro perdió la partida de los playmakers. Coby Karl se borró del partido por faltas demasiado rápidas. Andre Owens, muy dolorido por los golpes sufridos en Badalona, fue todo voluntad y no cuajó un mal partido, aunque también salió magullado en varias acciones. Ángel Hernández, canterano que disputó algunos minutos, se ha formado como alero en las categorías inferiores del club, pero asume labores de base desde la temporada pasada. Jon Stefansson no cree en las etiquetas, y juega en todas las posiciones exteriores, y fue el más entonado dirigiendo a los suyos algunos momentos.

Es por esto que la dupla Uriz- Salgado llevaron las riendas del encuentro en todo momento, salvo en el tercer cuarto que perdieron la iniciativa a manos de Owen y Stefansson, pero se rehicieron en el momento definitivo para gestionar un final de partido apretado, asignatura pendiente aún para los de Trifón Poch.

Las rotaciones, protagonistas

Trifón Poch no es un técnico que se caracterice en usar a todos los efectivos de los que dispone, pero en situaciones como las que vive su equipo, con hombres lesionados, alguno tocado físicamente y problemas en los minutos finales, es un poco llamativo que no de más rotación al banquillo.

En el partido frente a Lagun Aro, cuatro jugadores estuvieron por encima de los 30 minutos de juego (Stefansson – 32, Korolev – 35, Owens – 35, Kurz – 40) del resto, tan sólo tres superaron la decena de minutos (Fernández – 15, Karl – 13, Prestes – 17), lo que deja unos minutos residuales a los más jóvenes, que aún así, se mostraron voluntariosos.

Por el contrario, Pablo Laso dio más descanso a sus hombres clave (Uriz – 19, Panko – 23, Miralles – 29, Doblas - 24, Salgado - 20), tan sólo Jimmy Baron superó la treintena de minutos (por tan sólo 27 segundos), lo que propició llegara su equipo más fresco física y mentalmente al final del encuentro, factor que no sale en las estadísticas, pero que sí se nota sobre la cancha.

Sobre el autor

Antiguedad: 
7 años 2 meses
#Contenidos: 
521
Visitas: 
2,551,017
Comentarios: 
5,794

Comentarios

Estaría muy bien de cara a la progresiva consolidación de un proyecto joven como GBC San Sebatián la clasificación para la Copa del Rey que por otra parte ya debieron de lograr el año pasado pero que tiraron de forma lamentable en el tercer cuarto del partido de la última jornada de la primera vuelta en Fuenlabrada (30-10) que por cierto no contó con Batista. Estas oportunidades no se deben desaprovechar.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar