¿Acertaron los GM? Repasamos el inicio de los principales fichajes del verano

  • KD completa el quinteto de la muerte en Oakland
  • Dwight Howard vuelve a casa
  • Rose, primera temporada lejos de Chicago
  • Wade sale de los Heat por la puerta de atrás en Miami

La madrugada del viernes nos dejó el primer gran partido de Pau Gasol frente a su público. Con 21 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias fue parte fundamental de la victoria texana, acabando así con la racha de dos derrotas en el AT&T Center. El domingo, los Spurs encadenaron su segunda victoria consecutiva con otro buen partido del español, que si bien empezó la temporada algo flojo, (equipo nuevo, entrenador nuevo, ciudad nueva) en los últimos encuentros ha recuperado su mejor nivel siendo clave en los buenos resultados del equipo.

Sin embargo, el ala-pivot español no es el único de los jugadores que cambiaron de equipo el pasado verano que está teniendo un buen desempeño en este inicio de temporada. Algunos de estos “recién llegados” han conseguido adaptarse a su nuevo rol y tener un impacto positivo desde el minuto uno. Como es normal, hay otros tantos que no acaban de estar cómodos en su nuevo uniforme ni consiguen desplegar todo su juego. Veamos que tal les está yendo ido a los fichajes más importantes del pasado verano.

Derrick Rose: 16 pts 4,2 rbs 4,8 asis

Los Knicks han revolucionado su plantilla con la llegada de hasta tres nuevos titulares y varios jugadores de rotación. Rose, tras su salida por la puerta de atrás de Chicago, es el que más interés mediático y esperanzas creaba. Llegó Madison con el cartel de gran estrella venida a menos, un caso parecido al de Howard en Atlanta. Sin embargo, ni ha vuelto a su nivel de antes de las lesiones ni se espera que lo haga. En cualquier caso, el cambio de aires no le ha sentado del todo mal al base, que ha recuperado explosividad y parte de la confianza perdida, aun así una sombra de lo que fue. Por si fuera poco, los Knicks siguen sin ser regulares y están muy lejos de las desproporcionadas expectativas creadas por los aficionados newyorkinos. Todavía es pronto, pero parece improbable que esta nueva versión de Rose sea un factor determinante en los Knicks más allá de un buen base con vocación ofensiva. Mala suerte para los Knicks.

Harrison Barnes: 22,6 pts 6,2 rbs 0,9 asis

Hacía tiempo que no se veía un inicio tan nefasto de la franquicia presidida por Mark Cuban. Otra vez, es pronto para juzgar, pero las primeras impresiones no auguran una buena temporada para los Mavs. El gran damnificado de la llegada de Durant a la Bahía no está teniendo el rendimiento que se esperaba en Dallas. No repartir ni una asistencia por partido en los primeros 8 encuentros de la temporada es inadmisible para un jugador que está llamado a liderar el futuro de los Mavs. El resto se explica por sí mismo, los Mavericks no tienen equipo suficiente para pelear por los Playoffs, Dirk da los últimos coletazos de su carrera cuando las lesiones se lo permiten y Barnes no consigue pasar de anotador de rotación a estrella consagrada.

Dwayne Wade: 17 pts 4,1 rbs 2,9 asis

“En 2014, después de la salida de LeBron, le tendríamos que haber dado el máximo. Aquello fue un error y es culpa mía". Cuando uno de los ejecutivos con mayor reputación de la historia de la NBA habla así de ti no es por casualidad. El pasado verano, tras no llegar a un acuerdo satisfactorio con Pat Riley, Wade decidió cambiar las cálidas aguas de Miami por “la ciudad del viento”. Sin otra intención que comandar a los Bulls en este nuevo proyecto, segundo año de Fred Hoiberg, el escolta empezó la temporada como un tiro sorprendiendo a propios y extraños, llevando a su equipo a un balance de 3-0 en los primeros compases de la temporada. Es cierto que, tras estas victorias, el equipo sufrió una fiebre de optimismo desmesurado que pronto se apagó tras otras tantas derrotas. Sin embargo, lo que ha quedado claro es que Wade no ha llegado para tener un retiro placentero en casa, sino para ser un líder dentro y fuera de la cancha. Además aportará experiencia, tanto a los Bulls, que bien la necesitan, como a Jimmy Butler. El alero, al igual que todos en Chicago, está encantado con el buen inicio de su nuevo compañero, no es para menos.

Kevin Durant: 27,6 pts 7,8 rbs 3,8 asis

Sin duda, el agente libre más cotizado del pasado verano se decidió finalmente por unirse a Curry, Thompson, Green y compañía para formar un equipo de ensueño dejando atrás algo más que nueve temporadas en Oklahoma. Tras una inicio con derrota, dolorosa pero admisible, ante los Spurs en su debut, parecía que los Warriors entraban en una buena dinámica tras cosechar cuatro victorias consecutivas, pasando por encima de Blazers y Thunders. Sin embargo los “baby” Lakers, con energía y sin complejos, destaparon algunas de las vergüenzas de un equipo que, desde su llegada, se convirtió en el máximo aspirante al anillo con el permiso de los Cavaliers. Su buena sintonía con sus nuevos compañeros, especialmente con Curry y Green, le está llevando a completar partidos realmente espectaculares, 39 puntos contra OKC, 28 contra los Mavs... asumiendo su papel como co-lider en unos Warriors que están encantados con su actuación hasta el momento. Además, KD parece haber alcanzado un nuevo nivel de determinación, su elección en verano fue motivada por un único objetivo, ganar el anillo, lo que se plasma en la intensidad de su juego. No sabemos hasta donde llegaran, pero si alguno esperaba que el experimento fuera mal, puede seguir esperando

Jeff Teague: 14,2 pts 2,8 rbs 6,4 asis

Decepcionante. Con esa única palabra podríamos describir el inicio de este curso en Indiana. Es cierto que tienen muchas nuevas piezas por encajar, entrenador incluido, pero si con la plantilla actual no situabas a los Pacers como el gran rival de los Cavs en el Este, mientes. Lo cierto es que es injusto evaluar el desempeño de Teague en base al pobre inicio de su equipo, más aún cuando ha mejorado sus números en puntos, rebotes y asistencias respecto a la pasada campaña. Sin embargo, la realidad es la que es, los Pacers no ganan, o mejor dicho no defienden, cosa rara en un equipo de Nate McMillan, y el menudo base está recibiendo muchos palos. Su talento está fuera de toda duda pero si sus buenos partidos no se empiezan a traducir en victorias de poco servirá.

George Hill: 20,4 pts 2,8 rebs 5 asis

Una de las mayores sorpresas de este inicio de temporada. Es cierto que fue pupilo de Pops, y también que rindió a gran nivel en Indiana, pero el nuevo base de los Jazz está cuajando un principio de temporada espectacular, liderando a su equipo hasta la parte alta de la tabla en el oeste. Su impacto, al igual que el de muchos de sus compañeros, va más allá de los números, su capacidad defensiva, sumada a su clarividencia en ataque y su capacidad para tomar buenas decisiones todo el tiempo que está en cancha lo hacen un activo de valor incalculable para la franquicia de Salt Lake City. Acierto absoluto de los directivos de los Jazz.

 

Al Horford: 12 pts 5,3 rbs 4,7 asis

Con Ainge a los mandos todo es más fácil. Los Celtics han decidido acometer su reconstrucción con calma, a fuego lento. Si la temporada pasada parecía haber un gran desequilibro en la plantilla tras la explosión de algunos de sus jugadores exteriores, especialmente de I.Thomas, este verano el general manager de los Celtics ha convertido la derrota parcial que fue perder a Durant, en la consecución de un pivot All Star que les debería lleva lejos en postemporada. Buen desempeño de Horford que quizás no se ha notado demasiado en las estadísticas, pero que se hace patente tras las derrotas cosechadas durante su ausencia por lesión. Perfectamente integrado en el esquema de Stevens, Horford hizo de ancla en ataque y en defensa hasta que las lesiones le permitieron, aumentando sus tapones por partido pero reduciendo sus estadísticas en la mayoría de apartados, fruto de jugar renqueante. Esperemos que tras este periodo de descanso vuelva en plena forma, porque los Celtics y sus aficionados lo necesitan.

Dwight Howard 15,2 pts 12,5 rbs

Movimiento importante en la capital de Georgia, tras la salida de Horford rumbo a Boston. Muchos, entre los que me incluyo, se sorprendieron por los 23 millones que le van a pagar los Hawks por cada una de las tres temporadas de su nuevo contrato, más teniendo en cuenta el bajo rendimiento que lleva arrastrando desde su etapa laker. Pero, para nuestra sorpresa, su vuelta a casa parece haberle dotado de nueva energía. Está claro que Howard no volverá a ser el pivot dominador que fue en sus años en Orlando, sin embargo, ha sabido adaptarse a la realidad y ser un factor decisivo en su nuevo equipo. El “nuevo” Howard defiende, anota y rebotea. Primero en porcentaje en tiros de campo y segundo en rebotes, está cuajando un inicio espectacular colocando a los Hawks en el segundo puesto del Este y formando, con Millsap, una pareja interior temible, tanto en defensa como en ataque

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 meses 5 días
#Contenidos: 
22
#Comentarios: 
52
Total lecturas: 
33,425

Comentarios

Estoy de acuerdo con que la temporada de Barnes en sí no es mala, sino que es el proyecto de Dallas lo que hace aguas. Se sabe que el chaval aportará anotación, y si se quiere dirección lo mejor sería quitarle los donuts a Deron y a Harris. Para la clase media, os olvidáis de Ryan Anderson, que encaja como un guante en estos Rockets ofensivos. Y lo de Indiana... Lo de Indiana no tiene nombre.

Lo de Indiana tiene un nombre, Nate McMillan, entrenador trasnochado que difícilmente hará olvidar a Frank Vogel, del que ha sido asistente.
Dallas, es un proyecto con apuestas que no han salido bien, Williams en Dallas es como Rondo en Chicago, bases venidos a menos pero que son top de la liga en sus mejores condiciones, con Wade pasa un poco como Nowitzki te puede salir una lesión y adiós. Bogut a priori es un muy buen pivot titular, y Seth Curry y JJ Barea son suplentes que cumplen en ataque, aunque penalizan en defensa. Yo daría tiempo a Carlise, y veremos resultados positivos, pocos entrenadores hay en la NBA que saquen más rendimiento a plantillas tan cortas de talento como las de los últimos años en Dallas.

Para mí el papel de Barnes está siendo espectacular, no es lo mismo tirar lo que les sobra a otros, que tirar tú del carro, y lo está haciendo con buenos porcentajes.
Ahora, este fichaje entraba en clase media como lo son Deng, Ibaka, Oladipo o Joe Johnson.
Lo de Teague, sinceramente, es apatía total, y por mí esperada, después de lo visto la pasada temporada en Atlanta. En Indiana están aún pensando porque se cambió a Teague por George Hill.
Derrick Rose, si alguien consigue que evolucione a no ser 1, igual lo vuelven a convertir en estrella, si sigue "dirigiendo" al equipo, mal camino le espera a los Knicks.

Recordar la imprescindible clase media:
Oladipo, correcto
Ibaka, regulín
Joe Johnson, corrrecto
J Lin, bien
Hibbert, discreto
Rondo, bien
L Deng, mal... entre muchos otros

Lo único positivo de los mavs que está siendo barnes lo pones como negativo por no repartir asistencias? Los 23 puntos y 6 rebotes después de venir como jugador de equipo-rotacion no son suficientes? Y haber sido vital en los dos partidos que ha ganado su equipo tampoco? Para nada de acuerdo. En el resto del articulo, más o menos si. Esta bien este tipo de artículos de análisis personal de vez en cuando, pese a las lógicas diferencias de opinion

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar