Calderón, contra los fantasmas de siempre

  • La llegada de Kyle Lowry a la franquicia de Canadá, vuelve a poner de actualidad el estado de la cuestión sobre la continuidad o no del extremeño en los Raptors

José Manuel Calderón iniciará su octava temporada en la NBA como cada año, al norte de la frontera de los Estados Unidos. Su relación con los Raptors ha sido un continuo “ni contigo ni sin ti” que ha provocado que la mayor parte de las temporadas el base extremeño haya sido de los jugadores que más controversia ha creado entre los aficionados y la prensa canadiense.

Calderón llegó a Toronto con la etiqueta típica que les ponen a los europeos: jugadores con clase pero un poco blandos en defensa, y a lo largo de estos ocho años éste ha sido el talón de Aquiles del base español. Su gran dirección de juego, la visión y la calma en los momentos importantes y ser uno de los point guards más seguros de la liga (ha liderado un par de temporadas el ranking de asistencias por pérdida) no ha disipado las dudas sobre su capacidad defensiva. En Toronto han fracasado los últimos años intentando hacer un básquet rápido y desinhibido en ataque y la temporada pasada apostaron por un técnico ultradefensivo como Dwayne Casey. La jugada les salió bastante bien ya que el equipo dio la cara en todos los partidos pese a tener una de las peores plantillas de la liga.

El papel de Calderón fue fundamental en ataque. De hecho, él era el juego de ataque porque Bargnani estuvo lesionado la mayor parte de la temporada. Pese a ello, el General Manager de los Raptors, Bryan Colangelo, ha movido ficha esta pretemporada para traer un base a Canadá, Kyle Lowry, que además llega para ser titular desde el primer día.

¿Cómo se entiende que el refuerzo más importante de los Raptors sea justamente para reemplazar al mejor jugador de la pasada temporada? La respuesta viene de años atrás. Desde que Calderón aterrizó en la NBA, se creó un debate en Canadá sobre quién debía ser el base titular. Primero fue con TJ Ford, luego con Jarret Jack e incluso a principios del año pasado había quién pedía darle la oportunidad a Jerryd Bayless para salir de inicio. A Calderón se le ha recriminado siempre que no defienda al más alto nivel en una liga en que los bases son muy explosivos y eminentemente anotadores. Que sea un point guard puro, de “los de antes” -qué rabia da esta expresión- no le ha servido para callar bocas y ser titular indiscutible.

Pese a todo, su técnico está enamorado de Calderón (el líder del vestuario canadiense) porque dirige el ataque como nadie, pero el Lowry es uno de los mejores defensores en su posición y también es capaz de anotar de forma fluida en la canasta contraria, por lo que aventaja en esto a Calderón. Si el nuevo base de los Raptors es capaz de mantener la calma en ataque, dirigir correctamente al equipo y no perder demasiados balones, Dwayne Casey cambiará de novia rápidamente y se olvidará de quién le salvó la dignidad de Toronto la temporada pasada.

José Calderón ha vivido esta situación repetidas veces en su carrera y el resultado ha sido siempre el mismo: la capacidad para hacer jugar al equipo tapa sus carencias defensivas y al final los técnicos acaban apostando por el de Villanueva de la Serena. Pese a ello, el tipo de equipo que desea Colangelo, y sobretodo Casey, necesita de un base que lidere la defensa, porque el peso del ataque lo llevará Bargnani, y por mucho que Calderón mejore en defender, la etiqueta que lleva pesa demasiado.

Lo que favorecería a los dos lados es seguramente un traspaso. Por un lado los Raptors no estarían toda la temporada con un debate externo (e interno) sobre quién debe ser el base titular, y por otro Calderón podría recalar en un equipo que aspire a algo más que alcanzar la octava posición en el Este.

Parece ser que ésta será la temporada en que los caminos de Calderón y los Raptors finalmente se separarán.

Sobre el autor

Antiguedad: 
1 año 7 meses
#Contenidos: 
72
Visitas: 
185,899
Comentarios: 
398

Comentarios

Hombre en eso de que Calderón es un base clásico no puedo estar de acuerdo. La mejor época de Calderón tuvo que ver con su mejor momento en lo físico, cuando sacaba ventaja de su primer paso en penetración. A partir del momento en que se le exigió amenaza mediante tiro, ajustó su molde y supo ver con perspectiva que estar todo el día esprintando para sacar ventajas no podia hacerle ningún bien a la longevidad de su carrera. Sumado a los pocos alicientes clasificatorios nos da un jugador un tanto unidimensional, que pasa a la mano, se complica lo menos -lo cual es valorable como positivo- y toma pocas responsabilidades en los finales (aunque aquí habría que decir - tal como dijo Vidorreta en su día de un jugador- que "me olvidé por falta de costumbre"). Me encanta la apologia del producto patrio: ahora que viene Lowry lo mejor para su carrera es ir a un equipo con aspiración a ganar algo. Por cierto difiero en que Lowry sea buen defensor, muy pocos -contados- lo son en la NBA. Y creo que el sitio de Calderón es aquella liga. Respecto al contrato, da para un articulo aparte. La entrada del nuevo convenio está reportando asignaciones medias en torno a los 8/9 millones en jugadores de perfil medio, muy por encima de la MLE. Un nuevo lock-out está servido y a no mucho tardar.

Yo con Calderón siempre he tenido la sensación de ver a uno de esos jugadores que, como espectador al que el espectáculo le debe algo por su confianza, le tomaba el pelo. No pongo en duda ni su calidad, ni su entrega en todos estos años, ni su aportación a todos los títulos....que no se me malinterprete. Pero así como pongo la mano en el fuego de que Jimenez, Pau, Navarro o Felipe le han dado a este juego todo lo que han tenido, no tengo la misma sensación con Calderón, que, por cierto, siempre me ha encantado su estilo. Es una sensación agridulce la que tengo con él.

Sin entrar al debate del hilo (yo creo que Calde es muy bueno, pero no termino de verlo ya como titular NBA), por favor, quita ese "...el Lowry". Queda horrible...

Entiendo que haya gente que cree que Calde merece pertenecer al club del "Se dejaba llevar", pero también me parece que hay que ser justos con él y reconocer que su carrera NBA no ha sido todo lo perfecta que le gustaría. Cuando llegó, los Raptors eran un buen equipo (flojo 27-55 en su temporada "rookie" para luego ganar 47 y 41 partidos, jugando playoffs dos temporadas seguidas) y él contribuyó notablemente a la mejora de la franquicia, luchando con T.J.Ford y ganándose ese gran contrato tras la excelente temporada 2007-2008 (11.2 puntos, 2.9 rebotes y 8.3 asistencias), la de su explosión en la mejor liga del mundo. Pero a partir de ese momento, problema tras problema: lesiones no graves pero sí claves para cortarle el ritmo año tras año, los Raptors dando palos de ciego una temporada sí y otra también,...Para un jugador europeo acostumbrado a ganar no es nada fácil aguantar motivado en la NBA cuando sabes que estás en un equipo cuya máxima aspiración es formar gente joven y ganar 25-30 partidos por temporada. ¿Que Calderón podría haber dado más? Pues sí, posiblemente, ya que jamás ha podido estar al nivel que demanda su gran contrato, pero hay que entender que las circunstancias nunca le fueron demasiado propicias y, quizás, sin ese contrato de por medio, Calderón ya estaría de vuelta por el baloncesto europeo como le pasó, por ejemplo, a Navarro

totalmente de acuerdo, debería intentar cambiar su propia cconcepción y pirarse a un equipo que compita por algo.... si le apetece, claro está

Pues si, la verdad es que Calderon ya no está para ser titular en la Nba, pero como ha hecho siempre seguirá trabajando como lo gran profesional que es... pero eso no quita que el día que firmo el contrato se le viera en la cola para hacerse socio del club "se dejaba llevar"

Quien salga del coma hoy no haya visto la NBA los últimos años pensará que Calderon ha jugado muy bien ultimamente. Calde, desde que firmó su nuevo contrato, ha sido una rémora para el equipo. El equipo no ha acompañado, sin duda, pero él a nivel individual ha fracasado terriblemente, siendo muy inferior (especialmente en desplazamiento lateral y defensa) al jugador que puso en jaque a TJ Ford y que cuestionó su contratazo. Y Calde mereció el suyo, del mismo modo que lo mereció Dampier en su último año en Golden State. Fuera chovinismo, Calderón fracasó del mismo modo que fracasó el equipo en los últimos años. Lowry será titular porque es más jugador, y será difícil que el nuestro encuentre acomodo como base titular en ningún equipo de la liga. No tiene nivel, especialmente atrás. Y quien diga lo contrario lo hace más por simpatía que por el rendimiento de las temporadas en las que ha estado cobrando diez kilos, que han sido francamente deficientes.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar