Campeones que nacen, campeones que mueren: Chicago resurge con MVP Rose; los Lakers, contra las cuerdas

  • Los Bulls mostraron su mejor versión en Atlanta, mientras que Dallas agrandó la herida del campeón. Nadie ha remontado nunca un 3-0.

De los dos aspirantes que tenían que lavar su imagen en la madrugada del viernes, uno salió reforzado y otro con el cuerpo a medio enterrar. Chicago presentó por primera vez en esos playoffs su versión de la temporada regular y de la mano de un Derrick Rose estratosférico pasó por encima de Atlanta. Los Lakers, en cambio, dieron un paso más hacia su descalabro y cayeron con justicia en Dallas (98-92). Nadie en la historia de la NBA ha remontado un 3-0. ¿Pueden ser los primeros en lograrlo?

Los Lakers, contra las cuerdas

La respuesta, a tenor de las sensaciones, es rotunda: no. Y es que si en los dos primeros partidos de la serie no hubo suficientes pistas, sobre el parqué del American Airlines rizaron el rizo y perdieron ante unos Mavs que aparecieron a 5 minutos para el final. Hasta entonces, con más pena que gloria, los Lakers habían llevado el mando del partido. Distancias cortas, poco seguras, que desaparecían con poco esfuerzo. Se intuía el desenlace: fue apretar el acelerador y el púrpura desapareció del mapa.

El estado de los Lakers puede medirse en Pau Gasol. El español quiere y no puede. Ha perdido el toque en ataque. Intenta meterse en los partidos a base de buenos esfuerzos en defensa (que los hace), pero todo lo que depende de la inspiración le está negado. El espectacular momento de Bynum debe haberle sorprendido igual que a todos y no encuentra su sitio. Pero también hay balones que no asegura, pases que no mira y tiros con los que duda. Se llevó un par de duras reprimendas de Phil Jackson, pero no despertó.

El protagonismo fue con justicia para su compañero en la zona, Andrew Bynum. Cualquier duda sobre la conveniencia de que sea él el ejecutor debe quedar despejada por su enorme estado de forma. Sus compañeros no deben estar tan convencidos, puesto que después de anotar 21 puntos no miró a canasta en los últimos 10 minutos de partido. Y el triunfo, que parecía asegurado, volvió a escaparse entre las manos.

Como subrayó Jackson tras el partido, de nuevo su equipo no supo sentenciar. Dallas se había dejado llevar en el baile, pero se revolvió con cada pisotón. Nowitzki (32 puntos, 9 rebotes) volvió a testimoniar que no existe en los Lakers antídoto para él, mientras que Terry y un renacido Stojakovic (38 puntos entre ambos) le recordaron a Phil Jackson lo que no tiene en el banquillo: relevos de garantías. Y menos con Odom de titular obligado. La alineación con tres grandes dejó huecos por fuera y Dallas, con 12 triples, lo castigó.

Los vigentes campeones están con la soga el cuello y no deben pensar en remontar la eliminatoria. Lo más inmediato (y lo único que ahora mismo es factible) es salvar su imagen. Los Mavs tienen que mantener la prudencia y esperar a tener la cuarta victoria en el bolsillo, pero lo más difícil del camino está recorrido.

Los Bulls reaparecen en medio de una exhibición de MVP Rose

De un campeón que languidece a otro que quiere nacer. Chicago no había dejado buen sabor de boca en la primera ronda contra Indiana y algún gesto se torció cuando cayeron en el primer partido contra los Hawks. Todo cambió en Atlanta, donde Derrick Rose cogió un megáfono para gritar a los cuatro vientos quién ha sido nombrado mejor jugador de la liga. Los Bulls ganaron con solvencia (82-99) y recuperaron el factor cancha.

A estas alturas no se puede decir mucho sobre Rose que no suene repetitivo. Después de dos partidos en los que su maltrecho tobillo pudo afectarle, rescató su mejor versión para ganar un partido vital. En el primer periodo libró un grandioso cuerpo a cuerpo con Jeff Teague (lo que debe estar lamentando Hinrich esa lesión); en el tercero clavó el cuchillo; y en el cuarto retorció la hoja. Dos triples consecutivos delante de Jamal Crawford sepultaron a los Hawks.

Cuánto se habrá arrepentido Crawford de haber abierto la boca. “Si eso es lo mejor que pueden hacer, vamos bien”, dijo tras el segundo partido para restarle importancia a la derrota. Anoche se quedó en 7 puntos y Rose se tomó la licencia de ejecutarle en persona. El viento vuelve a soplar a favor de Chicago.

Puede hablarse del rebote, donde los Bulls guardan una enorme ventaja. Hasta 18 capturas ofensivas lograron los de Tom Thibodeau, 8 de ellas con la firma de un Joakim Noah que pasó por encima del que fuera su compañero en Florida, Al Horford. O puede hablarse del banquillo, que ganó por 34-14 al de Atlanta. Porque fueron hombres como Korver y sobre todo Taj Gibson (serio aviso para Boozer, aún muy apagado) quienes pusieron el triunfo en bandeja gracias a un sensacional segundo periodo.

Sea como sea, seguro que los Hawks miden más sus palabras de cara al próximo partido.

ASÍ MARCHAN LAS SEmifinales de conferencia

ESTE

Miami Heat - Boston Celtics 2-0

Chicago Bulls - Atlanta Hawks 2-1

OESTE

Oklahoma City Thunder - Memphis Grizzlies 1-1

Los Angeles Lakers - Dallas Mavericks 0-3

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 11 meses
#Contenidos: 
45
Visitas: 
244,865
Comentarios: 
436

Comentarios

nadie puede con el mejor europeo de la historia, es indefendible y mira que ayer creia que ganaba lakers, en el primer cuarto pudieron abrir brecha, pero si lo dejas tirar solo pues..

Bueno, no hay que echarse las manos a la cabeza , un equipo campeon con lkakers e,en clara cuesta abajo desde hace meses, va a caer con un equipo correcto ,pero con un megajugador (este de verdad,no como el "lanzazapatillas") y una estrellaza del adriatico, (si Usa tuviera a estos dos,serian fijos siempre),que son capaces de cambiar cursos de partido, romper pronosticos y ganar titulos, (menos mal, sino esta liga seria insufrible), lo malo para pau, es que lo va a sufrir tb en lituania y motivado! por otra parte, chicago avanzara (a pesar de su hipermotivada estrella emergente),no parece que atlanta y su debilidad reboteadora, puedan ser los que los dejen fuera.

Yo creo que lo de Pau no es normal, ya no sólo a nivel estadístico sino que encima Nowitzki, que es buenísimo pero al que creo que le tenía comida la moral en estos últimos años, le ha metido 32.Por otra parte, quitarme el sombrero ante Derrick Rose y sus Bulls, creo que están empezando una dinastía, obviamente compararle con MJ yo no lo haría, puesto que ni con Kobe lo haría y ni con nadie, pero este equipo puede llegar a ganar bastantes anillos como aquél, a no ser que los veteranos Boston remonten, ya que son los únicos que veo capaces de ganarles; los Beach Boys no me gustan nada...

Puede sonar ventajista, pero realmente aposté con mis amigos que el ganador de la NBA este año sería Dallas o Chicago, e incluso me aposté una cena, por lo que para mi sería la final soñada. mporres no sé si sería histórico, pero si que sería la primera "barrida" en contra en el historial de Phil Jackson como entrenador.

Desde luego, este año huele a que el anillo se va para la Conferencia Este, porque ni a Dallas ni a Memphis o a Oklahoma les veo plantando cara a Miami, Boston o Chicago (dando por hecho que ni Lakers ni Atlanta van a remontar, claro). El único equipo que podría plantar cara a estos tres colosos serían unos Lakers con toda su plantilla a pleno rendimiento. Así que por lo menos espero que el anillo se lo lleve Chicago, para mi el que mejor Basket de los tres practica. Y si ganan este año, cuidado que puede haber dinastía: Rose mejorará porque aún es joven, Boozer a la fuerza tiene que jugar mejor de lo que lo ha hecho este año y como consigan un escolta medio decente (para mi el puesto peor cubierto)... Se adivina equipazo para los próximos años!

Estos Lakers me han sorprendido, pensaba que su experiencia podría contra unos Mavericks que tienen una cabeza muy mala. Los Bulls han hecho lo que tenían que hacer. Pasarán a la final de conferencia, pero no creo que puedan con el ganador de la de Miami-Celtics, que saldrá muy reforzado mentalmente. En mi opinión, finales de conferencia: Mavericks-Thunder y Bulls-Miami. Miami campeón contra los Oklahoma.

emedemarq, el único que puede para a Bosh, a Wade y a Lebron, no existe, así que dudo que Rose, Boozer y Noha puedan con los tres.

Estos Miami no son el equipo mas regular, pero en alguna de sus ráfagas de buen juego durante los partidos son capaces de irse 20 arriba de cualquier equipo, gracias al big three. Ahora son el equipo en mejor forma, y el hambre de anillo de los Lebron, Wade y Bosh hace que vayan a ganar a todos y que sean imparables. En liga regular es posible ganarles si te esfuerzas mucho, pero a 7 partidos estos tres son imposibles de parar. No va a ser un Cleveland Cavaliers 2. El único equipo al que veía capaz de defender a estos Heat eran los Lakers con Artest, Pau y Kobe a buen nivel, pero está imposible. Los Bulls son un equipo con mucho talento y con un base estratosférico que se ha unido a la élite del baloncesto histórico, pero que en mi opinión llevan mucho tiempo sin pisar un playoff y no están como para jugarse con los Heat un partido en el que se jueguen mucho. La experiencia es muy importante, y la mala cabeza de Dallas o la inexperiencia de Oklahoma puede ser el factor determinante para que los Miami ganen el anillo en una hipotética final. Anillo para los Heat. Los Lakers, los Boston y los Spurs eran para mí los equipos mas aspirantes junto a ellos, pero se ve que estos equipos se han desinflado al final.

Los Grizzlies me están sorprendiendo, están defendiendo muy bien, y si Oklahoma no gana el siguiente partido no se lleva la serie.

Pues creo que Miami, si llega a la final, tendría muchos problemas con Memphis en el caso de que llegue. La línea defensiva exterior de Memphis puede aunque sea estorbar a Wade y Lebroncio, pero el interior de Miami las pasaría canutas con el de los Grizzlies. Además de que el bajo nivel de los bases de Miami los pone por debajo de Conley y hasta OJ. Sería divertida esta final!!

Gana memphis 101-93 después de remontar 16 puntos en la segunda parte!!ojo a estos grizzlies que todavía no han perdido en casa,a ver si boston gana ahora y pone un poco de emoción a la serie...

La verdad es que sería divertida la final Memphis-Miami, pero me parece que el finalista de la Conferencia Oeste será Dallas. Eso sí, como ya he dicho, no le doy ninguna opción de ganar a ninguno de los tres gallos del Este.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar