Coast to Coast: Juego racheado, lesiones por doquier, piernas jóvenes vs veteranos...¿a quién beneficia el exigente calendario?

  • Temporada más corta, pero más comprimida. Sin tiempo para el descanso. El caprichoso calendario nos ofrece muchos altibajos. Gustan los jóvenes Pacers, Sixers, Clippers y Jazz en este inicio mientras que Heat y Oklahoma luchan por destronar a los grandes clásicos

El negociador nos dejó un regalo de Navidad con el inicio de la temporada más vertiginosa de la historia. En esta vorágine de partidos se suceden las rachas, negativas y positivas, un largo rosario de lesiones. También se encumbran estrellas, un día sí, y se entierran, otro también. Entre medias, una renovación que no se sabe si será liderada por un proyecto 3 estrellas u otro que se ha madurado en barrica de roble americano. De todos modos, ¿hay que enterrar a los clásicos? ¿también al presente campeón? Veamos que piensan nuestros colaboradores de todas estas circunstancias.

Igor Minteguia

Esta regular season está cumpliendo más o menos el guión previsto: muchas lesiones (leves y no tan leves), partidos echados por la borda por los equipos, algunos encuentros con una calidad ínfima, un número de air-balls como jamás había visto. Y es que ponerse a disputar 5 encuentros semanales sin prácticamente pretemporada lleva a estas consecuencias.

Impera la frescura física y juventud de equipos como los Thunder, Bulls, 76ers o incluso Clippers en una temporada en la que habrá que gestionar muy bien los tiempos. Más que nunca, importará llegar con salud y en buen momento de forma a los Playoffs. La cuestión será dosificar a jugadores y alcanzar la post-temporada con la enfermería vacía. El sálvese quien pueda. Recordemos que en la temporada del asterisco (1998-99) en el Este fueron los Knicks los que llegaron a la final tras acabar octavos de su conferencia en la temporada regular. Será una carrera de resistencia.

Andrés Monje

La frescura física, bien empleada (no, la de los Wizards no), siempre es un factor determinante para el éxito. Este curso, con un calendario aún más exigente de lo habitual, puede incrementarse esa influencia. Sin embargo, creo que el verdadero elemento decisivo es el de siempre: la capacidad de optimizar los recursos. El trabajo bien hecho y la continuidad táctica, vaya. Franquicias que saben totalmente a qué juegan (Philadelphia, Indiana, Utah), especialmente en el apartado defensivo, tienden a elevar sus prestaciones, siguiendo el caso de las que llevan ese potencial a escalones superiores por gozar de mayor talento (Chicago, Oklahoma City). Tocando casos de 'grandes', no me preocupa la calma de los Heat pero sí la poca capacidad de reacción de los, ahora se les nota más que nunca, viejos Celtics. Se atisban los buenos propósitos (defensivos) de los Lakers mientras los Mavs piden tiempo para acoplar tanto cambio. En definitiva, el calendario influye, sí, aunque más en el sentido de generar problemas físicos y tener cautela para tratarlos. Pero el verdadero aspecto a considerar sigue siendo saber cómo jugar y competir. La NBA de siempre, sólo que vestida con prisas.

Juan Carlos Serrano

Sus graznidos en la banda chirrían en el lounge Laker, pero Mike Brown, el hombre que pudo reinar, dispone de una segunda oportunidad con lo único que le faltó en la primera: la megaestrella mejor en el clutch y escuderos de garantías. Diciendo adiós al triángulo, un Kobe regenerado en Alemania es la noticia del arranque liguero, y su deseo infinito vuelve a ser vara de medir del Oeste. Mucho tienen Westbrook, tan alocado como ambicioso desafiando a Durant; o Chris Paul, regalo de Stern a Griffin en una pareja tan densa que casi ni se necesitaban de lo grandes que son (LeBron o Kupchak no opinarían igual); con todo ese acopio de balón del base y lo que pesa en el juego el ala-pívot con sus alardes de bote en los reversos. El truco final de Jackson fue hacer pasar a Odom por jugador maduro cuando la podía estar liando en otra parte. No había que renovar a Chandler —para esas locuras están los Knicks—, y los Mavs quedan excusados pase lo que pase. Nos enseñaron que a Miami se le defiende en zona, algo que no debiera pillar a los Heat en su segundo año. La enorme defensa de Chicago se basa en cuerpos grandes (Deng, Brewer) colapsando la pintura y no está claro Hamilton en ese contexto. El viejo Boston o el joven banquillo 76er recuerdan que podría haber partidos “back-to-back” en los Playoffs, la última excrecencia de un lockout.

José Navas

José Navas

Estamos ante una temporada atípica en cuanto al calendario; 66 partidos comprimidos de tal manera que todos los equipos tienen que sufrir las consecuencias del lockout jugando de media 3 partidos cada 4 noches. Esto es, muchos back to back y algún que otro back to back to back. Jugar dos noches seguidas pasa, pero jugar tres noches seguidas es algo que no todos los equipos pueden aguantar. Si miramos la clasificación actual vemos que en la Conferencia Oeste tenemos a Oklahoma City como líder. La verdad es que los Thunder tienen una plantilla jóven; piernas frescas que pueden aguantar eso y más si se lo proponen. Equipos como Utah están sorprendiendo gratamente en este comienzo de temporada gracias a que cuentan con jugadores jóvenes como columna vertebral de sus equipos. En el Este la gran revelación de lo que llevamos de temporada son los Sixers, una plantilla que quitando a Elton Brand ninguno de sus jugadores clave llegan a la treintena. En el lado opuesto a equipos como Boston no les está sentando nada bien este calendario. Las viejas piernas de su 'Big Three' parecen estar resintiéndose de este loco calendario. Tengo ganas de ver como llegan los equipos a los Playoffs. Creo que ahí es donde realmente este calendario tan comprimido y con tanta exigencia física va ha ser clave. Creo que este año podemos tener sorpresas. Yo no daría como favoritos a los equipos con mejor récord. Ese desgaste de la temporada regular puede pasarles factura y equipos que a lo mejor se están tomando con otra filosofía la temporada regular pueden ser los grandes animadores de la post temporada. Con todo esto puede que esta temporada tengamos un abanico de posibles ganadores del anillo más amplio de lo que todos creemos.

J.R. Sanchis

La versión 2.0 del post lockout promete, más que la primera. Sin tiempo prácticamente para nada -lesiones y fichajes/no fichajes sin apenas madurar- asistimos a un despliegue de lesiones y altibajos en los equipos que considero que no nos ayudan en la quiniela. Los GM's consideran que tanto Miami como Oklahoma City están por encima del resto; que Dallas fue un soplo de aire fresco efímero, la consagración de la tozudez de Cuban, pero nada más; que Kobe Bryant es ya un segundo plato a pesar de ser más anotador -con todo lo negativo que ello supone...Tener un físico privilegiado no siempre es sinónimo de éxito ni ayuda a ganar todos los partidos, aunque eso está ayudando ahora a las plantillas jóvenes. Pienso que el triunfo final reclamará una comunión perfecta entre músculo y talento...y todo indica que Heat y Thunder se aproximan a esta exigencia. No así los Celtics, quienes deben de tener claro el 'que me quiten lo bailao' y volver a trabajar duro en los despachos, aunque se tenga poco que ofrecer (intocables Pierce y Rondo). Los Lakers, también veteranos, van a tronpicones y tal vez lo único que les de fuerza es no ser superados por los pujantes Clippers, que pierden sin Chris Paul (objeto de deseo y de veto). El trayecto recorrido hasta ahora por Sixers y Pacers confirma una regeneración de fuerzas que llega quizás antes de tiempo por lo acelerado de la competición. Veremos qué pasa en PO y estaremos atentos al próximo parte médico.

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 9 meses
#Contenidos: 
65
Visitas: 
322,093
Comentarios: 
770

Comentarios

Es curioso ver como los equipos con mas piernas, como decís, están a un gran nivel. Muchos decían que era un buen curso para los veteranos pero creo que con este ritmo no llegan. Descarto totlamente a los Celtics o los Spurs mas allá de una ronda de play offs.

Yo creo que al final la situación se normalizara y todos los equipos volveran a su posición más lógica, con pocas sorpresas respecto a lo previsto. Especialmente creo que bajará muchos enteros Utah, franquicia a la que yo en principio veia en la cola del Oeste. Seguramente las tendencias de Philadelphia e Indiana también irán a menos, aunque les veo entrando en playoffs debido al salto de nivel que hay entre los principales equipos del Este y los demás. De equipos que comenzaron mal y terminarán mejor veo a Grizzlies y Celtics.

Yo creo que Grizzlies si que mejorarán pero si que no veo tanto a Celtics. Sixers y Pacers se mantendrán arriba y esta vez si creo que Miami va a ganar la liga.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar