Día de Navidad en la NBA: Emoción y fiesta en el Madison, contundente Vendetta de Miami, amarga derrota de los Lakers, victorias de OKC y Clippers

  • La jornada inaugural de la NBA se abrió con victoria de los Knicks ante los Celtics por 106-104. Los Heat se llevaron la reedición de las pasadas finales de la forma más dulce por 105-94, mientras los Bulls arrebataron el triunfo a los Lakers en un último minuto de infarto. Oklahoma ganaba con 30 puntos de Durant y Chris Paul y Billups debutaban con victoria en los Clippers

Los Knicks empiezan la temporada muy serios: Carmelo manda

Papá Noel nos ha traído uno de los mejores regalos de navidad que nos podía ofrecer a todos los aficionados al buen baloncesto: el comienzo de la nueva temporada en la NBA. La regular season ha dado comienzo con una serie de encuentros a cada cual más atractivo:

De primer plato, todo un Knicks-Celtics en el remozado Madison Square Garden. Un clásico que cumplió, vaya si lo hizo, con las expectativas. Hubo emoción, momento de gran brillantez y hasta polémica y tensión en la pista. Vencieron los de New York por un apretado 106-104, con una enorme actuación de Carmelo Anthony (37 puntos y 8 rebotes). Por los Celtics, Rajon Rondo, hipermotivado tras los rumores de traspaso, dio muestras de dar un paso adelante en su juego, brillando a una enorme altura. No solo asistió como siempre (13 pases de canasta), sino que también anotó como nunca (31 puntos). En los de Boston también dejó buenas sensaciones Brandon Bass (recién llegado de los Magic, cambio de Glenn Davis), que en su primer partido con la camiseta verde firmó un doble-doble (20 puntos y 11 rebotes). El rookie de los Knicks Ima Shumpert demostró mucho desparpajo, aunque ofreció una de cal y otra de arena, con un deficiente 3/13 en tiros de campo. La mala noticia fue que tuvo que retirarse de la cancha por una lesión de rodilla tras caérsele encima Chris Wilcox. En definitiva, el mejor encuentro, con un guión de premio, para abrir boca.

Los Heat arrasan a unos Mavericks aún de pretemporada

Morbo en Dallas. Se izaba la tela que erigía a los Dallas Mavericks como campeones de la pasada edición de la NBA... frente a los oponentes de la final, los Miami Heat. No contentos con la ceremonia, la afrenta para los LeBron, Wade y Bosh pusieron la quinta marcha desde el inicio y lograron parciales esclarecedores. 32-17 en el primer cuarto, más de 30 de ventaja en el tercero.... Frente al vendaval de los Heat... ¿qué? Unos Mavs que de momento pagan el peaje de no contar con Tyson Chadler o JJ Barea, jugadores básicos en la consecución del pasado título.

¿Qué tal estuvieron los nuevos? Lamar Odom, entre desacertado y muy desacertado. Tiros fallados, entradas a destiempo, faltas de ataque... ¿Y Vince Carter? Lejos de sus años de gran jugador, le queda un largo camino para volver a aportar en un equipo con opciones. En su primer día, uno más del suspenso generalizado en los Mavs. Quizá, el lunar más preocupante para Dallas es que el sustituto de Chandler en la plantilla es... nadie. Ian Mahimi o Brandan Wright son poco jugador para un titular con dudas como Brandan Haywood.

¿Qué tal los nuevos en los Heat? Buena aportación en su primera aparición del base rookie Norris Cole, así como seriedad en el trabajo de Shane Battier y Juwan Howard. Miami ha sumado experiencia a un proyecto que ha tenido en el día de hoy su primer paso adelante. Un excelso LeBron James inicia los deberes de la nueva temporada justo en el lugar que le privó de su último intento de asalto al trono.

Derrick Rose anota la canasta ganadora para arruinar la navidad de los Lakers

Pesadilla angelina por Navidad. Algo así deben pensar Los Angeles Lakers, que tiraron por la borda una renta de seis puntos en el último minuto, permitiendo a los Chicago Bulls asaltar el Staples Center (87-88), merced a la canasta decisiva del último MVP, Derrick Rose.

Los flashes que apuntaban al parqué eran tantos como de costumbre en Hollywood, aunque los motivos de tanta atención eran menos brillantes que de costumbre. Con los flamantes Clippers amenazando el reinado de California y la todavía complicada situación de Pau Gasol en la franquicia, había muchas cosas que abordar. Mike Brown se convertía en el decimoséptimo técnico de la historia de los Lakers el mismo día que Kobe Bryant pasaba a ser el jugador que más veces (14) en la historia ha disputado partidos el día de Navidad. Pero realmente los Lakers, los glamourosos Lakers, se preparaban para sufrir.

Los Bulls, con el anillo en mente tras su primer intento el pasado año, se presentaban con el espectacular Derrick Rose al mando, un bloque de cemento armado y Rip Hamilton como alternativa ofensiva. Sabiéndose mejores, notándolo, los de Tom Thibodeau no necesitaron a su estrella para irse mandando a la media parte (49-56), con un Rose a medio gas pero ya mostrando sus progresos veraniegos desde la larga distancia (4/6 en triples). El paso por vestuarios resultó severamente indigesto para Chicago, que se precipitó al abismo con apenas un empujoncito de los Lakers. Con una intensidad desconocida en su zona y el agradable debut de los nuevos, los chicos de Mike Brown procedieron a destruir.

Josh McRoberts, Troy Murphy y el sophomore Devin Ebanks dieron la cara; Kobe Bryant (28 puntos), aún convaleciente en la muñeca, cogió la batuta y los Bulls amagaron con el desplome. Pero entre las dudas visitantes, en forma de fallos cruciales desde la línea de personal y flagrantes errores defensivos, y el hambre competitiva de Rose (22 puntos), volcaron la situación.

Una canasta del MVP dejó ojipláticos a los aficionados. La remontada se había consumado en escasos cincuenta segundos. El habitual grito de socorro a Bryant en la última posesión no tuvo sus frutos, al ser taponado por Luol Deng (21 puntos), y los Lakers cosecharon una derrota que, posiblemente siendo esperada, llegó de una forma más cruel de lo imaginable.

Para Pau Gasol no fue un partido más. Tras todo lo ocurrido en el último mes, no podía serlo. Salió muy entonado pero estuvo ansioso en ciertas partes del encuentro, notándose sobre todo en los tiros libres (2/6). No obstante, exhibió un nivel solvente (14 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 3 tapones), si bien no lo suficiente como para dejar el triunfo en casa. Sin tiempo para lamentos, este lunes los Sacramento Kings esperan a los Lakers. En la NBA no hay tiempo para pensar, sólo para actuar.

Kevin Durant sigue a lo suyo y deja sin opciones a los Magic

Partido descafeinado el disputado entre Oklahoma y Orlando, con clara victoria el conjunto local con un excelso Kevin Durant, con 30 puntos. Tras un comienzo de partido esperanzador, con ambos equipos anotando la práctica totalidad de sus tiros bajo un ritmo de juego fulgurante que duró apenas seis minutos, después, la nada, tres minutos sin anotación y fallo tras fallo en ambas canastas dejando una mínima ventaja para el Thunder. Oklahoma lograba ampliar la ventaja gracias a la segunda unidad liderara por los 19 puntos de Harden, que marcaban una auténtica diferencia en el marcador. Cuarto tras cuarto, Oklahoma se mostraba como un equipo más completo, con Durant anotando canastas inverosímiles, frente a un Orlando en el que tan sólo Nelson con 18 y Anderson 25 puntos, mostraban el nivel de un equipo en pleno acoplamiento.

Mención especial para Howard y la maldición del día de Navidad. El jugador del Magic, una de las piezas más cotizadas del mercado NBA, capaz de promediar 22.9 puntos la pasada campaña, y que sin embargo tan sólo alcanza una media de 8.5 en sus últimas cuatro actuaciones navideñas, 11 ante Oklahoma. Al final, victoria cómoda para el Thunder por 89-97, que confirma los buenos presagios de la franquicia para la presente temporada.

El tándem Paul-Griffin empieza con victoria en la nueva era Clipper

El debut de Chris Paul con los Clippers de Blake Griffin ante los Warriors de Curry y Ellis empezaba con un protagonista inesperado, el letón Andris Biedrins. El pívot firmaba en 5 minutos unos nada desdeñables 6 puntos y 4 rebotes que permitían a los del nuevo entrenador, Mark Jackson, comandar el marcador durante los primeros minutos. Sin embargo, la aparición defensiva de un intensísimo Jordan (8 tapones finales) y los primeros puntos tanto de Paul como Billups (máximo anotador visitante al descanso con 9 puntos) hacían que los de Los Angeles terminaran el primer periodo con ventaja (24-20). La segunda unidad Clipper tampoco dejaba que los locales remontaran tras la reanudación y poco ayudaba el mal partido de Monta Ellis, que firmaba un decepcionante 3/10 en tiros tras los catorce primeros minutos. De esta forma, los de San Francisco se escudaban en un David Lee completísimo (autor de 11 puntos y 8 rebotes en los primeros 24 minutos, finalizando con un buen doble-doble de 21 y 12), llegando a liderar en el marcador antes del descanso completando un parcial de 0-9 (36-37 a 3:05 para el descanso) tras el duodécimo tiro de Ellis (12 puntos, con 16 tiros, y 4 asistencias en la primera mitad), que les permitía conseguir una ventaja que mantendrían hasta la segunda mitad (41-43 al descanso).

Y en la segunda parte, el buen arranque de los Clippers tuvo nombre y apellidos: Blake Griffin. El ala-pívot anotaba 8 de sus 22 puntos en los primeros cinco minutos y dejaba a los angelinos con una ventaja que no hacía más que ampliarse gracias a buen movimiento de balón y algo más de fortuna (increíble 2+1 de Caron Butler tirando el balón por encima del tablero desde detrás del mismo). Los Warriors no encontraban respuesta y Mark Jackson tomaba una polémica decisión: hacer falta sistemáticamente a DeAndre Jordan, el pívot de los Clippers. Sin embargo, ni el pobre 4/12 en la línea del cinco visitante permitía a los locales cambiar el rumbo de partido antes del decisivo periodo (75-68 con dos canastas finales de Chris Paul). Un mal arranque de los angelinos hacía que los Warriors, con triples de Rush y Wright, volvieran a apretar en el marcador. Únicamente Brian Cook (dos triples en el arranque del último cuarto) intentaba y conseguía anotar en los Clippers y eso originaba la vuelta al partido de Griffin y Billups con 80-79 a 8:18 para el final y de Paul, completando el quinteto a 6:08 con 84-81. Ahí acabó la resistencia local, ya que un nuevo triple de Billups abría un parcial de 7-0 que dejaba muy tocados a los Warriors a menos de cuatro minutos para el final. Y en esos momentos, el que se mueve como nadie es Chris Paul. La flamante incorporación de los Clippers mató el partido con tres fadeaways consecutivos (el último, sobre la bocina de posesión y en la cara de Kwame Brown), terminando el partido con 20 puntos y 9 asistencias y certificando el primer triunfo de esta nueva era del hermano pobre de Los Angeles (105-86).

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 5 meses
#Contenidos: 
65
Visitas: 
318,628
Comentarios: 
770

Comentarios

Lo de Kevin Garnett, al final es VERGONZOSO!!! me gusto mucho el "Rookie" Iman Shumpert, lástima su lesión. Los knicks parecen tener buen equipo; esos i; lo del tercer cuarto, sin que Stat tocase bola... es preocupantw, veremos si aguanta que Melo sea el lider

Terrible último minuto de Pau: 2 tiros libres fallados, concede un 2 + 1 cuando iban 6 arriba, después pierde la bola y por último Rose le mete la canasta ganadora en la cara... En cuanto a Ibaka, sorprendente que no haya tirado ni una sola vez a canasta, ni ha ido a los tiros libres, los oklahoma basando todo su ataque en el exterior, los interiores para defender y poner bloqueos... y en cuanto a los Clippers, al que le guste contraataque, alley-opp y mate son de visonado obligatorio.

Grandes los Celtics poniendo a defender a Carmelo con Pavlovic y Marquis Daniels, Tony Douglas no vale ni para LEB y ahí está, buen fichaje de Chandler que a parte de mejorarlos a ellos hace que Dallas se resquebraje como un castillo de naipes, muy bien Brandon Bass con su muñequita de 4-5 metros y su lucha bajo los aros.

Qué lástima lo de los Lakers, menuda manera de regalar un partido. Si ya había dudas y la confianza en el equipo era escasa, tras esta derrota, más incertidumbres con respecto a estos nuevos Lakers. De todos modos yo me quedaría con lo positivo, ya que un partido ante los Bulls y sin Bynum se puede perder tranquilamente. Dieron la cara, defendieron de manera espectacular los primeros 18-19 minutos de la 2ª parte y creo que se merecieron la victoria por las ganas y la energía que pusieron. Además, la 2ª unidad respondió muy bien: Devin Ebanks (¿el nuevo Ariza?), Josh McRoberts (todo energía y coraje, a ver si contagia esa intensidad al resto del equipo; lástima esos dos tiros libres fallados), Troy Murphy (buenas sensaciones, cargando de maravilla el rebote de ataque y demostrando que quizás pueda ayudar más de lo esperado), Steve Blake (no es un virtuoso, pero a ver si le roba terreno a un Fisher en las últimas) y hasta Goudelock (una máquina de anotar, supongo que tendrá más minutos que un semiretirado Kapono, fichaje complicado de entender) demostraron que pueden dar la cara y cumplir su cometido en este equipo. Lástima que Pau y, sobre todo, Kobe fuesen los tristes protagonistas en los minutos finales para servir en bandeja la victoria a los Bulls. Resumiendo, derrota de inicio difícil de digerir, pero con sensaciones bastante positivas

Perdona, lecherachi, pero la bola la pierde Kobe, no Pau, y además de una forma bastante estúpida, porque los Bulls tenían que hacer falta sí o sí. Cierto que Pau no estuvo acertado cuando se decidía el partido, pero el fallo garrafal y que permitió la victoria de los Bulls fue de Bryant y no de Gasol

jejeje es lo de siempre en un pase, quien tiene la culpa, el que suelta el balon, o el que lo espera y se le anticipan, yo creo que la culpa siempre es de los dos, uno tiene que pasar el balon al jugador exacto, en el momento exacto y con la fuerza exacta, y el otro tiene que atacar el balón como si no hubiese mañana. Claro que Kobe tuvo que ver también en la derrota, de hecho si en la última bola el estaba con tres defensores de los Bulls, había dos jugadores libres en mejor posición, pero claro, esto es la NBA y si antes la ha metido Rose yo no voy a ser menos..

Me parecio lamentable el ultimo minuto de los lakers, parecian nuevos en esto, que no sabian aguantar la presion. Bueno, mas bien, parece que sienten más presión este año que el anterior, después de los nefastos playoffs y de tanto rumor que ha flaqueado al equipo a mi parecer... (y la salida de Odom, un gran 4 que han regalado!)

Que grande es la osadía de muchos al dar por enterrados a los Lakers antes de comenzar la temporada. Siguen contando con Pau Gasol (quien sabe por cuanto tiempo) y con Kobe, grande entre los grandes que ahora mismo hay en la NBA, me da a mí que van a dar más de una sorpresa. Finalistas de conferencia y por delante de Clipers seguro. Mucha clase media hay en el Oeste, pero ningún equipo como Bulls o Miami, eso sí yo ya sueño con que Melo le moje la oreja a Lebron.

Para mí, lecherachi, la culpa es toda de Kobe, porque si estás +1, posesión y apenas 20 segundos por jugar, o el otro equipo se la juega a robar el balon sí o sí o el partido se acaba como está en caso de no hacer falta. Le hicieron un 2x1 a Kobe y, por nervios o por lo que fuese, se quiso quitar de encima la patata caliente y la cagó. Además, si la llega a coger Pau le iban a hacer falta seguro y con el 2/6 que llevaba en esos momentos dudo mucho que hubiese anotado ambos. Es decir, como dice ylerom, parecieron un equipo de novatos temerosos y sin el oficio suficiente para rematar un partido que tenían ganado. Y sí, lo de la última jugada también es de traca y demuestra la ineptitud de (muchos de) los entrenadores de la NBA: ¿Qué va a esperar el otro equipo? Que se la tire Kobe, por lo que le harán 2x1, 3x1 y hasta 4x1 si es necesario, con lo que 2-3 jugadores de los Lakers estarán sólos para tirar. Si no recuerdo mal, Jordan y sus Bulls sentenciaron uno de sus títulos (¿contra los Sonics?) gracias a un triple que tiró completamente SOLO tras un sobremarcaje a Jordan. O Robert Horry, que pese a hincharse a meter canastas decisivas, casi siempre se olvidaban de él y estaba librado para ganar partido. ¿Por qué no haber intentado algo parecido ayer con Blake, Fisher o hasta Goudelock? Claro, después del canastón que metió Rose, menudo cabreo se pillaría Kobe si él no se juega (aunque sea en un 5x1) ese balón...

o el de sergi llull contra turquía teniendo en el campo a Navarro, Rudy (especialistas en estas situaciones), Pau y Marc (algo más de experiencia..), eso es lo último, es decir, no darsela a tu mejor jugador para que se la juege contra 5, ni al segundo mejor, ni al tercero, ni al cuarto, yo diría que ni al décimo pero es una nueva estrategia... estrategias hay muchas, que valgan pocas.

un pequeño apunte. estoy contento de que esto haya vuelto. para mí, podrían empezar cada temporada por Navidad. no hace falta 82 partidos para seguir siendo la mejor liga del mundo.

Está claro, lecherachi, aunque siempre que la pelotita entre la estrategia es válida, jeje. A ver, si te vas a jugar un uno contra dos o contra tres, evidentemente es mejor dársela a tu mejor jugador, pero yo creo que los equipos suelen saber quién se la va a tirar, así que muchas veces puedes sorprender al rival y dejar un tiro completamente sólo para otro jugador. Vale, si Kobe la dobla igual va Blake o Fisher y fallan el triple sin nadie delante, pero vamos, yo creo que es más fiable un triple de Blake completamente sólo que un tiro de Bryant a lo Superman, cayéndose y con tres o cuatro tíos encima. Pero claro, para gustos, colores...

Vaya tres partiditos dieron en el plus. Ví el DAL-MIA y LAL-CHI. Las retransmisiones y los comentaristas son una gozada. Aprovechar ahora en Navidades que se puede. Hoy a ver un rato el GSW-LAC de ayer y ¡a ver a Ricky!

En los ultimos segundos de un partido no existe nada más fiable que Kobe jugandosela, aunque este encadenado de pies y manos, toda una carrera demostrándonoslo. A mí me sorprendió que no se jugase el triple (no lo hizo en todo el partido), porque Deng le flota descaradamente, en otros momentos la Mamba hubiese sido mortal, pero su lesión en la mano le resta confianza y lo que durante todo el partido había estado bien (penetrar), le hizo perder finalmente el partido. Por cierto que a mí el balón también me parece que lo pierden los dos, pero en general los últimos minutos de Pau me parecieron lamentables, en realidad no me dió buenas sensaciones durante todo el partido, me pareció desganado, o eso es lo que provoca jugar junto a gente como Ebanks o McRoberts, con ganas de comerse el mundo.

Va a ser una constante para los Lakers las críticas cada vez que se pierda un partido y "rumores" de traspaso cuando Gasol haga números como los de ayer. Sin ser malos del todo no están a la altura de su salario; y si mientras Magic también pierde en pleno concurso de triples y sin buscar a Howard... Esa jugada mítica que comenta Hulofe85 también creo que se dio en la primera "tacada" de anillos de Chicago, con Paxson y contra los Suns del gran Barkley.

2012... El espectáculo lo dan los Clippers... y los Lakers se arrastran... definitivamente se acerca el fin del mundo.
Pd. A DeAndre Jordan le deberían dejar saltar a machacar desde el tiro libre... así tal vez meta alguno

Yo debo de vivir en otro planeta, porque un par de fichajes como Paul y Billups (este le podría enseñar al 90% de los jugadores como debe ser un buen base), no te convierten en un buen equipo, y sobre todo ganador o que se lo pregunten a los Heat, eso sí highlights... todos los que quieras. Por otro lado yo no he visto arrastrarse a los Lakers en ningún momento, les ví competir en todo momento contra Chicago, que no son unos cualquiera, con el actual MVP de la RS y hasta tuvieron la última opción de llevarse la victoria, además era el primer partido de la temporada, les falta rodaje, pero al menos los dos equipos le pusieron una intensidad que por momentos hacía que pareciese un partido de post-temporada.

La culpa de la derrota angelina no la tuvo Kobe, pero se demuestra que en la NBA no mandan los entrenadores y que los finales de partido son más predecibles que los capítulos de Doraemon. Ojalá en Europa tuviésemos la estética (iluminación sobre todo) de ellos.

Segunda derrota consecutiva para Lakers y Mavs... no sería amable mostrarse ventajista en ambos casos, pero es que las derrotas han venido principalmente por los defectos con los que se fueron de vacaciones ("defectos" en el caso del campeón): Lakers no tenía base que dirijiera ni tiro exterior, y siguen sin base que defienda ni organice (Lástima que el rookie no haya jugado por lesión) porque si tienen que depender de las asistencias de Kobe... van listos. En cuanto a Dallas, las salidas de Barea, Rudy y Brewer han dejado al equipo sin savia nueva y se les ve muy cansados, además de echar MUY en falta a un center decente que juegue junto a Dirk. Por cierto, sobre Derrick Rose me gustaría decir que contra Lakers tuvo unos porcentajes altísimos y contra los Warriors fueron deprimentes... ni tanto ni tan calvo, que sea el MVP no le exime de ser un jugador muy joven y al que hay que perdonar que de vez en cuando no le entre nada. Seguirá siendo decisivo anote o no durante el partido... porque en el "clutch time" los balones irían a él jugando en el equipo que jugase y lleve los porcentajes que lleve.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar