Lockout NBA: Llegan los primeros aplazamientos de la pretemporada

  • La falta de acuerdo en la negociación del nuevo marco de contratación obliga al aplazamiento de la pretemporada y pone en peligro el inicio del curso NBA

David Stern (www.nba.com).
David Stern (www.nba.com).
Era una noticia esperada desde los primeros rumores en la tarde de ayer y ya es oficial: la NBA anuncia el aplazamiento de la pretemporada previsto para el día 3 de octubre y suspende los 43 partidos que debían disputarse entre los días 9 y 15 de octubre, debido a la falta de acuerdo en el convenio colectivo que regula el marco de contratación en la liga.

Cerrada  la NBA horas antes del 1 de julio pasado, de llegarse a un acuerdo en la negociación debería haber un tiempo para la realización de fichajes y traspasos en las plantillas, desde la búsqueda de nuevas estrellas hasta los fichajes del fondo de la rotación, pasando por los jóvenes seleccionados en las rondas del draft, lo que abre un "periodo de espera" desde el momento de ese hipotético acuerdo hasta el inicio de la pretemporada y obliga ya a su aplazamiento debido a la premura de tiempo.

¿Cuál es el problema?

En el anterior convenio colectivo los jugadores recibían en salarios el 57% del llamado BRI, que simplificando podríamos definir como el conjunto de ingresos recibidos por la liga. Buscando una mayor cantidad de beneficios y en base a las pérdidas declaradas (un total de unos 300 millones de dólares la pasada campaña) por la mayor parte de equipos, la NBA pretende negociar un nuevo convenio con un notable descenso de esas cantidades destinadas a los salarios de los jugadores, lo que según algunos periodistas estadounidenses llegaba incluso a un descenso cercano a la tercera parte de lo entregado anteriormente y eliminando las excepciones salariales para aquellos conjuntos que superasen el tope salarial. Desde el sindicato de jugadores se expresa una voluntad en aceptar una cierta rebaja en los salarios, pero las posturas son hasta el momento lejanas a la hora de determinar esa cantidad.

Hay que subrayar además un detalle no menor: hasta el momento los jugadores cobraban exactamente el 57% del BRI, de modo que si los salarios no llegaban a esa cantidad (algo que ha sucedido en cada uno de los 10 últimos años) la liga entregaba "el dinero faltante" (escrow tax) al terminar el curso (unos 161 millones de dólares la pasada temporada) y éste se repartía entre los jugadores, de forma proporcional a su salario. Del mismo modo, si el uso de excepciones llevase a unos salarios que superaban ese 57%, el sindicato de jugadores entregaría a la liga "el dinero extra", para lo que "se retenía" aproximadamente el 8% del salario en cada caso individual.

Desde el sindicato de jugadores anuncian haber ofrecido rebajar el porcentaje, oferta que resulta insuficiente para los intereses de la patronal y al mismo tiempo que parece haber un gran punto de desencuentro a la hora de eliminar las excepciones salariales.

Son éstas probablemente las partes más complicadas a la hora de llegar a un acuerdo, lo que pone en peligro no sólo el inicio de la temporada a tiempo el próximo 1 de noviembre con el partido que debían disputar Dallas Mavericks y Chicago Bulls, sino incluso la posibilidad de que no llegue a disputarse el curso.

Las diferentes negociaciones en las múltiples reuniones sucedidas a lo largo del verano (tras las cuales declaraciones optimistas y pesimistas se han repetido de forma casi aleatoria) no han logrado hasta el momento acercar lo suficiente las posturas como para poder empezar la pretemporada a tiempo el próximo 3 de octubre, y sin duda el tiempo apremia para que la disputa de la temporada completa sea posible.

Aunque siempre habrá quien se alegre con este desenlace, puesto que Besiktas o Real Madrid podrán en un principio mantener por el momento a estrellas como Deron Williams o Rudy Fernández. En cierto modo, no hay mal que por bien no venga, dirán algunos.

Está prevista una nueva reunión entre la NBA y el sindicato de jugadores la próxima semana en la que intentarán limar diferencias y lograr una solución que ambos consideren conveniente, aunque el peligro de quedarnos sin NBA el próximo curso es real, ya sea por una temporada que empiece más tarde y más corta como sucedió en el cierre patronal de la temporada 1998-99 o incluso sin ningún partido.

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 6 meses
#Contenidos: 
93
Visitas: 
554,681
Comentarios: 
613

Comentarios

Ojalá lleguen a un acuerdo y se juegue toda la temporada, aunqe veo dificil q el sindicato de jugadores acepte la rebaja de tal cantidad en su salario. Pero aún mas difícil veo q los dueños sigan perdiendo esa cantidad de dinero al año por lo q dudo mucho q lleguen a un acuerdo... al menos por parte de los dueños.
Tengo muchísimas ganas de q empieze la mejor liga del mundo.

Para el baloncesto europeo sería mejor que no hubiese NBA todo el año. Pero para el baloncesto, el deporte y los aficionados, eso no sería bueno. No sé que pensaís... Yo prefiero ver dos ligas de nivel, que una solo

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar