Solapas principales

Análisis selección francesa previo a J.J.O.O. Sidney 2000

El equipo más deportivo del último europeo (hizo un gran esfuerzo para ganar un partido que no les hacía falta y para lo que tuvieron que remontar una gran cantidad de puntos, metiendo a la selección española en cuartos... que posteriormente los eliminó en semifinales) se enfrenta a su sueño olímpico.

Tienen un equipo muy físico y la suerte de partir en el grupo de Estados Unidos lo que evita su enfrentamiento en cuartos de final y "facilita" el pase a semifinales. Con un poco de suerte pueden plantarse en semifinales y aspirar a una medalla aunque para que esa medalla sea de plata (el oro está más que adjudicado, al menos en teoría) tendrían que quedar segundos de grupo para no enfrentarse a los norteamericanos en semifinales. Han conformado un equipo muy compensado en el que Rigaudeau vuelve a ser la gran estrella y referencia del equipo en ataque, hay una par de ausencias notables, Alain Digbeu que ha realizado una mala temporada en Barcelona y Abdul Wahad, que estuvo presente en el último europeo. Por lo demás la base del equipo es la misma de los últimos años, el ya mencionado Rigaudeau junto a Bonato, Bilba y Weis son el eje del equipo a los que se unen jugadores de contrastada calidad como ahora veremos.

BASES

Antoine Rigaudeau (2.01 m, KINDER BOLONIA LEGA ITALIA)

Antoine Rigaudeau es sin duda el mejor jugador francés de toda su historia. Tiene un palmarés impresionante: una Liga Europea (1998, con la Kinder de Bolonia), dos títulos nacionales (con el Pau en 1996 y con la Kinder en 1998) y una final de Euroliga (1999). Lo que impresiona es la progresión de su carrera. Formado en la cantera del Cholet, Rigaudeau ha subido uno tras otro todos los peldaños del éxito. Empezó en PRO A con el Cholet, tenía 17 años. Sus cuatro títulos de MVP francés hacen de él un jugador codiciado por los equipos más importantes de la liga francesa. En 1995 fichó por el Pau. Con este equipo, ganó el titulo de liga francés y jugó unos cuartos de final de Euroliga. Las puertas europeas se abrieron de par en par. Rigaudeau eligió la Kinder Bolonia. Con Ettore Messina, EL REY -como lo llaman los italianos- ha subido un peldaño más. Comparte el liderazgo de la Kinder con Danilovic durante la primera temporada y luego en 1999, toma las riendas del equipo.
Base, organizador y tirador, demuestra en la LEGA que tenía una mente al nivel de su talento. Por su carrera y su juego, podríamos llamarle el "Platini del baloncesto". Como el ex 10 de la Juventus, compensa una condición física nada excepcional con una técnica perfecta y una inteligencia que le permiten anticiparse al juego más que nadie. Por otro lado, la ventaja principal de Antoine es tener la cabeza fría durante los momentos decisivos.

Laurent Sciarra (1.95, PSG RACING PRO A FRANCIA)

Este excelente base es más que un suplente para Rigaudeau en el equipo nacional. ¿Cómo un jugador con poca flexibilidad y un tiro de abuelo puede levantar al público? Sciarra, en ASVEL para la próxima temporada, es el mejor pasador del campeonato y también el más espectacular. Cabeza alta, ojos abiertos ha visto antes que nadie a su compañero demarcado. Y un "caviar", "Alley-oop", asistencia por la espalda, engañando con la mirada, asistencia de voleibol, asistencia láser con una mano o con dos, tiene todo el repertorio del perfecto base. Altruista, su preferencia es siempre la asistencia más jugada personal. Laurent es un base tradicional es decir que dirige el juego y los jugadores. Es un verdadero director de orquesta, no duda en gritar a un solista que hubiera cometido un error de lectura de la partitura. No tiene pelos en la lengua. Sciarra sabe bien que el base en el 5 inicial es Rigaudeau, sabe que su papel es permitir a Tonio de descansarse sin que pierda el juego del equipo. Por su entusiasmo tiene que dar vida al grupo durante toda la competición.

Moustapha Sonko (1.92, ASVEL VILLEURBANNE PRO A FRANCIA)

Pasador, anotador, ataque, defensa, Mous es todo eso. Cuando empezó en PRO B en 1990, Francia descubrió un nuevo tipo de base, es un jugador de play-ground: mates sobre la cabeza de los jugadores interiores, encara la cesta, costa a costa... En 1995, participó en el campeonato de Europa con la selección francesa en Atenas. Francia acabó 8ª pero Mous jugó bien (7,1 puntos en 15 minutos). Sin embargo desde este momento nació una polémica respecto a su puesto: ¿base o escolta? Más anotador que organizador, le gusta tener la pelota en sus manos para improvisar. Su ventaja principal es sin duda alguna sus penetraciones. Tiene un primer paso increíble.
Demasiado individualista para jugar de base, juega de 2 a regañadientes porque le gusta dirigir el juego. Esta preferencia para el puesto de base le llevó a dejar el Pau donde acababa de ser campeón de Francia en 1998 porque Bergeaud, el entrenador, le proponía jugar de escolta. En el ASVELalternó los dos puestos con D. Rudd pero esta temporada se ha revelado como base. Tras su excelente última temporada, con 28 añs, sus sueños de NBA se han ido este verano pues ha firmado por el Unicaja Málaga donde va a descubrir la, probablemente, mejor liga europea: la liga ACB.

ESCOLTAS

Laurent Foirest (1.97, TAU CERÁMICA LIGA ACB ESPAÑA)

Este chico es un tesoro. Con 17 años ya tenía un titulo de campeón de Francia pues en 1991 el Antibes gana el título nacional y Laurent había jugado unos segundos. En 1995, con el Antibes de David Rivers, Laurent Foirest es de nuevo campeón (pero con un tiempo de juego más largo 22 minutos y 7,5 puntos de media). Foirest por encima de sus cualidades de baloncestista, es un verdadero amuleto. Jacques Monclar, su entrenador lo sabe bien y le lleva a Pau en 1996. Ambos ganan dos títulos en 1998 y 1999 con el Pau. Laurent Foirest fue feliz en Pau. Primera opción en ataque para su equipo, respondió muy bien a las expectativas puestas en él. Lógicamente es el MVP francés en 1999. ¿Sus características? son parecidas a los de Digbeu: una enorme defensa, un tiro eficaz y suave, y condiciones de elasticidad y salto pasmosas que le permiten desafiar a las torres cuando entra en la zona. "Foirest jump" hubiera podido ser su apodo. Ahora este jugador juega en el Tau Vitoria.

Makan Dioumassi (1.96, LE MANS PRO A FRANCIA)

Durante la última temporada Makan jugó en Le Mans (7º clasificado en el campeonato francés) sus estadísticas fueron: 32 minutos, 9.7 puntos con 46.4 %, 4.6 rebotes, 2.8 asistencias, 2.2 pérdidas, 1.2 recuperaciones. Jugador polivalente, Makan puede jugar de base, alero o escolta, muy eficaz en contraataque, suele robar la pelota en líneas de pase. Excelente defensor, este jugador es capaz de orientar a su adversario a la parte del campo que no le gusta. Ayuda al rebote, ofensivo y defensivo, con un timing de salto perfecto. Sin embargo este jugador tiene su laguna en el tiro exterior aunque lo ha trabajado mucho.

ALEROS

Yann Bonato (2.01, LIMOGES PRO A FRANCIA)

Considerado como la primera arma ofensiva del equipo nacional durante muchas temporadas, estrella entre 1995 y 1997, Yann no jugó el Euro 99 en Francia. Tercer máximo anotador del Euro 95 en Grecia (21.3 puntos) e incluído en el quinteto ideal del campeonato, Bonato renunció a la selección antes del campeonato más importante para los franceses, puesto que se jugaba en casa. Todo eso es sólo un mal recuerdo. Yann "la liane" -su apodo por sus mates y su estilo especiales- acaba una temporada magica con el Limoges. Héroe -infeliz- del CSP, campeón tres veces esta temporada antes de descender a la PRO B. Este atacante agresivo ha mostrado un corazón inmenso, abnegación y voluntad de hielo. La lucha deportiva de los jugadores del CSP fue dirigida por Yann. Ha dado a todos el ánimo necesario que le han permitido hacer el triplete. Para él, esta temporada fue un renacimiento. Este jugador ha dominado su carácter difícil para cambiarlo en mentalidad de campeón. Capaz de anotar desde todas las posiciones aunque tiene un tiro poco académico, Yann suele luchar por cada pelota. Su problema es la defensa porque no tiene buenos apoyos. La próxima temporada va a jugar en el ASVEL con uno de sus amigos de siempre, Laurent Sciarra. Tras ver los partidos de preparación antés de los JJOO podemos decir que no tendrán dificultades para "aprender" a jugar juntos.

Stéphane Risacher (2.03, PAU ORTHEZ PRO A FRANCIA)

Empezó su carrera en 1989 en Tours. Jugó en Lyon entre 1990 y 1994, su entrenador, J.M. Sénégal pensó haber encontrado el Toni KUKOC francés. Zurdo, como el croata, Risacher sabe hacer de todo en el campo y tiene un juego estético. Alto, diestro, competitivo, a este jugador le gustan los partidos importantes. Su nombre será siempre el sinónimo de la primera victoria francesa en Yugoslavia. Con 17 minutos en 1998 en Krusevac, Stéphane, quien no era fijo para jugar el campeonato de Europa, permite a Francia imponerse frente a Yugoslavia (18 puntos 6/6 en tiros de campo con 3/3 en triples). Este partido le permitió ser un jugador indispensable aunque su temporada con el PSG no fue un exito. Buen manejo del balón, excelente anotador, tiene unas cualidades físicas impresionantes. Durante la última temporada, tenía un desafío difícil, hacer olvidar al MVP francés Laurent Foirest. Con 13.9 puntos (61%), 3.2 rebotes y 2 asistencias en 28 minutos, podemos decir que el reto ha sido superado. Su excelente temporada le permitió fichar por el Olympiakos en Grecia.

Thierry Gadou (2.05, PAU ORTHEZ PRO A FRANCIA)

El menor de los hermanos Gadou es un veterano del equipo nacional. Su característica principal es la fidelidad. Juega en el Pau desde hace 15 temporadas y siempre estuvo dispuesto a defender los colores de su país en el equipo nacional. En 1997, mientras el equipo nacional estaba un poco "pachucho", T. Gadou aceptó ser el capitán. Para los JJOO, el entrenador, de Vincenzi, ha preferido seleccionar a T. Gadou en lugar de a F. Dubos por su experiencia y por su polivalencia. Con el paso de los años, Gadou se ha ido acercando a la canasta pero su ventaja principal es su capacidad para jugar en el exterior de la zona. Así supera por velocidad a los pivots contrarios gracias a su rapidez de movimientos y a su tiro a media distancia, muy fiable.

PIVOTS

Jim Bilba (1.98 m, VILLEURBANNE PRO A FRANCIA)

Experiencia es la palabra que mejor define a este jugador. 130 participaciones con la selección de Francia, ha participado en 4 fases finales del campeonato de Europa y dos Final Four (en el 93 con el Limoges fue campeón y en el 95 semifinalista -estaba lesionado en 1997 con el ASVEL-). Ha jugado 13 temporadas en PRO A. Considerado uno de los mejores defensores del continente. Inspira respeto pese a su altura de 1.98 m, casi siempre inferior a la de sus adversarios directos. Un defecto que Bilba compensa con un imponente sentido de la anticipación y estando siempre en el sitio correcto. Por otro lado, sus enormes cualidades físicas le permiten tambien compensar su modesta altura, para ser un jugador interior. Jugador en la sombra, Jim Bilba es un especialista para surgir al final de partido, anotar la canasta o poner el tapón decisivo. Jim es timido con la pelota en la mano, raramente anota los puntos, su misión es hacer el trabajo sucio. No sorprende que tenga uno de los palmarés más impresionantes del baloncesto francés. Este hombre tiene todo lo necesario para que su equipo gane. Es el actual capitan del equipo nacional.

Fred Weis (2.18, LIMOGES PRO A FRANCIA)

A los 14 años F. Weis mide 1,98 m. y juega en el INSEP. A los 18 años ficha por el Limoges. Juega 25 partidos durante su primera temporada (3.3 puntos). Su progresión va a ser un modelo de regularidad: 7.4 puntos en la 96/97, 9.8 puntos en la 97/98 y 13.4 en la 98/99. En el 99, con 21 años es el segundo mejor anotador francés del campeonato y el primer reboteador francés, en junio Fred Weis fue drafteado por los Knicks de Nueva York. Esta última temporada, Fred Weis ha ganado tres títulos con el Limoges: campeón de la Korac, de la Copa de Francia y del campeonato francés. Ha trabajado todo estos años su físico y su técnica. A veces comete faltas tontas pero utiliza mejor su altura en defensa al obligar a sus adversarios a cambiar la dirección de sus tiros. En ataque, utiliza fintas que tienen éxito casi siempre. A ver si este jugador, que jugará en Grecia la próxima temporada ayuda al equipo francés en Sydney más de lo que pudo hacerlo durante el Euro 1999 en Francia -acababa de volver después de una lesión-. Con un Fred Weis a punto física y mentalmente, el equipo de Francia va a tomar otra dimensión.

Crawford Palmer (2.08, JOVENTUT BADALONA LIGA ACB ESPAÑA)

¡Qué progresión en la carrera del americano francés! Crawford estuvo en el college en Dartmouth University (1993). En 1995-96 jugó en Francia para un equipo de tercera division. En 1996-97 subió una división y jugó por el Bourg en PRO B. En octubre 1997, Craw consiguió la doble nacionalidad: francesa y americana al estar casado con una francesa. En 1997-98, Crawford ya como jugador francés, firmó por el ASVEL Villeurbanne donde jugó hasta su fichaje por el Joventut Badalona. Esta progresión no es solamente la consecuencia de su nacionalización si no de sus cualidades propias como jugador de baloncesto. Palmer es un jugador que no se preocupa por ahorrar sus esfuerzos en defensa. Tiene largos brazos y una colocación que le permite atrapar muchos rebotes. Es un pívot rápido y con movilidad. Tiene un tiro desde 4 ó 5 metros muy interesante. ¿Su problema? Las faltas. De Vincenzi le ha preferido al otro nacionalizado, Dwayne Scholten, porque, entre otras cosas, durante la preparación, al entrenador le gustó su carácter ganador y su lucha.

Cyril Julian (2.06, PSG RACING PRO A FRANCIA)

2,06 m y 109 kg, habría podido jugar al rugby como su padre, que fue internacional. Cuando llegó del sur-oeste a Nancy en 1994, sus compañeros creían estar viendo un jugador de rugby. Con su pelo largo y su pañuelo en la cabeza, parecía un tercera línea. Los aficionados de Nancy han descubierto rápidamente a este jugador sin miedo que escuchaba los reproches del entrenador O. Veyrat y encajaba los golpes durante los entrenamientos sin decir ni una palabra. Pero estos años en Nancy, con el americano nacionalizado Derrick Lewis han dado sus frutos. Durante su tercera temporada en Nancy, creció como jugador (10.6 puntos y 6.8 rebotes en 28 minutos) JP de Vincenzi le llamó para jugar en la selección. Este entrenador conoce muy bien a Cyril desde el título de campeón de Europa junior 92. Desde entonces, Cyril ha ampliado su juego pero no ha perdido su juego viril que puede explicar su apodo: "The Wild Thing". Cyril es un intimidador. Se apoya sobre su adversario y hace buenos bloqueos. Su colocación podría ser mejor. Todavía joven, este jugador tiene margen de mejora. Decidió volver a Nancy la temporada próxima donde tiene muchos amigos con quien hace música y motociclismo.

Sobre el autor

Antiguedad: 
22 años 3 meses
#contenidos: 
2,086
#Comentarios: 
6,306
Total lecturas: 
12,196,287