EUROBASKET 2009 DIA 4: LODZ, CIUDAD DE CONTRASTES

Solapas principales

Y la expedición española llegamos a Lodz (o Uhds, como dicen que se pronuncia). Esta mañana con toda tranquilidad y en un tren bastante cómodo (ya nos recomendaron de hecho, que adquiriéramos billetes de primera clase, por si lo de la clase turista aquí tenía otro concepto), y entre charlas con la treintena de enviados que la componemos, se pasó rápida la hora y media que a los que llegaron en coche resultó bastante más tortuosa.
Y dejamos la coqueta Varsovia para llegar a una población trasnochada, decadente y fea como pocas poblaciones he visto. Eso sí, el hotel en el que resido está bastante decoroso. El que los productos del mueble bar sean gratis, así como la conexión a internet –tan sencillo como conectarlo al cable que estaba esperando impaciente- hace valer la pena residir aquí. Me apresuro a llamar a Alvaro Paricio que llegaba en coche: -“Alvarito, ¿no querías conocer La Habana bajo el régimen castrista? ¡Pues esta población es lo más parecido que he visto en mi vida!”-. Eso sí, aquí no hay morenos.
De hecho, hay muchas zonas en las que parece que la seguridad ciudadana está bastante en entredicho. Es una población amplia y poblada, con un nivel bastante bajo, sucia, fea…y que en medio de la nada, alrededor de calles y edificios que parecen dar la sensación de estar abandonados hasta que uno ve que la gente sale y entra de ahí, se encuentra el hotel más lujoso que he visto en mi vida. ¡Increíble! En el hotel Andel’s es donde residirán las selecciones. En unas viejas fábricas reformadas, se ubica la mayor maravilla de diseño que he conocido para hospedar al visitante del mundo hostelero. Mañana veré las habitaciones, que tienen hasta el último detalle, una piscina donde según subes escaleras ya comienza el agua a cubrirte, acristalado todo alrededor para tener una panorámica de toda la urbe. El hall, ya visto, es impresionante.
Y tras él, una plaza elegantísima y cuidadísima con un centro comercial y un buen puñado de restaurantes, todos acorde con el diseño del recinto. Me parece increíble encontrar todo este lujo en medio de una de las ciudades más decrépitas que jamás conocí. Lujo bien entendido, porque los precios siguen siendo muy baratos. De verdad que parece un reducto digno de llevarse al mundo del celuloide.
Y en tal recinto he pasado casi todo el día entre risas, anécdotas y relajantes cafés con parte de los españoles. Entre Manolo Moreno, Casanova, Mario Hernando o Robert Alvarez, un almuerzo amenizado con vivencias personales de Checoslovaquia’81 o Calí’82. Hasta ahí llegan las experiencias de mis compañeros de mesa. Café, paseos y reflexiones con Mario Hernando y cena con los enviados de “Gigantes” y de “Veo TV”, encargados de hacer el documental de la Selección Española en su presumible camino hacia el oro.
Los jugadores y entrenador parecen más relajados. Tanto en el hall como en tal recinto dando un paseo, muestran tranquilidad. Nos gusta. Junto a ellos, los protagonistas del resto de los equipos tuvieron la tarde libre, y se les vio circular libremente por los centros comerciales. Día de viaje, día de toma de contacto, día de relax.
Y poco más sucedió en un día en que se planifican excursiones futuras en la zona, que la ciudad no da para nada y con la esperanza que los partidos venideros (Turquía, Lituania y Polonia en este orden) sean propicios a la esperanza al optimismo y a las victorias, que ya no se puede fallar.
 

Comentarios

No sé a que viene el comentario simplista sobre La Habana, que desde luego es muchísimo más que una población trasnochada, decadente y fea...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar