EUROBASKET 2009 DIA 6: DERROTA CON TURQUIA EN UN NUEVO CALVARIO

Solapas principales

No sé si después de los enfados y cuando uno se calma, las ideas se ven más claras. Por mi parte, no es el caso. Ahora no tengo ni idea cómo comenzar este post. Preguntando estaba en el chat si fue o no falta la entrada de Llull vista con las facilidades que da una retransmisión televisiva…y nadie me aclara nada. Que no se ve. Bueno, pues empiezo por aquí, que no tengo nada mejor.
Me comentan las declaraciones en caliente de Marc Gasol tras el partido. Sin tener la oportunidad de ver la repetición de la jugada, me parece importantísima la decisión arbitral si es acertada o equivocada, y no ya por el hecho que iba la victoria en esa jugada. Lo digo porque quisiera evitar escuchar a quien tenga el arrebato de criticar a Sergio Llull el que se jugase ese último lanzamiento, puesto que viendo el desastre de los últimos minutos en nuestros ataques, me parecía la mejor opción. El chico tiene los arrestos y la valentía de ver una opción clara y se arriesgó.
Luego me cuentan que en rueda de prensa, que para Scariolo era una de sus primeras opciones, que con cuatro altos en pista por parte de los turcos, era una jugada para anotar los dos puntos. Totalmente de acuerdo. El chico es un toro y arrancándose como lo hizo, podía decidir. Si consigue el mate, hubiese dado la vuelta al mundo durante dos días. Y sabiendo eso, el enfado de Marc no iba, por tanto, con “el chico nuevo”…Da igual.
El caso es que la derrota por 60-63 nos deja al filo del abismo. O peor todavía, en el punto en el que hace días se intuía y nadie quería verlo. No puedo creer que esta selección tenga el techo tan bajo. Pero es así.
Reconozco que al descanso no quise escribir nada por el terrible enfado que tenía. El nubarrón fue extensible hasta la segunda mitad. Y tan claramente como se vio frente a Gran Bretaña, hoy se han visto las terribles deficiencias de nuestra Selección Nacional.
Y comenzamos. Al quinteto de Gasol (Pau), Rudy, Navarro, Reyes y Ricky, Tanjevic contesta con Onan, Tunceri, Turkoglu, Ilyasova y Asik. El principio me preocupa muchísimo. Las mejorías frente a Eslovenia no se han mantenido: se siguen cometiendo los mismos errores. La defensa al dos contra dos siendo calamitosa y un jugador avispado como Tunceri saca partido anotando suspensiones fáciles porque nadie lo marcaba de forma correcta. Sin embargo, el resto de sus compañeros, Turkoglu e Ilyasova, queriendo hacer la guerra por su cuenta, ralentizan el acierto de los suyos y Tanjevic solicita tiempo muerto con 14-8 a favor de España.
Dominábamos tan solo en el marcador, puesto que los errores eran de bulto. Las imprecisiones de Ricky Rubio clamaban al cielo (¿qué le pasa? Y que no digan la chorrada de la presión que soporta, que es absurdo. Que el chico dirigió una final olímpica), los jugadores están tensos, hay errores tontos y la falta de ‘timing’ tanto en defensa como en ataque es alarmante. Son pequeñas cosas como que alguien está un metro desplazado del sitio correcto en su defensa y permitimos una suspensión fácil, o que se da un pase a Pau Gasol en ataque, que se supone que llega, sin percatarse que ha sido agarrado previamente y había que esperar algún segundo para darlo…pequeños errores que hacen no irnos nunca en el marcador.
Omer Asik consigue un mate superando a Pau y levanta a los suyos; a la siguiente Gasol decide devolvérsela con prisas y mal, con lo que no se saca ningún beneficio. Scariolo lo ve y solicita tiempo muerto al estar por debajo en el marcador. No todo es negro, y tras el 22-20 a favor en el primer cuarto, pienso que hoy puede ser el partido de Raül López, pues penetra con bastante facilidad y no hay respuestas de nadie. Al menos leemos defectos en los turcos.
Continúo viendo que la defensa del “pick and roll” llega a ser penosa, con Erden y Asik martirizándonos sin piedad de forma repetida. Y si no, es el pequeño Arslan, ahora en pista, quien saca tajada cuando los altos no culminan las acciones. Salta Marc Gasol a cancha y al menos, la sangría interior se va apaciguando. Navarro está teniendo un día horrible en tiro. Se le da protagonismo a ver si resucita. No hay forma: falla los tres lanzamientos que intenta, y vuelve eso que dijo Carlos Jiménez hace dos días en Onda Madrid: “Me sorprenden las caras de los jugadores, tristes y cabizbajos”.
El desorden ofensivo de los nuestros comienza a ser evidente. Vuelvo a pensar que falta ‘timing’ y bastante paciencia. Si las jugadas no salen, lo que sí lo hacen son las prisas y el forzar situaciones.
¿Cómo es posible que estos grandes jugadores lo hagan tan rematadamente mal? Y comienzo a pensar nuevamente que la preparación no fue la adecuada. Y no hablo de jugar los partidos en nuestro país, con rivales intrascendentes en ocasiones. Hablo del sentimiento que intuyo en Scariolo. Impotencia. A este equipo le faltan entrenamientos, tiempo para ensamblar los movimientos de todos los jugadores en los sistemas. Y se ve tan claramente, que me asusta pensar que así no vamos a ninguna parte. A este equipo le falta una semanita entrenando ¡sin partidos! Y ahora maldigo, cual Charlton Heston ante la estatua de la Libertad, a quienes planifican el rosario ininterrumpido de encuentros de preparación, que dictan unas obligaciones económicas muy, pero muy por encima de intereses deportivos, que es lo que debiera contar con esta Selección, la mejor de nuestra historia, y que debiéramos mimar en vez de castigar. Sí, son muy buenos. Pero porque han trabajado mucho y necesitan hacerlo.
Tras un 34-36 al descanso, se reanuda el partido, con peores sensaciones aún. Ricky no es ni de lejos el base de la “Penya”, hasta el punto que era complicado verle dar un pase en condiciones sobre todo en los últimos segundos. Se intenta jugar al interior, pero los balones son una lotería por ver si llegan a nuestras manos. Hombres de esta experiencia están perdidos. Jorge Garbajosa, al margen de un triple anotado, se le ve con una confianza nula. Rudy intenta decidir por su cuenta –demasiados tiros forzados y con la idea que su última entrada llena de corazón y poca razón pudo ser trágica-.
Veo que ya se falla desde el banquillo. Con la actuación ofensiva de los hombres altos, no creo que fuese lo apropiado tener a Felipe Reyes y Garbajosa juntos en cancha. Felipe consigue puntos, pero no caigamos en el error de pensar que es un referente ofensivo. Los hermanos Gasol lo son, no ellos. El desastre llega a proporciones que nunca imaginé. Con los pívots mencionados que se mantienen en cancha también en el último cuarto, cada rebote es un sorteo que cae al cualquiera tras haberlo tocado tres o cuatro jugadores. Raül se oscurece y no ve claridad. Pero más desacertada fue, en mi opinión, su salida de la pista a favor de Ricky Rubio, cuando restaban 7 minutos.
Se vuelve a la locura de pases erráticos, forzados, perdidos muchos de ellos y a la nula circulación, incluso con Pau Gasol en la pista. A los cambios de asignación, no nos enteramos y vemos a Erden e Ilyasova defendidos por pequeños bajo el aro. A Rubio lo dejan tirar claramente, pero su 1/7 en triples pesa demasiado y no se atreve. Penetra y dobla. Balón perdido. A Dios gracias un robo de Navarro a un mal pase turco, que nos pone un punto por debajo. Y de ahí al final, la decisión de la entrada de Llull, repito, para mí correcta.
Hasta ese momento se vio un espectáculo indigno de estos jugadores. Dije que con estos problemas debíamos afrontar los siguientes partidos al bochornoso papel frente a Gran Bretaña. Aún así, podíamos hacer cosas. Esto era Turquía, y el siguiente será Lituania y el siguiente Polonia. Son rivales serios. Las cosas no cambian de la noche a la mañana y con el gran talento de nuestra plantilla deberemos morir, porque poco más nos queda. Por eso repito: el techo es demasiado bajo.
Veo la enorme entrega de los polacos frente a Serbia. Los anfitriones son 7 jugadores nada más y caen con todo el honor. Me llega un mensaje que Marc Gasol se personará a los medios de comunicación esta tarde, para disculparse –supongo- de las declaraciones televisivas. Rectificar es de sabios.
Ya entrar en cuartos se complica. No podemos fallar más. Da igual el rival que nos toque, el caso es llegar. Rezaremos por ello.
 

Comentarios

De todo el análisis lo más importante me parece la planificación de la preparación, y dígamoslo abiertamente, la manera en que la FEB exprime un año tras otro a la gallina de los huevos de oro en contra de los intereses deportivos.
En relación a lo de Llull, la jugada final (no se pierde por eso, no nos engañemos) es una opción como otra cualquiera. Lo único claro es que los comentarios de Marc Gasol (grandísimo en cambio su hermano en los comentarios post-partido) están fuera de lugar, y debería haberlos hecho en el vestuario exclusivamente. Lo de Carlos Jiménez lo vemos todos: hay jugadores que quieren irse a su casa cuanto antes...

Llevo 42 años viendo baloncesto y 30 entrenando equipos (tengo título de Entrenador Superior), estoy seguro que hay millones de personas en España que saben muchísimo más que yo de este SAGRADO JUEGO. Bueno, pues aún a pesar de que haya gente que tilde de increible mi opinión; estoy TOTALMENTE DE ACUERDO con Antonio y JML. Más voy a decir, estaba viendo el partido con mi hija pequeña (jugadora y entrenadora) y le dije durante el TM de Sacariolo: "con los cojones que tiene y viendo la mierda de Campaeonato que están haciendo nuestras "figuras", la última opción YO se la doy a Llull" Para mí. la única decisión que he compartido (de todas) con "el gominas", y salió como el culo pero ... Y Marc Gasol abriendo esa "bocaza" para pedir la última bola para su hermano. ¿No se acuerda de la "GRANDIOSA CAGADA" que realizó Pau en la Final del Europeo de Madrid, cuando falló el último tiro teniendo a Rudy solo bajo aro? Que el chaval se la jugó demasiado pronto; SÍ. Que la tendría que haber doblado; ahora sabemos que SÍ. Pero que Llull tuvo los arrestos de tirar "p´alante" en una situación crítica, eso no se lo quita nadie. Espero que Scariolo se haya dado cuenta que de los 3 bases que ha llevado (Ricky, Raul y Cabezas) el mejor de los 3 es Llull. Está difícil pero no imposible, si el italiano no apuesta ya por el "niño bluff" ni los 2 "kimkhi-acabaos" y usa al "chico nuevo" y "La Bomba" para esa posición tan importante. Saludos. JOSEMI

Me parece correcto que digas que Llull no tiene culpa de la jugada, porque está claro que si el entrenador te dice que lo hagas, lo haces. Pero no comparto para nada que sea la mejor opción, porque de toda la vida se tira de galones, y este chico no tiene ninguno. Navarro no hizo nada en todo el partido, pero estoy seguro que hubiese sacado algo positivo de la jugado. Y clama al cielo que teniendo al mejor jugador de la historia de este país...pues se la des al niño este...Y vale, aceptando que Llull recibe, y se decide a penetrar...es que no ves delante de ti a tres tíos de 2'10¿? Joder, tienes diez segundos, vale que penetres y dividas...pero pásala cojoneees, es que estoy super indignadoo. Y encima que gente entendida como tú, que no dudo para nada que has sabes más que yo, diga que la decisión es acertada...pues me parece increíble. En fin...yo no entiendo nada en este Eurobasket...

Pues yo sigo pensando que la decision de dársela a llul fue un gran error. Nos estaba costando dios y ayuda meter puntos en la zona, simplemente por la envergadura de los turcos, por muy alto que fuera su defensor era evidente que la defensa se cerraria en cuanto iniciara la penetración, como asi ocurrio, además del tema del respeto como dijo Pau, no ya solo respeto, sino experiencia para saber sacar la falta en esa situación. Además, sinceramente, no veo lógico que un jugador que no había jugado en toda la primera parte, y muy poco en la segunda, se juegue la que ha sido de momento la posesión más importante del torneo. Con la experiencia de Scariolo debiera haberse dado cuenta que si fallaba podía pasar lo que está pasando ahora, habrá que ver cómo responde Llul el siguiente partido. Por cierto, ese argumento que dan algunos de que se buscaba sorprender no lo entiendo, que se tire Navarro una de medio campo, ya verás como tampoco se lo esperan y ojo, que igual la mete.

Bravo Antonio! Estoy totalmente de acuerdo contigo, como casi siempre. Pensé que España espabilaría tras el shock recibido ante Gran Bretaña, pero parece que la herida es más profunda de lo que pensaba y no deja de sangrar... a borbotones. La rectificación de Marc habrá sido bastante obligada por las altas esferas, me temo.Jaime

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar