EUROBASKET DIA 7: A LA ESPERA DE LAVARNOS LA CARA MAÑANA

Solapas principales

Jornada de guardia y reflexión. Muchos periodistas no se han movido del atractivo hall del hotel esperando declaraciones. Desde la rueda de prensa que dieron esta mañana de forma conjunta José Luis Saez, Sergio Scariolo y Juan Carlos Navarro, los medios quedaron enclavados intentando conseguir declaraciones y citas con los protagonistas. Duro trabajo, en verdad, de estos enviados especiales.
Lo que parecía un gabinete de crisis, con la citación de esta rueda de prensa, consistió en una reunión apaciguadora. Que todo sigue por derroteros de cordialidad. Que si Llull hubiese conseguido el mate hubiese sido hoy un héroe, Scariolo un mago de los banquillos y según Navarro, esta rueda de prensa no se hubiese producido.
El entrenamiento previsto por la organización a las ocho de la mañana por la Selección, se lo han saltado. Lituania lo tenía a las 9 y también. Turquía a las 10 hizo lo mismo. Tenían otro de hora y cuarto a partir de las 2 del mediodía, precisamente de los nuestros. ¿Quién ha sido el genio que ha ideado este tipo de entrenamientos? ¿No sería mejor hacerlos de hora y media o dos horas, todo del tirón, a partir de las doce de la mañana, una hora más correcta? Era una penita ver la pizarra con el planning de entrenamientos programados, y a la derecha “cancelled”, en bastantes de la mañana.
Hoy me entero que Sergio Llull y Marc Gasol son compañeros de habitación. Esta noche bajaron a cenar juntos y bromeando. Las mismas bromas y sonrisas que hubo en la sesión preparatoria. Y créanme que Lituania no está para sonrisas. Que Kurtinaitis se ha negado a hacer declaraciones a Carlos Sánchez Blas, de Onda Madrid, posiblemente porque no tenga nada bueno que decir. Su equipo naufraga y él, testigo de las mayores glorias, está dolido.
José Manuel Calderón ha estado junto a su padre, repartiendo sonrisas, entrevistas y cordialidad a todo quien se lo pedía. Un auténtico fenómeno. Quizás esa calma es la que se echa de menos en el equipo nacional. Pero creedme que no son los jugadores ni el cuerpo técnico los más nerviosos. Me cuentan que a los directivos de la FEB no les llegaba la camisa al cuello anoche.
Es día de reflexión en algunos para coger confianza y fe en nuestra Selección. Uf, reconozco que lo intento pero me cuesta. Sí, pienso que los franceses o griegos, que serán casi con toda seguridad los primeros del otro grupo, estarán con la congoja de tener que encarar a España en cuartos de final. Que al fin y al cabo, somos los Estados Unidos de Atenas 2004. A quien le toque en cuartos puede ser su fin de viaje. Seguimos siendo los cocos. Sin embargo, asumo que me cuesta. Son muchos los problemas que tiene esta Selección en el juego, que cuando realizan momentos brillantes vienen seguidos por fallos que nos impiden coger una renta cómoda en cualquier partido. No se tiene la alegría que hace recuperar malos tragos.
Quizás a quien se le ha acabado la alegría para recuperarse es a mí. De hecho, sigo a vueltas con el partido frente a Turquía y pienso ¿Quién nos asegura que Gasol hubiese forzado falta en la última jugada? Estaría bien repasar el vídeo de la primera mitad y ver la cantidad de ocasiones que forzó jugadas sin sacar nada de provecho. Pienso en la última entrada de Rudy Fernández que casi nos cuesta el partido si no fuese porque tocó en un rival antes de salir fuera, y en la horrible racha de tiro de Navarro. Todos eran armas y alternativas para el final. Y es perfectamente entendible aquellos con la postura que galones son galones. Sin embargo, no se puede asegurar tal o cual resultado final en una jugada que no se produjo. Este resultado vino dado por gran cantidad de errores.
Existe un post muy acertado en la que habla del peligro de Gortat en la continuación a los bloqueos, esa jugada tan indescifrablemente complicada para defender por nosotros. Aunque me ratifico en la idea que Polonia, cuando llegue el día de enfrentarse a nuestra Selección, estarán muertos y caerán en el minuto 30.
De momento y mañana, Lituania. Si corren, son peligrosos. En estático son una sombra de lo que fueron. Sus bajas son muchas y se notan. No es de los rivales de los que me apetece hablar. Bastante tenemos ya nosotros por solventar y por lo dicho en anteriores crónicas, el problema es que no es una cuestión de recuperar el ánimo y el “buen rollismo” de los chavales. Eso se puede conseguir, pero las carencias en el juego traducido en errores, les devuelve a la frustración que hace pensar que hay guerra de egos y disputas entre ellos. No se puede adivinar. Os lo digo en serio. Sí pienson en las declaraciones de Carlos Jiménez, en la que aconseja que más vale todos asuman el rol que tienen en el equipo, y más visto lo visto antes y durante del campeonato.
Al menos, mañana hay competición. Reconozco que estos días parados me matan. Y pasado con las mismas. Buscaremos el museo y la escuela de cine creada por un nativo de Lodz, Roman Polanski. Otro día en el hall va a acabar con la salud mental de los que tienen que aguantar horas y horas en él. Claro que ganando, tendrán mucha más libertad de maniobra fuera de las fronteras del hotel. Veremos. España-Lituania: 1 fijo en la quiniela.
 

Comentarios

La verdad es que con el poco acierto que está teniendo el equipo, el resto parece olvidarse. Soy de los que piensa que los partidos se ganan en defensa, pero siempre es necesario que el jugador cuando baja a defender tenga la cabeza más o menos centrada en esa defensa. Y es difícil que por ejemplo Navarro se centre en defender con el peso de los fallos que están teniendo. Creo que la alegria de este equipo se recuperará cuando hagan un buen partido en ataque, con acierto y corriendo. Seguro que entonces mejora también la defensa y el rebote (como pasó en parte del partido contra GB o contra Eslovenia). Es curioso, creo que es la primera vez este Europeo en el que hay cosas más importantes que tratar que los arbitrajes, que a mi entender están siendo malos, imcomprensibles, y sin criterio. En fin, a ver si hoy Lituania no resurge de sus cenizas, porque estos meten dos y se nos suben a las barbas. Hay que macharcarles desde el primer momento, sin dejarles jugar ni tener continuidad. Si es así, creo que nos regalarán el partido para el descanso.

Sinceramente me esperaba el sábado una victoria de España. Pero otra vez ha pasado lo de siempre: fallos infantiles en defensa, Ricky forzando jugadas hasta perder el balón o dar un mal pase, poca claridad de Navarro, imprecisiones a la hora de correr los pocos contraataques que se pudieron correr... todo esto sumado a un nuevo problema: el rebote. Al menos se ha defencido bastante bien en muchos momentos del partido, descontando los fallos en el rebote. Pau pedía ayuda, pero debería ser el primero en cerrar el rebote, cosa que hacía de Pascuas en Ramos. No sé, falta dar un poco más para poder tener un partido tranquilo. A ver si hoy ganamos a Lituania y luego esperamos tranquilos lo que pasa en los otros choques del grupo.

Plenamente de acuerdo con todo lo que dices. Y mucha gente que conozco dice lo mismo sobre la íltima jugada: viendo lo erráticos que están Pau y Rudy, que Navarro "no ha venido" a Polonia, que Felipe estaba marcado por un "tío enorme", la solución Llull era muy adecuada. Si la mete es Dios y Scariolo un fenómeno de la estrategia. Pero no ... Ahora a esperar que frente a Lituania les "apetezca" pelear por la victoria y a ver si el italiano deja sin jugar a Ricky (de una santa vez) y a los otros dos bases y pone a Llull en esa posición. Porque, a Claver bien que se lo ha "cargao" ¿por qué no tiene los mismos cojones para "cargarse" al "niño-bluff"? Saludos. JOSEMI

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar