EUROBASKET DIA 8: DESENGRASANDO Y REENCONTRANDONOS

Solapas principales

Llego con dos horas de adelanto al pabellón respecto al inicio del partido de España. Supongo que serán la inercia y ansiedad por la llegada del match lo que me hacen partir hacia él sin pensarlo mucho. Hoy es día soleado, a diferencia del Domingo de mesa camilla de ayer. Que hubo un momento que quisimos desintoxicarnos algunos, de tanto hall de hotel, dando una vuelta por las afueras de esta ciudad, hasta acabar en un bar donde nadie hablaba inglés y donde la gente tranquila, toma sus cervezas entre aromas a comida casera. Digamos que era como visitar un bar en un pueblo perdido de la provincia de Avila.
Desde mi puesto de prensa, ya dentro del pabellón, veo (y son las 14:18) a Jorge Garbajosa entrenando triples solo, con la ayuda de Nacho Coque. Otro aspecto de esta Selección del que nadie habla: Nacho Coque, Chus Mateo, Kiko…los componentes más anónimos del Equipo Nacional, sean médicos, fisios, delegados o asistentes. Gran trabajo, siendo gente amable y extraordinaria. Saludo a Coque, y la mejor de sus caras. Con Chus Mateo jamás había mediado palabra hasta hoy. A pesar de la situación, sonrisa abierta. Buena gente. Con lo cual es más inexplicable la situación de la Selección. Que no el ambiente, que como bien dijo Ricky anoche, no es tan grave como se quiere pintar desde fuera. Garbajosa comienza a calentar y empieza a meter todas. Será que tiene “compañía” al lado, que luego detallaré.
Pequeño drama: se me ha olvidado cambiar los euros que me quedan por “pichurros”, o como los llaman aquí, zlots. ¿Cómo se puede llamar a una moneda como al personaje de los “Goonies”? En fin, que habrá que buscar el catering del pabellón para prensa, aunque solamente sea para un simple café.
Esta mañana he visto que soy uno de los protagonistas de la portada de acb.com, gracias a Alvaro Paricio, su redactor. Una foto con el entrañable Albert Arranz en el hall del hotel, que en su ordenata muestra sus mejores tesoros: series setenteras, su música favorita y fotos de la familia. Amigo, fue un gran placer conocerte para mí también.
Nueva noche, la de ayer, de copiosa cena por muy poco dinero. Fuimos al restaurante más caro de la zona y nos costó 13 euros “la broma”, contando entrante, plato, postres algunos y café. Nunca 300 euros me dieron tanto de sí. Contando que una copa en un pub cuesta casi 8 euros…lo de los licores aquí no se lleva mucho, supongo.
Estoy viendo a las cheerleaders del CsKA calentar. Son las “Red Foxes” las que amenizan los tiempos muertos. Sus ensayos también son magistrales. Nos cuenta Javier, el fotógrafo de “Gigantes”, que sus coreografías son perfectas. Haciendo fotos al colectivo, todas tienen el mismo gesto en la instantánea. No es como en Varsovia (cheerleaders del Lech Poznan), donde una saltaba, otra estaba a punto y la otra miraba de reojo por si la tocaba saltar o no. Aquí utilizan cintas, balones de baloncesto, capa de toreros…artilugios varios que los mueven con la coordinación de gimnastas rítmicas, sean balones al aire o pases unas a otras. El otro día nos topamos con ellas en un acto promocional y al margen de sus ya sabidas piernas interminables, tienen rostros esculpidos por manos celestiales. No sé por qué, pero Garbajosa está enchufando ya todos los triples que intenta.
Angel Palmi, director deportivo de la Federación Española, se pasea cabizbajo por el pabellón. No ha cambiado su rito desde que llegó a Polonia. Y no es que sea la alegría de la huerta precisamente, pero a veces parece un alma en pena el hombre. Espero que nos den a todos una alegría hoy.
Parón. Encontré el catering para periodistas. Con diferentes refrescos y zumos de naranja (muy de agradecer), un guiso de carne de ternera acompañado de arroz. No son bocadillos rancios ni tentempiés engañabobos. Comparado con los chicles que repartían en el Eurobasket España 97, única referencia de torneo senior que tengo, está muy bien.
El partido está a punto de empezar. Debo ponerme la chaqueta porque aquí, con el aire acondicionado, se han pasado. Los lituanos comienzan a inundar las gradas, para que en poco lleguen al hermanamiento con los polacos que llegarán en breve.
Salto inicial. Pinta mal el asunto. Estos nos buscan las cosquillas por el físico. Maciulis es un tanque al lado de Rudy al que toca defender, Mantas Kalnietis hace correr y anota con facilidad y Petravicius se está empleando muy duro con Pau Gasol. Vuelven a sacarnos los colores y con 10-19, Scariolo solicita tiempo muerto. Cambia el cinco al completo: Marc Gasol, Felipe, Mumbrú, Llull y Raül. Acabamos el primer cuarto con 15-24 y nervios. Todos los del mundo, resultado de volver a jugar en contra en el marcador. El segundo cuarto se inició con más de lo mismo, pero con imprecisiones tales, que el electrónico no se movía.
Y aquí llega el detonante ¿del partido? ¿del campeonato? Salimos fácil de la presión y Pau Gasol consigue un mate estratosférico. En la siguiente jugada, el propio Pau consigue canasta con adicional: 22-24 y ellos solicitan tiempo muerto. Dos acciones que en circunstancias normales no debían tener mayor importancia, a ellos les asusta y paran el partido, en muestra clara de la fragilidad mental en la que ellos se manejan (no sólo nosotros, ya veis).
Presionamos a toda pista. Suben las líneas, la intensidad y el ánimo. Navarro y Rudy como los listos de la clase, robo de balón, pase interceptado, ellos que enloquecen y pierden los papeles. Con un triple de Navarro nos vamos 29-24 desde aquel 15-24 y el espectáculo continúa. Pau Gasol rebotea como un poseso, con verdadero deseo. Un tapón, dos tapones consecutivos y forzamos el balón para nosotros. ¡Aquí no pasa nadie! Resoplo una y otra vez. El posible embarazo es una falsa alarma y un error del “Predictor”. ¡Qué alivio!
Y seguimos resoplando en la grada y seguimos con la racha y la borrachera de puntos en la pista, hasta llegar a un parcial de 23-0. La alegría volvió entre los jugadores. Hasta que no restaron 2:50 para el final, ellos no consiguieron hacer un punto en el segundo cuarto. Nosotros seguimos a lo nuestro y hasta Jorge Garbajosa consigue anotar triples. Al descanso 40-32 y buenas sensaciones. ¡Pero si hasta hoy me paro a ver las actuaciones de las cheerleaders!
Segunda parte. La defensa sigue muy fuerte, con toda la voluntad y cada vez mejor conexión. “Alley-oop” de Gasol unido a errores en el tiro de Garbajosa o Navarro. Da igual, si de lo que se trata es de conseguir la comodidad y las sensaciones de siempre, que sigan tirando hasta que las recuperen. Lo que no entiendo es la locura lituana de circulación de balón y decisiones erróneas. Tienen un base, Kalnietis. Nadie más. Sin embargo lo hizo bien en la primera parte y debe ser el único que pudiera frenar esta paranoia. Allá ellos.
Me gusta una acción en la que, con el juego parado, Navarro se encamina hasta la canasta contraria, para hacer un mate. Jugueteando en la canasta del parque, la alegría que da jugar a esto cuando estás contento. Y eso se hizo extensible a casi todos. Tras las buenas acciones defensivas, Ricky Rubio pudo correr y repartir el balón sin perderlo, como ha hecho hasta llegar aquí. Pau Gasol quiso ser el dominador en los aros y lo consiguió. Se anotaban triples y tirando de cinematografía bizarra, los lituanos se convirtieron en cenizas ante nuestros ojos como en “Kung Fu y los siete vampiros de oro”. No fueron de oro, pero se desintegraron ante nuestra presencia. Con razón Kurtinaitis no quiso hablar ayer.
El partido finalizó con 84-70. ¿Sensaciones? Hubiesen sido mucho mejores si lo logramos frente a Polonia, por ejemplo. Lituania estaba tan tocado como nosotros. Por eso debemos ser cautos. Sin embargo se consiguió creer que es posible hacerlo bien. Es posible DIVERTIRSE jugando. Hoy había sistemas a ejecutar y calidad a demostrar al margen de guiones. Y ambos han salido por momentos. Se apretaron los dientes por nosotros mismos, por combatir contra el lado oscuro de estos jugadores, no por un rival. Se mantuvo la concentración y jugadores con lastres importantes, sintieron el acierto rodando por las yemas de sus dedos. Esta debe ser la base para que en los momentos que no haya tino, no vuelvan los fantasmas, sino que se piense que incluso ahí, la diversión está adherida a este juego; no hay que crearla cuando se corren contragolpes tan solo.
Descanso del Polonia-Eslovenia: 29-31 para Polonia, que sin anotar ni un tiro exterior exceptuando los primeros minutos (3/13 en triples) a base de garra y pundonor, están en partido. El público está entregado. ¡Qué bonito es este deporte en ambientes así!
Pues pasado mañana nos lo encontraremos. Que la victoria que nos de el billete a cuartos es Polonia, no la de hoy. Que las sensaciones positivas se multipliquen y a partir de ahí, que los chavales jueguen. A partir de ahí, lo que venga, será bien avenido.

 

Comentarios

Ayer se mejoró la imagen.

1. Supimos leer la actuación arbitral ¡después de 4 partidos! y por fin repartimos nosotros también
2. Tuvimos 5 minutos de esos que todos esperábamos. De esos ataques rápidos y un tanto anárquicos que tan bien nos funcionaron en otras ocasiones.
3.

Pero...

1. Gasol no está metido en los partidos. Tan pronto hace una jugada impresionante por su calidad como hace augas en la defensa, particularmente en los pick and rolls, así como en pequeños despistes que cuestan canastas o situaciones peligrosas. Parece que a veces le cueste moverse y se queda mirando.
2. El ataque estático sigue sin ser fluido. A veces que se puede meter el balón dentro, no se mete, y otras se fuerza demasiado y se pierde.
3. Por muy reboteadora que sea España en números, a veces parece que coger un rebote nos cuesta un mundo. Un poco más de concentración y trabajo en grupo.

Así que toca entrar en los últimos minutos con una renta suficiente que los árbitros no nos puedan echar abajo. Seguramente en este partido los árbitros sean igual de poco estrictos con Polonia pero bastante más estrictos con nosotros (al menos más que en este partido contra Lituania). Pero quien pierda se queda fuera, así que habrá que tener un poco de cabeza... y esto va por Rudy, que anda demasiado acelerado en todos los sentidos...

Estoy disfrutando muchísimo de tus "crónicas polacas", Antonio. Mejores y más descriptivas que cualquier otra cosa que hayamos podido leer desde allí. Un fuerte abrazo...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar