El secreto para ser un gran tirador

Solapas principales

 

Durante mi carrera, muchas personas me preguntaban cómo pude llegar a ser un buen tirador. –“Oye, Andy ¿naciste siendo un buen tirador?"-. Ese tipo de preguntas siempre me hacían sonreír. La respuesta era simplemente "¡¡NO!!".

Estoy seguro que hay una cierta cantidad de talento que viene de Dios, pero la mayoría de los buenos tiradores se han hecho así mismos por el sudor, el trabajo y miles de horas de repetición de ejercicios relacionados con el tiro.

Cuando yo tenía unos 15 años, mi entrenador de High School en Twin Falls (Idaho), me decía, "Andy, si quieres ser un jugador de nivel universitario vas a tener que pagar un precio". Para mí, esto significaba que tenía que dejar de jugar al béisbol y concentrar mis esfuerzos en mejorar en el basket. Ese entrenador, era John Astorquia –su apodo era "The Senator"- , y decía sobre mí que "Andy es el primer jugador que he entrenado que quería estar trabajando en el pabellón más horas que yo". Estoy muy agradecido por el tiempo que ese entrenador me dedicaba. También por sus consejos y ayuda, todo me ayudó muchísimo.

Cuando acabé el instituto recibí una oferta para jugar en la universidad de Brigham Young University de la primera división de la NCAA. En BYU habían jugado muy buenos y legendarios jugadores como el Hall of Fame Kresimir Cosic, primer internacional en ser nombrado All-America, o Danny Ainge. Allí estuve jugando de 1984 a 1990 aunque en medio estuve dos años de misión en Chile.
Después, pude jugar 11 años como profesional. Estoy seguro que esas bonitas experiencias en mi vida no hubieran podido haber pasado sin las lecciones de sacrificio y trabajo requerido que aprendí en mi época de formación en High School.

Si me preguntan por los mejores tiradores que vi, les diré que he podido jugar con y contra muchos muy talentosos como Chris Mullin, Eddie Johnson, Mitch Richmond, Drazen Petrovic, Oscar Schmidt, Jeff Hornacek, Danny Ainge, etc. Hoy en día, en mi opinión, Ray Allen me parece un gran ejemplo de lo que es un gran tirador que se ha hecho así mismo. Es un tío increíble. Todo un profesional que llega dos horas antes a casi cada partido para hacer su "regimen" de tiro. ¡¡Los buenos tiradores no nacen así!!

 

 

Comentarios

Hola Andy,

un placer leerte y aprender de un tirador como tú. Me ha sorprendido saber que jugaste contra el gran Drazen. ¿Cuándo ocurrió eso?
Un saludo

Hola Andy.Me alegro mucho saber algo de ti y aun recuerdo los buenos momentos que nos hiciste pasar en el Principe Felipe de Zaragoza con tus partidazos y buenisimos triplazos y la genial tripleta de jugadores americanos que coincidisteis para entonces en el Cai Zaragoza.Como disfrutamos con vosotros tres(Andre Turner,Ken Banister y tu)fuisteis los tres muy buenos jugadores y mejores personas.Bueno Andy,que me alegro mucho saber de ti,de que estas bien y cuidate muchisimo y que todo te vaya muy bien siempre.Un saludo desde Zaragoza(Asesino silencioso)te decian en Zaragoza porque parecia que no hacias nada en los partidos y luego en las estadisticas se veia todo lo contrario.

Fue en la liga de verano de 1990 o 1991--Drazen jubaga con Portland y you estaba con Utah. Creo que era su primera experiencia en la NBA y EEUU...la verdad es que yo no sabia quien era--le hacian muchos bloqueos y metia mucho!! Despues unos anos, entendia mucho mejor el gran talento que tenia.

Es curioso que Toolson no coincidiera en una cancha NBA con Petrovic en la temporada 1990-91. Pero sí se enfrentaron en un parquet antes, en Portland el 21 de julio de 1990, durante un triangular disputado entre los rookies y agentes libres de Blazers y Jazz, y la selección USA que preparaba el Mundial de Argentina. Andy anotó 13 tantos, pero la gran estrella fue Petrovic, con 36 puntos (32 en una exhibición entre el segundo y tercer cuarto). Fue pura casualidad, porque Toolson estuvo a punto de abandonar la concentración Jazz y acudir a Los Angeles a una liga de verano. A última hora debió sentir que en Utah tendría más futuro, y al final se ganó un hueco en una plantilla que necesitaba tiro ese verano, el de la llegada de Jeff Malone.

Repasando aquellas fechas he encontrado otros dos choques Utah-Portland. La actuación previa de Petrovic molestó a los Jazz, y unos días después Blue Edwards y él llegaron a las manos en la liga de verano de Utah, una Rocky Mountain Review que volvían a albergar después de varios años. En un partido muy duro, con Sloan y Adelman diciéndose de todo, Toolson perdió una lentilla en una de las refriegas. Ambos conjuntos se verían otra vez las caras al final del torneo, ya con los ánimos más templados y sin nada en juego.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar