Aleix Duran o la maltratada profesión del entrenador profesional

Solapas principales

 

Si quieres ser entrenador profesional debes tener una dedicación del 100%, debes estar preparado para hacer las maletas hacia cualquier parte del mundo y debes saber convivir con la soledad y la incerteza. Debes controlar tu entorno, todo tu entorno. Directivos, segundos entrenadores, delegados, cantera, afición, prensa y, claro, jugadores. Como flojees en algo… puedes caer y si no aprendes rápido, desaparecer para siempre. No valía. Así de injusto. Vaya jungla.

El 18 de febrero de 2007 el desaparecido pero aún querido Manel Comas concedía una rueda de prensa que provocaría su cese como técnico del entonces Caja San Fernando de Sevilla que participaba en la Liga ACB. Refiriéndose a su pívot, Demetrius Alexander, espetó que "es un NAF. ¿Queréis que os traduzca NAF? Significa 'Negro Atlético Fraudulento', y de mí no se va a reír más". Manel me confesó en su momento que nunca debió haber asistido a aquella rueda de prensa. Su madre había fallecido hacía muy poco y no estaba preparado emocionalmente. Como era un ‘echao palante’ fue.
 

 

La formas y el contenido poco o nada tuvieron que ver con la rueda de prensa de Aleix Duran, -ex entrenador de ICL Manresa, que durante toda la pasada temporada regular de la LEB Oro, además de doce años en la capital del Bages como entrenador ayudante-, no obstante el efecto fue el mismo: su destitución. Finalmente la jugada le salió redonda al ICL Manresa, aunque no faltó sufrimiento ante el Leyma Coruña y Melilla, ascendió a la Liga Endesa y la afición más volcada con su nuevo entrenador, el ex verdinegro Diego Ocampo. “No me esperaba la destitución” asevera Duran en la oportuna entrevista que el periodista Óscar Merino le hizo en la radio Basketaldia.

Tras el último partido de la L.R. en el que los manresanos perdieron contra el discreto Lleida en casa, una parte del 1/3 que asistieron al Nou Congost no dudaron en gritar “Aleix, dimisión”. De fondo, la mujer de Duran llorando en el palco. Mientras, el técnico muy dolido. Rueda de prensa y Duran carga contra la afición. También pronostica unas series difíciles de superar para conseguir el ascenso con aquella actitud del público y su poca asistencia. Poco después, es despedido. Un sueño casi cumplido, una de las peores cosas que te puedan pasar en esta vida. Era la primera vez que se le daba la oportunidad para ser primer entrenador. Tropecientas horas de trabajo al carajo.

Me siento parte de la temporada pero no siento mío el ascenso”. Y es que el dolor ha sido tal que el técnico no pudo ni seguir al equipo. “He intentado aislarme bastante. Por un lado me interesaba que había hecho el equipo con el que has estado trabajando tanto tiempo pero por otra parte, evidentemente, también hace daño ver que el equipo sigue sin ti”. Duran no ha esquivado la autocrítica: “no he sabido ganarme la confianza de la gente que toma las decisiones en este club". También quiere averiguar para mejorar "¿por qué no he sabido conectar con el público. Tal vez por mi forma de ser, tranquila o luego cuando intenté pedir ayuda en aquella rueda de prensa que hice por la forma que la hice, en negativo y evidentemente me sabe mal, sobre todo, por los que estaban (aficionados en el campo) porque iba por los que no estaban” explica un alicaído Duran en el mismo medio de comunicación.

Dicen que trabaja mucho y más. Metódico. Que es un buen entrenador. Le faltó experiencia comunicando, convenciendo, negociando… acciones que parecen bastantes ajenas a una pizarra de baloncesto pero que le han dado aire a algunos entrenadores, más allá de su calidad técnica, y han podido disfrutar de más oportunidades de las que debieran haber tenido. Un país, donde se estila con frecuencia aquello de 'Más vale malo conocido que bueno por conocer'. No me cabe duda de que Duran se equivocó pero eso no significa que no pueda ser un entrenador con futuro. En breve volará a San Antonio para formar parte del equipo técnico que dirija a los Spurs en las ligas de verano de los EE.UU. Suerte para él.

Solitaria, desagradecida pero también dedicada la tarea del entrenador. Sin duda, sólo apta para aquellos que tienen un corazón a prueba de ‘golpes’.

 

Comentarios

Es muy dificil llegar a ser entrenador profesional. Lo son en ACB y alguno de LEB,la elite de la elite y triunfar en casa tampoco es facil. El caso de Aleix me parece similar al de Carles. Porque se silba a un entrenador? Los humanos somos asi , funcionamos por sensaciones. Yo me cabree bastante cuando en Miribilla se empezo a silvar a Carles , con el resultado que se vio luego, y no entendi porque se hizo. A alguno se lo he preguntado y s.c. Vi jugar a Manresa en directo ,con Aleix, y me gusto y me parecio la estructura tecnica(entrenadores,fisios,....)mas seria de LEB y pense que les iria bien ñero esos ultimos resultados de f.regular me parecieron raros y señal de que algo no iba bien. Como siempre es mas faciñ hechar a uno,aunque en el cado de Manresa salio bien. Animo a Aleix,que me parecio un entrenador muy serio, y que le sirva de experiencia.

Aleix es buena persona, un buen tipo. Pero ningún entrenador de primer nivel puede arremeter contra una afición como la de manresa, fiel, leal, que ha estado años soportando penurias deportivas. El único culpable de irse fue él, y el tiempo no sé si ha dado la razón a la dirección deportiva, pero al menos ha garantizado el ascenso, que era lo que se buscaba.

No estoy en nada de acuerdo con que un Entrenador deba controlar todo su entorno, y además, me parece un grave error por parte lo entrenadores que así lo hacen, ya que es sabido que haberlos, "hailos". Estos siempre acaban saliendo de los clubes...
Desde un Club, mi deseo es que el Entrenador se dedique, unica y exclusivamente a "controlar" todo lo concerniente con la ejecutoria baloncestística del primer equipo, sabiendo, que es una tarea extremadamente exigente a la que deseo que dedique toda su energia. No quiero que se dedique a decir como se deben comportar los vigilantes, los comerciales, los directivos, el jefe de prensa, el conductor del autobus, etc. Ademas, justificar su intromision en todas las áreas del club con el argumento que lo hace para que el equipo sea mas competitivo, es una patraña. Desde ese punto de vista, todo vale, hasta si pintamos el exteriro del pabellon de otro color porque el que tiene me trae mala suerte. El Entrenador es un especialista en una parcela muy especifica del Club, y el resto, son especialistas en otras.
Zapatero a tus zapatos, Entrenador a entrenar y Directivos a dirigir. Aleix Durán se equivoco y seguro que habrá aprendido de ello. Sólo el Presidente debe hacer reproches a la aficion, si así lo estima oportuno... Si a Durán no le gustó que gritaran su dimision, lo tiene fácil, que cambie de oficio, profesión o trabajo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar