Fantasías de(L) ayer

Solapas principales

comas_bateria.jpg

Juego de imágenes con un protagonista muy especial
Qué semana tan rara. Vi llegar una de las finales más emocionantes que yo recuerde en la historia de la ACB y, a la vez, seguí notando cómo se había ido alguien que me había marcado mucho más de lo que yo me hubiera imaginado, un tal Manel Comas Hortet
Por lo que me cuentan, Manel falleció el pasado lunes 17 de junio por la mañana en su casa, un puñado de horas antes había estado siguiendo el penúltimo partido de las finales de la Liga Endesa, es decir, estuvo pendiente del baloncesto hasta las últimas. 

Como todo el mundo, tengo varias cuentas de correo y una de ellas, la de hotmail, está bastante abandonada. Suelo revisarla una o dos veces al mes. Bien, antes de pensar en escribir estas líneas la volví a abrir. ¿Por qué? Ayer, de pronto, me acordé de un email que Manel me había enviado. Fue hace años así que tuve que bucear un ratito y... allí estaba. Concretamente fue el 13 de diciembre del 2007. El email, además de un escueto mensaje, adjuntaba un vídeo. Es una evidencia que el vídeo no había existido de nuevo para mí hasta ayer.

Decía: No vale descojonarse de mí ni de mis compañeros. Un abrazo. Manel“.

Era un vídeo de Los Britters, el grupo de música en el que él tocaba la batería. Era un concierto del 2002 y uno de los componentes y amigo suyo había encontrado el material por casualidad en youtube. Aquel 13 de diciembre, tengo la imagen de haber abierto el vídeo y sentirme medio horrorizado por su mala calidad; no se reconocía ni a Manel. Al minuto perdería la paciencia y lo cerraría. Ni miraría la duración. Ahora sé que era un corte de tan sólo 3 minutos y 15 segundos. Me diría, ya lo revisaré cuando tenga más tiempo. 

Casi 5 años después, como cuando te despiertas de un sueño -o como cuando entras, según se mire- me quiero imaginar compartiendo ese vídeo con Manel... ambos estamos en una casa cualquiera, en una sala cualquiera... delante un ordenador encendido, más allá un televisión apagada.

Me dispongo a abrir el vídeo y cuando justo voy a darle al play... ¡Zas! La fantasía se vuelve a apoderar de mí... Manel me frena y espeta algo así como “¡Pero qué haces insensato! Va a empezar el último partido de la final ¡tú estás tocao del ala! ¡Pon la primera!

"Vale, vale, coach... luego vemos el vídeo" -le contesto yo-, "pero si lo posponemos por el partido... entonces déjame que te pregunte algunas cosas mientras lo retransmiten". Yo negociaría fácilmente, ¡ni que estuviéramos en mi imaginación! Él estaría encantado de compartir baloncesto, cómo no. "¿Por qué Víctor Sada cuando llega en carrera en un medio contraataque no intenta romper como lo hace Llull?" -pregunto a lo que él responde con aquel deje tan característico: ”porque está demasiao domesticao”.

"Xavi Pascual... hace que sus equipos se sacrifiquen al 200% y, además, es un estudioso del juego, de hecho lo es más que tu colegui Pablito Laso ¿o no?" Manel sabe que intento provocarlo así que agita el bigote con “empacharse a base de vídeo y pizarra tampoco es bueno...”, -le corto, atrevimiento el mío, y añado- “¡ah, claro! Le falta la mirada del tigre de Clifford Luyk que Laso tanto aplica...” ,-ahora es él quién me corta-, “pues son unas buenas lentejas, los jugadores progresan más tiempo divirtiéndose sufriendo por ganar que sacrificándose sufriendo por ganar. Y, que conste, que son la mayoría entrenadores lo que tienen esta filosofía hoy en día”.

"No me dirás que Ante Tomic no ha mejorado respecto al año pasado", -le contraataco-, “chaval, es el precio del estilo del Real Madrid, a todos nos gusta, Pablo jugaba igual, pero los grandes las pasan canutas (en mi fantasía decía una palabrota que suena parecida, pero paso de transcribirla), a Tomic le va cojonudo (ésta... va, la dejo), en el 5 contra 5, en estático, casi siempre pasa el balón por su manos ya sea para ejecutar o para volver a sacar el balón fuera” y ahora es cuando cuelo aquello de “éste es un juego de ángulos”. ¿Qué sí Manel, pero qué carajo significa eso?

Acaba el partido, el Real Madrid es campeón de liga tras vencer al F.C. Barcelona por 79 a 71. Se levanta del sofá y dice “me alegro por Pablo, se lo merecía. Cuando llegó no lo quería ni Diós y ahora todo el mundo querría que su equipo jugara como el suyo”, entonces veo el momento para buscar un contrapunto “pero todo el mundo no tiene una plantilla con el talento de la suya” a lo que Manel me replica “no todo el mundo, pero algunos sí la tienen y casi ninguno de éstos juega a meter más que el contrario”.

Coge su abrigo y se dispone a marchar, -sí, en mi fantasía hace frío pero ya no lleva gorro- sin embargo, lo paro y le pido que cumpla con su promesa, ver aquel vídeo que me envío juntos.
No hay problema", -responde, "pero recuerda lo que te dije, no vale descojonarse". Vuelve a sentarse pero esta vez ya no diría nada más.

Y ahora el vídeo, con ustedes... Los Britters con el tema "Honey Down". Si no hacen como yo hice, esperarán hasta el minuto 2:06 que es cuando a Manel le hacen un zoom y se le aprecia perfectamente como golpea la batería sin compasión.

ZC_pkRQLN9E

Cuando acaba la grabación le pido perdón. No me descojoné, pero sí es cierto que no pude dejar escapar unas buenas risas, esas que por primera vez se me habían dibujado en la cara desde el pasado lunes 17 de junio del 2013 por la mañana.


 

Comentarios

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar