Poco impacto de los nuevos europeos en la NBA... por el momento

 

EL TRASPASO DEL VERANO

Vaya por delante que es muuuuy pronto para sacar conclusiones. Tan sólo se ha jugado, aproximadamente, un 13% de la liga regular pero me propongo apuntar algunas primeras impresiones como que a Kyrie Irving y los Celtics (9-2) no le fue nada mal el traspaso y que, sólo por rendimiento físico, Cleveland (5-6) bajó un peldaño. ¡Va chicos que habéis copado los presupuestos NBA con más de 137 millones de dólares! Qué bien vivirían con el pico de ese presupuesto en un equipo de media-alta tabla en cualquiera de las mejores ligas de Europa. Bien cierto es que rodearse de calidad pero veteranía (alguna maltrecha, léase el caso Rose) suele interpelar un rendimiento diésel, aquello de ir de menos a más. En enero, que es cuando supuestamente reaparecerá el pequeño gran hombre Isaiah Thomas tendremos la oportunidad de testear si en los Cavaliers necesitan cuatro balones, Wade también es muy del cuero, o uno.

Véamos esas piernas con tanto camino de parquet, también las de Calderón que podría estar ante el punto y final de su carrera (¿en la NBA?).

 

EL OCASO DE LOS MEJORES EUROPEOS

Lo de Dirk Nowitzki es para enmarcar, para finales del presente curso, donde su equipo ya no participará (2-10, actualmente peor balance de toda la NBA), cumplirá 40 años y aún así sigue dando batalla durante 24.5 minutos para sumar 10.5 puntos y 5.5 rebotes. Su contrato, contempla un año más.

Nuestro Pau Gasol, dos años más joven, está en un equipo MUCHO más potente. En estos primeros compases de la competición no está llegando a los 10 puntos de media en 25 minutos de juego. Pero para preocupante, lo de su compañero Tony Parker que aún no ha debutado. No hay duda de que Giannis Antetokounmpo, Kristaps Porzingis o Nikola Jokic la están liando parda y son el gran relevo. Tipos All Star. Dirk, Tony y Pau pueden dejar su legado en ellos tranquilamente pero ¿qué hay de los nuevos? 

 

POCO BRILLO DE LOS NUEVOS MEJORES TALENTOS

Haciendo referencia a los que no se han formado en los EE.UU., los problemas físicos de Milos Teodosic nos han privado, tan sólo disputó dos partidos, de ver si iba o no a despegar ya en su primera experiencia NBA. Por su parte, su compatriota Bogdan Bogdanovic apunta a un mejor futuro aunque se haya perdido el inicio de la competición con 10.7 puntos en casi 25 minutos de juego. No obstante, su equipo va a la deriba con un 2-8. Y qué decir del nº8 del Draft Frank Ntilikina y sus 4.5 puntos con un 34% en tiros de campo. Los que curioseamos por la historia, bien sabemos lo difícil que es la adaptación de los grandes talentos europeos en el puesto de ‘guard’. Petrovic lo sufrió muy mucho en sus inicios en Portland. Luego Djordjevic en la misma franquicia, Spanoulis en Houston, Rigaudeau en Dallas o el más reciente informe de Nando De Colo en los San Antonio. ¿Alguien verdaderamente valora el mérito que tuvo un Sarunas Marciulionis triunfando en la NBA de los 80 cuando los jugadores del viejo continente, ya no te explico los que tenían pasado con la extinta Unión Soviética, creaban animadversión en técnicos, jugadores e, incluso, árbitros como así indicó en su momento el propio ex jugador lituano? 
Próximo capítulo, Luka Doncic, a este no habrá quien lo minimice, siempre sabe cómo sacar ventaja.

 

¡QUIÉN LOS PILLARA!

La franquicia de la NBA que menos invierte son los Chicago Bulls con un presupuesto total de 83.6 millones de dólares. Los clubes con más presupuesto de Europa, al estilo CSKA, tienen la mitad de ese presupuesto y son pocos los que puede desembolsar una cantidad semejante. Como todos sabemos, más que nunca, se hace imposible competir económicamente con la NBA. Quién pillara a los Ekpe Udoh (14 minutos por partido en Utah), Shane Larkin (10 minutos en Boston) o Mejri (10 minutos en Dallas), por poner sólo 3 ejemplos.

Para más dificultad, la Liga de desarrollo de la NBA cada vez goza de mejores condiciones y los talentos que no caben en el roster NBA se derivan a la ya aludida G-League. Los chicos tienen contratos asegurados, algo en lo que en Europa flojeamos en muchos ocasiones (se promete pero ¿la mayoría siempre paga?), pueden jugar a lado de casa y, como se solía decir, tienen la posibilidad de recibir la tan esperada ‘call-up’ para intentar hacerse con un sitio en la franquicia NBA asociada y conseguir así un contrato garantizado o, en el caso de los que ya lo tienen, un espacio en la plantilla.

 

FLOJITOS LOS JUGADORES ESPAÑOLES

A excepción de Ricky Rubio que está en una forma excepcional (promediando más de 16 puntos  y cerca de 6 asistencias) y Marc Gasol, el resto andan por debajo de su rendimiento por una u otra razón. La tarjeta de Serge Ibaka es de 12.9 puntos y 5.4 rebotes a razón de 20 millones de dólares. Lo de Pau y Calderón ya lo comentamos mientras en lo que respecta a las grandes esperanzas de futuro, los Hernangómez, tenemos a Juancho con mononucleosis y baja indefinida, y a Willy de agita toallas en los Knicks a pesar de su gran temporada pasada como rookie. Se dice que coach Hornacek está descontento con la intensidad y defensa del madrileño en los entrenamientos y por eso le concede menos de 10 minutos por partido en favor del otomano Kanter. Por su parte, Nikola Mirotic aún no se ha recuperado de la terrible agresión de su compañero Bobby Portis y no ha podido debutar este curso. Por último, a Álex Abrines lo tenemos en 4 puntos de media y un 35% en tiros de campo.

Ánimo a todos, esto sólo ha hecho que empezar.

 

Comentarios

También es marginal el concurso de Daniel Theis, de momento, ya que cuando ha entrado en la rotación con minutos ha hecho buenos números en Boston.
Y que decir de Ante Zizic, que juega entre poco y nada en Cleveland.

Llegar a la NBA y tener un impacto real es algo al alcance de muy pocos, esto es una carrera de fondo y ahora, que el desembarco es mucho mayor, más aún.
Yo también destacaría el nivel de los novatos de este año. Los números del ROY del año pasado, Brogdon (10,2 puntos y 4,2 asistencias) hubiesen sido más que discretos en la camada de este año. De todas formas, como dices, Iñigo, habrá muchos jugadores que se integren a la NBA más adelante y, probablemente, también algunos que no se acaben adaptando tan bien como prometen

Los turcos Osman y Korkmaz, después de brillar en el Eurobasket (sobre todo el primero), son jugadores completamente marginales en sus equipos.

Este año también se han implementado los two-way contracts, que permiten a las franquicias tener dos jugadores "vinculados" directamente desde su equipo de la liga de desarrollo a su roster, armando por tanto plantillas de 15+2 jugadores. Para mí Bogdan Bogdanovic, que ya es titular en los Kings, está desplegando un juego bastante total, a falta de asumir más responsabilidad ofensiva.

Saludos!

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar