ADN anotador, capítulo IV

Solapas principales

 

Tras las entregas de ADN anotador I, ADN anotador II y ADN anotador III continuamos con la serie. Y si bien siempre se habla de que MJ23 tiene ventaja sobre Wilt por arribar casi de la mano de David Stern junto al comienzo de la globalización de la liga y eso que hoy conocemos como  internet. La verdad es que Kobe y Iverson realmente fueron los anotadores que abrieron la era 2.0 del basketball NBA.  Y que mejor muestra que su gran popularidad que contrasta con su escasa eficiencia. O eficiencia selectiva. Pues cuando de verdad querían ser eficientes... Créanme que  lo eran. Dependiendo del momento y del rival.

Pero nuestro próximo invitado en la lista. Vaya que sí no gozó de esa difusión de la liga, pero bien pudiese decirse que es el origen del ADN para los grandes contratos con las televisoras y las grandes marcas. E incluso, mucho antes que Iverson,  nos recordó cómo era llevar el juego de las calles y Rucker Park a las ligas organizadas.

 

 Welcome to The Julius The Dr. J. (6-7 y 210lb) Position: SF.

 Aunque muy pocos recuerdan a Julius Erving como un anotador. Pues os digo que él también pertenece a la lista de los 30K puntitos. Muy pocos recuerdan ese dato. Lo logró entre la ABA y  la NBA.

 Fijaos que en la ABA Julius logró tres títulos de anotación.

 Simplemente que algunos desconocen que una vez logrado el famoso traspaso de Los  New York Nets  a los Philadelphia 76ers. El general manager, Pat Williams apareció con estas palabras:

 

“Vamos a ser un equipo mejor. No necesitamos a alguien que siempre anote 30 puntos, o a un jugador que domine cada noche”.

 Y Julius casi lo tomó a broma agregando:

“Es que quieres que libre alguna noche”.

 La verdad es que un anotador nato jamás sede sus puntos (que es por lo que he excluido a Wilt). Jamás se sacrifica por el bien común a tanto extremo.

 Pero si vosotros ven todos los homenajes dados a Julius en su gira de despedida. Sólo notarán algo. Julius era un tipo  muy querido.

 

Y trajo al ADN del anotador… Lo que todos os desean… Popularidad.

   Como diría Elvis:

“Los valores son como las huellas de los dedos. Nadie tiene los mismos, pero los dejan en todas las cosas que hacen”.

 Y así, con esas palabras del Rey. Se puede resumir la carrera del Dr. J. (ver aquí una de las jugadas más bellas de la historia protagonizada por él)

  Julius figura en esta lista porque trajo al mundo de baloncesto algo que ni Chamberlain logró...

La atención de las grandes cadenas de televisión y de las mejores marcas.

 

-Por algo de los 100 puntos de Wilt sólo existe una transmisión de radio.-

 El Dr. J., logró trasladar toda aquella atención recibida en su patio de   Long Island. Y, recibida en verano cuando frecuentaba los principales parques de Manhattan y del mismísimo Rucker Park. Al baloncesto profesional.

 Hasta los cuerpos policiales llegaron a manifestar que:

 

“Cuando Julius venía a jugar, hasta los índices de delincuencia descendían”.

 Alguna vez J. Erving llegó a declarar que:

“Nunca me sentí mejor que cuando el aliento del vecindario se agolpaba sobre nosotros y la cancha se hacía pequeña. Eso no me lo proporcionó ni la ABA ni la NBA. Era… ser libre”.

 Y es que el Dr., fue y es lo más parecido a un concierto de Elvis.

“Aprendí lo importante que es entretener a la gente y darles una razón para que vengan y te vean tocar”.

 Y todos, pero todos, querían ver al Dr. J., operar.

 Pues como  alguna vez se dijo:

“Convirtió un juego horizontal en VERTICAL”.

 Si bien The Dr. J. No alcanzó los mismos galones de la ABA en la NBA. Os digo que era realmente porque siempre en Las Finales, o en camino a ellas,  enfrentaba a un equipo de mayor calidad. Claro está… A excepción de Los  Portland Trail Blazers de Bill Walton, que pescaron en rio revuelto,  luego de la pelea entre Darryl  Dawkins y Maurice Lucas.

 Pero del resto, hasta la llegada de Moses Malone, siempre el escenario en que se movió Julius en la NBA fue como alguna vez nos los expresó el Rey:

 

“Lo único peor de ver una película mala es estar en una”…Elvis Presley.

 Os digo que El Dr. J.  No contaba con el mismo acompañamiento de Magic y Kareem o de Bird en sus Celtics.

 Y aun con ello. Realmente toda la atención mediática que reciben hoy las  estrellas de la liga, y en especial los anotadores es gracias en principio a Julius.  Y por eso es uno de nuestros más ilustres invitados en este post. Es decir, The Dr. Julius les dio a los anotadores esa aura de Superestrella. Con su estilo,  tanto dentro o fuera de la duela.

 Incluso ese ritual de mostrar su  look y outfit tipo pasarela; que vemos en la indumentaria de  Westbrook, Harden, Lebron y compañía, cuando arriban a los pabellones y los siguen todas las cámaras; lo popularizó Julius en sus días.

 Tanto impacto mediático trajo Julius al basketball que fue también el primero en disfrutar  los sabores de los contratos con las grandes marcas. Y fue él una de las primeras piedras angulares para toda la industria que se mueve hoy  en el mundo de las consolas dedicadas al baloncesto (lo cual veremos en el delicioso post de Consolas y Baloncesto que os he prometido).

 

 Casualmente con el Dr. J. llegamos a otro anotador endemoniado. Uno que por simple atajos de la burocracia llegó hasta a compartir dos juegos al lado de Julius.

 Antes de decir su nombre, os pido que piensen en cuantos jugadores habrán pasado por la NBA. Cuantos al menos pudieron saborear ser un jugador de elite en la mejor liga del planeta.

 Ahora quiero que piensen en lo mismo… Pero en la NCAA. Donde pasan miles y miles más (que en la NBA), y que donde muchos miles más,  no consiguen seducir a ninguna franquicia de la liga.

 

-Creo que es incalculable esa ecuación.-

 Pues preparaos y  fijaos que mi próximo invitado es uno que sin importar ninguno de los demás invitados en esta lista. Posee el record del más alto promedio de puntos en la NCAA. Y por ello el número en su jersey fue el # 44. Su nombre:

 

 Pete Maravich (6-5 y 197lb) Posición: Un escolta, no equivocáis.

 Alguna vez se dijo que Earl Monroe:

“hacía en suelo todo lo que hacía Julius en el aire”.

 Pues yo os digo que será que no se detuvieron a ver a Pete.

 

Porque la naturalidad y espectacularidad que  Julius desbordaba iba seguida muy de cerca por tierra,  y en los mismos tiempos, por los que nos brindaba cada noche  Maravich.

 

 -Poco sé de la línea del tiempo musical y que tanto habrá coincidido Elvis Presley con Los Beatles. Pero sí os cuento que aquel tío (Pete) fácil pasaría por el quinto elemento de Los de Liverpool. Tanto por  su estilo en la duela (un espectáculo) como por su peinado e indumentaria fuera de ella.-

 Pete fue otro tío que le valió madre la efectividad, su principal atracción era su fantasía. Tal vez sea el primer gran anotador que pensó en beneficiarse noche a noche,  de toda la atención defensiva que recibía para poder descargar hacia sus compañeros. Y aunque Oscar dejó mejores registros en asistencias. Nunca rozó la fantasía del manejo de la bola que nos dejó Pete.

 Sus 44 puntos por juego en la NCAA,  y jugando sus 4 años, sólo es un indicativo que esas casi seis asistencias que dejó de promedio en la NBA,  al final de cada temporada les pasaban la factura en su plano anotador. Pero al no poder volar por los aires como el Dr. J…   Bien valían la pena para montar su show.

“Música Rock & Roll, si te gusta, si la sientes, no puedes hacer más que moverte a su ritmo. Es lo que me pasa. No puedo evitarlo”… Elvis Presley.

 Así tal cual se sentiría Pete. Una vez que llegaba y veía toda la atención que recibía de los medios. Pues al igual que Jerry West. Era muy bueno y muy “blanco”.

-Ser blanco  y además  muy bueno, siempre ha sido y será un imán de los medios en Norteamérica.-

 A veces creo que cada tarde de aquellos días,  Dios se sentaba a ver cada jugada de estos dos tíos. De Julius y de Pete.

 Y como que un día  Dios se preguntó a sí mismo. ¿Y se permito  que estos dos unan sus talentos. Qué pasaría?

 Pues muy cerca estuvo en el verano del 72.

 Cuando Julius,  un tío con mentalidad anotadora como lo era en la ABA. Dejó la siguiente declaración, que es muy común entre  los anotadores:

 

No estoy siendo bien pagado. Estoy dispuesto a esperar a ver qué ocurre en el Draft de la NBA”.

 Y el 11 de abril de 1972. A un paso de celebrarse Las Finales de Conferencia en la ABA, pasó que:

 Atlanta Hawks anunciaba la contratación de Julius para complementar lo que sería  el dúo más espectacular de la historia junto a Pete Maravich. Pero Los Milwaukee Bucks, también habían elegido en aquel Draft a Julius con la intención de formar el Big Three más dominante de la historia junto a   Lew Alcindor y Oscar Robertson. Y por otro lado, Julius había introducido  una demanda en un tribunal de Brooklyn para zafarse de su contrato con Los Virginia Squires en la ABA. En fin, demandas iban y venían de cualquier lado.

 Sólo que como os dije: Julius era quien decía todo aquellos días. O fue que Dios sólo quiso hacer su propia voluntad. Y decidió probarlo un par de juegos con Pete en aquellos Hawks.

 Así que el 23/09 Julius se viste con el jersey # 54 de los Hawks para poner 42 puntitos y 18 rebotes. Suficientes para que Dios recapacitara sobre que era una locura juntarlo con Pete.

 No se si tal vez el mundo se quedaría sin milagros, pues  Dios estaría muy entretenido con 82 juegos de este par. Y por ello fue que de pronto   un juez falla en favor de los Squires. Y Julius debió regresar a la ABA.

“Solíamos quedarnos después de entrenar y jugar un uno contra uno. Aprendí mucho de él”.

Diría Julius sobre Pete.

 Os dejo un dato que estoy seguro que os partirá la imaginación y saldrán a fundamentar:

 Pues como que Dios es travieso y os dejó a Julius jugar otro game con los Atlanta Hawks, antes de partir.         Pero esa historia queda de vosotros descubrirla y ver en que quedó todo aquello.

 Cabe destacar que Dios cual electricista siguió testeando con Pete y en la temporada 79-80,  lo probó ahora con otro ilustre. Esta vez lo colocó por 26 juegos para ejercer como “mentor” a otro tío que  bien estuve tentado a incluir en la lista, sólo que al final creo que  encaja más en la mentalidad de un competidor que la de un anotador. Su nombre: Larry Bird.

-Os digo brevemente que Larry cuando quería anotar, anotaba. Sólo que al estar en una plantilla ganadora debió mantener la armonía. Y amén de su rivalidad con Magic Johnson prefirió dedicarse a luchar por el título aquella década de los 80´s.-

 Y siendo Bird recordado por muchos como  el “único blanco que jugó como los afroamericanos”. Es bueno traer a  nuestra lista; a otro blanco que sin duda tiene con qué objetar ese calificativo.  Pues alguna vez se dijo:

“Fue Larry Bird antes de que existiera Larry Bird. Un Picasso, un Mozart”.

  Imaginen lo difícil que es conseguir a un tío de piel oscura que ostente haber sido el líder anotador de la NCAA, la ABA y la NBA. Ahora imaginen lo difícil que es (más aun) conseguir uno que sea  blanco. Pues os cuento que existe. Y no es negro es  blanco, muy  blanco. Su nombre:

 

 Rick Barry (6-7 y 205lb) Posición: SF.

 Y es que Rick Barry recogió pronto el testigo de Elgin Baylor (quien aún estaba activo). Pues aunque muchos lo incluyen en listas junto a Stephen Curry, Jerry West y  Larry Bird como uno de los mejores tiradores de la historia. La purita verdad es que Barry jamás (al igual que Baylor) dejó % de campo igual o superior al 50 % (jugando un mínimo de 50 juegos).

 Pero ello no le impidió poner todos los puntos  habidos y por haber para la época.

 

 A Barry lo incluyo en nuestra lista de anotadores no sólo por ostentar tres cetros en las tres ligas más importantes del baloncesto americano. Sino por ser el primero en “arrebatar” en la 66-67 del liderato de anotación,  nada más y nada menos que a Wilt Chamberlain y compañía. Y ¡Ojo! Que era un Wilt de 29 años, aun en sus prime.

 Pero ya Chamberlain al ver aquel muro infranqueable, llamado Boston Celtics, miraba con buenos ojos buscar otros objetivos para distraerse. Y fue en esa temporada en que hizo su test piloto de asistencias,  para quedar tercero en la liga (en su promedio), en ese apartado del juego. Por lo que ese test le valió a Wilt para que el año siguiente se convirtiera en el líder en asistencias totales de la liga (pero ¡Ojo! Que fue Oscar Robertson el líder en asistencias por juego).

 

 Me agrada este capítulo de Barry,  pues año tras años tíos como el mismo Oscar, Jerry West,  Elgin Baylor y hasta el mismo Bob Pettit lucharon en gran medida por lograr el título anotador que ostentaba siempre Wilt. Y al cederlo Wilt, salió este tío caucásico llamado Rick,  a arrebatárselos a ellos más que al mismo Chamberlain.

Y esa es la naturaleza de un anotador. Aprovechar cada espacio. Cada oportunidad.

Bien lo definiría un bocazas como Charles Barkley:

“El basketball es un juego simple. Sólo se trata de pasar al que esté abierto, si te dan espacios llegas al aro y si te dejan solo... Tiras”

 Y pocos saben que Barry fue tal vez el primer tío  en darse cuenta de ello. Pues fue uno de los primeros bocetos de  ese alero all- around.

 Si bien es cierto que Baylor ponía puntos y muchos rebotes. Barry fue el primero como alero en mirar con agrado irse a las 5 o 6 asistencias,  ante tanta atención que recibía por sus dotes anotadores. Y ¡Ojo! Que a ello le sumaba, que aparte, era un gran ladrón. Tanto que en la 74-75, ya con 30 años, Rick quedó  líder en robos (recordar que solo un año antes comenzaron a contabilizar ese apartado).

 

 -Por cierto que siempre que nombro a Barry aprovecho para aclarar que el cobro de libres al estilo cuchara o Spoon Shot. No es una patente de Barry. El mismo George Mikan ya lo utilizaba 22 años antes.

 Pero si fue Barry quien lo utilizó de por vida. Decía que era una manera de "descansar" y  "relajar" sus brazos.

 Incluso en el manga y anime Slam Dunk el protagonista de la serie Hanamichi Sakuragi, tiene un capitulo donde herbola la supuesta postura de Barry para cobrar los libres. En fin. Ceo que diga lo que diga yo. Siempre adjudicarán ese estilo a Rick… Es luchar contra la corriente.-

 

 Pero escuchadme bien, Barry no tuvo más   galones de los que muestra su palmarés por otra razón. Misma  por la que lo he invitado a esta lista:

Tal vez sea el primer jugador que la prensa comenzó a odiar. Y a sacar de contexto cada una de sus declaraciones. Como se llegó a decir: Era muy  “polémico”.

¿O no es lo que sucede hoy en día con cualquier twitter que guinda alguna de las estrellas?

“No tiene diplomacia. Si lo enviamos a la ONU, empezaría la III Guerra Mundial”… Mike Dunleavy padre.

“Siempre te miraba por encima del hombro, como con mala actitud”…Robert  Parish.

“Hasta sus compañeros le detestaban. Nunca encontrarás jugadores hablando sobre los buenos tiempos con Rick porque no existieron”… Ken Macker, ejecutivo de los Warriors para aquellos días.

 Nunca se han preguntado cómo es que Jerry West, Larry  Bird y Pete Maravich entran en todas las conversaciones referidas a su piel  blanca ligada al baloncesto. Pero un tío como Barry que nos dejó hasta 4 temporadas sobre los 30 puntos, incluyendo una de 35,6(solo Baylor, Wilt, Michael y Kobe saben algo  de eso) nunca se le da tal mérito.

 

 -Es Rick el líder en ppg. En Finales con 36. Claro Barry  no jugó tantas Finales; pero es u buen dato. ¿O no?-

 

 Es un cuento bien largo lo de Barry, pero bien Franklin Mieuli, dueño de los Warriors aquellos días. Y quien era  productor de radio y televisión; y la cara visible de la prensa deportiva en el norte de California. Tuvo mucho que ver(os dejo de Homework investigar todo ese contexto).

 

 En fin,  Barry con una boca más moderada y un rival menos mediático a Mieuli. Fácil le discutiría a al mismísimo Julius Erving ser la cara de la ABA. Pues en su primer año con aquellos Oakland Oaks,   Rick alcanzó el campeonato.

 Y un par de años después el mismo Barry jugando para los Nets de New York se encargó con 43 puntos de forzar un séptimo juego ante los Virginia Squires del Dr. J. Enviándolos luego a casa en el game 7 decisivo.

 

 -Dato curioso es que Barry jugó una temporada utilizando un bisoñé (os dejo para homework investigar cuál de ellas fue).

  Y otro dato curioso es que Rick fue el segundo tío en la historia de la liga (NBA)  en anotar un triple. Ya jugando con los Rockets de Houston. Y como regalo os digo que al no poder utilizar su jersey # 24 por ser este de Moses Malone. Pidió permiso a la liga para utilizar en los juegos en casa el,  #2 y en los juegos de la carretera el, #4.

Y eso sin duda solo se lo conceden a una superestrella.-

 

 Otro dato mucho más curioso es que Reggie Miller dejó la misma cantidad de puntos (25.279) que el buen Rick. Claro Barry no disputó un solo minuto ni en la ABA ni en la NBA en la 67-68 por temas legales con sus contratos.

 Y es allí en  donde radica la contribución de Barry al baloncesto en general y a la cotización del talento para anotar.

 

 Alguna vez vosotros ha pensado: ¿Que sería de un anotador si su equipo no tuviera siempre latente el riesgo de perderlo en el mercado?

¿Si no tuviera siempre a la mano algo como la Agencia Libre?

Pues que Barry prefiriere quedarse un año fuera del juego, antes de que lo obligaran a jugar. Fue la primera piedra angular para lo que conocemos hoy como la Free Agency.

 Y más aún. Si Barry no fuese  firmado con un equipo de la ABA jamás la carrera de Dr. J fuera iniciado en aquella liga. Rick  fue el puente para iniciar la guerra de los salarios entre las dos ligas. Por ello cuando todos escuchamos aquella vez a  Lebron James decir:

 

“He decidido llevar mi talento a South Beach”.

 Os digo que no hubiese sucedido de no ser por  la “arrogancia” de Rick Barry.

 Es que Rick tiene argumentos suficientes para justificar su inclusión en cualquier lista de anotadores de siempre. Más allá de solo ser un tío blanco que ponía 30 puntos.

 

 Hablando más de ABA… Nos llega:

 

 George Gervin (6-7 y 180lb) Posición: Escolta-Alero.

 Iceman fue un tío que sí no guardó reparos para anotar. Y  fue otro, con quien Dios también comenzó a testar en su bagaje.

 

-Si os digo la verdad. Tal vez sea uno de los tíos más bendecido del baloncesto-.

 

 Pues en su primer año en la ABA, George con  los Virginia Squires vivió de primera mano todo el revuelo y desastre que causaba Julius Erving en aquellos días.   Y luego ya al final de su carrera (la de Gervin) en la 84-85, con Los Bulls, se sentó en primera fila a disfrutar y ver como un Joven y aéreo Michael Jordan recibía el testigo del Dr. J;  para tomar por asalto la NBA.

 

 Pero sin duda Gervin tiene también sus propios galones para aparecer en este post. Sus cuatros títulos de anotación son tickets suficientes para sentarse en esta  mesa.

  Y más allá de esos  títulos anotadores figura en esta lista por ser el primeo en poseer ese ADN de mirar y ver a su alrededor… Qué demonios estaban  haciendo los otros anotadores. Pues lo que era de él nadie se lo arrebataría:

 Pues Ice alguna vez anotó 63 puntos en el último partido de la liga regular,  para así sobre-pasar a David Thompson como máximo anotador de la temporada por tan solo 0,06 centésimas de punto (27,21 puntos por partido por los 27,15 de Thompson). Algo que repetirían años más tarde, en los juegos de  finales de la temporada otros tíos; en busca de ser el líder anotador de la temporada. Entre los cuales podemos mencionar: Dantley vs Nique, David Robinson vs Shaquille O’Neal, y muchos más.

Fijaos que hasta aquel record de  37 puntos en un cuarto (ante Sacramento Kings),  de otro Thompson pero de nombre Klay. Fueron los 33 puntos de Gervin logrados en un solo cuarto (por allá en la 77-78);   la línea a batir y vigente en cinco décadas distintas. ¡Imaginaos!

 Otro detalle de Gervin es que aun ya siendo un “hombre viejo” hoy en día sigue siendo bien competitivo. Y siempre que puede deja caer:

“Que él no tuvo los mismos tiros que otros anotadores”.

-Y así justifica la razón por lo cual no pasó de los 30K puntos.-

-Como buen anotador. Deja claro que él merece sentarse en cualquier  mesa.-

 

 Gervin sabe y defiende su legado de casi 27 mil puntos. Siempre hace ver que tuvo 6 temporadas sobre .500 en %  desde la duela. Y casi toda su carrera por encima de .450.

 Y siempre se asegura de dejar a la especulación. Qué hubiese pasado de disponer de los mismos tiros de tíos como Mike o Kobe.

 Pero fijaos en algo. Cuando  Maravich se hizo un bostoniano.  Siendo el competidor que fue Larry  Bird, no creo que no haya sacado alguna buena conversación de tiros con Pete.  Tal vez jugaron un Horse (muy de moda en los 70´s y 80´s),  y mucho más. Debió Bird tal vez también tomar  alguna nota de este (no me cabe duda), del arte de pasar la bola. Pues su rival por excelencia (Magic) es considerado el mejor pasador de la historia.

Estoy seguro que Larry no desperdició la oportunidad de aprender algo de Pete.

 De igual manera la misma historia de pases de notas o cambio de cromos entre  Pete y Larry nos enlaza con la, de para muchos… El mejor anotador-competidor de la historia… Su Majestad del Aire.

 Pues os aseguro que, así fuera en secreto,  este tomó buenas notas de aquel “hombre viejo” llamado George Gervin.


 

Michael Jordan (6-6 y 195lb) Posición: Escolta.

 -Muy poco trato de escribir de MJ23. Pues creo que tal vez no queda mucho por decir, pero sí por aclarar. Hay muchas fabulas, historias y mitos; mal contados o contados a conveniencia.-

 Bien es cierto que Elvis dividió la historia del Rock and Roll en Antes de, y Después de.  Pues como él mismo dijo:

“He llegado demasiado lejos y no sé cómo volver”.

 Y Michael no escapa de la misma realidad que Elvis. Con el agregado que Mike no sólo dividió la historia del Baloncesto. Sino que también dividió la historia del deporte, de las marcas, de las zapas,  de la comercialización… De los atletas.

Aquel: “Be Like Mike”.  Transcendió más allá de la duela; como vosotros bien saben.

 Pero mejor hablemos del legado como Scorer que nos dejó Michael…

Comencemos cual reloj agotándose:

“5, 4, 3, 2, 1…”

 En aquella temporada Rookie de Michael, el campeón anotador de la liga fue Bernard King. Quien promedió 32,90 ppg. en  23,7 intentos al aro. Aquel rookie llamado Mike (para aquellos días) promedio 28,2 puntos en solo 19,80 intentos. -Sacaos sus cálculos vosotros mismos-.

Atención a lo siguiente:

 La siguiente temporada en que Jordan cae lesionado luego de tres encuentros. Ya había arribado un George Gervin con apenas 33 años a Los Bulls.

 Así que a MJ23 se le presentó la oportunidad de ver y estudiar de primera mano  (secretamente según) por 64 juegos (Jordan luego jugó 15 juegos antes de los Play-Off)  a un tío que fue cuatro veces Campeón Anotador de la Liga como lo era Iceman. -Y quien por cierto  compartió vestuario con uno de sus ídolos, como lo fue Julius Erving para MJ23.-

 

 ¿Vosotros de verdad pensáis,  que con lo competitivo de Mike (al igual que Bird)  desaprovechó indagar en la mente y estilo de un tío como Gervin. Tal vez descubrir como un Ice, -por lejos  menos atlético que el Dr. J. y con menos habilidades que él (que Mike).- se las arregló para poner casi 27 mil puntos y alzarse con 4 títulos de anotación?

 -No sé ustedes. Pero cualquier mortal en la tierra aprovecharía tal ocasión de aprender, así sea “a escondidas”,  de aquella situación; mientras se recuperaba de su lesión.-

 Y es que luego de aquella  supuesta “confabulación” de Gervin con Isiah Thomas para fastidiar al rookie debutante en el All-Star, de nombre MJ23. Todo se ha salido de contexto y fabulas van,  y, vienen.

 

Aquello del AS es lo que siempre se recuerda entre ICE y AIR.
 Pero incluso alguna vez vi un vídeo en donde MJ le hace una entrevista a Gervin  jugando entre ellos dos un One on One en 1988. ¡Muy buena por cierto!

 

¿Si vosotros tenéis mala sangre con algún tío, os van a entrevistar y a pedir consejo en alguna entrevista a este?

 

-Y hay otra entrevista de Michael  con Elvyn Hayes, quien es el que  le enseña el fade a Mike (homework).-


 Fijaos que en aquel AS del 85. Le preguntaron a Gervin:

¿Cómo hará para parar a MJ23?


Y George contestó jocosamente al periodista:

"Estás equivocado del locker-room, anda  y pregúntale al rookie. Qué hará él (Michael)  para detener a ICE".


 Incluso ICE ha declarado que es un súper fan de las zapas de MJ. Ha declarado que su closet tiene todos los modelos. Y que sus preferidas son las de Golf. Y una vez le dijo a un periodista que si lo veía (a Mike)  os dijera que le mandara algunas más.

 Y es que George nunca le ha dado el valor polémico a su relación con Michael. Y claro que tampoco ha dicho que MJ23 le preguntara algo cuando estuvo en aquellos Bulls. Pero sí ha afirmado que Mike evaluaba mucho su juego en constante  silencio.
 De hecho alguna vez declaró que fue él quien  le recomendó trabajar su izquierda, pues en aquel AS únicamente con taparle la derecha tuvo. -Mike se fue de 9-2 en la duela con solo 7 puntos.-


 Y siempre leo y escucho por allí  de que Mike le llamó “Hombre viejo”  a Iceman.

 Pues os digo que aquello  de "viejo" fue un día que Gervin le puso 45 puntitos  a Dallas Mavericks,   y Mike os dijo a Ice:

 

" ¿Que pasó hombre viejo, estás cansado?”

A lo que Gervin respondió:

"No chico joven, sólo te mostraba lo que yo solía hacer".
-(Imaginaos aquel momento). Dos bestias.-


 Hasta alguna vez Gervin declaró que MJ23 en práctica era peor que el mismísimo demonio.  Que no bajaba las revoluciones. Y en una bandeja Gervin se sintió out. Y Michael (muy atento) le sugirió:

“Ve y siéntate allá”.

 Gervin luego declaró que fue el mismo MJ, aquel día, quien de verdad le mostró; que ya sus mejores tiempos se habían ido. Y públicamente siempre se lo ha agradecido. -Entre risas claro-.

-Por cierto que lo de viejo es una mera  expresión entre jugadores.
De hecho el mismo Kobe llamaba a MJ23 "Viejo",  le decía:

"Aun te ves bien viejo".

                                                                            -Ya MJ23 era un Wizards.-
 

 Y claro que al principio quedaba aquello del AS. 
Pero os invito a ver a Gervin en el banquillo cuando MJ23 le puso 63 a Boston. Notarán a un Gervin muy feliz por aquel chaval.

 Por cierto que hablando de anotaciones y anotadores. Hace poco tiempo vimos a un chaval como Devin Booker decir que:

¿Qué podía hacer Jordan que yo no pueda? “Jordan nunca metió 70 puntos en Boston”.

 Y no es primera vez que escucho algo parecido. Incluso cuando Kobe puso los 81 en Toronto sucedieron cosas parecidas. Pero la verdad es que Los Boston a quien Booker le puso 70 puntos,  si bien es cierto que llegaron a la Final en una muy débil Conferencia del Este aquel año. Quedaron en el puesto 13 cuando hablamos de defensa.

 Y aquellos 81 de Kobe fueron ante unos Raptors,  que eran la segunda peor defensa de la liga.

 Solo os diré que los 63 puntos de Michael Jordan en la 85-86 (y en play-off), aparte de ser el record a batir en postemporada,  fueron ante el equipo que a la postre quedaría campeón. Los Boston Celtics de Larry Bird. Por cierto,  unos de los 5 mejores equipos de la historia, según los “especialistas”.

 Y aquellos Celtics de la 85-86 eran (y por favor lean detenidamente)…

 

La mejor defensa de la liga.

 

 Todavía recuerdo a un tío con nueve designaciones al Defensive-Team, como lo es Dennis Johnson (por algo alguna vez le cambió  a Magic Johnson su mote a: Tragic Johnson) decir sobre Michael Jordan  a su coach (K. C. Jones)  aquel día:

“No lo puedo detener, no Hoy. Nadie puede”.

 -Por cierto que de haber existido la regla de tres tiros libres (en vez de dos) a quien recibía falta en la línea  de tres puntos. Michael fuese tenido un tiro más en los libres, en aquel juego, luego de aquella falta de Kevin McHale. Y tal vez no hubiesen existido aquellos 63 puntos de MJ23.  Pues solo con dos que le permitieron cobrar se fueron al overtime-.

 Bueno,  como sea. La invitación es a ir y revisar cuantas veces llegó MJ23 al tercer cuarto con 50 o 55 puntos. Y  Phil u otro coach lo sentó, pues el juego ya estaba decidido.

 Os adelanto que el 26/02/1987 vs los Nets. Doug Collins sienta a  Mike quien solo jugó 37 minutos y ya tenía 58 puntos. Es decir, un poco más que  todo el último cuarto por delante.

 

 Y en miles de historias anotadoras de Mike, como la anterior, radica aquel efecto (tácito) de Gervin. Bien lo notamos (los que queremos verlo) en los 10 títulos de anotador de Michael. Pues “tal vez” sin la presencia en directo de Ice, de aquella temporada con Los Bulls. Fuéramos tenidos a un Michael conformado sólo  con un par de títulos de anotación. Y con su juego transformado, en procura de obtener un anillo de Campeón lo antes posible… Cual Lebron… Cual Kobe… Cual KD...

 Y os dejo un datazo:

Luego de compartir experiencia con ICE.  Mike nunca bajó de 20 tiros por encuentro. Y casualmente de eso, (de no tirar un poco más, siendo tan eficiente) es  lo que siempre se lamenta Gervin.

¿No es como mucha coincidencia?


-Por cierto que siempre se comenta que la bandeja a aro pasado de MJ23 la copió de Julius por aquella vez que este la hizo en La Final ante Magic y sus Lakers.
Pero si os digo la verdad: Dicha bandeja, era más un repertorio de Gervin que del mismo Dr. J.-

 

 Sin duda alguna MJ23 representa la excelencia. Como bien lo dijo alguna vez David Stern,  al entregarle un Award de MVP de la temporada:

“Usted es la muestra para medir la excelencia en el Basketball”.

 Pero a Mike realmente lo llamo a esta lista para desglosar la evolución del ADN de los anotadores por cuatro (4) motivos:

  1. Rompió con el mito que ganar campeonatos no iba de la mano con ser el líder goleador de la temporada. Y no creo que haya mucho que desarrollar sobre ese punto. Bien es conocido por todos las historias de los 6 títulos de MJ.

  2. Aun hoy siguen siendo  sus 33,45 ppg el top para alguien en Play-Off. Óigase bien, nadie ni siquiera se acerca a los 30 ppg en Play-Off. Ni Wilt, ni Jabbar, ni Kobe, ni James ni KD. ¡Ojo! Ni West quien es conocido como Mr. Clutch.

¿Y qué es lo que queremos o deseamos todos de un Scorer?

 Que ponga los mismos o más puntos cuando el  juego se hace más físico, más crucial. Cuando la pintura duele y la bola arde; cuando el reloj ya no parece tener 24 segundos,  o el juego parece tener más de 48 minutos.

 Para ponérselos en un mejor contexto os digo que:

 En la temporada 61-62, en la que Wilt deja promedio estratosféricos de 50,4 puntos por juego en temporada regular. Sólo alcanzó dejar 35,00 ppg en los Play-Off. Y os dejo de homework ir a revisar si no es la mayor diferencia en recorte de puntos para un líder anotador de la  regular season.

 

  1. Porque MJ23 demostró que aun cuando eres el  Líder Anotador, también se puede hacer la faena en el lado defensivo.

  2. Porque nos demostró que siempre no necesariamente el Líder Anotador tienen que tomar el tiro crucial para definir en las Finales. O ya olvidaron aquel tiro de John Paxson vs Los Suns de  Phoenix. O, aquella previa conversación en el banquillo entre Mike y Steve Kerr, para definir aquel juego vs Utah Jazz.

 Como vemos dentro del legado de MJ23 muy poco se habla de ese ejemplo para los futuros anotadores:

 

Títulos y Defensa.

 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar