Por el amor al juego, el autocastigo de Michael Jordan

Solapas principales

 

LeBron James superó los 32.292 puntos de Jordan y ya solo tiene por delante a Kobe Bryant, Karl Malone y Kareem Abdul-Jabbar. Buen momento para recordar que Michael Jordan poseía una clausula en sus contratos la cual expresaba que podía disputar el día que quiera, en la hora que quiera cualquier partidillo de exhibición. Dicha cláusula se llamaba:

Por el amor al juego”.

 Creo que fueron  tres veces las ocasiones en que Michael Jordan nos dijo que dejaba el juego que tanto amaba. Cual relación con alguna pareja  que bien amas pero no entiendes el porqué necesitas alejarte de ella de vez en cuando. Pero, siempre siempre, cuando se iba o volvía MJ23 no dejaba de utilizar la acuñada frase:

Por el amor al juego”.

 Y ya  han pasado 16 años desde aquel 2003 en que vimos por última vez a Mike usar unos cortos en la mejor liga de baloncesto  del mundo. La NBA.

 Mucha tinta ha corrido desde aquellos días que “calzaba”  la “casaca” de Los Washington Wizards.

 Desde aquellos días fuimos testigos del descomunal dominio de un Shaquille O’Neal, los fundamentos de Tim Duncan, los regates de Allen Iverson, los vuelos de Vince Carter, a Dirk Nowitzki convertirse en el mejor europeo de la historia. Y, también ver  lo cerca que estuvo Kobe Bryant del mismo juego de Mike.

 Ya a casi dos décadas del nuevo milenio,  entre lo más destacable también fuimos testigos del regreso del Small Ball pero esta vez con un aliado…  El tiro de Tres Puntos.

 Pero entre todo esto vimos de primera mano el  testigo que recogió un Lebron James quien a estas alturas, que ustedes visualizan éstas líneas,  ya debe o estará muy cerca, de haber adelantado a Michael entre los tíos con más puntos en la historia de la liga.

 Fijaos que creo que tal vez el mate que más me ha gustado en la historia del baloncesto, fue aquella delicia que nos dejó Kobe frente a Los Denver Nuggets luego de un  pase de Touchdown de Robert Horry.

 Pero tal vez la hazaña que más me mola de Kobe son aquellos 55 puntos que se guardó para despedir a Michael Jordan.  Pues Kobe no tuvo piedad de aquel mito. De su ídolo. Bien el hombre viejo era el (Michael). Pero entendiendo a Kobe. Debemos preguntarnos  cuantas veces tienes la oportunidad de estar con tal vez el más grande jugador de baloncesto por última vez en  una duela. Sin duda querrías que jamás y nunca se olvidara de ti.

Además cuando Michael se le ocurrió regresar aceptó las condiciones de la liga. Ya no era su liga.

 Y por ello Kobe le castigó aquel día.

  Y Kobe  bien es Kobe. Él puede. Y él pudo. Pero todos aquellos que crecieron viendo a Michael solo podemos guindar alguno que otro comentario para intentar castigar a Michael de alguna forma. Por todas las veces que nos privó de su talento.

 Aunque hasta en la misma película de Space Jam, hay unas líneas dedicadas a ello. Donde los extraterrestres le dicen a Mike  algo como, que si pierde: Lo obligaran a jugar juegos días y noches, por los siglos de los siglos.

 

Y creo que mezquinamente, eso es lo que alguna vez pretendíamos todos de aquel ser humano llamado Michael.

 

 Y es que tal vez el mismo Michael se endiosó pensando que verdaderamente estaba muy por encima del nivel para aquellos días,  en que él era la cara de la liga. Bien podía ir y venir cuantas veces le viniera en ganas.

Michael como que nunca creyó que en muchos High school de todo el  mundo ya cursaban chavales que iban a por él. Irían a por todo el legado que construyó.

 Tal vez pensó que con lo dejado y lo logrado, ya  era suficiente. Pensó que jamás llegarían tíos que se acercarían, tanto a sus números como al legado publicitario de él.

Pero se equivocó.

 Pues como siempre digo. Kobe aun con su deficiente selección de tiro y un mucho ego,  casi casi que estuvo cerca. Pues créanlo o no, hay algo en que Kobe superaba a MJ23… En el gimnasio.

 Kobe tenía en mente, desde que llegó,  sin duda alguna pertenecer al mismo club de MJ23.

 

Y siempre no hemos escuchado que el verdadero maestro es aquel que prepara el camino para que su estudiante lo supere.

 Pues Kobe superó a Jordan hace ya algún par de años en la lista de anotadores de todos los tiempos.  Y hoy bien puede decir Bryant, que es el SG con más puntos en toda la historia de la liga.

 Pero como dije. A Kobe lo traicionó su escasa selección de tiro y su ego. Pero la pasión estaba allí. Pues con aquel trabajo en su juego dentro del gimnasio, con menos ego y dejándose entrenar su selección de tiro…

 

¿Dónde estaría hoy Kobe?

Y ese es el castigo de MJ23.

 Pues hoy vemos a un tío como Lebron James quien sin duda está en la misma mesa de MJ23. Y también cruzando la barrera de los 32.292 puntos dejados por el Dios de Los Chicago Bulls.  

 Pero de seguro que una vez que suceda. Y James lo adelante. De seguro que Air se recordará todas aquellas veces en que nos mintió y nos dijo que lo hacía:

“Por el amor al juego”.

Pues gracias a Por el amor al juego es que todos estos tíos de ahora tienen el beneplácito de poder decir a sus nietos:

 

Que pusieron más puntos que el mismísimo MJ23.

 Pero ¡Ojo! Que muchos otros tienen y tendrán más puntos que su majestad. Pero pocos pueden decir que entran en el debate de quién es el mejor de la historia. Pocos cuentan con el motor publicitario para además alentar tal debate.

Nunca antes tuvo Jordan un adversario tan  histórico, tan talentoso y con el mismo amparo publicitario que James.

Y es que nunca antes estuvo alguien tan cerca de su legado como lo ha estado un épico como Lebron James.

 

Fijaos que ayer mismo en NBA TV veía una comparación de Lebron James vs Michael Jordan donde contrastaban los puntos conseguidos  de ambos. Pero… Por ningún lado aparecía en la pantalla de la T. V. el número de juegos que les tomó a cada uno en llegar a tal cifra.

Como os dije: El autocastigo de Michael Jordan.

 Pues fijaos que Michael tal vez nunca pensó que alguien  se le acercara tanto a su legado. Pero mucho menos pensó, que como os dije, tuviese el apoyo mediático y publicitario.

 Es decir, hoy vemos cubrir la noticia del paso de Lebron sobre Michael; pero nadie se ocupa de aclarar el número de juegos que le han tomado tanto a Kobe como a Lebron llegar a los  32.292 puntos de la carrera de Air.

 Por allí en el post de ADN Anotador os hemos dejado una buena proyección de los números que Jordan pudo haber logrado,  de no retirarse en tres ocasiones. Bueno en dos, porque la última vez bien le venía bien decir adiós.

 Y resumiendo aquella proyección,  no era más que tomar su promedio de puntos con ya 40 años y trasladarlo a cada juego que no participó por retiro (en sus prime). ¡Ojo! Repito,  lo que apenas podía poner ya con 40 años llevándolo a cada una de sus ausencias en la duela.

 

Bueno, os adelanto que ese simple ejercicio matemático dejó números de infarto. Que bien Kobe y Lebron deben agradecer que MJ23,  Por el amor al juego,  se retirara de vez en cuando.

 Pero el castigo de Michael Jordan a que me refiero,  es que para que no se pierdan esos entre líneas en el transcurso de la historia,  tendrá que contar siempre con alguien que quiera contar la verdad tal cual como es.  Algo que como vimos ayer un Greg Anthony en NBA T.V... NO estuvo dispuesto a mostrar.

¿Por qué?

 

-Una imagen vale más que mil palabras.-

 Ya en otras ocasiones hemos visto a Isiah Thomas hacer lo propio con respecto a la comparación de Michael y Lebron.  Y bueno, creo que sería inútil montar todos los videos que separan la relación Thomas-Jordan.

 Y luego conseguimos a un Kenny Smith que cumple sus bodas de plata al celebrar los 25 años de aquel primer título con Los Rockets de Houston. Pero que siempre ha tenido que escuchar, hasta del mismo Michael Jordan, que de no retirarse este, muy difícilmente hubiesen alcanzado aquel campeonato de la  93-94; en que fueron a 7 juegos con Los Knicks de New York,  a quienes  MJ23 siempre los  tuvo de hijos enviándolos a casa año tras años.

 

 Pero dentro del mundillo que hoy hace vida en la NBA tras los micrófonos de NBA TV ¿A quiénes también encontramos?

 A un Reggie Miller. Quien fue un acérrimo rival de Michael Jordan y también  eliminado y enviado a cas por los Bulls en Finales de Conferencia de la 97-98.

 A Shaquille O’Neal que carga con el debate sobre si  de estar en forma MJ23 en su regreso de la 94-95, lo hubiesen eliminado también Los Magic de Orlando, como bien lo hicieron, en aquel regreso de Mike. Y bien Shaq puede decir que él lo venció. Solo que al año siguiente un Michael Jordan con solo un 4 % de grasa corporal, barrió y cobró venganza sobre aquellos Mágicos.

A Charles Barkley, que creo que no hace falta decir la veces que Michael lo envío a casa cunado pertenecía a Los Philadelphia 76ers. Además de aquel año 1.984,  donde todos los focos fueron para el rookie Mike. Y Barkley quedó de lado. Y sin contar aquella Final en que Los Bulls vencen a Los Suns en el America West Arena.

 Pero la verdad es que crea suspicacia que todos ellos (los nombrados) son tíos que en algún momento tuvieron sus menos con Michael o por Michael. Y extrañamente sólo he visto a un Jalen Rose querer dar galones a Mike sobre los, de Lebron James. Sólo que al ver la vehemencia (o demencia) de Jalen al referirse a Lebron, cuesta no confundirlo con un hater.

Ósea no brilla por su imparcialidad Jalen. Para mí no es de fiar tampoco. De plano se ve que no gusta de James.

 Fijaos en un ejemplo para ilustrarle lo que os traigo:

 En la elección y conformación del Dream Team original, donde fue dejado de lado Isiah Thomas en casa,  y no viajó a Barcelona, os cuento que:

 Todos sabemos los impases de Thomas y aquel dolor infringido a Los Bulls (de Jordan y Scottie Pippen) por tres largos años.

 Y alta son conocidas las batallas y riñas entre aquellos Bad Boys y Los Celtics de Larry Bird. Además de aquel episodio de “racismo” en que Thomas se vio involucrado hacia Larry. ¿Lo Recuerdan? Algo como:

Si Bird fuera negro sería solamente otro buen jugador”.

 Luego además de todas las batallas entre Magic Johnson y Thomas, está aquel episodio de Thomas sobre la supuesta homosexualidad de Magic.

Y todo eso, entre las tres caras más visibles del Dream Team.

Pero qué hay de aquel codazo con que Karl Malone partió alguna vez a Thomas.

 O aquella Final en que Los Bad Boys de Thomas enviaron a casa a Los Trail Blazers de Clyde Drexler.

 Es decir, todos sufrieron en sus propias carnes que era enfrentar a Thomas aquellos años previos a la conformación del Dream Team.

 Y aun cuando el Coach elegido para el Dream Team fue Chuck Daly de los Bad Boys. Donde  el líder de aquella jauría era Thomas. Es ineludible la venganza que cobraron todos aquellos jugadores.

Creo que fue Pippen quién dijo: El perro que más ladraba era Thomas”.

 Y todos, por esos motivos y muchos otros, optaron por dejar de lado la inclusión de Thomas en el equipo. En el Dream Team.

Sólo porque Thomas alguna vez los venció, los doblegó, los hirió. O algo les hizo.

 Es decir, se vengaron de cierta manera de este.

 En algún momento os traeré un post de una frase célebre y muy cierta que alguna vez nos dejó Thomas:

Era ser un tal Larry, un tal Magic y un tal Michael. Y creo que soy la única persona en el planeta que puede decir que los vencí más veces de las que ellos me vencieron a mí”.

 Pero ahora bien, leído lo leído.  Kenny Smith, Charles Barkley, Grant Hill, Reggie Miller, Greg Anthony,  Shaquille O’Neal, Isiah Thomas y  Jalen Rose. ¿También no tienen motivos suficientes para ello? Para odiar a Michael Jordan. Y querer venganza.

 O todos no vivieron también en sus propias carnes…

 

Ser enviado a casa o avergonzado por Michael Jordan.

-No sería correcto y lo más común. De hecho es el deber ser  que quien hace de juez no tenga ningún pasado con el o los protagonistas de la disputa.-

 Pero bien,  no es culpa de ellos.

 Aunque alguna vez Barkley dijo: “No crean en periodistas, ellos nunca han jugado basketball”.

 Pero visto lo visto,  tampoco como que hay que creer en Only-Players o, en  Ex-Coach. Si tienen algún pasado con el tema propuesto en la mesa.

 Y es que la culpa es absolutamente de Michael Jordan.

 Quien con sus idas y venidas Por el amor al juego,  les entregó ese privilegio de manipular los números. O al menos de no mostrar la verdad completa.

 

Pues repito que  con un Michael sin retiro… De qué clase de números estaríamos hoy hablando.

¿Lo fuese adelantado Kobe y ahora Lebron?

¿Cómo pudiesen hacer para manipular tales cifras?

Por ello digo: No hay otro culpable que el mismo Michael.

 Pero en  fin. Sin duda que  es un crack Lebron James y queda de cada uno de ustedes interpretar los números y la historia de acuerdo a lo que pueden investigar y fundamentar. No de acuerdo a la información que “tal vez” haya sido manipulada. Por ello, aquí os dejo los números de ambos y en cuántos juegos le ha costado a cada uno para  lograrlos.

A James le tomó 118 juegos más que a MJ23.

 Y ¡Ojo! Que la diferencia de 118 juegos más,  para quienes manejan las cifras. Os dejo que estaríamos hablando de una temporada completa con unos Play-Off y Finales de liga;  todos a 7 juegos. Más  8 juegos de la siguiente temporada.

 Pero es que 118 juegos  para mí no son gran diferencia entre aquellos que quieren súper- poner a uno sobre el otro.  Para saber exactamente el valor tangible de los juegos que le ha tomado a James, tendríamos que esperar que este deje sus registros en temporadas con 38 y 39 años, que fue donde y cuando regresó aquel viejo Michael Jordan. Pues Lebron apenas está a 4 y 5 años de esa edad. Pero eso sí,  las habilidades no son las mismas en ambos casos. Así que el ritmo de anotación de ambos tampoco.

 Pero claro,  cual Kobe en aquellos 55 puntos ante su último juego ante Mike. No fue  su culpa. Y tampoco es culpa de Lebron James los retiros de Mike. Y tampoco que regresara Jordan a  completar sus 32.292 puntos con 38 y hasta 39 años.

Repito: “La mea culpa” es de Michael Jordan.

 -Cabe destacar que a Kobe le tomó 1.269 partidos para igualar y pasar a Jordan. Es decir, 197 juegos más. Casi dos regular  season adicionales.-

 Fue Michael quien creyó que los medios siempre os protegerían tal vez.

 Quien creyó que nadie se acercaría a un motor publicitario como el de él. En que pocos muestran el verdadero contraste de los números.

Y fue Michel el que nunca pensó que quienes manejarían los programas de la NBA, son una pandilla de tíos a quien él truncó sus aspiraciones campeonil. Excepto a Thomas. Pero Jordan le hizo algo peor: Lo borró del cariño de su ciudad.

Lo borró del corazón de Chicago.

 Tíos a quienes más de una vez les hizo saber quién era el Sheriff. Como aquella vez en que a un chaval como Grant Hill le dijo:

Mira chaval. Yo voy a pedir la bola y la recibiré cuantas veces quiera”. Eso ocurrió cuando aquellos jugadores universitarios venían de vencer al mítico Dream Team a puerta cerrada.  Grant estaba muy ansioso en la marca sobre MJ23.

Pero en fin. En hora buena por Lebron James. Un Crack.  No olvidaos ello.

 Y ojo que no es primera vez que algo parecido sucede. Pues cuando el mismo Mike pasó a Wilt Chamberlain poco se dijo de los juegos que le tomó a MJ23 alcanzarlo.

 Sólo os diré que nadie ha llegado más rápido que Wilt a 30.000 puntos. Lo hizo en 941 partidos. Mientras el que más se le acerca es Michael Jordan con 960. He allí lo que les hablo del ritmo según la edad.

 

 Y no es que quiera restarle valor a  históricos como Lebron o Kobe. Pues os adelanto que con el auge del Small-Ball, la permisibilidad de los tres pasos, las restricciones defensivas para el beneficio de los anotadores y la aparición de triple. Os digo que muy pronto estaremos escribiendo tal vez estas mismas líneas sobre Kevin Durant, James Harden, Giannis Antetokounmpo y los que faltan.

Pues yace allí el castigo eterno sobre Michael Jordan.

 

Y como alguna vez le dijo el mismo  Mike a Ahmad Rashad:

“En 50 años ya no estaré allí”.

 Solo que esperemos que para aquellos días, ya no estén detrás de los micrófonos o detrás de los teclados Only-Players y Ex-Coach que hayan  padecido en sus propias sienes; de las habilidades de MJ23.

 Pero eso sí no olvidaos y siempre recordáis que es un lujo; que el mismísimo Jordan tal vez por error, por fastidiarse de ser tan bueno. O porque  de verdad quería ver tele un rato, jugar al golf verdaderamente o jugar al béisbol. Os regaló.  

 Y es que Jordan fue el único culpable que esa  barra quedara en “simples” 32.292 puntos. Pues todo fue por cada uno de sus retiros; y luego regresar para decirnos una vez más:
 

“Por el amor al juego”.

Comentarios

Maravilloso lo de "por el amor al juego", ya que si no recuerdo mal, es este uno de sus vicios, y la razón de su prematura retirada, relacionada con papá Jordan... no se si había doble sentido pero aunque haya sido inconscientemente está bien tirada. En cuanto a los números hay cosas interesantes, como que Lebron tiene mejor porcentaje de 3... 34´4 por 32´7 de Mike... y que el paupérrimo porcentaje de tiros libres de Lebron 73´7 ha hecho que tarde mucho mas tiempo en sobrepasarlo, algo que hace con enorme suficiencia en asistencias y rebotes.

-Buen recuerdo ello. Pues MJ23 nunca aclaró a cuál "amor" y a cuál "juego" se refería exactamente. Jeje.
-Os puedo decir que Jordan dejó buenos registros desde la linea de tres entre el 94 y el 97. Ya que la misma liga hizo un recorte en la distancia del arco en clara seducción para la vuelta de Michael.
-Y el % de los tiros libres de Lebron, es lo mismo que cuestionar el de Shaq, que no le permitió pasar de los 30K en puntos.

Os puedo agregar que lamentablemente James sufrirá de los mismos males que Jordan. Por la falta de objetividad e imparcialidad de ex-players tras los micrófonos que no gustan de él. Sólo hay que mirar como se expresan de este Paul Pierce o KG (quienes cuentan con algunos programas) para saber cual será la norma.
Ponen a James como que si de verdad está a años luz del talento de Michael. Cuando en realidad a Lebron creo que le ha tomado alrededor de 1400 tiros menos, alcanzar a Mike en tal cifra.
Particularmente por allí os guardo un post llamado Who Is The G.O.A.T.? Donde nos acercaremos a "definir" quién puede verdaderamente ser considerado el Más Grande de la Historia. Y sin duda os adelanto que MJ23 y LJ23 estarán dentro de los candidatos.

Saludos.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar