A PROPÓSITO DE TYLER

Solapas principales

 

Uno de los jugadores más prominentes de la futura promoción escolar de 2010, Jeremy Tyler (San Diego, California, 1 de Junio de 1991) un pivote de 2,09 metros, considerado como una nueva estrella futura del baloncesto estadounidense está siendo, en estos últimos días, el centro de un debate, algo bizantino, en el que todos quieren opinar.

La razón de la polémica alrededor de Jeremy Tyler es que el chaval ha decidido no matricularse el curso que viene en su colegio, el EHS de Chula Vista, California. Por lo tanto, el chaval no se graduará, prefiriendo jugar, como profesional, durante dos años en Europa: preferentemente en España y hasta que pueda ser elegido en el draft de la NBA en Junio de 2011. En el camino, Tyler se deja una promesa –verbal- que le hizo no hace mucho tiempo al Entrenador Rick Pitino: jugar en el equipo de la universidad de Louisville al menos durante la temporada 2010-2011.
Jeremy Tyler se salta así la normativa de esperar un año, desde que su promoción escolar se gradúe, antes de entrar en la NBA. En este caso, el muchacho ni siquiera va a esperar a graduarse: da así una nueva vuelta de tuerca a la polémica normativa de la NBA sobre la edad mínima de acceso a la Liga. La entrada de la semana pasada en este mismo blog, acerca de otro futuro gran jugador, John Wall, parece ahora más vigente que nunca.

Como siempre, y al hilo de esta noticia, surgen por todas partes gentes que opinan, argumentan, hablan ex cátedra, e incluso peroran acerca de la decisión de este muchacho. La mayoría de las veces, sin consultar siquiera con el interesado. Algunos dicen que lo que hace Jeremy Tyler conlleva un riesgo tremendo. Otros aseguran que al pobre chico le están engañando. Algún otro incluso utiliza palabras de argot y asegura que al muchacho,”le están chuleando”. Literalmente. Tan sólo unos pocos parecen haberse tomado la molestia de preguntar al chico, y a su entorno, por sus razones y por sus motivaciones para decidir jugar en España. Yo, desde luego, lo he hecho.

Para empezar, diré que el entorno de Tyler está claramente influido por ese “padrino” -para unos, un padrino bueno y para otros, un padrino mafioso- del baloncesto escolar estadounidense llamado Sonny Vaccaro. Vaccaro es un hombre tozudo, y con mucho poder, que está empeñado en demostrar a la NBA lo fútil de su normativa sobre la edad mínima. Para instrumentar su cruzada, Sonny Vaccaro aconsejó a Brandon Jennings (actual jugador de la Virtus Roma) que aprovechara esta temporada para mejorar su juego en Europa en vez de enrolarse en un equipo universitario. Doy fe de que cualquier situación que haya que tratar con el joven Tyler, o con su familia, ha de pasar por el filtro de Mr. Vaccaro.

Dicho lo cual, a mí me parece que la decisión de Jeremy Tyler conlleva un riesgo, es cierto, pero creo que es un riesgo relativo. Para empezar, diré que por mucho dinero que el joven Tyler gane en España -Jennings ha ganado este año en Roma, entre salario, imagen, y contrato de zapatillas, unos 500.000 dólares netos- dudo mucho que llegue a las cantidades que algún elemento de esa falange subterránea que pulula por las universidades, denominada con el latinismo de “alumni” (antiguos alumnos), podría haberle pagado bajo cuerda. O, ni que decir tiene, lo que algún agente sin escrúpulos podría haberle ofrecido si el chico hubiera decidido seguir la ruta, digamos, más ortodoxa.

Tengo bastante claro que Tyler no será –en este punto de su carrera- un jugador decisivo en ningún equipo de la Liga ACB. Pero sí que puede ser un buen jugador complementario en un conjunto que pueda permitirse el lujo de tener un extracomunitario en formación en su plantilla. En la Liga LEB, creo que Tyler no pasaría, hoy por hoy, de ser un jugador también de complemento. Porque, en realidad, no se trata tanto de la calidad del jugador, o del nivel de las ligas en cuestión: se trata de que Jeremy Tyler es un jugador todavía en formación, con bastantes aspectos y matices de su juego que necesitan mejorar. En ese sentido, al chaval le vendría muy bien estar en un equipo en el que pudiera entrenar no sólo con el grupo, sino a nivel individual también. Y así, creciendo como jugador, y como persona, durante dos temporadas sería elegido –salvo catástrofe mayúscula- en la primera ronda del draft NBA de 2011.

El camino de una high school –o de una prep school- para luego aterrizar en Louisville con Rick Pitino, sería un escenario igualmente plausible. Pero Pitino, un técnico que ha demostrado sobradamente que es capaz de construir jugadores capacitados para jugar en la Liga NBA, dispondría de mucho menos tiempo de entrenamiento con Tyler del que el chaval dispondrá en España a las órdenes de cualquier entrenador. Si es que realmente el muchacho quiere mejorar. La NCAA juega, en ese sentido, con algo de desventaja en cuanto a Europa: el cuerpo de gobierno de la Liga Universitaria limitó hace ya algún tiempo, los días en los que un entrenador puede trabajar con sus jugadores: básicamente desde mediados de Agosto hasta principios de Abril, en el mejor escenario.

Como referente muy claro para Jeremy Tyler, está el ejemplo/experimento de Brandon Jennings en Roma. A expensas de que el muchacho haga una heroicidad harto improbable en los inminentes playoffs de la Lega, su periplo en la Ciudad Eterna ha dejado un regusto de obra inacabada a ambos lados del espectro. Por un lado, la adaptación del chico a la vida, a la cultura, y al modo de jugar europeos ha sido lenta: y en algunas fases, incluso dura y dolorosa. Pero, por otro lado, su madurez –sobre todo como ser humano- ha tenido una mejora exponencial. Desde Roma me aseguran también que Jennings vuelve a los Estados Unidos siendo mejor jugador –sobre todo más inteligente en la cancha- que cuando aterrizó el mes de Agosto del año pasado. Lo cierto es que, aunque sus números son, indiscutiblemente, algo bajos, su caché en el draft de la NBA no ha bajado en exceso: antes de fichar por la Virtus Roma, Jennings se proyectaba entre los 12 primeros jugadores del draft de este año y por ahí va a estar. Punto anotado, pues, por el Padrino Sonny Vaccaro.

Jeremy Tyler, por su parte, va a tener dos años para mejorar. Si se adapta bien a España, al final de su experiencia de dos cursos, el chaval tendrá 19 años de edad. Gracias al trabajo de los entrenadores, el chico habrá mejorado su juego y será un joven mucho más maduro que ahora. Ysu caché, de cara a la NBA, estará potencialmente más alto que ahora.

Al final del día, lo que va a contar para el chaval y para su entorno –y por supuesto, para el Godfather Sonny Vaccaro y su cruzada- es que Jeremy Tyler jugará en la Liga NBA. Cómo y a qué nivel vendrá determinado por su deseo de trabajar y de mejorar su baloncesto -y su personalidad- dentro y fuera de la cancha de juego, durante las dos próximas temporadas. No por dónde jugará durante esas dos próximas temporadas.

Comentarios

Si va a alguno de los grandes, ¿veis a Pascual, Plaza o Ivanovic dándole tiempo a Tyler? A lo mejor en el Madrid con Tabak y Knowles podría tener una buena formación el primer año y aportar para el equipo el segundo.

Buen artículo Miguel Ángel. Coincido en la conclusión de que si el jugador quiere formarse personal y profesionalmente sería una buena opción un equipo en una liga potente como la ACB y si encima pudiese disputar la Euroliga con algún grande sería genial. Lo que también entiendo es que no es un jugador lo 'suficientemente buen' (ojo que aún no lo he visto jugar) para que un equipo de los grandes de España se gaste el tiempo y dinero en un jugador que sólo estará dos años. Como idea es buena, pero no la veo factible del todo.

Bueno, otra vez con retraso en un aeropuerto: 90 minutos. No sé si es mi mala suerte, o es que el sistema aeroportuario va a peor. Aprovecho para daros las gracias a todos por vuestros comentarios: siempre muy útiles.

javli: planteas una cuestión muy interesante; sería convertir a un chaval estadounidense en un jugador europeo. Como concepto es rompedor. Muy interesante.

Chambers, mikidumb y martin: efectivamente es un riesgo. Pero el entorno del jugador habla de que Tyler "jugará en España" no de que "querría o preferiría jugar en España". eso quiere decir que, probablemente, ya hay un club que ha hecho la apuesta. Arriesgada eso sí.

Mattu: Totalmente de acuerdo con todo. Incluída la referencia a Melton. Gana una pasta con su newsletter y su website, por cierto.

joaki88: Gracias por tus elogios. En la entrada de blog pasada, sobre John Wall, hice ya referencia a ello. Repetirlo en esta entrada hubiera sido redundante. Disculpa que me autocite: "(Por cierto, gloria y honor al chaval Jennings: ha donado 50.000 dólares para las víctimas del espantoso terremoto recientemente ocurrido en la región de Los Abruzos)." Un gesto maravilloso del chaval.

villimero: el concepto del baloncesto universitario-amateur es formidable. Desgraciadamente, cada vez hay más gente empeñada en corromperlo.

por cierto, ahora que veo que has eliminado( no se prque) el dato de que jennings dono la 5ª part d su sueldo neto, decir que sbiendo las razones por las que vino a europa es un gesto increible, como si messi donase 5 millones o asi

Estoy de acuerdo con Panaigua en que la basede todo este proyector seria que el chico viniera con intencion de aprender y formarse. No creo que este en condiciones de ser mas que un complemento en ningun equipo ACB o LEB, y eso tendria que comprenderlo. Pero ser un complemto util, seria muy valioso para el. Todo esto me lleva a pensar si en algun momento algun chaval estadounidense llegaria a plantearse formarse en algun club desde mas joven... vease estudiantes, jovuntud, siglo XXI, barca... Aunque no lo veo muy pausible para un joven estadounidense...

Buena lectura de la situación de Tyler y de la trayectoria de Jennings: el ex de Oak Hill cumplió su cometido (ha hecho un "one-and-done", ha cobrado un buen dinero y no ha perdido demasiada presencia en el Draft) y si se puede hablar de fracaso será en lo numérico del baloncesto. Otra cosa que vale la pena analizar es el papel de una institución en los States como Vaccaro: nos puede parecer un mafioso pero hay que reconocer que sin su labor durante los 70 y la implicación de gente como el o la de Tom Konchalski poco sabríamos de toda esta gente. Lo de Mike Melton (lo mismo pero con niños de 10 u 11 años) si que es de mafioso... Un saludo.

Saludos a todos. Me entusiasma el tema. Sin embargo soy un poco reacio a aceptar que Europa sale beneficiada en este flujo (si aumenta). Sobre todo si es para hacer el conocido 'one and done' que con tan buena precisión anotó Matu. En Europa hay un gran nivel, en conceptos, juego y blabla, aún más... de hecho, incluso los jugadores pros jugadores norteamericanos necesitan un buen extra para encajar en este juego diferente, complejo y estudioso... en resumen, romperse la cabeza con un chaval que sólo permanece un año y cuando empieza a pedalear en la dirección correcta se marcha no parece un buen business... además, hay que contar con el hándicap de que el joven jugador tiene como meta pasar ese año con el objetivo de entrar en el Draft.

El amateurismo de la NCAA estaría bien si las universidades no hiciesen negocio con ello. Ahora mismo es tener a las estrellas del espectáculo, muchas de ellas de origen humilde, a cambio de unas migajas en forma de formación académica que en muchos casos no reciben o lo hacen de forma muy deficiente. Se trata sencillamente de un abuso con la excusa del amateurismo.

Esto es lo que sule pasar en los dias de hoy. Para que plantar un bosque precioso de robles que tarda 100 años en crecer si puedo hacer una plantación de pinos que en 10 años ya me da rendimiento economico?? Pues eso, para que esperar que un jovencisimo jugador prometedor pueda llegar a ser con el paso del tiempo un nombre importante en la NBA (o en europa) si me puede dar rendimiento economico ya empezando a firmar contratos?? Hoy en dia la pela es la pela y eso perjudica al basket. El modelo NCAA de jugar sin cobrar me encanta porq se ve basket en estado puro no corrompido pero a dia de hoy ese modelo no es viable

Coincido con T.Chambers. A mi me crea muchas dudas la llegada de este jugador al baloncesto español. Tal vez un grande pueda tenerle en el equipo y cederlo a un filial. Pero luego cuando esté hecho como jugador se va a ir a la NBA. No tiene mucho sentido. Jennings no ha demostrado mucho en Roma. Gracias por el articulo. Estupendo como siempre.

Gracias y felicidades de nuevo por su artículo, Sr. Paniagua.
Experimentar la dureza del baloncesto profesional europeo puede ser, bien gestionado, de gran valor para la formación como jugador de Tyler. Pero, ¿qué equipo español podría apostar por el para ocupar una plaza de extracomunitario? Para un equipo modesto sería un riesgo que le puedo costar caro (en lo deportivo y en lo económico, por su salario se podría contratar un extracomunitario experimentado) y para un grande, otro tanto, aunque no dependan tanto de los extracomunitarios. Me crea muchas dudas su hipotética llegada a España. Ibaka es un jugador más hecho que Tyler, y le ha costado bastante tiempo la adaptación, aunque la apuesta no ha salido mal.

otro gran articulo, maestro (alucino con tus contactos). Por otro lado, aunque aun no he visto videos suyos, decir que aunque sea fisicamente seria de los mas grandes de acb

Si hablamos de formación de jóvenes estamos hablando de un equipo que entrene Aito García Reneses. De sus manos se pulieron gente como Andrés Giménez, Roger Esteller, Galilea o los más recientes Navarro, Gasol, Rudy o Ricky Rubio. Tendría un sitio en el actual Unicaja? Mmmmm, complicado pero todo depende de las ganas de trabajar que traiga el joven Tyler...

Lo veo en unicaja, pero jugando con el axarquia. Juego interior con faverani y prestes los tres entrenando con aito y jugando en leb (ahora mismo no recuersdo si oro o plata) como lo veis?

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar