Sentido común

Solapas principales

 

Desde hace años, la NBA promueve un seminario para sus jugadores novatos en el que enseña a los jóvenes cachorros de la Liga, básicamente, cómo evitar problemas durante su vida deportiva y más allá. Los temas fundamentales del mini-curso versan sobre inversiones financieras: “cuidado con los vendedores de humo”, “cuidado con las mujeres perversas” y “cuidado con las drogas”, les vienen decir a los chicos antiguas estrellas de la Liga.

En una ocasión asistí como oyente a uno de estos seminarios. No me pareció algo fuera de lo común, ni nada que yo ya no hubiera vivido en unos cuantos seminarios de índole financiera: los estadounidenses, en este tipo de seminarios, son capaces de elevar cosas tan obvias como “no entreguéis vuestro dinero al primer charlatán que os venda un plan de inversiones” a la categoría de clase magistral; y pagan por decir eso unos buenos honorarios a los conferenciantes, por cierto.

Pero, al margen de esto, el seminario en cuestión que promueve la Liga NBA me parece una buena idea. Los novatos, y sobre todo los criados y formados en los Estados Unidos, recién incorporados a la Fraternidad, necesitan saber algo acerca de lo que la NBA define como los peligros de “ahí afuera”. No suelo escribir afirmaciones contundentes, pero estoy convencido de que un chico de 19 ó 20 años procedente de una universidad norteamericana está mucho menos preparado para la vida profesional en la NBA –y sobre todo para los peligros que acechan “out there” que un chaval europeo. A los 18 años, una joven estrella europea lleva probablemente unos cuantos años viajando por esos mundos de Dios, conociendo otros lugares y otras culturas. Mientras que un chaval de la NCAA, salvo rarísimas excepciones, considera un viaje de Kansas a California como un viaje a otra dimensión.

Pues bien, resulta que dos novatos, Mario Chalmers y Darrell Arthur, que estaban inscritos en este seminario de 2008 que pivota alrededor de tres conceptos: “no drogas”, “no mujeres fáciles” y “cuidad vuestra pasta”, han sido pillados in fraganti –presuntamente con unas chicas y fumando marihuana en la habitación de uno de ellos- y expulsados fulminantemente del seminario. Me cuentan que fue el propio Comisionado David Stern quien llamó, totalmente enfurecido, a los organizadores del evento, ordenando que los dos chavales fueran expulsados del seminario y enviados de vuelta a sus casas. Ambos se enfrentan, además, a castigos adicionales (se habla de 5 ó 6 partidos de suspensión) y tendrán que apuntarse al seminario otra vez el curso que viene.

Hasta aquí, los presuntos hechos. Ahora, el análisis del tema:

Estas reuniones pueden ser un tostón, pero son también una oportunidad para conocer a otros novatos, para escuchar a antiguas leyendas de la NBA, y para aprender, esencialmente, a comportarse. Cosa que estos dos chicos, obviamente, no saben. De modo que repetir seminario les vendrá muy bien. Si están en un evento en el que la cuestión esencial es evitar problemas, no hace falta ser un genio para comprender que no quebrantar las reglas mínimas de convivencia en el propio seminario es el primer paso para ello.

A propósito; mucha gente ha dicho y escrito estos días en los Estados Unidos que los jugadores –todos los jugadores- de la Universidad de Kansas son considerados estrellas en su campus, una suerte de semidioses, y que por eso se ven con derecho a seguir haciendo lo que supuestamente llevaban haciendo en su escuela todo el tiempo. Otros han ido más allá y han señalado, y puede que no sin razón, que lo único que separa a estos dos novatos del 75 por ciento de los jugadores de la NBA, que se dice que supuestamente consumen marihuana, es “que a estos dos pardillos les han pillado con las manos en la masa”. Ignoro si los jugadores de Kansas tenían patente de corso en el campus, si llevaban chicas a las habitaciones o si fumaban maría a granel para celebrar los triunfos. También ignoro si esas cifras de consumo de marihuana en la NBA son ciertas.

Pero lo que sí tengo claro es que lo que separa a Chalmers y a Arthur del resto no es el uso o consumo de marihuana, ni ligarse a unas chavalas ansiosas de interaccionar con celebridades y llevarlas a la habitación. Lo que separa a Chalmers y Arthur del resto de sus compañeros, novatos y veteranos de la NBA, es el sentido común.

Comentarios

¿Es que en España no pasa?. Estas cosas pasan en todo el mundo, el tema es la repercusión más amplia por los medios libres y democráticos norteamericanos. Sr. Paniagua, recuerdos de Mr. Chris Wallace, see you !!!!

Sr. Paniagua, un auténtico placer leerlo en solobasket. Muy interesante su primera entrada. Yo pienso que el mundo de la hipocresía yanki salpica a todos los estamentos, y bueno, si te mojas por uno de esos lados, hay que hacerlo con todas las consecuencias, si decides ser bueno, se bueno porque si no te crucificarán. En caso contrario, se Dennis Rodman :)

Tikot,pero entonces tengo yo una preguntilla.

Imagina que brandon jennings resulta que en los mock´s drafts le dan en posiciones bastante bajas,por lo que el salario a percibir es bastante bajo.

Podria pasar del draft,intentar entrar en verano como agente libre(tipo calde o garbo) y si no logra sacar la pasta que quiere seguir otro año en europa.

Sé que igual suena a rocambolesco,pero me gustaria saber si es posible hacerlo,porque no se que historias habia de que los equipos no podian negociar con jugadores en edad universitaria que no fueran a presentarse al draft.

De ser asi,lebron james podria haber decidido no presentarse al draft,y haber entreado en la nba via "agente libre" llevandoselo al mejor postor,no?

Un placer leer al maestro Paniagua. Comencé a leerlo desde que adquirí mis primeros gigantes allá por el 86. Recuerdo grandes artículos como Phoenix, eclipse de sol y uno dedicado a Lloyd Danields, antes de recalar en los Spurs. Un grande de siempre. Saludos de basquetjam

Los controles antidoping en Estados Unidos brillan por su ausencia. El caso más escandaloso es el de Barry Bonds, un jugador de beisbol que paso de bateador tirillas a tener unos brazos hipertrofiados con el que se hinchó a hacer "home runs". Lo mejor de todo es que él mismo llegó a reconocer el uso de esteroides para mejorar su condición física, y las autoridades de la liga de beisbol le hacen el vacio cuando pueden, pero no hay forma de echarlo de la Liga. En la NBA son más discretos, pero el día que alguien haga una "Operación Puerto" ahí, suspenden a perpetuidad hasta a los de la mopa. Pero no sólo ahí, ¿alguien tiene constancia de controles anti-doping en las competiciones de élite en el basket europeo? ¿Me están diciendo que el único jugador que alguna vez se ha metido algo ilegal es el cabeza hueca de Kambala?

Que gusto leer a un maestro, aunque una duda, ¿repetirá aquí el artículo semanal de Gigantes, o serán diferentes? Ojalá, que sea esta última opción (lo sabremos mañana en la revista). Si es así... ¡Paniagua "coast to coast"!

Esto confirma la falta de rigor de los controles antisustancias de por alli. La marihuana es detectable entre 1 a dos meses postconsumo.
Soy de los que piensan que a la hora de decidir entre espectaculo o legalidad los chinos han optado claramente por lo segundo, y que las olimpiadas han sido una tomadura de pelo en muchos sentidos....y no solo en basket

Por cierto, confirmado lo de "Paniagua coast to coast". ¿Cada cuándo se actualizará el blog? Esperemos que cada semana, mínimo.

danicalfo, la entrada via draft te llega quieras o no quieras. Cuando un jugador tiene 22 años, que es edad de último curso universitario, ya es elegible, porque al fin y al cabo sólo se reparten los derechos del jugador única y exclusivamente para la NBA. Si tu derecho no ha sido drafteado, entonces entras como agente libre para el equipo que te quiera fichar sin restricciones, como fue el caso de Calderón o Garbajosa. El tema de Jennings es otro. Ahora está en edad de primer curso universitario, y la normativa actual NBA marca que el jugador tiene que estar en segundo año para poder entrar en el draft. Jennings estaría obligado a estar un año en la NCAA (sin cobrar directamente, lo que está prohibido) antes de saltar a la NBA. Así que lo que ha hecho es irse al basket profesional europeo, donde cobrará unos cuantos cientos de euros libres de impuestos, y el próximo año podrá entrar en el draft con la cartera llena.

Un placer, señor Paniagua. Me encantan sus, casi siempre, acertados comentarios tanto en la GIGANTES como en la SER y ahora voy a leerlo con frecuencia en esta web. Con respecto al tema de los novatos, creo que estos cursos deberían ser aprovechados por muchos de ellos, frágiles de mentalidad y con muchos problemas extradeportivos a la larga. Gente como Rudy o Marc los pueden considerar inútiles, pero está claro que a gente como Arthur o Chalmers no les vienen nada mal, incluso en una sesión doble.

Me parece muy bien que ayuden a estos chavales jovenes que del dia a la noche se ven cegados por el exito. Y mas cuando parece ser que aunque les obliguen a ir a la universidad aunque sea un año, la mayoria de estos jovenes son practicamente analfabetos procedentes de comunidades a menudo, mas desfavorecidas.
Lo que han hecho estos dos, es una vergüenza y deberian ser castigados, porque tener privilegios tambien supone tener obligaciones.

Pani te oigo en la Ser desde hace mucho. Eres un crack!

ojito a lo que haga brandon jennings este año...

No le interesa mas ingresar en la nba como agente libre que por medio del draft?

Quizas él no porque apunta muy alto,pero otros jugadores universitarios que no vean claro quedar entre los puestos de honor del draft vean el salto a europa como una forma de ganar un buen dinero y poder volver a la nba como agente libre pudiendo sacar en muchos casos mas dinero que ingresando via draft

dani, Jennings entrará en el draft de dos formas. Una, de forma anticipada, sólo si el quiere, y a partir del próximo draft, o quiera o no quiera cuando tenga 22 años. Si, por ejemplo, Jennings se presenta el próximo año, y no entra en el draft en ninguna de las dos primeras rondas, automáticamente queda liberado para negociar con quien quiera de la NBA, lo que no creo que pase. Lo mismo que si no es drafteado a los 22 años, como Calde o Garbo. En el momento que sea drafteado, y cualquier equipo, sean los Lakers o los Grizzlies, se haga con sus derechos, no podrá firmar contrato NBA con ninguna franquicia que no sea la poseedora de sus derechos, salvo, claro está, que los traspase (como Pau, que fue escogido por Atlanta, pero traspasado a Memphis). Pero si el próximo año no es drafteado, no puede jugar en la NBA de ninguna forma, ni como agente libre (como Ricky Rubio, por ejemplo). En definitiva, si el jugador tiene menos de 22 años (cuarto año universitario) no puede negociar con ninguna franquicia NBA si no es drafteado, por eso LeBron James se fue a Cleveland (vaya gracia que le debió hacer) sí o sí, en su día.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar