Sus

Solapas principales

 

“Sus” es, aparte de un pronombre posesivo en lengua castellana, la abreviatura en lengua inglesa –algún día tengo que ponerme a investigar en serio acerca de la manía que tienen los norteamericanos de abreviar las palabras o de utilizar acrónimos para cualquier cosa- de la palabra “suspicious”, “sospechoso”.

Y es que, inmediatamente después de alguna prueba olímpica relevante, ya sea individual o de equipo, no pocos periodistas estadounidenses te dicen cosas como: “he/she is very sus” (“el/ella es muy sospechoso/sospechosa”) o “that is really sus” (“eso es muy sospechoso”). Hasta donde yo sé, la abreviatura “sus” se usa únicamente en la jerga de los periodistas norteamericanos que cubren los Juegos Olímpicos.

La percepción de que muchos atletas olímpicos se apoyan en el uso de sustancias dopantes para mejorar su rendimiento es tan abrumadora que importa poco que el atleta en cuestión se llame Usain Bolt (al que los estadounidenses tienen etiquetado con un “sus” más grande que una casa) o Michael Phelps (a quien le llueven insinuaciones de ser un “sus” procedentes principalmente de diversos medios de comunicación alemanes). Y así sucesivamente.

No se puede imaginar el lector de este blog lo deprimente que resulta estar en un puesto de comentarista en los Juegos Olímpicos y, tras cualquier actuación épica de un deportista, ver a la mitad de los chicos de la prensa esbozar una media sonrisa y escuchar que el, o la, atleta en cuestión se dopa. Pero, desgraciadamente, ese es el pensamiento mayoritario entre los “insiders”. Y resulta muy frustrante, la verdad sea dicha.

Lo que sí que es cierto es que cuando uno habla con gente que realmente sabe muchísimo sobre dopaje, te queda claro que es cada vez más difícil detectar las nuevas y sofisticadas drogas; particularmente las sintéticas. En esto, también, parece ser que los ladrones van por delante de la policía. Y aunque el esfuerzo de los distintos organismos oficiales por atajar las prácticas de dopaje me parece –en los últimos años- muy sincero, no es menos cierto que las ciencias adelantan que es una barbaridad.

Por ejemplo, a mí siempre me ha resultado muy sospechoso (muy “sus”) la enorme cantidad de atletas asmáticos que participan en los Juegos Olímpicos: como sabrá el lector, los deportistas asmáticos tienen una dispensa especial a la hora de usar medicamentos anti-asma -en su mayoría esteroides- que de no mediar su enfermedad, les estarían totalmente prohibidos.
Pero hay unos “sus” que están bajo sospecha de manera casi permanente. Y si, además, ganan la medalla de oro en su disciplina (el baloncesto, claro) se convierten en mucho más “sus” todavía. Son los chicos del Team USA.

Hay muchas personas –y no me refiero a aficionados de a pie, sino a gentes que se supone que están enteradas de lo que hablan o escriben- que llevan mucho tiempo alimentando la idea de que el equipo olímpico de baloncesto estadounidense, el Team USA, tiene barra libre en materia de dopaje en los Juegos Olímpicos. Aseguran estas voces, supuestamente eruditas, que, cuando la NBA decidió presentar a sus profesionales en los Juegos de Barcelona-92, la FIBA (y por elevación el COI) estuvieron de acuerdo en no hacer controles anti-doping a los profesionales norteamericanos. Y, más aún: que ese supuesto acuerdo por el que los jugadores de la NBA estaban exentos de cualquier tipo de control antidopaje en las Olimpiadas sigue vigente al día de hoy.

Muy incorrecto. Y creo que sería bueno clarificar aquí, y para conocimiento de quien pueda interesar, este controvertido asunto de una buena vez. Así que allá vamos:

Ya desde 1989, justo el año después de los Juegos Olímpicos de Seul-88, los profesionales de la NBA pasan tests antidoping de manera regular –y con especial énfasis en tiempo de playoffs- durante el periodo de su competición deportiva. Y desde 1998, o desde 1999, ahora no estoy seguro de qué año fue exactamente, los jugadores de la NBA pasan también controles independientes fuera de su competición.

Esto significa que Lebron, o D-Wade, o Kobe pueden recibir la visita, en su centro de trabajo o en sus casas, de los señores de las agencias antidoping externas e independientes de la NBA: “los vampiros” creo que les llaman los ciclistas. Estos señores pueden visitar a los jugadores de la NBA durante el periodo competitivo y/o durante el periodo no competitivo también. De modo que los Wade, James, Howard, Shaquille o Bryant tienen que pasar las pruebas oportunas y rellenar todo el papeleo como cualquier otro deportista profesional. No hay excepciones. Y, por supuesto, en los recientes Juegos Olímpicos de Beijing, los jugadores del Team USA a quienes les tocó la china, nunca mejor dicho, pasaron los correspondientes controles antidopaje como todos los demás.

De modo que, y ahora cito a una fuente fidedigna de la Liga NBA que ratificó totalmente lo escrito aquí, la NBA cumple al ciento por ciento con las normas de la USADA (curioso acrónimo, que significa Agencia Antidopaje de los Estados Unidos) y de la WADA (AMA, en español, que es la Agencia Mundial Antidopaje).

La AMA no hace públicos ni cuando ni a quién realiza sus controles. Pero la USADA, la agencia antidopaje estadounidense, sí publica -de hecho lo hace, entre otros sitios, en su página web- quiénes han sido controlados y cuántas veces han sido controlados. Me he permitido reflejar aquí tan sólo a los jugadores de la NBA; aunque hay jugadoras de la WNBA y muchachos y muchachas de la Liga Universitaria NCAA también. Por cuestión de espacio, he tomado sólo los datos desde 2006 hasta hoy, según los publica la propia USADA:


Baloncesto - 2006
Carmelo Anthony - 1
Gilbert Arenas - 1
Shane Battier - 1
Christopher Bosh - 1
Elton Brand - 1
LeBron James - 1
Antawn Jamison - 1
Joe Johnson - 1
Shawn Marion - 1
Luke Ridnour - 1
Amare Stoudemire - 1

Baloncesto - 2007
Chauncey Billups - 2
Elton Brand - 1
Dwight Howard - 1
LeBron James - 1
Joe Johnson - 1
Jason Kidd - 1
Shawn Marion - 1
Brad Miller - 1
Michael Miller - 1
Adam Morrison - 1
Lamar Odom - 2
Christopher Paul - 1
Michael Redd - 2
Jonathan Redick - 1
Amare Stoudemire - 1
Dwayne Wade - 1

Baloncesto - 2008
Carmelo Anthony - 1
Shane Battier - 1
Christopher Bosh - 1
Elton Brand - 1
Kobe Bryant – 1

Quedan claras, por lo tanto, dos cosas: una, que Odom, Billups y Redd parecieran ser los más “sus” de los “sus”, para los vampiros de la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos. Y, ahora en serio, queda claro que Kobe, Carmelo y compañía pasan los mismos controles que todos los demás deportistas estadounidenses. No parece que haya ni ventajas, ni secretos, ni teorías de la conspiración en este asunto.

De hecho, siempre he tenido claro que los problemas de la NBA con las drogas no han sido, no son, precisamente con las, a mi juicio mal llamadas, drogas “de mejora de rendimiento deportivo”, sino con las denominadas “drogas sociales”. Principalmente, con las derivadas del cannabis. Véase mi primera entrada en este blog, sin ir más lejos.

Comentarios

Paniagua, un maestro, como siempre. Desde luego, si dice que los controles antidopaje son tan estrictos como en Europa habrá que creerle, pero sigo sin entender las diferencias físicas entre jugadores NBA y jugadores FIBA. Muchos jugadores europeos han hecho un cambio asombroso de musculatura al llegar a la NBA. ¿Se explica sólo por entrenamiento? ¿Tan buenos son allí los fisios y tan malos aquí? Demasiado "sus" el asunto. Ahora bien, independientemente del motivo del poderío físico de sus jugadores, la NBA ha impuesto un antiestético juego (para mi) basado en el físico que ha perdido el atractivo que tenía su liga. ¿Para que quieres una táctica, si se la puedes pasar a Dwight Howard y que arrase bajo el aro? O si no, tener a un Kobe o a un LeBron que tire hasta las zapatillas. Se acabó la variedad.

Estoy con gamo. La diferencia de físico con TODAS las selecciones es evidente. Algo ocurre Pani. No es talento, es físico.
Nada de nada, ni comparación con clientes.

Yo siempre he pensado que la NBA tenía su propio código de dopaje, diferente al de la AMA y mucho más permisivo a la hora de detectar un positivo. Yo creo que las diferencias físicas del basket USA con el FIBA son evidentes y creo que la duda siempre va a estar ahí presente, pese a que este excelente artículo del profesor Paniagua nos ayude a entender algunas cosas.

Al final no me ha quedado claro si estás diciendo que en los controles buscan sustancias anabolizantes y similares o sólo 'sociales'.
A mí me resulta muy 'sus' que en los equipos USA exista esa proporción de jugadores con musculosidad bestial respecto al resto del mundo y que eso ocurra de forma natural. ¿La genética estadounidense predispone a la musculatura hipertrofiada de nacimiento?.

Yo creo que lo que se ha dicho siempre no es que los jugadores de USA no pasen controles, sino que hacen la vista gorda con los anabolizantes y drogas blandas como la marihuana, porque ambas sustancias están permitidas en la NBA y no podrían lograr que no aparecieran en los análisis. Eso es lo que yo escuché siempre, pero también puede ser falso... cualquiera sabe. Saludos.

Interesante lo que cuentas y que como dices asevera un hecho que muchos desconocemos y dudábamos. Pero por otra parte uno piensa ... ¿es suficiente un análisis por temporada? Un saludo

Yo creo que este es un tema más delicado de lo que parece , entre otras cosas porque los periodistas son los que con su comentarios acerca del doping de los team usa siempre despiertan las suspicacias y nunca hasta ahora como tú había dado una contestación basada en algo como tú la has dado , aunque pérdoname que yo siga un poco escéptico en este tema .
Gracias por tus explicaciones Miguel Angel

profe paniagua por una vez no estoy de acuerdo contigo, segun conto calderon en su blog, les hacen 2 controles x temporada:uno al empezar y otro al terminar la temporada y hasta el 4º positivo no sale a la luz que el personaje en cuestion se mete de todo

Q tal fenómeno!!! Seguimos divirtiéndonos y aprendiendo con tus escritos, pero esta vez los que somos de esta familia, con el orgullo de tenerte entre nuestras páginas de Solobasket. Gracias, un abrazo!!!

estoy con tikot. para mí la nba es horrible, aburrida y marketing puro y duro. hay jugadores muy buenos pero el juego es pésimo y los partidos se hacen largos y abuuridos. decía el otro día rudy fernández que habían cogido aun rookie fumando maría y que le habían puesto una multa. a ver si fumar maría no es doping (sino estaría 2 años sin jugar) porque no lo puede hacer? no lo entiendo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar