El Manresa como inspiración

Solapas principales

 


"Amo las limitaciones, porque son la causa de la inspiración." (Susan Sontag)


Ya en el anterior artículo apuntaba las dificultades enormes que tendría Jaume Ponsarnau para hacer competitivo al Manresa para esta ACB. El partido Manresa-Valladolid ha sido una nueva muestra de ello.
 

La identidad ha sido históricamente una gran clave del Manresa. Y hay una cosa que determina claramente que los nuevos se integren rápido en esa identidad: la ilusión de los “de la casa” para integrarles. Y lo contrario de ilusión, en este caso, es fatiga. Yo noto fatiga en Javi Rodriguez, en Asselin y tambien de alguna forma, en Jaume. Se encuentran solos ante mucho trabajo. No hay otra “pieza integradora” que haga de puente. La falta de nacionales experimentados y no veteranos es un tema. El otro es que la inmensa mayoría del equipo se encuentra en un escenario individual de “mejora de rol”. Los que ya conocen la competición y el equipo suben galones (Hernández y Hanga). Luego dos americanos que se estrenan como “americanos referencia” en ACB desde inicio de temporada (DeVries y Ramsdell), y finalmente los debutantes en la liga (Arco, Yanev, Arteaga…)
 

Esa acumulación de apuestas da una "equilibrio" de ilusión+duda. Y de qué depende la balanza? En este caso, de los resultados. Y ahora este 0-4 es una losa. Una losa mental grande porque uno de los recursos cuando las cosas van mal, es pensar en otros momentos donde has sido capaz de tener los resultados deseados. Este equipo todavía no conoce ese momento en términos absolutos (partido ganado). Es clave entonces focalizar en momentos cualitativos (grandes primeras partes de los dos partidos como locales) y no tan cuantitativos… Y es que una de las premisas para mejorar es partir de lo que haces bien! Los entrenadores a veces caemos en la trampa de los convencionalismos. “es imposible mantener el acierto, hay que mejorar defensa por si metemos menos…” Y acaba pasando que metes menos!


Encontrar ese equilibrio entre coger el tono defensivo de la competición, y dejar que el jugador “entren” en ella desde su talento siempre es un reto para cualquier debutante… ahora bien, cuando hay una suma de debutantes y que además no han jugado juntos antes, la tarea se complica sobremanera.
Mi propósito en este post es ayudar a tomar consciencia de la complejidad que tiene construir un equipo competitivo desde la precariedad. Generar planteamientos, ser protagonista (tomar decisiones, creatividad, flexibilidad, riesgo…) y no víctima (queja, excusas, culpas)… son ejemplos a aplicar a los equipos y a las situaciones de precariedad en empresas o famílias de nuestro día a día. Estamos en un momento en la sociedad crítico, y ver el ejemplo en el Manresa nos puede inspirar a dar lo mejor de nosotros mismos para sacar adelante nuestros proyectos, por más difíciles que se pongan las circunstancias!
 

Resumiendo, recomiendo seguir muy de cerca al Manresa este año. La tarea de salvarse será misión más difícil que nunca. Será un clínic de una temporada entera el que nos dará la directiva, el cuerpo técnico y los jugadores.
 

La diferencia entre los ganadores y los perdedores es que los últimos se retiran cuando las cosas se ponen difíciles y los primeros simplemente, hacen lo que tienen que hacer hasta que el trabajo esté completo. Este es el reto de todos!!
 

Comentarios

espero que manresa encuentre el rumbo y siga adelante...aunque me haga de 100 años jamás veré una hazaña colectiva como ganar la "liga de creus"...la peli "hoosiers más que ídolos" llevada a la realidad...desde entonces el club tiene un hueco en mi corazoncito...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar