EL UNIVERSO DE LAS ROTACIONES

Solapas principales

“En lugar de pensar obsesivamenteen las áreas en las que el trabajador es débil,
averigua lo que hace bien, determina el contexto en el cual es positivo y deja que lo haga.” (Peter Drucker)

Las rotaciones que hacemos los entrenadores son una de las formas más importantes para conseguir optimizar las capacidades individuales que tenemos entre manos para conseguir logros colectivos, y a la vez, uno de los argumentos mas jugosos para la critica y especulación que genera nuestro deporte. Como en tantas otras cosas, vamos muy por delante de otros deportes, que ahora las están descubriendo…
Hay muchas maneras de interpretarlas, de gestionarlas, y cualquiera de ellas acaba siendo buena o mala en función de los restultados que consigue. Cada entrenador tiene sus planteamientos y en este post mi intención es reflejar algunos de ellos, así como factores que inciden sobre los mismos.
Vamos a clasificar el tipo de rotaciones en función de la filosofía del entrenador, entendiendo que los tres apartados no son excluyentes, es más, hay ocasiones en que se combinan los tres o dos de ellos, pero siempre hay uno predominante a lo largo de la temporada de un equipo.

1.- Dominar el Ritmo a partir de la INTENSIDAD. En este caso acostumbramos a encontrar las siguientes características de rotación:
- Cambios constantes, para tener siempre el punto físico en el máximo posible de cada jugador en campo (5-8 minutos).
- Utilización de 10 jugadores mínimo: aquí dependerá del nivel individual si existen muchas diferencias de minutos.
- Normalmente no están automatizadas, pueden variar según el partido
- El 5 inicial es variable
- MOTOR: EXIGENCIA: si no das el máximo hay otro preparado para darlo.

“Siempre les digo a mis jugadores que salgan a dar el máximo, y es lo que hacemos. No les digo que salgan a ganar, sino a dar el máximo. Lo peor es que pierdas sin haberlo intentad” (Aito)

Normalmente lo utilizan equipos poderosos en su liga, aunque también algún equipo medio, y también humilde. Evidentemente como cualquier otro estilo, dará más resultado cuanto mejor sea el equipo
Ventajas: todo el mundo es protagonista y se siente partícipe.
Peligros: alguno desearía ser más protagnista y dispersión de responsabilidades


2.- Dominar el Ritmo a partir del PLANTEAMIENTO. Equipos que no tienen la fuerza suficiente como para pretender dominar por intensidad, pero si pueden intentar controlar el ritmo del partido a partir de variaciones táctico-estrategias para cada partido. Características:
- Dos o tres jugadores referentes, con muchos minutos, y todo lo demás, variable en función de las cualidades del rival y de las popias.
- Utilización de jugadores más corta, quizás no en cantidad (pueden jugar 10) pero si en minutos. Secundarios intercambian dosis de protagonismo en función de ese planteamiento.
- Control de los desequilibrios defensivos y explotación de los ofensivos
- MOTOR: CONVENCIMIENTO: creer en el planteamiento.

“La lucha por la vida no la gana siempre el más fuerte ni el más rápido,
Pero, tarde o temprano, el que gana es el hombre que piensa que es capaz de ganar!” (Bruce Lee)

Normalmente utilizado por equipos medio-bajo. La incidencia de las decisiones del entrenador y su cuerpo técnico en estos casos es muy alta, igual que su desgaste.
Ventajas: máxima concentración requerida. Sensaciones extremas en caso de éxito
Peligros: irregularidad, toma de riesgos, sensaciones extremas en caso de fracaso.


3.- Dominar el Ritmo a partir de la ESTRUCTURACIÓN. Roles individuales muy marcados.
- 5 inicial fijo
- Rotaciones bastante-muy automatizadas
- Dificilmente jueguen 10 jugadores
- MOTOR: RESPONSABILIDAD: conozco mi trabajo y nadie lo hará por mí.

Independiente del nivel del equipo. Seguramente es un estilo más simple y perteneciente un poco al pasado, pero aporta dosis de seguridad, regularidad, muy útiles y válidas.
Ventajas: regularidad, comodidad y sensación de “hacer bien lo que sé hacer”.
Peligros: ser altamente previsible, dificultad de progresar.

“ Cuando empezamos a ganar campeonatos, existía un acuerdo entre los doce jugadores. Todos sabíamos cuáles eran los roles a desempeñar. Conocíamos nuestras responsabilidades y capacidades.”(Michael Jordan)

Cual es la mejor? Como en cualquier cosa, para mí la mejor es el equilibrio entre ellas, potenciando las ventajas y actuando mentalmente sobre los peligros. Es decir, conseguir que el equipo asuma su trabajo con EXIGENCIA, CONVENCIMIENTO y RESPONSABILIDAD, sintiéndose partícipe importante, con la máxima concentración y la sensación de estar haciendo lo que sabe hacer mejor para el EQUIPO. Fácil, no? Ufff! Evidentemente hay muchos recursos para implementar esos planteamientos, en los que no voy a entrar porque son los que marcan la personalidad de cada uno de nosotros, y es un terreno demasiado denso y extenso.

Por último, enumerar una serie de factores, al margen de los filosóficos anteriormente descritos, que inciden a la hora de hacer las rotaciones en UN PARTIDO:
.- Dinamica semanal de entrenamiento, la “vida secreta” del equipo.
.- Faltas personales.
.- Estado físico.
.- Estrategia defensiva u ofensiva del rival.
.- Diferencias de rendimiento de jugadores jugando en casa o fuera.
.- Competición Europea o no.
.- Capacidad Mental de los jugadores, general y específica en momentos de dificultad.
.- y un largo etcétera…

Quizás algunos de los que podais leer esto, si no sois entrenadores, podais replantearos la idea de criticar gratuitamente determinadas decisiones que tomamos los entrenadores, pasando a criticarlas con argumentos. Los que ya somos entrenadores, nunca criticamos a los demás, no es cierto? …

“Las soluciones a los problemas las encuentras cuando el problema es tuyo, no cuando es de los demás. Desde fuera todo se ve sencillo. La gente habla y habla.” (Camacho)

Comentarios

Estoy de acuerdo con lo que comentas referente a tener cintura. Eso forma parte d la intuición y de las sensaciones, y en función de ellas poder alterar el guión previsto tomando decisiones. Aquellas decisiones que marcan los partidos. Gracias por aportar, coach40

A la hora de elegir como hacer las rotaciones, el nivel de los jugadores creo que te va a marcar la elección.Pocos son los equipos que tienen 10 jugadores de cierto nivel, para poder hacer rotaciones constantes sin que se resienta el juego del equipo (Intensidad).
Una parte importante del trabajo del entrenador en la elite es saber llevar el grupo y tener contentos a los jugadores, generalmente egoistas, que quieren jugar siempre y cuanto más mejor.
Teniendo en cuenta esto y las variables que comentas (Faltas,lesiones, rendimientos...etc) ¿como se consigue el equilibrio?¿quizas variando el estilo de las rotaciones según el partido, o así volveríamos locos a los jugadores consiguiendo un efecto contrario al buscado de que todos se sientan participes del equipo?
Yo suelo llevar preparadas las rotaciones, diferentes según el partido y sus circunstancias, pero hay que tener cintura para variar según el desarrollo del partido.
Como siempre muy interesantes tus artículos Xavi.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar