"INFLUIR POSITIVAMENTE: EL OBJETIVO ÚLTIMO"

Solapas principales

“Un maestro afecta a la eternidad, no puede saber dónde termina su influencia”
(H.B. Adams)

Cómo transmitir una joya de libro “Las claves del talento” ,de Dan Coyle, en un artículo? Bueno, en primer lugar, recomendar su lectura. En segundo lugar, compartiendo mis reflexiones y finalmente, conectándolo con un vídeo que os enlazo al final del post.

Ya lo decía Gladiator en la película poco antes de afrontar una batalla: “Brothers, what we do in life, echoes in the eternity”. Las dos frases (esta y la de cabecera) son parecidas, pero me gusta más la de Gladiator, porque nos afecta a todos, aunque no seamos maestros, sino simples entrenadores que aspiramos a ser maestros (No siempre es posible hacer solamente lo que nos gusta, pero aquel a quien le gusta lo que hace, y siente orgullo en hacerlo mejor cada día, va más lejos).

Nunca acabaremos de aprender! Voy a compartir un descubrimiento. Hasta hace unos días, escribía de cuando los jugadores adelantan al entrenador. Si un grupo de jugadores “adelanta” al entrenador puede ser por varias razones, pero seguramente no será por lo que les enseñe tácticamente o incluso técnicamente. Quizás le adelanten porque ha despertado en ellos la motivación y el amor por el baloncesto… Un estudio reflejado en el libro, acerca de qué perfil tenían los primeros entrenadores de los deportistas con más talento concluye que dicho perfil responde a entrenadores “normales” pero que habían transmitido su pasión. Es decir, extrapolando a nuestro deporte, habrían ayudado a encender el fuego de la pasión por el baloncesto (“ignición”). ¿Quizás si no nos sentimos identificados con el hecho de ser “adelantados” sea porque no entrenamos desde el corazón suficientemente? Añadir a este párrafo el detalle que se habla en el libro acerca de muchos “semilleros de talento”, donde una característica común es la adversidad del entorno. Ese esfuerzo necesario para conseguir el objetivo te hace más hábil e inteligente.

Conectando con el esfuerzo, aparece otro elemento: la práctica intensa (no solamente en cuanto e volumen, también en asumir la importancia vital de los errores en el proceso de aprendizaje). ¿Qué podemos hacer para fomentar el fallo, entrenar de forma progresiva o poner más dificultad de la necesaria? Podemos jugar 6x6, o incluso podemos entrenar 5x5 en la base. Yo ya no sé lo que creer .. ha habido momentos que he pensado que no era bueno entrenar mucho 5x5 (independientemente de la edad), otros momentos que sí. Si la clave, en conclusión, es elegir objetivos más allá de las habilidades actuales para así fomentar el aprendizaje a través del error, ya tenemos respuesta a esta incógnita. Toma aprendizaje!

En último lugar, cuando un jugador ha sentido la ignición y está en una fase de práctica intensa, necesita un maestro instructor que le pueda hacer mejorar y desarrollar todo su talento. La convergencia de los tres factores en la formación de un jugador (ignición, práctica intensa y maestro instructor) es la clave para acelerar el proceso y permite su desarrollo máximo… por esto es tan difícil o tan fácil desarrollar el talento de los jugadores!

Para terminar os dejo un extracto del texto de un interesante vídeo que tambien recomiendo y que conecta con lo escrito hasta ahora en este post. No solamente para mirar, sino para ver e integrar en la propia filosofía:

Éxito, fama, reconocimiento… muchos de nosotros luchamos para alcanzarlos
Pero no se construye un buen nombre de la noche a la mañana
Es necesario trabajar mucho, aunque existan tropiezos y caídas, es necesario superar los obstáculos. Es necesario tener motivación, perseverar, insistir

Hay momentos de calma, y hay momentos agitados, decisivos en que la buena intención no es suficiente. Es entonces cuando la vida nos demanda coraje, osadía, creatividad y un inalterable espíritu de lucha. La verdad es que las dificultades y los reveses, ocurren con mayor frecuencia de lo que nos gustaría.
Vivir es también estar preparado para las situaciones difíciles;
la forna en que afrontamos las dificultades, marca la diferencia.

Es una sensación muy agradable llegar al final de una etapa con la conciencia de haber cumplido y recibir la consagración y el respeto de todos, el reconocimiento de los colegas y la admiración de las personas que amamos. Oir el propio nombre con orgullo. Orgullo de aquel que vió en los obstáculos una oportunidad para crecer. El orgullo de quien supo enfrentar las turbulencias de la vida y vencer… El orgullo de ser un ganador que no se apartó de los valores fundamentales.

http://www.youtube.com/watch?v=ZERnxxigiQQ

 

Comentarios

“Las claves del talento” ,de Dan Coyle...¿está editado en español? ¿en que editorial y año? gracias anticipadas...por la información y también, como siempre, por el artículo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar