LA CONEXIÓN (III) : OFERTA Y DEMANDA

Solapas principales

Si así fue, así pudo ser; si así fuera, así podría ser; pero como no es, no es. Eso es lógica.(Lévi-Strauss)

Qué compra un equipo senior, lo que la base genera? O la base debe generar lo que el equipo senior quiere? Sea como fuere, la lógica (Benjamins Buttons aparte) dice que el futuro de todo chaval en el basket está en el mundo senior.

Me gustaría aclarar que pienso que en cualquier nivel los temas que trato en este artículo tienen sentido y aplicación. Evidentemente a más nivel más exigencia y más de todo, pero el concepto de mejorar se aplica a todo en la vida. Por otro lado, que un jugador juegue en infantil o cadete de un club no implica que termine en ese senior, por esto creo que es bueno generalizar este concepto.

La diferenciación entre los dos baloncestos, como todo, encierra aspectos positivos para el progreso del jugador, y tambien aspectos negativos. Todo lo que hacemos, planificamos y desarrollamos como entrenadores implica una gran responsabilidad , creo que esta es la palabra clave, por esta razón siempre me ha motivado mucho explorar en este mundo…

Hablando con gente diversa, en procedencia, mentalidad, capacidad, motivación, llegas a conclusiones sobre por qué alguien entrena chavales y no seniors.
Hay un porcentaje que lo considera un paso necesario para el aprendizaje: “voy a empezar mi carrera de entrenador entrenando minis, porque soy muy joven”. Hay otra gente que lo hace por vocación, lleva mucho tiempo y disfrutan con ello. Un tercer grupo lo hace por frustración de no poder entrenar más arriba. Este es el grupo más peligroso, porque utiliza al jugador para sus “experimentos” y a veces en cierta forma, desvirtuando el mundo senior “yo no quiero saber nada de senior”. Bueno, quizás tú no, pero tienes la responsabilidad de preparar al jugador para ello.

Es fáicl eludir nuestras responsabilidades, pero es imposible eludir las consecuencias de haber eludido nuestras responsabilidades.

Finalmente, hay otros, como yo por ejemplo, que ahora mismo lo hago, inducido por las circunstancias, pero sobretodo porque me apetece y con voluntad de ayudar. En esta posición de privilegio en que me encuentro, analizo el trabajo a realizar desde la perspectiva de cómo intentar preparar lo mejor posible a esos chicos para lo que se van a encontrar.

Creo que la pregunta clave a desarrollar es precisamente esta. Para qué estamos preparando a los jugadores? O, mejor, realmente somos plenamente conscientes de que el principal objetivo en la formación es preparar para el futuro? Hay muchos autoengaños para justificar la propia falta de recursos (yo he pasado por ellos, como todos, y quizás sigo estando en otro autoengaño diferente ahora. Siempre me gusta matizar que solamente ofrezco un punto de vista). Por ejemplo, que el objetivo es “disfrutar”. Falso! El objetivo es mejorar, competir …. La consecuencia sí es disfrutar, la consecuencia de aprender, competir, superarse…No nos engañemos, ahora mismo la oferta lúdica es muy extensa. El baloncesto es un juego, pero no es solamente para jugar. En cualquier nivel, el jugador encuentra la motivación si siente que aprende, compite y es exigido acorde con sus posibilidades reales, ni más ni menos, todo lo cual le hace disfrutar.

Por estos motivos estoy en el convencimiento de que no existen 2 baloncestos sino que hay que conectarlos. Así , pienso que mi enfoque debe ir dirigido a ayudar a crecer al jugador en los siguientes aspectos que forman el ecosistema del jugador de baloncesto:

- Autoconocimiento para definir su punto de partida y su camino: Potenciar lo que saben y pueden hacer , e identificar sus defectos para esconderlos o si es posible, pulirlos.
- Mentalidad competitiva omnipresente.
- Mentalidad de sacrificio y esfuerzo
- El nivel defensivo
- El nivel de disciplina de juego. Sistemas, zonas, y otros recursos para adquirir bagage táctico e identificar que esto es un deporte de equipo.
- Nivel de exigencia alto, generando tambien autoexigencia.

Seguramente hay más apartados y cosas importantes, que en todo caso, se derivan de las anteriores. Entonces, cuando vemos en un jugador la capacidad para desarrollar estos factores, estamos hablando de un jugador con potencial. Un jugador , aun siendo sobresaliente en su edad, pero sin voluntad , sin deseo sin capacidad de crecer en este ecosistema, no es buena oferta, porque ya sabemos que: no porque un producto le guste mucho a su empresario, va a tener éxito, debe gustarle al cliente! Desde mi humilde punto de vista, considero pues, que el “jugador ofertado” tiene que ser este, ya que se ajusta a la demanda.

Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. (Paulo Coelho)
 

Comentarios

Respondiendo a coach40. Pienso que la mejora individual y la colectiva son compatibles, y complementarias. Cualquier habilidad técnica debe estar ubicada en el juego, y la estructuración del 5x5 facilita la ejecución de dicha habilidad. Por ejemplo, enseñamos movimientos cerca de canasta, hay que diseñar una jugada para que entre bien ese balón y le dejen espacio al jugador para hacer ese movimiento.

El efecto guarderia existe y más en los clubs-colegios pequeños que lo tienen que compaginar,a veces, hasta en su categoría senior.Estos clubs-colegios no tienen jugadores suficientes para poder elegir y hacer un equipo A de rendimiento y uno B de participación.Esto muchas veces resulta frustrante, tanto para los jugadores con "potencial", como para los entrenadores de estos equipos, haciendo que los jugadores con "potencial" emigren a otros clubs cercanos donde si les ofrezcan esa posibilidad de mejorar.Es verdaderamente complicado hacer convivir estas dos posibilidades.
Por otro lado ¿cómo formamos a un jugador de baloncesto?.Después de muchos años dedicando la mayoría del tiempo a la técnica individual en categorías de base, me he dado cuenta de que he formado aceptables jugadores técnicamente, pero malos jugadores de 5c5.En los últimos años he cambiado de metodo y busco la mejora del jugador técnicamente a traves del juego colectivo.¿Crees que es mejor así?
Un saludo.

creo que el concepto "base", "cantera" o como queramos llamarlo, es muy amplio y engloba aspectos muy diversos entre sí. no es lo mismo un júnior que un premini o benjamín; en el segundo caso, muchas veces conviven chavales motivados con otros que están en el grupo por el efecto "guardería" que a veces tienen las actividades deportivas con niños...combinar de forma adecuada componentes lúdicos que gusten a la mayoría con la necesaria mejora de fundamentos técnicos es todo un quebradero de cabeza en edades tempranas.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar