Selección. 4 notas rápidas.

Solapas principales

1.- EGOS. El equipo español cada año que pasa requiere más gestión de Egos. El ego no es algo que se pueda achacar a alguien como crítica, sino que es algo que todos tenemos. Lo que sucede es que en ese entorno, van creciendo en número y volumen. Es un equipo de estrellas que es muy difícil de gestionar. Muchos de los entrenadores que opinamos (yo diría que el 99% no tendríamos los huevos que tiene Scariolo al afrontar todo esto de la manera en que lo hace). Ni ataco ni defiendo, solamente quiero ponerlo de manifiesto. Y me dirán que para eso cobra. Cierto. Pero cobrar no implica infalibilidad. A veces los egos solo se aplacan con los acontecimientos, como va a pasar hoy quizás.
 

2.- SUPERIORIDAD CLARA. Por lo que hemos visto hasta el momento, cuando los jugadores consideran que es necesario dar el 100 lo dan (hablo de intensidad), y cuando no, pues no lo dan. Pese a eso, siguen siendo superiores, esa es la desgracia para los que deseamos solamente enamorarnos cada día del juego que podrían hacer y a la vez la suerte para los que solo basan esto en el resultado.


3.- ROLES. Una selección no es un All-Star. Recuerdo a Berni como jugador 12 con el rol clarísimo, por ejemplo. Ahora mismo veo Ricky, Sada, SanEme, Llull, Claver con problemas de identificación de rol. Esto es un problema para mí grave , aunque solucionable, por supuesto. Es importante, en partido, clarificar también roles en el cuerpo técnico. Creo que es más que evidente quien debe ser el ayudante en partido, y en todo caso, filtrar la comunicación de los demás ayudantes en él. Seguro que Scariolo sabe todo esto!
 

4.- CONFIANZA. Y más importante: el equipo ha jugado hace 24 horas a su máximo nivel de forma sostenida, han disfrutado, han arrasado y han enamorado. Por lo tanto, saben como hacerlo, pueden hacerlo, y van a hacerlo.
 

Comentarios

Bueno, tambien es cierto que con Pepu el punto de gestión de egos era muy distinto que ahora, y no es una crítica hacia nadie, es algo normal, repito. Ahora creo que muchos jugadores que se incorporan lo hacen mentalmente desubicados. Por otro lado, uno que llega a saco, creo que dejando en evidencia a varios, como fue Sada en el primer partido , se ve frenado. Seguro que saben mejor que nosotros el porqué. Gracias y un saludo, Carlos!

Especialmente de acuerdo en el apartado de roles en el cuerpo técnico. Siempre desde fuera, da la sensación de que todos quieren sacar la cabeza, y por inexperiencia, también se aprecia desubicado a Ricard. Lógicamente ellos tendrán sus funciones, pero tanto en la época de Pepu como la de Aíto, una jerarquía en el banquillo. Ahora, con Orenga más rato de pie que sentado, y Jenaro con su habitual necesidad de notoriedad, el banquillo parece demasiado caótico, como para exigir que algunos jugadores se ubiquen... Finalmente, decir que dado que en la selección van los mejores (opiniones al margen), deben jugar los que mejor rendimiento dan. Lógico que se de minutos de entrada en los que más se confía y se quiere que rindan al final, pero la cosa se va complicando, y se trata de ganar. El que no funciones, cambio de rol y de rotación.

Especialmente de acuerdo en el apartado de roles en el cuerpo técnico. Siempre desde fuera, da la sensación de que todos quieren sacar la cabeza, y por inexperiencia, también se aprecia desubicado a Ricard. Lógicamente ellos tendrán sus funciones, pero tanto en la época de Pepu como la de Aíto, una jerarquía en el banquillo. Ahora, con Orenga más rato de pie que sentado, y Jenaro con su habitual necesidad de notoriedad, el banquillo parece demasiado caótico, como para exigir que algunos jugadores se ubiquen... Finalmente, decir que dado que en la selección van los mejores (opiniones al margen), deben jugar los que mejor rendimiento dan. Lógico que se de minutos de entrada en los que más se confía y se quiere que rindan al final, pero la cosa se va complicando, y se trata de ganar. El que no funciones, cambio de rol y de rotación.

Lo cierto es que tengo sensaciones muy parecidas a las tuyas... entiendo que la FEB ha conseguido algo muy difícil, juntar casi siempre a todas las estrellas del baloncesto español pero el resto parecen acomplejados, perdidos, comparsas... por ejemplo, diría que Llull no sabe jugar si no es al 200% aunque sea contra Luxemburgo y aquí no se entiende así mismo... aquí las decisiones no son sólo de Scariolo, más allá de que lo encontremos mejor o peor entrenador para 'estas circunstancias'¨, seguramente Aito tampoco lo era. No me cabe duda de que Pepu sí lo fue, por su cercanía con el jugador y su buena gestión de grupos. Saludos coach

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar