Who's gonna ride your wild horses?... Time Out!

Solapas principales

 


"No basta con decir una cosa correcta en el lugar correcto, es mejor todavía pensar en no decir algo incorrecto en un momento tentador." (Benjamin Franklin).

El tiempo muerto es un tiempo muy vivo, es un momento de choque de grandes energías, concentradas en un espacio muy reducido. Muchos corazones a plenas revoluciones que buscan vías de escape , que se originan en unos sentimientos que casi se pueden ver, es un momento donde el alma del jugador y del entrenador se refleja en su expresión más que nunca. Es un momento extraordinariamente importante que , potencialmente, será un punto de inflexión. Es una oportunidad para reorientar en el rumbo adecuado a los caballos salvajes: esas emociones que todos debemos controlar en estos momentos:

Las emociones son como caballos salvajes. No son explicaciones que nos ayudan a seguir adelante sinó simplemente nuestra voluntad de seguir adelante. ( Paulo Coelho).

En este post voy a abusar de las citas, porque en este caso son especialmente útiles para, reflexionando a partir de ellas y recordando situaciones vividas, entender lo que nos pasa a todos y encontrar posibles métodos para domesticar esos caballos salvajes que representan las emociones! Todas ellas son interferencias importantes, porque alejan nuestra mente de lo que hay que hacer y la llevan al pasado o a pensar en las consecuencias de lo que vamos a hacer o hemos hecho Algunas de las que conviven en estas situaciones de tiempos muertos podrían ser el miedo, la culpa, la rabia, el coraje, la euforia…

Escucha lo que tú sabes, no escuches a tus miedos. ( Richard Bach)

Si no controlamos nuestra rabia, esta es más dolorosa en nosotros que la injuria que la provoca. ( Séneca)

El coraje no es la ausencia del miedo sino la habilidad de enfrentarlo. (John Putnam)

Hay un objetivo común en todos los tiempos muertos: que el equipo sepa lo que queremos que haga y que salga convencido, con determinación para hacerlo. Qué es más importante? La consciencia de qué hacer o la determinación para hacerlo? La forma en la que afrontamos las dificultades marca la diferencia: equilibrio entre emoción y razón.

Para cumplir este objetivo es fundamental un proceso. Este proceso se puede interpretar de varias formas, y cada situación puede requerir distintos procedimentos, en todo caso es fundamental un primer momento de “pausa” … muchos entrenadores utilizan unos segundos para hablar entre ellos y en ese tiempo los jugadores bajan pulsaciones, beben agua, hablan, o simplemente piensan… sueltan parte de la tensión en definitiva. Esos segundos de impasse, es donde hay que intentar cambiar el “chip” , aparcar por unos segundos las emociones y focalizar entrenador en mensaje y jugador en escucha. Pero también es importante que el entrenador “escuche” mientras habla; es decir, que adapte el mensaje que quiere transmitir al estado emocional que percibe del entorno de los que escuchan. Cuantas veces sentimos o vemos que esas energías chocan entre ellas y no producen nada positivo? Dicen los especialistas que lo que más capta el receptor es el cómo se dice algo, por encima de qué se dice. Y de lo que se trata aquí es fundamentalmente de que el equipo reciba un mensaje, no de que el entrenador emita un mensaje. Yo soy partidario incluso, en algún momento dado, consensuar alguna estrategia con el equipo, para que se identifiquen más con la decisión que se acabe tomando, por qué no? En la parte final del tiempo muerto, es momento de volver a las emociones , en este caso de respuesta positiva, determinación, coraje, deseo, unidad, etc…

En definitiva, pues, el tiempo muerto puede ser el gran aliado del entrenador (independientemente de la categoría) y a la vez el gran enemigo, es uno de los momentos donde inevitablemente ponemos a prueba nuestra credibilidad, liderazgo, creatividad, espíritu. No es momento de demostrar muchos conocimientos de baloncesto, sino de tocar la tecla necesaria para que el equipo salga de él reforzado en sí mismo, como una manada de caballos salvajes, pero dispuestos a tirar del carro en la misma dirección. Es otro de los grandes retos del día a día del entrenador!

Y para terminar, un poco de ironía…
El trabajo en equipo es esencial; te permite echarle la culpa a otro.(Anónimo)
 

Comentarios

tenemos partido dentro de 2 horas...me acordaré del post cuando me gire hacia la mesa a pedir tiempo :) .me parece interesante el aspecto de la pausa inicial, como jugador muchas veces pensé "el pesao este no deja ni beber" y ahora como entrenador, supongo que por inexperiencia, creo que trato de transmitir demasiadas cosas en poco tiempo...tomo nota.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar