Adecco Oro Playoff 1/4 (III): Burgos, Navarra, Menorca y Lleida toman ventaja en la jornada de los marcadores apretados. Tarragona será un año más de Oro

Solapas principales

  • Clínicas Rincón no ha podido conseguir ni una sola victoria en el playout y dice adiós a la Adecco Oro. En la eliminatoria por el ascenso, Burgos (con buzzerbeater incluído), Navarra, Menorca y Lleida toman ventaja

RESULTADOS PLAY-OFF 1/4:

Cáceres Patrimonio Humanidad-Ford Burgos 66-68
UB La Palma, Isla Bonita-Grupo Iruña Navarra 60-72
C.B. Breogán Lugo-Menorca Bàsquet 67-70
Lleida Basquetbol-Club Melilla Baloncesto 64-61

 

PLAY-OFF DE DESCENSO:

Clínicas Rincón Benahavís-Tarragona Bàsquet 2017  68-77 

 

Las jornadas impares tienen la peculiaridad de deshacer empates, y eso es lo que ha pasado en la tercera jornada de Playoff en la Adecco Oro.

Ford Burgos ha dado la sorpresa en Cáceres con una victoria in extremis con un triplazo de Jerome Tillman, haciendo estériles los 26 puntos de valoración de Francis Sánchez en las filas locales. Grupo Iruña ha tomado la isla de la Palma, que no ha hecho bueno el factor cancha y que obliga a los insulares a dar el Do de pecho para remontar la eliminatoria; al igual pasa en tierras gallegas, ya que el Breogán ha cedido en casa ante Menorca en un final muy apretado. Y para no ser menos, en Lleida se ha producido otra apretada victoria, la única local, que deja la presión en las filas de Melilla.

En la eliminatoria por la permanencia, Clínicas Rincón Benahavís dice adiós. El filial de Unicaja no ha podido conseguir ni una sóla victoria en la eliminatoria por eludir el descenso a la Adecco Plata.

Adecco Oro Playoff 1/4 (I)

Adecco Oro Playoff 1/4 (II)

CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - FORD BURGOS : 66-68 (1-2)

Burgos se lleva el tercer partido a cara o cruz

El Autocid Ford Burgos se ha llevado la victoria en la noche de este viernes tras derrotar al Cáceres Patrimonio de la Humanidad por 66-68, en un partido épico en el que hubo muchísima igualdad y en el que un triple de Tillman a falta de 1.6 segundos robó las ilusiones a un Pabellón Multiusos que presentó, con diferencia, la mejor entrada de toda la temporada y que paró de apoyar a su equipo durante todo el encuentro.

41733_0.jpg

Triple fallado en el ultimo segundo de Dani Rodriguez para Cáceres (Foto: Luis Cid - Caceres Patrimonio de la Humanidad)
Desde el inicio se vio un partido en el que las defensas superaban a los ataques. Tan sólo Francis Sánchez parecía tener la llave de la defensa rival y, con 9 puntos, fue el máximo anotador del primer periodo. Un buen 3 de 4 en triples (2 de Schraeder) mantenía en el partido a Burgos, que no conseguía ningún tipo de superioridad en la zona. A los 10 minutos, el marcador reflejaba un empate a 19.

En el segundo cuarto Cáceres apretó y se llegó a ir 7 puntos arriba, gracias a 2 mates consecutivos de Leon Williams y a la buena defensa de Forcada entre otros. Sin embargo en el tramo final, Burgos se recuperó merced a 2 triples de Jesús Castro y a la gran aportación en el rebote de Pep Ortega. Al descanso el resultado era favorable a Cáceres, 34-33.

Tras la reanudación se vivieron los mejores momentos de burgos en el partido. Mucho más enchufado que su rival, el conjunto de Casadevall endosó un parcial de 0-9 que hizo temblar al Multiusos. Aguilar y Schraeder anotaban con fluidez hasta que apareció Cherry. 8 puntos del base de Cáceres volvían a poner a Cáceres por encima y, con el público absolutamente volcado, todo quedaba pendiente de los 10 últimos minutos, con el marcador reflejando un 55-52 que denotaba la tensión existente.

En el último periodo Burgos volvió a salir más fuerte, llegando a la máxima diferencia en todo el partido (+6). Jesús Castro veía el aro como una piscina y con 11 puntos en este cuarto (19 en total) fue el jugador más importante de su equipo. Cáceres volvió, una vez más a creer en sí mismo, en que podían volver a dar la campanada. Francis Sánchez se echó el equipo a la espalda y la responsabilidad anotadora fue suya. Así, los últimos segundos fueron de infarto: con el partido empatado Williams anota un tiro libre de los 2 que tenía. 30 segundos restaban. La pizarra de Casadevall marcó un tiro rápido para tener la última posesión. Huertas falló pero, tras un palmeo de Sánchez, la pelota la salvó Burgos. Posesión completa para el equipo burgalés que esta vez si aprovechó: un triple frontal de Tillman ponía a su equipo 2 arriba a falta de 1.6 segundos. Sánchez sacó de banda y el pase fue a Dani Rodríguez, que falló el triple definitivo, otorgando la victoria a los visitantes por 66 a 68. El MVP fue Francis Sánchez con 23 puntos, 6 rebotes y 26 de valoración.

En rueda de prensa, Andreu Casadevall destacó que “fue un partido tremendamente igualado, con defensas muy físicas y duras”. Sobre el ataque de su equipo, afirmó que “hemos fallado muchos tiros desde la zona, pero hemos tenido un gran acierto exterior”.

Gustavo Aranzana salía visiblemente decepcionado por la derrota, pero no pudo más que elogiar a todo el mundo: “no puedo reprochar nada a nadie. Ha sido un extraordinario partido que hemos perdido por detalles. Lanzamos la moneda al aire, y salió cruz”. También ha confirmado que su equipo seguirá luchando, aunque lo hará sin la ayuda de Pedro Robles, que ha resultado lesionado para cerca de un mes.

Crónica: Manuel Corraliza

CÁCERES PATRIMONIO HUMANIDAD: Rodríguez (6), Robles (0), Sánchez (23), Antelo (9), Olmos (4) –cinco inicial. Williams (10), Sedlak (3), Forcada (2), Cherry (9).

AUTOCID FORD BURGOS: Aguilar (8), Huertas (7), Schraeder (13), Phillip (5), Tillman (8) –cinco inicial. Ortega (5), Kedzo (0), Castro (19), Vinicius (3).   

U.B. LA PALMA, ISLA BONITA - GRUPO IRUÑA NAVARRA: 60-72 (1-2)

Los navarros recuperan el factor cancha en un brillante final de partido y se ponen 1-2 en la eliminatoria

Comenzaba el encuentro con un triple de Langford. Los canarios no podían contar con Peña lesionado por un golpe en la cabeza entrenando y era sustituido por Oscar Alvarado. Los navarros anotando por medio del estadounidense, Sanz y Narros lograban ventajas de 5 puntos para terminar ganando el cuarto por 2 puntos (13-15).

El segundo periodo comenzaba con sendos triples de Jorge García que daban ventaja por 7 puntos a los visitantes.

En un partido marcado por las férreas defensas La Palma lograba a continuación un parcial de 8-0 con Sikma y Arrocha que cambiaba el color del choque. El Grupo Iruña Navarra no se mostraba acertado en el tiro y lo pagaba muy caro ante la efectividad e intensidad palmera. Narros empataba a 25 al que seguía un mate de Tabares. Pero con un triple de Rakocevic sobre la bocina se llegaba al descanso 27-28.

Tras la pausa anotaba Úriz. Por parte local Schaftener comandaba la remontada (37-32). Rakocevic rebajaba con un triple la diferencia mostrándose acertado en ataque.

A continuación Bonhome desde el 6.75 (42-38) quería abrir brecha. Sería Grupo Iruña Navarra el que empataba primero a 44 con Narros y se adelantaba con Úriz (44-46). Se llegaba al final del cuarto con 46-46 con 2 con tiros libres convertidos por Sikma.

El último cuarto García adelantaba a los de Jareño con 5 puntos consecutivos. Starosta lograba el 48-56 y comenzaba a hacerse efectivo en la zona aunque no así desde la línea de los tiros libres. Mientras tanto Jareño intentaba controlar el partido con el dueto Úriz- Sanz.

Sikma llevaba el mando anotador local. García con otro triple ponía el 52-60 pero Sikma anotaba de nuevo a los pocos segundos. El capitán Iñaki Sanz lo enmendaba a 3:40 para el final logrando el 54-62.

Arrocha ponía el 56-62. Úriz con dos tiros libres convertidos (56-64) daba oxigeno a su equipo a poco más de 2 minutos. Narros le imitaba con tiros libres (56-66) y La Palma erraba sus últimos tiros de tres.

Los isleños confiaban en Arrocha (58-66) a 1:36 que daba esperanzas a los locales que crecían con un robo de Sikma que perdía la bola sin que ello tachara su esplendido encuentro con 20 puntos.

Los tiros libres acabaron siendo el mejor apoyo de los navarros con un concentrado Úriz que no daba opción ni en ataque ni en defensa a los isleños dejando el marcador en el definitivo 60-72.

El cuarto partido de la eliminatoria del play off será el domingo 13 de mayo a las 13:00 ( hora peninsular, 12:00 canaria) en La Palma.

Si gana el Grupo Iruña Navarra será el definitivo 1-3 que acabará la eliminatoria.

Si lo ganara La Palma el martes 15 de mayo a las 20:00 tendría lugar en Anaitasuna el quinto y definitivo encuentro que situará a uno de los dos equipos en semifinales contra el ganador del Menorca- Breogán de Lugo.

Crónica: Dep. Comunicación Basket Navarra

LA PALMA LA ISLA BONITA. : Díaz (5), Martínez (4), Bonhome (6), Schaftenar (10) ,Alvarado (0), -cinco inicial- Sikma (20), Kloos (0) , Arrocha (7), López (0) , Santana (0), Domínguez (4) , Tavares (4).

GRUPO IRUÑA NAVARRA. : Langford (7), Sanz (9), Rakocevic (10) , Úriz (11), García (14) -cinco inicial-, Narros (10), Starosta (11), Savitsky (0). 

C.B. BREOGÁN LUGO - MENORCA BÀSQUET: 67-70 (1-2)

Menorca consigue una victoria que podría ser clave

Breogán de Lugo hizo añicos el factor cancha para Menorca en el segundo partido, pero el equipo de Josep María Berrocal ha conseguido una victoria que podría ser vital, con la que recuperar, primero el factor campo perdido, después la iniciativa en la eliminatoria, y por último, la moral perdida en la isla balear.

No ha sido fácil para los insulares. Breogán comenzó dominando la primera parte aprovechando los errores del cuadro visitante, se llegaron a rozar los 10 puntos de ventaja en el electrónico y todo parecía decantado para los gallegos.

En la segunda mitad el panorama cambió radicalmente. Menorca se rehizo con un extraordinario tercer cuarto, liderado por un imparable Dani Pérez (15 puntos), llegando a endosar a su rival un parcial 11-25. Breogán murió desde la línea de triple (2/17) ya que parecía falto de ideas para intentar anotar desde otra posición. Con el partido decidido, los jugadores de Breogán intentaron recortar diferencias pero se quedaron sin tiempo material.

Destacar por el conjunto gallego el partido realizado por Feldeine (19 puntos), aunque al final del partido estropeó su serie de tiro (2/8 T3) con lanzamientos forzados,

Crónica: Jesús Quero (@JesusQuero)

C.B. BREOGÁN LUGO: Feldeine (19), Ogirri (13), Gomez (6), Carlos Cobos (1), Brooks (12) - cinco inicial- Conzález (0), Krabbenhoft (5), Navajas (5), Edu Sánchez (4), Dia (2).

MENORCA BÀSQUET: Jiménez (4), Bas (12), Otegui (0), Arteaga (6), Navarro (8) - cinco inicial- Blanch (1), Coppenrath (10), Dani Pérez (15), Bravo (3), Morentin (5), Matali (6).

LLEIDA BASQUETBOL - MELILLA BALONCESTO: 64-61 (2-1)

Remontada mágica

El Lleida Basquetbol ha superado al Melilla Baloncesto (64-61) en el tercer partido de la serie de cuartos de final y se encuentra a un sólo paso de lograr el hito de colarse en semifinales. El triunfo local ha llegado tras una espectacular remontada en los minutos finales, comandada por dos triples del capitán Miki Feliu. El conjunto norteafricano, que ha perdido al norteamericano McKeither por lesión, ha terminado sucumbiendo ante una auténtica olla a presión llamada Barris Nord. "El público ha ganado el partido" ha declarado el técnico visitante en rueda de prensa y, desde luego, no le falta razón.

41736_0.jpg

Antelo intenta superar a Tillman (Foto: Luis Cid)
Ramsdell inauguraba el electrónico con un triple que, a la postre, sería el único de su equipo en toda la primera mitad. En un inicio impreciso y lleno de nervios por parte de ambas escuadras, el conjunto local tomaba la delantera con un gran Alfons Alzamora (9-6). Ridge McKeither también se mostraba resolutivo en el otro lado de la cancha y mantenía la igualdad en el tanteador, aunque siempre con cortas ventajas leridanas. Los discípulos de García de Vitoria no sacaban provecho de una antideportiva a favor, pero aún así lograban revertir el marcador (11-12). Una canasta de Ramsdell, no obstante, devolvía el liderazgo a los catalanes justo antes de llegar al primer parón (15-14).

El capitán azul Miquel Feliu lideraba al Lleida Basquetbol en los primeros compases del segundo asalto y ponía en pie al público que se dio cita en el Barris Nord. Melilla Baloncesto se mostraba fallón, especialmente desde el perímetro, y no encontraba el modo de superar a la colosal defensa del equipo de Casas. La renta local iba incrementándose paulatinamente en unos buenos minutos de Marc Rubio y García de Vitoría no tuvo más remedio que solicitar un tiempo muerto con un 23-14 campeando en el marcador. Habían transcurrido cinco minutos del segundo período y los norteafricanos aún no habían sido capaces de anotar. Un triple de Marco, el primero de Melilla Baloncesto en el choque, desperezó a los suyos e invirtió la dinámica del partido. Los foráneos empezaron a cogerle el pulso a la situación y se llegaron a situar a un sólo punto de su adversario gracias a un triple de Riera y un 2+1 de McKeither. Al descanso, pocos puntos y mucha igualdad (27-24).

El paso por los vestuarios le sentó mejor a Melilla Baloncesto. El equipo de García de Vitoría inició más liberado el tercer cuarto y traspasó los nervios a los leridanos que, al igual que en los dos primeros partidos de la serie, no estan encontrando la mejor versión de Jason Detrick. Suka-Umu estaba On Fire (29-30) y el partido cada vez se le iba complicando más a un Lleida falto de clarividencia en ataque. Un triple de Salva Arco y una posterior recuperación del alero de Navàs suponían el 35-41 y forzaban el tiempo muerto de Ricard Casas. Entonces, llegaría la jugada desafortunada de la noche. Ridge McKeither, el hombre más entonado de Melilla en el global del encuentro, se lesionaba al intentar taponar una penetración de Feliu y ya no volvería a pisar la cancha, siendo también seria duda para el envite del domingo. Miki Feliu, precísamente, anotaba una canasta lejana que permitía a los suyos recobrar esperanzas, aunque se llegaba al final del cuarto con un 41-46 que no hacía presagiar una victoria del Lleida.

Melilla Baloncesto estaba mostrándose muy sobrio ante un rival atenazado por los nervios y la responsabilidad de agradar a una afición menos numerosa de lo habitual (no se repartieron invitaciones e incluso tuvieron que pasar por caja los abonados) pero más ruidosa que nunca. Un gran Odiakosa, colosal bajo ambos aros, ponía más tierra de por medio en los primeros instantes del cuarto definitivo (41-50) ante un Lleida que se encontraba al borde del KO. Jugaban a placer los discípulos de García de Vitoría, pues controlaban con claridad el rebote ofensivo y el rival apenas les inquietaba acumulando pérdida tras pérdida. Pero si algo no le falta a este Lleida Basquetbol es corazón. Y si alguien ejemplifica ese corazón es el gran capitán Miquel Feliu que, con un triple, devolvía la ilusión al Barris Nord (52-56). Corazón y fe, mucha fe.

Ya no restaban ni tres minutos por jugarse y Lleida perdía por seis puntos pero de nuevo Feliu, ¿quién sino?, aparecía desde la línea de 6.75 para poner el partido en un pañuelo (55-58). El pabellón era una olla a presión y a los visitantes les entró el miedo escénico. Aguantar las posesiones y dejar morir el tiempo ya no iba a ser suficiente ante todas esas almas dispuestas a dejarse la voz por su equipo. Detrick, que firmó un partido muy gris, no falló desde la línea de tiros libres y, tras el enésimo error de un Melilla noqueado, Ramsdell adelantó a su equipo en el luminoso con una jugada de 2+1. Un robo de Simeón a Manzano, ya en el último minuto, finalizaba con canasta del joven base valenciano (61-58) y enloquecía a la grada. Riera perdonaba un intento desde la línea de 4.60, pero Simeón erraba dos a posteriori y la situación se le complicaba a un Lleida que veía como Arco robaba el balón y machacaba el aro (61-61). Quedaba una posesión y Simeón, sin miedo, cogió la responsabilidad y forzó la personal a falta de seis segundos. Esta vez sí anotó el primero, pero volvió a fallar el segundo. Ningún problema, pues allí estaba él mismo para recoger ese rebote y darle medio triunfo a su equipo. Esta vez la falta recayó sobre Paco Vázquez que convirtió los dos tiros libres, estableciendo el definitivo 64-61 que no pudo cambiar Suka-Umu con un triple lateral muy forzado. La victoría, cuando más difícil parecía, se había quedado en casa, en el infierno del Barris Nord. El próximo domingo, primer match ball para los chicos de Ricard Casas ante un Melilla tocado, pero no hundido.

LLEIDA BASQUETBOL: Vázquez (4), Simeón (7), Alzamora (6), Detrick (6), Ramsdell (15) -quinteto inicial- Kale (2), Villacampa (0), Rubio (6), Dagostino (0), Feliu (18).

MELILLA BALONCESTO: Wachsmann (4), McKeither (16), Arco (11), Riera (6), Suka-Umu (6) -quinteto inicial- Odiakosa (9), Marco (3), Manzano (4), Romero (0), Almazán (2).

Crónica: Marc Retamero Castelló

CLINICAS RINCON BENAHAVIS - TARRAGONA BASQUET 2017: 68-77 (3-0)

Tarragona noquea por la vía rápida al Clínicas Rincón Benahavís que baja a la Adecco Plata

El Clínicas Rincón perdió con el Tarragona el tercer partido de la serie de play out por 68-77 en Benahavís y desciende así a la Adecco Plata al ceder por un claro 3-0 en la lucha por la permanencia. Sólo la previsible reestructuración de la competición y la desaparición por motivos económicos de varios clubes de la Adecco Oro pueden evitar este descalabro ganado por derecho propio en el año de su destierro en Benahavís con un plantel que acusó la falta de ciertos jugadores que dieran consistencia al proyecto en una liga tan exigente. La vuelta en el partido de esta noche de Abrines y Alberto Díaz no fue suficiente para el equipo de Manolo Povea, que se desfondó en el último cuarto ante un equipo superior comandado por un brillante Jonathan Mitchell.

Tarragona solventó el play out por la vía rápida aunque para ello tuvo que esperar al último cuarto, ya que el Clínicas Rincón Benahavís vendió cara su derrota. Desde el primer cuarto, el partido resultó igualado con un Clínicas Rincón muy enchufado y bien dirigido por Pepe Pozas. Además también destacaba la gran intensidad puesta por ambos equipos por todo lo que se jugaban. La relajación te llevaba al descenso.

Tarragona, una vez más, se agarraba al juego rápido para superar a su rival. Curiosamente, la que debía ser la mejor arma local, sacaba de quicio por momentos a los de Manolo Povea como había ocurrido ya en Tarragona a lo largo de esta serie. Pero esta vez, el Clínicas Rincón Benahavís iba dando con la tecla para vender cara su derrota y se metía de nuevo en el partido. Así, la labor de los Kuzmic, Nguirane y Todorovic servía para llegar al final del primer cuarto con ventaja, 19-16, pese a que los refuerzos ACB, Abrines y Alberto Díaz no terminaban de aportar lo esperado.

En el segundo cuarto, el equipo local parecía despegarse en el partido. La ventaja de 10 puntos, 35-25, parecía hacer daño en un Tarragona que bajaba enteros respecto al nivel exhibido días atrás. Todorovic tiraba de la anotación local y las jóvenes torres de la cantera de Unicaja ganaban la partida a la rival. Pero en los últimos cuatro minutos, Tarragona impuso su experiencia para meterse de nuevo en el encuentro y dejar la diferencia sólo en dos puntos al descanso, 40-38.

En la segunda parte, el partido cambiaría por completo. A Tarragona se le vio siempre mucho más seguro ante un Clínicas que comenzaba a acumular muchos errores. Una vez más, aparecían en los de Benahavís los fantasmas de esta temporada que los han mantenido a lo largo de la temporada en la cola de la clasificación. Los de Berni Álvarez por el contrario se veían cada vez más cómodos sobre la pista. Pese a ello, no acababan de romper el partido y con algunos arreones de juego, el Clínicas Rincón se mantiene en el marcador, incluso para acabar el tercer cuarto con ventaja mínima de 53-52.

Pero las sensaciones ya no eran las mismas. Y todo parecía ser cuestión de tiempo como así fue. En los últimos diez minutos llegaría la sentencia y Tarragona impuso su ley ante un Clínicas Rincón sin recursos para hacerse con la victoria y mantener la categoría. El parcial de 4-19 resultó definitivo con un Jonathan Mitchell espectacular. Restaban poco más de cuatro minutos de vida en la Adecco Oro para el equipo de Manolo Povea que pedía un nuevo tiempo muerto en busca de la heroica. Ya sólo restaba al equipo visitante matar el partido para conseguir el objetivo de la permanencia. Al final, el tanteo reflejaba un 68-77 que significaba la permanencia de Tarragona y el descenso del Clínicas Rincón Benahavís

Crónica: Antonio J. Reyes

CLÍNICAS RINCÓN BENAHAVÍS: Díaz (6), Conde (9), Abrines (8), Sabonis (7), Kuzmin (9) - cinco inicial - Pozas (10), Todorovic (15), Slouade (2), El Hadji Malick (0), Nguirane (2).

TARRAGONA BÀSQUET 2017: Fernández (4), Alba (6), Santana (7), Mitchell (19), Selakos (4) - cinco inicial - Llorca (14), Jacas (0), Schreiber (3), van Oostrum (6), Fornas (14).

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 3 semanas
#Contenidos: 
604
Visitas: 
3,467,288
Comentarios: 
6,017

Comentarios

Pues tendremos un entrenador mejor o peor... todo es discutible, y personalmente opino que deja mucho que desear... Ahora mucho decir lo del 9 puesto, pero vamos verguenza me daria que el que ha quedado noveno le ponga los huevos de corbata al que ha quedado segundo, en el 1ªpartido nos humillasteis, si, pero el 2ª lo ganamos en vuestra casa!!y en el 3ª os habeis salvado con un triple en el ultimo segundo de partido. En fin.. Haztelo mirar!! Antes de criticar al entrenador y al equipo que ha quedado el noveno!!
Para terminar mi enhorabuena a Burgos por adelantarse en la eliminatoria, mañana mas esperemos como poco forzar el 5ªpartido!!AUPACC!!

Como dije días pasados: máxima igualdad, físicamente los equipos van justillos, aspecto mental importantísimo . Solo veo una pequeña ventaja con Burgos y Menorca: tienen más fondo de armario que los otros. Veremos que sucede!!! Felicidades a Tarragona, con tampoco han hecho un campeonato muy digno. A seguir disfrutando de los playoff y sobretodo de la emoción que nos dan. Un buen ejemplo fue ayer en Lleida con una afición que con poco que le den su equipo hace que el pabellón sea una jugador más!!! Visca Lleida!!! Visca la seva afició!!!

Menudo entrenador el de Cáceres... Una moneda al aire... Que no señor, que los éxitos y los ascensos se ganan por el trabajo de tiempo. No siendo 9º en la regular y pretender que un EQUIPO con menos nombres pero que luchan y juegan te pinten la cara un día sí y otro también.
Espero que algún día la directiva del Cáceres tome medidas sobre ese coach

Impresionante el playoff que está haciendo Miki Feliu para el Lleida, mejorando amplíamente sus números de la temporada regular y convirtiéndose en el líder del equipo

¡Grande Tillman! Y eso que dicen que es pequeños, pero ¡qué daño hace cuando se enchufa! Mañana otra igual y a descansar para los siguientes, que todavía queda largo camino. ¡Animo Burgos y a por ellos!

Felicidades a Tarragona por la permanencia, en una temporada plagada de dificultades desde la pretemporada hasta el final y marcada por el mínimo presupuesto disponible.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar