Solapas principales

Ray Allen (NBA Media)

Ray Allen: ¿el triple más importante de la historia de la NBA?

  • ¿Qué triple ha tenido más incidencia en la historia de las finales NBA?
  • John Paxson y Robert Horry completan el Top 3

A menudo la cercanía en el tiempo nos impide calibrar los sucesos en su contexto adecuado. Así, después de ver unas de las mejores Finales NBA de los últimos 20 años, todo lo que en ellas ocurrió tiene el peligro de ser magnificado hasta el extremo. Por contra, como en fechas recientes nos recordaba Gonzalo Vázquez, ese impulso de extremizar el presente dentro del contexto histórico viene a su vez equilibrado por otro impulso contrario: el de poner en un pedestal inamovible nuestros mitos del pasado.

Pues bien. Una vez que la polvareda de estas Finales 2013 se ha asentado hay un hecho que aparece más y más claro según pasan los días, y que aun así sigue dando vértigo poner por escrito.

El triple de Ray Allen que llevó el sexto partido a la prórroga es el triple más importante de la historia de las Finales NBA.

De hecho, es hasta legítimo el debate de si esto lo convierte automáticamente en el triple más importante en la historia de la NBA.

Lo que sigue es una lista subjetiva de los 10 triples más importantes de la historia de las Finales NBA, en orden descendente. El criterio principal seguido para establecer dicho orden es el peso del triple en el resultado global de la serie. Así, quedaron fuera de la lista triples icónicos como aquel de Sam Perkins con el que los Lakers ganaron el Game 1 de las Finales de 1991 ante los Bulls de Jordan (a la postre, el único partido que ganaron), o el increíble triple de Kobe que mandó a la prórroga el Game 2 de las Finales Lakers vs Pistons de 2004 (de nuevo, la única victoria Laker de la serie). Sólo hemos hecho una excepción a esa regla, que es justo la que abre la lista.

Número 10 : Larry Bird (Game 4, Celtics vs Lakers, 1987)

Lo que ocurrió: con los Celtics dos puntos abajo y Worthy agarrando de la camiseta a Bird para que no tirase durante toda la posesión, el alero Laker tuvo que rotar hacia Ainge dejando un segundo solo al pájaro. En ese segundo Bird salió disparado hacia la esquina, recibió y clavó un triple sobre Mychal Thompson que ponía a los Celtics 2 arriba a falta de 12 segundos.

Lo que significó: El triple de Bird es el testimonio de que, por grande que un triple sea, la acción siguiente puede reducirlo al olvido (Stockton metió un triple maravilloso en el Game 6 de 1998 justo antes de que Jordan hiciese su bandeja-robo-The Last Shot que ganó el anillo y la inmortalidad). En la siguiente jugada Kareem anotó un tiro libre, falló otro, y del fallo surgió una de las jugadas más famosas de la historia de la NBA: el gancho en carrera de Magic sobre Parish y McHale que ganó el partido. Los Lakers se pusieron 3-1 y acabaron ganando 4-2 unas Finales que podían haber tenido una historia bien diferente de haber anotado Bird un nuevo triple, completamente solo, mientras sonaba la bocina.

Número 9 : Dirk Nowitzki (Game 2, Heat vs Mavs, 2011).

Lo que ocurrió: una de las mayores remontadas en la historia de las Finales. A falta de 6 minutos Miami ganaba de 15 puntos y el partido parecía roto. A partir de ahí los Mavericks fueron recortando la diferencia Heat hasta empatar. A falta de 26 segundos, un tremendo triple de Dirk completaba un parcial de 20-2 que ponía a Dallas 3 puntos arriba.

Lo que significó: Mario Chalmers empató con otro triple tras un despiste defensivo sonrojante de Jason Terry, pero en la última jugada Nowitzki anotaría una bandeja con la izquierda que pondría el 1-1 en la serie. Fue el punto de inflexión de las Finales. Los Mavs acabarían consiguiendo el anillo al ganar la serie 4-2.

2011 Finals Mavericks-Heat Game 2 (Mavs epic comeback, Dirk clutch)

Número 8 : Ron Artest (Game 7, Lakers vs Celtics, 2010).

Lo que ocurrió: Tras ir perdiendo gran parte del partido, haber remontado y haber visto de nuevo cómo los Celtics volvían a recortar, el balón llegó a Ron Artest a falta de 1 minuto con los Lakers tres puntos arriba. Ron se cuadró y clavó un triple desde más de 8 metros que ponía su equipo 6 puntos arriba en el definitivo Game 7 de las Finales.

Lo que significó: en ese momento toda la inercia favorecía a los Celtics, y el triple de Artest ha quedado como la jugada clave del partido. Tras esa jugada Allen anotó un triple, Kobe dos tiros libres tras un rebote enorme de Pau, Rondo otro triple y Sasha Vujacic (sí, ese Vujacic) metió los dos tiros libres finales que pusieron a los Lakers 4 arriba a falta de 10 segundos. Conviene recordar que el Staples Center gritaba “¡¡¡Noooo!!!” a Artest cada vez que éste dudaba si tirarse un triple durante la temporada.

Número 7 : Sam Cassell (Game 3, Knicks vs Rockets, 1994).

Lo que ocurrió: Con los Rockets 2 puntos abajo a falta de 35 segundos, tras recibir un doble marcaje Olajuwon sacó el balón a la línea de tres donde el novato Sam Cassell clavó quizás el tiro más importante de aquellas finales. El triple de Cassell fue el factor decisivo en la victoria de los Rockets en el Madison, que ponía las Finales 2-1 a su favor.

Lo que significó: tras el Game 3 los Rockets perdieron ampliamente los dos siguientes partidos en New York, y necesitaron ganar los dos últimos en casa con la espada de Damocles de la eliminación sobre sus cabezas para llevarse el anillo. Si ese Game 3 se lo hubiesen llevado los Knicks, es posible que la serie no hubiese vuelto a Houston.

Número 6 : Kenny Smith (Game 1, Magic vs Rockets, 1995).

Lo que ocurrió: Con Orlando ganando de 3 a falta de menos de 10 segundos, Nick Anderson falló cuatro tiros libres consecutivos. En la siguiente posesión Kenny Smith recibió, botó, fintó, y mandó el partido a la prórroga con un triple frontal, el séptimo que metía en el partido. En la prórroga, un habilidoso palmeo de Olajuwon en el último segundo daba la victoria a Houston.

Lo que significó: Los Rockets de Olajuwon barrieron a los Magic de O'Neal en aquellas finales, pero tanto el Game 1 como el Game 3 (decidido con un triple de Horry a falta de 14 segundos que bien podría haber entrado en la lista) pudieron decantarse para cualquier lado. El triple de Kenny Smith fue en gran medida el que evitó posteriores complicaciones a los Rockets.

1995 Finals: Kenny Smith Drains Seven 3-Pointers

Número 5: Derek Fisher (Game 4, Magic vs Lakers, 2009).

Lo que ocurrió: Orlando ganaba por 3 puntos a falta de 11 segundos para el final del Game 4, y Howard tenía dos tiros libres. El pívot falló ambos. En la siguiente jugada el balón acabó en las manos de Derek Fisher, quien clavó un increíble triple desde 9 metros que llevó el partido a la prórroga ante la atenta mirada de un Jameer Nelson que incomprensiblemente no intentó hacerle falta.

Lo que significó: Los Lakers ganaron esa prórroga con otro triple decisivo de Fisher en los últimos 30 segundos y pusieron el 3-1 a su favor en unas finales que acabarían ganando 4-1. El Game 4 fue el segundo partido de las Finales que se le escapaba a Orlando tras tenerlo ganado (Courtney Lee falló una bandeja sobre la bocina para ganar el Game 2). De no haber entrado el triple del número 2 Laker, unas finales más reñidas de lo que hoy se recuerda se habrían puesto 2-2.

Número 4: Michael Jordan (Game 5, Jazz vs Bulls, 1997).

Lo que ocurrió: The Flu Game. En uno de los partidos más famosos de la historia, un Jordan con fiebre alta anotó canasta tras canasta hasta irse a los 38 puntos antes los Jazz de Malone y Stockton. De entre todas sus canastas, la decisiva fue un triple a pase de Pippen a falta de 24 segundos que ponía a los Bulls 3 arriba. Utah no se recuperó y Chicago se llevó el partido poniendo las Finales 3-2 a su favor.

Lo que significó: Los Bulls cerraron las Finales en casa en el sexto partido y se llevaron el anillo tras la famosa canasta de Steve Kerr. De haber fallado Jordan ese triple, los Jazz hubiesen tenido la bola para ganar el quinto y tener dos oportunidades de ganar el título en Chicago

Número 3 : Robert Horry (Game 5, Pistons vs Spurs, 2005)

Lo que ocurrió: con San Antonio 2 puntos abajo en la prórroga del Game 5 a falta de 9 segundos, Horry sacó de banda hacia Manu Ginobili, y Rasheed Wallace hizo una de las peores jugadas defensivas en la historia de las Finales NBA: salió disparado a doblar el marcaje a Manu en la esquina dejando a un Horry que estaba haciendo el partido de su vida totalmente solo en la línea de tres. Por supuesto, el triple entró y los Spurs se pusieron 3-2 en la serie con los últimos dos partidos en San Antonio.

Lo que significó: Detroit ganó el sexto partido pero San Antonio consiguió imponerse en el séptimo y llevarse el anillo; el tercero para Duncan y el sexto para Horry. El Game 5 es uno de los partidos de culto de las Finales NBA, a menudo conocido como el “Horry Game”. En él, Big Shot Bob anotó 21 puntos entre el último cuarto y la prórroga justo cuando San Antonio hacía aguas por todos lados. A la vista del discurrir de la serie, si el triple de Horry no hubiese entrado los Pistons -vigentes campeones entonces- habrían tenido todas las papeletas de repetir título.

NBA - Robert Horry Game Winner Against Pistons - 2005 - Greatest Playoff Momments : 25

 

Número 2 : John Paxson (Game 6, Suns vs Bulls, 1993)

Lo que ocurrió: el sueño de todo jugador secundario. Los Bulls dominaban las finales 3-2, pero los últimos dos partidos eran en Phoenix. Los Suns de Barkley, Kevin Johnson, Majerle y compañía iban ganando ese sexto partido por 2 puntos a falta de 14 segundos. Cuando todo parecía pensado para que Jordan intentase mandar el partido a la prórroga, los Bulls usaron a su astro como señuelo y mediante una rápida circulación de balón consiguieron dejar a Paxson totalmente solo en la línea de tres. El base de Chicago anotó el triple mientras el entrenador de Phoenix, Westphal, seguía la trayectoria del balón con una irónica sonrisa, como divertido de que toda su temporada se fuese a decidir en ese tiro. Los Bulls se ponían 1 punto arriba, a 5 segundos de conquistar su tercer anillo consecutivo.

Lo que significó: Phoenix no consiguió anotar en la última jugada y los Bulls se hicieron con el anillo completando su primer threepeat. Ese fue el último partido que Jordan jugó en la NBA durante casi dos años, pues unos meses más tarde anunciaba su (primera) retirada. De no haber entrado el tiro de Paxson, el anillo se hubiese decidido en un séptimo partido en Phoenix. Y si bien poco se puede intuir sobre el resultado, conviene recordar que los Bulls habían ganado los primeros dos partidos de la serie en cancha de los Suns, y seguían siendo claros favoritos. Pero el What If?más interesante es este: imaginemos que el triple de Paxson no entra, y Phoenix gana también el séptimo partido. ¿Se habría retirado igualmente Jordan para dedicarse a jugar al baseball si Barkley hubiese sido a la vez MVP de la temporada regular, de las Finales, y quien le quitó su anillo? En alguien tan competitivo como Jordan, la respuesta es un no rotundo. Aunque como a Bill Simmons le gusta recordarnos, a lo mejor la retirada de Jordan fue en realidad una sanción encubierta por 2 años de Stern a Michael por realizar apuestas ilegales.

Número 1 : Ray Allen (Game 6, Heat vs Spurs, 2013).

Lo que ocurrió: Si San Antonio ganaba el Game 6, el anillo era suyo. Los Spurs dominaban por 5 puntos a falta de menos de un minuto tras una increíble secuencia de Tony Parker (triple-robo-canasta). Entonces ocurrió lo siguiente: (1) airball de LeBron, rebote de Wade, y triple de LeBron. (2) Kawhi Leonard recibe falta, y anota sólo un tiro libre. (3) LeBron falla un triple, Bosh coge el rebote y lo abre a un Ray Allen situado a 5 metros del aro. En ese momento quedaban 6 segundos y los Heat perdían de 3 puntos. (4) De algún modo, Ray consigue recibir el balón corriendo hacia atrás y, sin hacer pasos ni pisar la línea de 3 puntos ni la de banda, se levanta automáticamente equilibrándose en el aire y clava el triple que empata el partido con Tony Parker pegado a él.

Lo que significó: Sin tiempos muertos para San Antonio, Parker tuvo que hacer un coast-to-coast para tratar de ganar el partido en esos últimos 5 segundos, pero falló. Miami se llevaría tanto la prórroga como el Game 7 en dos finales de partido muy apretados. Anillo para LeBron, Wade y compañía, el segundo consecutivo (y contando). El triple de Ray queda como número 1 de la lista porque no hay que conjeturar nada. No hay What If. De haberlo fallado (o de haber pisado alguna línea, o de haber sido Parker algo más rápido, etc), el anillo iba para San Antonio salvo un milagro casi absurdo. Esto no sucede con el triple de Paxson, pues nunca sabremos qué habría ocurrido en un Game 7 de los Bulls de Jordan contra los Suns de Barkley. El tiro de Ray hizo que las Finales 2013 hayan sido las de resultado más ajustado desde aquella mítica serie Lakers vs Pistons en 1988. Hay que decir además que la dificultad de la ejecución es mucho mayor en la jugada de Allen que en las de Horry o Paxson.

Ray Allen's AMAZING game-tying 3-pointer in Game 6!

A todos nos cuesta deshacernos de nuestros mitos. Pero según pase el tiempo el triple de Ray se irá asentando como lo que es: el más importante en la historia de las Finales NBA. Al menos hasta que otro más grande todavía lo baje del pedestal.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
8 años 10 meses
#contenidos: 
31
#Comentarios: 
244
Total lecturas: 
292,609

Comentarios

Importante sobre todo porque el considerado actual rey del juego hizo un final de partido indigno del considerado como uno de los mejores jugadores de la Historia. Supongo que la diosa fortuna decidió devolver a San Antonio en forma de castigo todo lo dado en las finales del 2005.

Por cierto, el episodio de Jordan de las apuestas ilegales y sanción encubierta, ¿está documentado? Lo digo porque en castellano he leido poco por no decir nada al respecto. Tengo pendiente de leer el libro de Meej sobre Jordan, ¿sabe alguien si dice algo al respecto de este episodio?

Si. Ayer justo, que me estoy re-leyendo el libro; pasé por dichos episodios y lo comenta. No se confirma ni se desmiente nada, lo típico; pero con la mayor parte de la información y declaraciones cada uno puede pensar lo que pudo pasar.

Suena más a teoría de la conspiración que a otra cosa. Pero como teoría, la verdad es que está divertida. Gracias por leer :)

Me ha gustado mucho el artículo (solo echo de menos más vídeos de los triples de las finales de los 80), enhorabuena!

Un poco precipitado calificarlo como el más importante de la historia. Aunque si Lebron continúa acumulando MVPs y anillos, pueda considerarse como el punto de inflexión de su carrera, de haberse quedado quizás con 1 anillo (si hubiese ganado SA la final habría depresión colectiva en Miami), a ser el 2º de muchos.

De momento, el único que se le acerca es el de Paxson en 1993. Pero también es cierto que la NBA se tiró más de 30 años sin línea de tres puntos. No sería extraño que en un par o tres de años venga un triple más trascendente todavía que el de Ray. Lo de Ray es un recordatorio de qué poco separa a la gloria de la decepción incluso en una serie a 7 partidos.

Lo que digo es que el ser humano tiene una memoria bastante corta, y tiende a magnificar los acontecimientos más recientes. Este ranking, como cualquier otro, es algo bastante subjetivo, y el triple de Allen sólo sirvió para empatar un partido, dándole además a los Spurs la última bola para ganar el anillo (no hubiese pasado nada si le pitan falta a favor de Ginobili).

Luego los Heat tuvieron que ganar una prórroga y un séptimo partido. Si Manu hubiese tenido 2 tiros libres a su favor, o si los Spurs hubiesen sido mejores en esos 5 minutos extras, o durante los 48 siguientes, no estaríamos debatiendo ahora mismo.

Pues a mi el ranking me parece de lo más ajustado, además está muy bien documentado y argumentado. Tal vez, Horry hubiese merecido la primera plaza por número de encestes triples decisivos a lo largo de su carrera. Ahora, lo de Allen -viniendo además de uno de los mejores tiradores de la última década, con el agravante de que su equipo se medio había olvidado de én en las Finals- me parece muy justo reconocimiento (lo de Ginobili discrepo por completo que fuera falta, te lo dice un fan de toda la vidad de Manu).

Es el triple más importante de la carrera de .... Lebron James, aunque el destino se lo debía por la remontada de los Mavs en el Game 2.....