Solapas principales

Lucentum Alicante: de la gloria a la catarsis en cuestión de semanas

  • El club alicantino consiguió ascender a Liga Endesa hace dos meses, pero se ha visto abocado a competir en Primera Nacional
  • Una nueva directiva y la entrada de una empresa consultora ofrecen un cambio de modelo de gestión al club

6 de junio de 2013. Gloria. El Lucentum se imponía con claridad a River Andorra en el quinto partido de la final de los Playoff de ascenso a la Liga Endesa. El equipo alicantino adquiría así el derecho deportivo de regresar a la Liga Endesa un año después de tener que dejar la máxima competición nacional por problemas económicos. Una alegría que iba a durar poco.

Andorra vs Lucentum Play Off FINAL

Dos meses después, el Lucentum se encuentra inscrito en Primera Nacional (quinta categoría nacional), con una gran deuda a cuestas e inmerso en un proceso de regeneración absoluto que deja a Alicante sin baloncesto profesional después de 19 temporadas. Catarsis es la palabra que define a lo que se enfrenta el Lucentum, 'purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda' según la RAE.

Esta dura situación para el baloncesto alicantino es la consecuencia final de muchos años de problemas económicos, de incapacidad de generar apoyos y recursos que convirtieran en sostenible un club que ha tenido una historia plagada de grandes momentos deportivos que nunca acabaron por reflejarse en una buena gestión del club.

El proyecto cae tras muchas huidas hacia adelante

La historia del Lucentum ha estado jalonada de problemas económicos que nunca fueron resueltos completamente y que han deparado la caída del proyecto deportivo y una losa pesada en forma de deuda que costará casi una década dejar atrás.

El Lucentum ha vivido desde sus orígenes al cobijo de los apoyos institucionales, algo que en tiempos de bonanza económica parecía que era un bien inagotable. Apoyos institucionales que no tenían una fiscalización detrás y que se acababan convirtiendo en unas deudas crecientes. A mediados de la década pasada esas deudas se ‘tapaban’ con préstamos de las entidades financieras, lo que acrecentaba la deuda por los intereses generados.

Presupuestos inflados, ingresos que no llegaban, contratos elevados, deudas desbocadas y gestiones poco eficaces obligaron al Lucentum a solicitar dos ampliaciones de capital, la última de ellas asumida casi íntegramente por el Ayuntamiento de Alicante (más de 1.6 millones de euros), lo que le convirtió en máximo accionista del club.

A pesar de todo la deuda no paraba de crecer, los problemas para pagar a los jugadores y empleados se convirtieron en habituales desde 2010 y el Lucentum se veía en junio de 2011 abocado a la disolución con una deuda que rozaba los 9 millones de euros. La solución encontrada fue la entrada de Luis Castillo y Juan Antonio Iniesta en el club con el objetivo principal de preparar al club para la entrada en concurso de acreedores, única vía para encontrar una viabilidad al club y para reducir la deuda.

Tras una gran temporada a nivel deportivo en 2012 (Copa del Rey y Playoff incluídos), el club se vio obligado a negociar con la ACB su salida de la Liga Endesa a cambio de recibir el fondo regulador de ascensos y descensos (1.8 millones de euros), lo que permitió cerrar un concurso de acreedores que redujo la deuda de cerca de 10 millones de euros a unos 4.5 millones a pagar en diez años, pero que dejó al equipo en Adecco Oro a pesar de haber disputado los Playoff por el título.

Sin patrocinadores importantes y con el único apoyo institucional del Ayuntamiento de Alicante el club se lanzó a un ambicioso proyecto en Adecco Oro. Una plantilla espectacular que acabó consiguiendo el ascenso en el Playoff, pero apenas una semana después el club renunciaba a hacer frente al ascenso, a pesar de tener el canon ACB en su poder. Ni los gestores del club ni el máximo accionista fueron capaces de labrar a lo largo de la temporada los apoyos necesarios para hacer efectivo ese hipotético (y posible) ascenso.

Dos varapalos seguidos para la afición. El siguiente paso era ver si era posible seguir en Adecco Oro con los apoyos con los que contaba el club, algo que es imposible teniendo en cuenta que la subvención municipal (500.000 euros) tiene que destinarse a pagar cerca de 300.000 euros de deuda del concurso de acreedores y alrededor de 130.000 euros más a cubrir un desfase en el presupuesto del pasado ejercicio. Con lo que solo quedarían alrededor de 70.000 euros para hacer frente al proyecto deportivo 2013-14.

¿Responsables? Esa es la pregunta que se hace la afición al baloncesto en Alicante. No hay una respuesta clara por parte de nadie. Malas gestiones encadenadas a lo largo de muchos años. Lo único que queda es que el Ayuntamiento hace frente al pago de la deuda como 'penitencia' por haber parcheado la situación en el pasado. El propio modelo basado en apoyos institucionales, tras lo que no hay un seguimiento de la gestión que se hacía de esas aportaciones, ha derivado en el hundimiento del club y con un coste importante para el Ayuntamiento.

Cambio de modelo y regeneración desde la base

directiva lucentum

Directiva Lucentum
En medio de esta vorágine de malas noticias apareció el interés de una empresa consultora y de un grupo de personas vinculadas al baloncesto alicantino, que unificaron sus propuestas para intentar hacerse cargo de la gestión del club con la intención de regenerar el club desde la base. Tras un largo proceso de negociaciones con el Ayuntamiento (máximo accionista) y la anterior directiva, alcanzaron un acuerdo para hacerse cargo de la gestión del club.

La nueva directiva renunció desde el comienzo a cualquier posibilidad de participar en Adecco Plata, una competición sin repercusión mediática, sin generación de ingresos y que supone un coste difícilmente asumible, y siempre puso la mira en competir en EBA o Primera Nacional.

Como cabeza visible de la empresa consultora aparece la figura de Tomás Jofresa, ex jugador internacional afincado en la provincia de Alicante durante muchos años y que va a ser el vínculo de unión entre la empresa y la directiva del club con la intención de apoyar en “el saneamiento del club, búsqueda de patrocinadores e inversiones privadas, además de asesosar en temas jurídicos, laborales, de marketing y comunicación”.

El club se encuentra ahora en pleno proceso de redimensionarse en todos sus aspectos (recursos humanos, infraestructuras, gestión,...) a una nueva situación en la que las categorías inferiores y el primer equipo en Primera Nacional serán las bases para intentar crecer en el medio-largo plazo.

En los últimos años hemos visto como clubes como Menorca, Granada, León, Tenerife, Girona y otros han sido disueltos o condenados también a caer a categorías amateur. El caso del Lucentum presenta algunas peculiaridades que hacen que sea un modelo cuya evolución habrá que seguir. Externalización de muchas facetas y un modelo deportivo que pretende reestructurarse desde la base. Todo ello con una deuda comprometida que tendrá que abonarse durante diez años, ya que de lo contrario se podrían deparar responsabilidades patrimoniales de los gestores del club.

En unos años se verá si por fin en Alicante se construye un modelo coherente, sostenible y viable, o si por el contrario estamos ante una etapa más del ocaso definitivo del baloncesto profesional alicantino. También está por evaluar el daño que hacen estas situaciones a la masa social del club y del baloncesto en general, que empieza a acostumbrarse a que los éxitos deportivos no se acaben plasmando en los despachos.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 7 meses
#Contenidos: 
1,429
#Comentarios: 
5,001
Total lecturas: 
7,214,055

Comentarios

Verdaderamente una pena. Ya me gustaría ver esta mano dura con el fútbol. Mucho ánimo desde Santiago. Ojalá sea el inicio de una etapa mucho más positiva. Un saludo obradoirista.

Desde Granada, mi apoyo a toda la gente de Alicante. En nuestro caso, con desaparición incluída, el año pasado se compitió en Primera Nacional y este año se hará en EBA. Entiendo la situación, así que os mando todo el apoyo posible

Mando un mensaje de apoyo a toda la gente del Lucentum. Un equipo que, realmente, se había ganado competir en la pista. ¡Mucha suerte! Ojalá os volvamos a ver en ACB algún día.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar