Solapas principales

Washington Bullets: del The Most Improved Player al Most Deteriorate

  • En un periodo extremadamente corto (5 años), Pervis Ellison, Don MacLean y Gheorghe Muresan lograban el premio al jugador con mayor progresión. Hecho totalmente insólito.
  • Fueron, sin embargo, gigantes con pies -o rodillas- de barro y aquella efervescencia se diluyó rápidamente por culpa de las lesiones.

La temporada está siendo perfecta para Paul George, ganador el curso pasado del trofeo al jugador con mayor progresión. A la hora de escribir el artículo, los Pacers llevan una racha de 9-1 y él está manteniendo un nivel de MVP. Su mejora, en este caso, sigue viento en popa. 

No siempre se ha cumplido la lógica en todos los jugadores que han conseguido ganar el premio al 'más mejorado'. También ha ocurrido con los Rookie of the Year. A muchos les vino bien la excusa del segundo año, aunque otros nunca se acercaron a los niveles de su temporada de novato. Siguiendo con los Most Improved Player, no todos han tenido una evolución satisfactoria o se han estancado en esa progresión. Casos recientes son los de Bobby Simmons, Hedo Turkoglu  y, más sangrante, Aaron Brooks, quien ya no fue el mismo desde su salida de Houston y el lockout del 2011-12.

ellis.jpg

Card de Dale Ellis, estrella en los Sonics.
Card de Dale Ellis, estrella en los Sonics.
Cambios de equipo, lesiones o la aparición nuevas estrellas que bloquean la progresión pueden encontrarse entre los obstáculos que impidieron dar continuidad a ese desarrollo en muchos de los casos. Para unos, no obstante, fue una bendición cambiarse de equipo. Un ejemplo significativo lo supone Dale Ellis, reserva de reservas en Dallas y estilete ofensivo de los Tres Mosqueteros de Seattle. Sonora fue su vendetta cuando ambos equipos se encontraron en los playoffs de 1987, con 43 puntos y 14 rebotes en el tercer partido de este enfrentamiento de primera ronda que se llevaron los Sonics. Para otros, el cambio de equipo significó una normalización en sus números. Dana Barros vivió su mejor año NBA en su segunda temporada en los Sixers (una de las peores versiones de la historia). Esto le permitió aspirar a una franquicia mejor, los Celtics, además de jugar en su tierra, pero supuso un bajón considerable en la anotación.

La mirada del tuerto

Desde que se instauró el premio han sido los Magic, una de las franquicias más jóvenes, el equipo que más trofeos ha copado. Cinco han sido los galardonados (Skiles, Armstrong, McGrady, Turkoglu, Anderson), seguidos por Pacers (Rose, O'Neal, Granger y George) y los Bullets. Nos detenemos, precisamente, en la franquicia de la capital de los EE.UU. La mala suerte -en forma de lesiones- se cebó en una equipo que sigue sin encontrar su sitio desde que tocara el techo en 1978, con la consecución del título ante los Supersonics, en una etapa marcada por las alternancias de poder (ocho campeones distintos en la década de los 70). Pervis Ellison, Don MacLean y Gheorghe Muresan fueron jugadores que explotaron en un momento determinado en su carrera -como si de un souflé se tratase- para luego evaporarse. Las lesiones fueron elementos determinantes en la rápida disolución de aquella efervescencia. Se cortaba de raíz la evolución de un proyecto interesante en Washington.

'Never Nervous'

pervis_ellison

Pervis Ellison (Foto: nba.com).
"Ahora mismo veo a Pervis como el quinto mejor pívot de la liga por detrás de Olajuwon, Robinson, Ewing y Daugherty. Después de que el año pasado ganara el premio al jugador con mayor progresión creo que en esta temporada puede optar al All Star y entrar en la carrera para el MVP". El GM de los Bullets a principios de los 90, John Nash, estaba 'alucinado' con la progresión de su jugador. Tanto a nivel numérico como físico: "Cuando miro a Pervis veo los inicios de Wilt Chamberlain y Kareem Abdul-Jabbar. Ellos eran mucho más delgados cuando llegaron a la liga, como Pervis, y luego crecieron físicamente".

El Ellison (1967/2.06) de los Bullets no era el mismo que el que el que aterrizó en los Kigs como número 1 del draft de 1989. 'Never Nervous' era una de las grandes esperanzas para la regeneración en el puesto de pívot en la NBA. Ganó un título de la NCAA con Louisville siendo decisivo como freshman y se despidió tras cuatro años de aprendizaje con unos sólidos 17.6 puntos (61%TC), 8.7 rebotes, 3.1 tapones y 2.5 asistencias. Sus cuatro años universitarios transcurrieron prácticamente sin incidencias físicas hecho que cambió tras su elección en lo más alto del draft del 89. El pívot de Savannah (GA) heredó la maldición de su antecesor en el número 1, Danny Manning, y se perdió 48 partidos en su año. No fue de golpe (debutó al sexto partido) però dejó de comparecer dos meses y medio. Además, su reintroducción a la dinámica -perdedora- del equipo fue lenta aunque acabó jugando muchos minutos. La temporada siguiente, los Kings fueron agraciados con cuatro elecciones en el draft del 91 -totalmente desaprovechadas- y además de seleccionar al superanotador Lionel Simmons, eligieron al buen taponador y reboteador Duane Causwell, quien había destacado en Temple en facetas defensivas aunque venía de jugar sólo 12 partidos en su tercer y último curso universitario. Pervis Ellison sería traspasado a los Bullets en un triple intercambio en el que intervino Utah Jazz, que envió rumbo al Arco Arena al rocoso Eric Leckner. Los Bullets se deprendían de uno de los Malone (Jeff) y apostaban fuerte por el ex Cardinal. Un último apunte: aquellas cuatro elecciones de los Kings (Simmons, Mays, Causwell y Bonner) fueron un lastre para Sacramento. Todos sufrieron lesiones importantes y algunos de ellos no pudieron cuajar una carrera intersesante en la NBa (a ello apuntaban Lionel Simmons y Travis Mays).

NBA 1992 Holding Court Pervis Ellison (em Português)

El primer año de Ellison en Washington fue mejor. Sin casi lesiones -Danny Ainge llegó a llamarle 'Out of Service Ellison' en su etapa King- mejorando sus números como novato. La eclosión llegaría en su tercer curso en el que se mostró como un jugador físicamente más hecho aunque siguió resintiéndose de sus rodillas. En sus 66 partidos disputados promedió 20 puntos, 11.2 rebotes y 2.7 tapones lo que provocó los elogios de su GM. Su coach, Wes Unseld, clave en el título del 78 junto a Elvin Hayes y Mitch Kupchak y formado en Louisville, valoraba ese crecimiento, aunque esperaba de él una mayor motivación: "Es el tipo de persona que tiene que estar siempre presionado para sobresalir. Quiere ser un gran jugador, pero creo que no sabe cómo llegar a ello". Ellison manifestó su deseo de convertirse en líder dentro y fuera de la cancha. Añadió 20 libras de músculo, pero las rodillas siguieron castigándole. Sus números bajaron estrepitósamente y los Bullets le rescendirían el contrato en abril de 1994. Ojo a aquellos Bullets de principios de los 90, plagados de buenos jugadores lastrados por las lesiones: Bernard King, John 'Hot Plate' Williams, Tom Hammonds, Mark Alarie, Chrsi Webber, el propio Pervis...Ralph Sampson. Unos Celtics a la deriva (Wilkins, Radja, Brown, Douglas, McDaniel...) confiaron en él. Una inversión a fondo perdido. Cocktail de lesiones varias y raras (rodillas, espolones, dedo gordo del pie...) y fin de fiesta en el 2000. Los Sonics le darían una última oportunidad en el curso 00-01 que duraría un par de meses. El jugador ya se arrastraba por las arenas. Sus últimos minutos (2) los jugó contra los Heat (2p, 2r y 2 faltas) el 15 de diciembre del 2000. 

'Hollywood'

maclean_ucla.jpg

McLean junto con Tracy Murray, en UCLA (Foto:collegebasketballteams.com).
McLean junto con Tracy Murray, en UCLA (Foto:collegebasketballteams.com).
Don MacLean, que rima con  'American Dream', llegaría a Washington en el segundo mejor año de Pervis Ellison. No fue una elección directa. Los Pistons le escogieron en el draft del 92, pero lo enviaron a Clippers a cambio de Olden Polynice. A su vez el 'Pariente pobre' hizo un intercambio de cromos con los Bullets adquiriendo al inmenso John Williams. También conocido como 'Hollywood', McLean (1970/2.08) fue una estrella univeristaria. Y si era en UCLA, el éxito tiene más resonancia todavía. Fue un tremendo anotador. Uno de los más grandes junto con Lew Alcindor, materializando 2.608 puntos en cuatro temporadas con una media de 20.5 ppp bien aderezados por 7.5 rebotes per game.

‘Hollywood’ experimentó la frustración en su primer año como profesional. Pasó de ser una estrella en los Bruins a ocupar uno de los últimos puestos en la banqueta de los Bullets. Eso sí, en los pocos minutos que dispuso (10ppp) puso de manifiesto su habilidad anotadora (6.6ppp). “Demostré que podía competir y anotar. Pensé que con la dinámica perdedora del equipo tendría más minutos al final de la temporada, pero Wes Unseld quería ganar los partidos así que utilizó a sus mejores jugadores”.

02/10/1991: #5 Arizona Wildcats at #14 UCLA Bruins

Tenía una buena altura, 2.08, pero carecía de físico para enfrentarse a los ala-pívots de la época. “Debo de ganarme la posición”, afirmaba en el verano del 92. Se preparó a conciencia para su segundo año y empezó a trabajar antes que muchos compañeros. Wes Unseld quería probarlo como ala-pívot, compitiendo con Tom Gugliotta, pero lo hizo con el ex ACB Larry Stewart. MacLean se presentó al campamento de verano con 15 libras más de músculo. Tanto el jugador como el GM Josh Nash estaban convencidos de que podría alternar las dos posiciones de alero. Sin embargo la posición de ‘cuatro’ pertenecía en propiedad a Googs, quien presentó grandes números en su año rookie (14.7p, 9.3r y 3.8 asistencias). Sus números crecieron todavía más en su segundo año por lo que había que decantarse por la posición de tres. Unseld empezó la temporada con menos músculo delante.  Rex Champman y Calbert Cheaney ocupaban las posiciones de escolta y alero bajo, pero después de los 24 y 16 puntos de McLean en el tercer y cuarto partido, el puesto de alero titular pasó a ser de su propiedad. Dos partidos después les endosaba 38 a los Bucks (13/15 en TC y 12/15 en TL), llegando a la treintena en cinco ocasiones más. Aquella temporada, la más difícil para un jugador NBA, promedió 18p, 6 r y 2a, triplicando su producción anotadora y reboteadora respecto a su temporada rookie. Con él en la pista, los capitalinos contaban con un déficit defensivo importante. El propio MacNeal consideraba que la principal diferencia entre la universidad y profesionales residía en la adaptación defensiva. Fue algo que nunca consiguió, aunque demostró con creces que su habilidad ofensiva permanecía intacta.

Las lesiones en las rodillas fueron apareciendo y afectaron considerablemente a su juego. En la temporada 94-95 jugó sólo 39 partidos. A su tendinitis se le unió una lesión en el pulgar -como consecuencia de una pelea en un restaurante de Baltimore- que le tuvo apartado dos meses. El equipo, para colmo, parecía totalmente gafado. Un contínuo sinfín de entradas y salidas de la lista de lesionados con protagonismo también para Scott Skiles, Chris Webber, Kevin Duckworth o Juwan Howard. A principios del 95 la enfermería estaba al completo hecho que obligó al entrenador asistente Derek Smith (RIP) -padre de Nolan Smith- a participar en los entrenamientos del equipo.

Washington lo cambió por Robert Pack, relevo de Skiles en la dirección, y en Denver inició un declive físico que le impidió cuajar en cada franquicia por la que pasaba (Nuggets, Sixers, Nets, Sonics, Suns y Heat). Una por temporada. La NBA le suspendió en el 2000 por consumo de esteroides, presumiblemente utilizados para acelerar su recuperación. Antes, Charles Barkley, compañero en los Suns, dijo que había visto desnudo a Don y su cuerpo no era el típico de un alguien que consumiera aquellas substancias. Antes de llegar a los Suns (99-01) mantuvo una media de casi 11ppp, justo después de un año horrible en el que sólo pudo jugar poco más de 40 minutos (Nets, 97-98). Su última temporada NBA, con los Heat, no empezó mal. Anotó 16 puntos y capturó 5 rebotes en el duelo estatal contra los Magic, pero su cuerpo dijo basta y tuvo que abandonar.

'Little Gheorghe'

muresan.jpg

Gheorghe Muresan (Foto: capital.co).
Gheorghe Muresan (Foto: capital.co).
Los Bullets nunca se habían caracterizado por tener a torres en su juego interior. De hecho, en la época gloriosa su pívot más dominante era Wes Unseld, con apenas 2 metros raspados. Su reserva, Joe Pace, se quedaba en 2.08 y el tipo más alto que había pasado por Washington era Matt Wesley (2.10), en la temporada 73-74. Los 2.10 fueron el tope durante muchos años (Dave Corzine, Tom McMillen, Jim Chones). En la década de los 80 sus mejores hombres interiores eran tipos de 2.08 como Jeff Ruland o Moses Malone. Hasta que aterrizó Manute Bol y elevó el tope de la NBA a 2.31m. Su presencia fue más una operación de marketing, pero eso les permitía superar con creces el listón de los 7 pies. Ralph Sampson (2.24) y Alan Ogg (2.18) fueron otros estirados jugadores que llegaron hasta el aterrizaje de Gheorghe Muresan (2.31). Por los Bullets habían pasado, pues, los dos jugadores más altos de la historia de la NBA.

"Si lo hubiéris visto cuando llegó aquí...." (Michel Gomez, ex entrenador del P.Orthez).

El gigante rumano llegó a la NBA en la temporada 93-94, después de haber sido elegido por los Bullets en tercera ronda del draft del 93, la de Chris Webber y Shawn Bradley (2.29); tras destacar en las filas del Pau Orthez, club exportador (Mickail Pietrus, Boris Diaw, Ian Mahinmi). En su primera experiencia fuera de su país promedió 17.4 puntos y 9 rebotes. Era un hijo de la dictadura de Nicolae Ceaușescu. Llegó prácticamente 'con una mano delante y otra detrás'. Procedente de un entorno muy humilde, en Cluj, Transilvania, acabó conduiendo un Mercedes y vistiendo ropa cara (llegó sólo con un par de zapatillas). Una vez, en la previa de un partido, en plena 'Milla de oro' de la fría Estocolmo, su agente le preguntó: "¿Qué es lo primero que comprarías si tuvieras todo el dinero del mundo? Unos guantes"-contestó él.  Estaba muerto de frío. 

Su evolución -prácticamente le enseñaron a caminar- se convirtió en un reclamo que no podía pasar desapercibido por muchos ojeadores, tanto de Europa como de la NBA. Los Bullets se adelantaron al resto seleccionándole en el draft. 'Guitza' tenía un contrato garantizado del AEK griego que ascendía a medio millón de dólares. Renunció a él, según su agente, para cumplir su sueño de jugar en la mejor liga del mundo. Muresan cobraría el mínimo garantizado para un rookie (150.000$), pero se le abrían las puertas al sueño americano. También el FC Barcelona estuvo muy interesado en su fichaje, pero en junio del 93 no pasó las primeras pruebas por unas "alteraciones fisiológicas", según publicaba en su día El Mundo Deportivo. Tras ser operado en Francia, volvió a someterse a un nuevo análisis aunque el entonces jefe de los servicios médicos blaugrana, Miquel Albanell, se mostró muy cauteloso: "Al menos hasta dentro de seis meses no podremos comprobar si se ha recuperado plenamente". Finalmente el club blaugrana -que se planteó asegurarse una opción de futuro- dijo "No", dejando libre el camino al AEK de Atenas, que no lo pudo convencer. Los Trail Blazers -expertos en la búsqueda overseas- fueron los primeros en interesarse por él. El dueño, Paul Allen, llegó a viajar hasta Bucarest. Flirteó con varias franquicias en la ceremonía del draft. Su agente confiaba en que los Jazz lo elegirían, pero se decidieron por Luther Wright (2.18, elección #18 y sólo 15 partidos jugados en la NBA). Incluso los Bullets no mostraron al principio un especial interés, pero finalmente se quedaron con él. Pensaban en un futuro a corto plazo, pero Guitza quería jugar ya. Ésta elección del jugadro no le gustó demasiado a la franquicia capitalina. El omnipresente Josh Nash confiaba en que el center siguiera progresando en Europa. Al menos, una segunda temporada. "En su cabeza está el poder triunfar en la NBA y nosotros vamos a darle esta oportunidad". Además, en USA podía encontrar más especialistas para tratar su desorden pituitario, hecho que también influyó en su decisión final. 

Muresan llegó a la NBA dominando el francés y con el "OK" como único vocablo en inglés. Sus primeros logros fueron sociales: aprender a little bit of english para poder comprar unas porciones de pizza, sacarse el carné de conducir y casarse con su novia Liliana Lazar. Ah, y comprarse unos buenos zapatos. En realidad se compró 7 pares, en una tienda especializada de Atlanta. Ofensivamente era un jugador con calidad, pero debía trabajar mucho la defensa. Para mejorar, perdió 30 kilos y ganó mucho músculo. El otro foco apuntaba a su condición física, más allá de horas y horas de gimnasio. Había que controlar el tumor benigno que disparaba la glándula pituitaria, la que provocó que alcanzara semejante altura. Se medicaba tres veces al día para que todo estuviera bajo control. Para facilitar su adaptación, le buscaron un intérprete para que entendiera a su entrenador, Wes Unseld. Su esposa, Liliana, fue más hábil con el idioma. Él progresaba adecuadamente aunque a un ritmo más lento. En la pista fue a otra velocidad.

Gheorghe Muresan (27pts/11rebs/4blks) vs. Bulls (1996)

"Tiene un buen toque", dijo Pat Ewing tras enfrentarse a él por primera vez:15 puntos y 7 rebotes por 29p, 14r y 4tap del jamaicano. Jugó 12 minutos por encuentro en su año rookie en los que promedió 5.6p, 3.6r y 0.9 tap.  En su segunda temporada se consolidó como pívot titular, desplazando a Kevin Duckworth, quien iniciaba su declive físico por culpa, también, de las lesiones. Muresan elevó sus medias a 10 puntos, 6.7 rebotes y 1.7 tapones en un equipo totalmetne a la deriva. En entonces entrenador Jim Lynam empeoró todavía más el pobre registro de la última temporada de Unseld (24-58) y se quedó en 21-61. Los Wizards eran uno de los peores equipos en defensa, sólo superados por los Suns y los Warriors y estaban entre los 6 últimos en ataque. Lo tuvo todo a su favor para triunfar mientras su cuerpo aguantó. Karl Malone lo advirtió en su segundo año: "Hay un montón de gente que no se lo toma en serio, pero puede ganar a cualquiera".  La eclosión definitiva tuvo lugar en al curso  95-96. El gigante rumano consiguió el galardón al Most Imrpoved Player gracias a sus 14.5 puntos, 9.6 rebotes, 2.3 tapones y un 58.4% en TC, que fue el mejor de toda la NBA. Fue el más certero en este apartado en la siguiente temporada, cuando elevó su nivel de acierto hasta el 60%. El equipo elevó el número de victorias hasta las 39 y estuvo liderado por Juwan Howard y Chris Webber (quien sólo jugó 15 encuentros). Muresan fue titular en los 76 partidos que disputó, con una media cercana a los 30 minutos por encuentro. La temporada terminó para él el 11 de abril después de romperse el ligamento cruzado de su rodilla derecha a los 4 minutos del Bullets-Celtics.  Hubo tiempo para la recuperación e inició la siguiente temporada a mitad de noviembre. Los Bullets conseguían clasificarse para los playoffs, pero  el coach tuvo que ser más conservador con los minutos del rumano (25pp). Aún así, fue titular en la mayoría de ecuentros y acabó con un promedio de 10.6 puntos, 6.6 rebotes y 1.3 tapones. Volvió a Francia aprovechando el lockout, pero en la temporada siguiente jugó sólo un partido. En esta ocasión ya con los New Jersey Nets, equipo al que llegó como agente libre tras ser despedido por los Bullets. El declive físico ya era importante. En diciembre de 1999 fue nuevamente operado para intentar rehabilitar, en esta ocasión, la rodilla izquierda. Su impacto en el equipo ya era mínimo. Tres meses después reapareció, pero ya carecía de sentido castigar el cuerpo de aquella manera. '

El impacto de 'Little George' no se concentró unicamente sobre la cancha. Se había convertido en un  personaje con cierto tirón mediático. En este vídeo le vemos danzar durante una promo de la ESPN en 1996 aunque su momento de auge fuera del baloncesto llegó con la película 'My Giant', compartiendo protagonismo con el cómico Billy Crystal. También formó parte del universo Eminem cuando participó en su videoclip 'My name is'.

1998 TV Trailer for the movie "My Giant"

Su apellido volvería a vincularse a los Bullets, ya Wizards, como miembro del equipo de marketing y RR.PP.  En el 2004 siguió ligado a la práctica del baloncesto fundando la Giant Basketball Academy, dedicada a formar a personas de todas las edades en fundamentos baloncestísticos. Además, también se atrevió a dar consejos sobre fitness a chicos y chicas. Como última anécdota, destacar que el único partido en el que no fue el jugador más alto sobre el parqué aconteció el 11 de marzo del 2007. Fue en un encuentro de la American Basketball Association (ABA). Su equipo, el Maryland Nighthawks, presentó la alineación más alta de la historia con el chino Sun Ming Ming (2.36)Ayo Adigun (2.15), Deng D'Awol (2.13), Barry Mitchell (2.03) y el propio Muresan (2.31)

Durante cinco años los Bullets consiguieron concentrar a tres jugadores cuya explosión fue lastrada por las lesiones. Pervis, Don y Gheorge. Fue una época en la que el maleficio no era únicamente propiedad de los Clippers. De tener una larga carrera NBA, ¿hubiera cambiado la histoira para los capitalinos?

Los Most Improved players
Cursojugador/EquipoposiciónPromediospromedios temp. siguiente
85-86Alvin Robertson (Spurs)SG17p, 6.3r, 5.5a, 3.7rec* en 35mpp17.7p, 5.2r, 5.3a, 3.2rec* en 33mpp
86-87Dale Ellis (Sonics)SG24.9p, 5.5r, 2.9a, 1.3rec en 37mpp25.8p, 4.5r, 2.6a, 1rec en 37mpp
87-88Kevin Duckworth (Blazers)C15.8p, 7.4r, 0.8a, 0.4t en 28mpp18.1p, 8r, 0.8a, 0.6t en 33mpp
88-89Kevin Johnson (Suns)PG20.4p, 4.2r, 12.2a, 1.7rec en 37mpp22.5p, 3.6r, 11.4a, 1.3rec en 37mpp
89-90Ronny Seikaly (Heat)C16.6p, 10.4r, 1.1rec, 1.7t en 34mpp 16.4p, 11.1r, 0.8rec, 1.3t en 34mpp
90-91Scott Skiles (Magic)PG17.2p, 3.4r, 8.4a,1.1rec en 34mpp14.1p, 2.7r, 7.3a, 1rec en 31mpp
91-92Pervis Ellison (Bullets)C20p, 11.2r, 2.9a, 2.7t en 38mpp17.4p, 8.8r, 2.4a, 2.2t en 34mpp
92-93Chris Jackson (Nuggets)PG19.2p, 2.8r, 4.2a, 1rec en 33 mpp18p, 2.1r, 4.5a, 1rec en 32mpp
93-94Don MacLean (Bullets)F18.2p, 6.2r, 2.1a, 0.6rec en 33mpp11p, 4.2r, 1.3a, 0.4rec en 27mpp
94-95Dana Barros (Sixers)PG20.6p, 3.3r, 7.5a, 1.8rec en 40mpp13p, 2.4r, 3.8a, 0.4rec en 29mpp (Celtics)
95-96Gheorghe Muresan (Bullets)C14.5p, 9.6r, 0.6a, 2.3t en 29mpp10.6p, 6.6r, 0.4a, 1.3t en 25mpp
96-97Isaac Austin (Heat)C9.7p, 5.8r, 1.2a, 0.5t en 23mpp13.4p, 7.1r, 2.2a, 0.7t en 29mpp (Heat/Clippers)
97-98Alan Henderson (Hawks)PF14.3p, 6.4r, 1.1a, 0.5t en 29mpp12.5p, 6.6r, 0.7a, 0.5t en 30mpp
98-99Darrell Armstron (Magic)PG13.8p, 3.6r, 6.7a, 2.2rec en 30mpp16.2p, 3.3r, 6.1a, 2.1rec en 31mpp
99-00Jalen Rose (Pacers)GF18.2p, 4.8r, 4 a, 1.1 rec en 37mpp20.5p, 5r, 6a, 0.9rec en 41mpp
00-01Tracy McGrady (Magic)GF26.8p, 7.5r, 4.6a, 1.5rec, 1.5t en 40mpp25.6p, 7.9r, 5.6a, 1.3rec, 1t en 38mpp.
01-02Jermaine O'Neal (Pacers)C12.9p, 9.8r, 1.2a, 2.8t en 32mpp19p, 10.5r, 1.6a, 2.3t en 37mpp
02-03Gilbert Arenas (Warriors)PG18.3p, 4.7r, 6.3a, 1.5rec en 35mpp19.5p, 4.6r, 5a, 1.9rec en 37mpp
03-04Zach Randolph (Blazers)PF20.1p, 10.5r, 2a, 0.8rec en 38mpp

18.9p, 9.6r, 1.6a, 0.7rec en 34mpp

04-05Bobby Simmons (Clippers)G/F16.4p, 5.9r, 2.7a, 1.4rec en 37mpp13.4p, 4.4r, 2.3a, 1.1rec en 34mpp
05-06Boris Diaw (Suns)F13.3p, 6.9r, 6.2a, 1t en 35mpp9.7p, 4.3r, 4.8a, 0.5p en 31mpp
06-07Monta Ellis (Warriors)G16.5p, 3.2r, 4.1a, 1.7r en 34mpp20.2p, 3.9r, 5a, 1.5r en 38mpp
07-08Hedo Türkoğlu (Magic)F19.5p, 5.7r, 5a, 0.9 rec en 37mpp16.8p, 5.3r, 4.9a, 0.8rec en 36mpp
08-09Danny Granger (Pacers)F25.8p, 5.1r, 2.7a, 1.4t en 36mpp23.7p, 5.4r, 2.7a, 1.5rec en 36mpp
09-10Aaron Brooks (Rockets)PG19.6p, 2.3r, 5.6a, 0.8rec en 35mpp10.7p, 1.3r, 3.9a, 0.6rec en 22mpp
10-11Kevin Love (Wolves)PF20.2p, 15.2r**, 2.5a, 0.6rec en 36mpp26p, 13.3r, 2a, 0.6rec en 39mpp
11-12Ryan Anderson (Magic)PF16.1p, 7.7r, 0.9a, 0.8rec en 32mpp16.2p, 6.4r, 1.2a, 0.5rec en 31mpp
12-13Paul George (Pacers)F17.4p, 7.6r, 4.1a, 1.8rec en 37mpp24.9p, 7.8r, 3.6a, 1.5rec en 36mpp

*Alvin Robertson fue el mejor de la NBA en promedio de balones robados tanto en el año que recibió el Most Improved Player como en el siguiente. 

**Kevin Love consiguió el mejor promedio reboteador en su temporada con mejor progresión.

Sobre el autor

Antiguedad: 
13 años 7 meses
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,666
Total lecturas: 
10,110,605

Comentarios

Un jugador que tomaba asteroides? era kryptonita en concreto? Y Steve Nash GM?

Se ha colado un 'Steve' entre los tres Josh Nash que deberían aparecer. Corregido.

El Barça dejó escapar a Muresan, y también pudo haber fichado a Nowitzki para su equipo vinculado y no le fichó. Si hubiesen coincidido los dos a principios del año 2.000 más Pau Gasol y la Bomba Navarro. ¿que equipo les hubiese hecho sombra en Europa?.

Tras varias consultas, dominaba la versión de que ambos tenían la misma altura. Sí es cierto que en un par de sitios leí que Bol estaba en 2.30 y Muresan en 2.31. Lo último que sé es que se volvió para USA. En cuanto al estado físico, la tendencia general en este tipo de enfermedades es ir a mucho peor, lamentablemente.
Gran artículo. Diría que Manute estaba en un centímetro menos. Me gustaría saber qué es de Muresan ahora y cómo está físicamente. Me llegaron rumores de que está mal la cosa.
Sí, volvió a Francia, pero me he centrado más en cómo llegó y luego en su experiencia USA. Gracias.

No es muy heavy que Don McLean consumiese Asteroides ¿? :P

Buen artículo Sanchis!
Muresan no volvio a Francia y jugo aceptablemente en el ocaso de su carrera?