Abandonado y en estado de descomposición, Baloncesto Sevilla tiene diez días

  • El equipo no está inscrito en la ACB a cinco días del final del plazo para la inscripción
  • La opción surgida del Real Betis es muy remota por diversos factores, tanto de ámbito legal como económico

Diez días tiene el Baloncesto Sevilla para salvar su existencia. El próximo 20 de julio se celebrará la junta extraordinaria de accionistas en la que el primer punto del día es tratar y decidir sobre la disolución de la entidad. Lo que al acabar la temporada era optimismo se ha tornado en un panorama oscuro. Tan oscuro que, salvo sorpresa mayúscula, quedan diez días de baloncesto de élite en Sevilla. Los indicios para ellos son notables.

El próximo viernes, día 15 de julio, acaba el plazo de inscripción para participar la próxima temporada en la ACB. A día de hoy Baloncesto Sevilla no ha confirmado dicha inscripción, algo que contrasta con el año pasado en el que, sin el futuro todavía despejado y la sombra de la desaparición en los aledaños de San Pablo, el equipo se inscribió. Quedan cinco días para ello, y de no producirse probablemente no habrá que esperar hasta el día 20 para conocer el desenlace de la historia.

Hace cuatro días se hicieron oficiales los jugadores sobre los que se interpuso el derecho a tanteo. De Baloncesto Sevilla sólo apareció Ondrej Balvin, cuya salida era más que obvia desde la rueda de prensa de Luis Casimiro en el partido de la última jornada ante el Real Madrid. El destino del checo ha sido Denver Nuggets. Precisamente la NBA contará la temporada que viene con cuatro jugadores formados en el seno del club hispalense: Kristaps Porzingis y Willy Hernángomez (New York Knicks), Tomas Satoransky (Washington Wizards) y el ya citado Ondrej Balvin (Denver Nuggets). No hay ningún otro equipo en España que posea semejante cifra.

Ni Bostjan Nachbar, ni Jerome Jordan ni Alfonso Sánchez, jugadores con los que se contaría en caso que hubiese temporada 2016/2017, están sujetos al tanteo. Nenad Miljenovic jugará en el PAOK la temporada que viene, Pierre Oriola escuchará ofertas y Scott Bamforth esperará a la resolución de lo que pase en la junta antes de decidir.

El enigma del banquillo

Pese a todos estos detalles hay otros que avivarían la llama de la hornilla. Al menos, ninguna mano giraría la rueda a la izquierda. Estos proceden sobre los rumores del destino de los entrenadores. Tras la marcha de Luis Casimiro a Herbalife Gran Canaria (la oferta era difícilmente rechazable hubiese continuidad o no en Baloncesto Sevilla), han sonado dos nombres para ocupar el banquillo del Palacio de los Deportes de San Pablo la próxima temporada: Diego Ocampo y Zan Tabak.

Dos viejos conocidos de la entidad que fueron ayudantes (de hecho coincidieron en la misma labor con Joan Plaza cuando éste pasó un trienio por Sevilla) y que encajan con las intenciones del hipotético proyecto hispalense.

Diego Ocampo
  Ocampo, tras ser destituido en Movistar Estudiantes, es un técnico del que se guarda mucho cariño por la capital de Andalucía. Nunca tuvo la oportunidad de coger al equipo como entrenador jefe, pese a que siempre fue del gusto tanto del club como del entorno.

Por su parte Zan Tabak es otro nombre que ha salido a la palestra. El croata, tras su etapa en el Maccabi Tel-Aviv desea volver a España y se debate entre Joventut y Baloncesto Sevilla. El club hispalense es una opción tremendamente atractiva, pues pasó dos temporadas como miembro del cuerpo técnico en el que trabajó con los jóvenes dentro de la filosofía del equipo sevillano. De haber otro año, Tabak se integra perfectamente en la idea seguida durante los últimos años. El baluarte del Divina Seguros Joventut es que no tiene problemas de viabilidad y posee una estabilidad que a día de hoy Baloncesto Sevilla no puede ofrecer.

Y el Betis apareció en escena

Desde mediados de semana ha surgido el nombre del Real Betis Balompié en torno al Baloncesto Sevilla. La entidad futbolística ha realizado importantes inversiones de expansión en las últimas temporadas al crear su sección de fútbol femenino, que el año que viene jugará en la máxima categoría tras dos ascensos, y este verano oficializó la compra del Club Fútbol Sala Nazareno, de la localidad sevillana de Dos Hermanas, tras tres años en los que el Real Betis lo patrocinó añadiendo su nombre, escudo y colores. Hoy ya forma parte íntegramente de la estructura verdiblanca.

Nachbar y el Baloncesto Sevilla celebran un triunfo
 La situación crítica del Baloncesto Sevilla y la apertura del Real  Betis Balompié discurren en paralelo con opciones a cruzarse.  Opciones, no obstante, remotas. Desde el Betis no quieren  comprometerse a una inversión importante, menos cuando el  equipo lleva en la última década dos descensos y dos ascensos,  con gran inestabilidad institucional. Una inversión que oscila,  seguramente, entre cinco y siete millones de euros. A ello se  suma un impedimento legal y es que según el Artículo 19.4 de la  Ley del Deporte (10/1990) “las Sociedades Anónimas Deportivas  sólo podrán participar en competiciones oficiales profesionales  de una sola modalidad deportiva”. Con esta tesitura, el club  verdiblanco debería buscar otra vía.

Aquí aparecen las buenas relaciones entre el Real Betis y La Caixa, actual propietaria del Baloncesto Sevilla. Igualmente, esta posibilidad se desvanece. Ni Caixabank quiere prorrogar otro año más, como lo ha hecho este, la existencia del club siendo propietario ni el Betis parece interesado en patrocinar simplemente al club, aun prestando escudo y colores como ya hiciera en el caso del equipo de fútbol sala. De meterse, con todas las consecuencias y poderes.

Otro factor se esboza, además, en esta trama. El Baloncesto Sevilla siempre ha sido el equipo neutral que, de hecho, ha pretendido unir a la dualidad futbolística (Sevilla Fútbol Club y Real Betis Balompié) bajo un mismo equipo. Ésta es la razón por la que el equipo ha adoptado durante muchísimas temporadas los colores verde y rojo, así como lanzar campañas bajo el título de “Dos colores, un mismo sentimiento”. La intromisión del Betis rema contra la idiosincrasia del Club Baloncesto Sevilla.

Pese a todo esto, hay un dato. Fernando Moral estuvo en la presentación de las camisetas que vestirá el Betis la próxima temporada. Acto que tuvo lugar el pasado jueves.

Diez días tiene el Baloncesto Sevilla para salvar su existencia. Una sorpresa mayúscula parece la única alternativa para ahorrarse la redacción del obituario de una entidad que posee 30 años.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 6 meses
#contenidos: 
111
#Comentarios: 
338
Total lecturas: 
295,789

Comentarios

A diferencia de otros equipos que han desaparecido, este no lo hace por tener deuda acumulada. Es triste que desaparezca pero al menos que lo haga sin dejar un rastro de impagos.

Cuando iba a ver Baloncesto en Sevilla (años 90 hasta 2002) ya costaba vender entradas. Me constaba por que yo nadaba en la piscina de al lado y me las regalaban muchas veces. Es una pena que desaparezca este club, si finalmente lo hace. La mayoría de Sevilla es futbolera, pero se merece un equipo en ACB. Ojalá haya suerte de última hora y aguanten un año más. Esta campaña comenzó mal, pero la segunda vuelta ha sido espectacular. Y ningún equipo de este país puede presumir de que hayan pasado en los dos últimos años por el 4 NBA (Porzingis, Hernangomez, Satoransky y si se confirma Baldwin)
Saludos

La verdad, otra pena... Yo era socio y aficionado del Girona cuando desapareció, y nada se pudo hacer, deudas impresionantes, y un modelo seguido que en nada se acercaba a la viabilidad.

La verdad, el planteamiento debería ser:

- ¿Es viable tener la competición nacional que tenemos?
- ¿Pueden los equipos (salvo excepciones) mantener la masa salarial de sus plantillas?
- ¿Deberíamos tener una liga nacional abierta más modesta, y dejar que los clubs grandes compitieran a nivel europeo?

Mucho para reflexionar, y pocas medidas, lo que esta claro es que los aficionados al baloncesto no podemos pretender que con el dinero de todos se subvencione a los equipos, hay otras prioridades para gastar el dinero público ahora mismo, y, si el negocio tampoco es rentable a nivel de patrocinio, hay que cambiar el modelo...

Ford Burgos, seguramente Baloncesto Navarra, y tantos y tantos otros.
El modelo del baloncesto patrio (como prácticamente todos los deportes) ha vivido, por desgracia, del patrocinio de instituciones públicas o de Sociedades deportivas que si eran viables en otros deportes. Son rara avis los que subsisten con sus propios medios, sus propios patrocinios y sin deudas.
Es evidente que Baloncesto Sevilla está en estado crítico por el desaguisado de Jefferson Capital, por que La Caixa con todo su derecho, no quiere ligar su nombre a un club deportivo, sea cual sea, y porque nadie en Sevilla ha querido o podido involucrarse en este equipo con su propio dinero.
Yo diría que ante la alternativa de desaparición, igual es de quijotes ponerse tikis mikis si es el Betis quien se involucra, lo que no he entendido es el problema de deporte profesional, el Atletico se compró el Ciudad Real (para hacerlo desaparecer eso si), igual que el Barca se inventó el FCB futsal, ¿habría una ley nueva que impediría la compra directa del Baloncesto Sevilla por el Real Betis?

La Caixa es patrocinador de eventos deportivos y, precisamente, de Sevilla FC y Real Betis. De hecho, su intención es patrocinar al Baloncesto Sevilla una vez hecha la venta, sea el que sea el comprador. Lo que no quiere es seguir poniendo todo el dinero. Con respecto a lo de las leyes, como ha comentado antes el compañero, Barcelona y Real Madrid no son SAD. Si el Athletic de Bilbao quisiera podría tener su propia sección de baloncesto, o comprar al Bilbao Basket. Lo mismo Osasuna. El Atlético de Madrid tuvo que crear una sociedad desligada de Atlético de Madrid S.A.D. para hacerse con el Balonmano Ciudad Real. De hecho, creó otro club, el Club Balonmano Neptuno, que sustituyó al de Ciudad Real y participó con el nombre y colores del Atlético de Madrid, con patrocinio y licencias de escudo y colores. El Betis tiene un impedimento, y es que necesita modificar sus estatutos, además de crear dicha sociedad. Esta razón implica que se necesita la celebración de una junta de accionistas (cuando además, las cosas en los verdiblancos llevan desde 2009 muy revueltas), para lo que no hay tiempo material, y crear una sociedad, para lo que tampoco hay tiempo. La única opción es que, si el Betis ofrece garantías de esto, Caixabank acceda a mantener el equipo un año más con la condición de que el Real Betis lo termine de adquirir el año que viene. Esto es sólo uno de los caminos que habrá de cruzar. No entramos en temas de inversión, etcétera.

El FCB no es una SAD, como el Madrid, con lo que no tienen esa limitación.
respecto al Atlético, solo puso el nombre, que es lo que plantea el Betis, y si le aptecia comprar el club de balonmano podía hacerlo. ASOBAL no es liga profesional de acuerdo a la ley del CSD. Según ellos son solo 3 las ligas deportivas profesionales: 1ª y 2ª de futbol y la ACB

Como escribió Gabriel García Márquez, "Crónica de una muerte anunciada". Como dice el compañero LesterLane, ya llevan cayendo demasiados equipos y ciudades históricas. Y la ACB sin responder,... (por cierto, ¿otra vez liga de 15?) Esperemos que alguien en Sevilla se movilice, aunque parece que es casi imposible.

Que pena da esto, después de León, Valladolid, Alicante, Granada, Mallorca, Lobos, Girona, etc seguimos en caída libre.
Bilbao ha salvado in extremis, Sevilla al borde del KO, Guipúzcoa pensando salir en Leb, y los demás justo justo a sobrevivir.
La ACB se descompone, los jugadores escapan y solo los 5 de arriba tiene proyectos más allá de subsistir un año más.
Animo Sevilla y especialmente a sus aficionados!