Solapas principales

¿Por qué era tan bueno ‘Nino’ Buscató? Por Agustí Rabassa

PERSONAL, 'NINO' BUSCATÓ

penya_antigua.jpg

El Joventut de Badalona de los 70 con Nino Buscató, Santillana, Alfonso Martinez, los Margall y etc
Francesc ‘Nino’ Buscató (1940/Pineda de Mar, Barcelona) jugó en cuatro equipos diferentes durante su carrera: Pineda U.D.R. (1955-57), Barcelona F.C. (1957-1960), Aismalíbar de Montcada (1960-64) y Joventut de Badalona (1965-74). En la ‘Penya’ coincidí con él durante dos temporadas. Ya pronto hará medio siglo, fue del 1969 al 1970. Y fue una suerte, ‘Nino’ fue un adelantado en el mundo del baloncesto en los 50, 60 y algo de los 70. En la foto que les expongo de la plantilla yo soy el jugador que está de pie al lado de Eduardo Kucharski y 'Nino' está justo debajo mío.
Ganó 2 ligas, 2 Copas (en unos tiempos en los que era prácticamente imposible ganar al Real Madrid) y 3 medallas de Plata. Tras su retirada entrenó un año al primer equipo del Joventut pero después prefirió trabajar con la cantera.

‘Nino’, tan jovencito que era, cuando salía de la escuela tenía que ir a ayudar a sus padres en el negocio de panadería que tenía su familia. Su hermano mayor, Rafael, no jugó al baloncesto y se dedicó más a hacer rendir aquella panificadora. En cambio ‘Nino’, cuando terminaba, lo primero que hacía era coger una pelota de baloncesto e ir a la pista descubierta que había en la Plaza de España de la localidad costera del Maresme llamada Pineda de Mar, lugar donde vivía. Si estaba solo, se pasaba horas y horas lanzando a canasta, allí consiguió idear su infalible tiro de media y larga distancia. Llegó un momento que ‘Nino’ ya tenía un tiro excepcional entrenando en campos de tierra, tableros y aros viejos así que cuando empezó a jugar en pabellones cubiertos con parquet con canastas decentes y con balones como dios manda... ¡Las metía todas! Perfeccionó su tiro hasta tal punto que se convirtió en el mejor tirador de su época. Puede ser que Eduardo Kucharski, otro grande pero anterior, también influyera para que adquiera tal letal lanzamiento desde tantas posiciones distintas. Lo cierto que ‘Kuchi’ nos ayudó a muchos. A Filbá (DEP), Santillana, a mí… él tenía un apartamento en l'Estartit y luego nos llevaba al Pabellón de ‘La Devesa’ en Girona y allí hacíamos tiro, técnica y... después directos a Platja d’Aro. Así durante un mes y durante dos veranos, aunque en esas dos ocasiones ‘Nino’ no estuvo con nosotros.


 

'NINO' BUSCATÓ, EL JUGADOR

5.Buscató es defendido por Slavnic en la final España-Yugoslavia de 1973 (Foto: Fernando Font).

Buscató es defendido por Slavnic en la final España-Yugoslavia de 1973 (Foto: Fernando Font).
Yo jugué con él y contra él y a pesar de medir menos de 1.80, no se le podía poner ni un tapón dado que tiraba en suspensión y tenía una rapidez impresionante para sacar el lanzamiento. Mala suerte para él que no existía la línea de 3 puntos porque si no, en muchos partidos, su anotación hubiera sido de escándalo.

Era un correcto defensor pero, como comentaba, lo que más destacaba de su juego era su tiro pero no hay que olvidar que también era un jugador muy rápido y con dotes para situar a todos sus compañeros dentro de la pista. De hecho, si convenía le decía al entrenador cuándo cambiar la defensa, el ataque o cualquier otra cosa. Dentro de la pista era el líder y todos sus compañeros creían en él ciegamente. Si convenía también te pegaba alguna bronca que hacía que el equipo mejorara siempre.

Nino había ganado muchos partidos así, ideando en la pista y en el banquillo haciendo, prácticamente, de entrenador y jugador. Por eso fue 222 internacionalidades, luego sólo superado por Epi, Felipe Reyes y Juan Carlos Navarro pero piensen que antes se jugaban muchos menos partidos. En el Europeo del 73, un año antes de retirarse, consiguió la Plata haciendo un partido colosal ante la todopoderosa Unión Soviética en semifinales como pueden ver en el vídeo de abajo. Reunió muchas amistades (Kresimir Cosic, Belov…) del mundo de la canasta a nivel europeo, donde siempre era respetado y estaba considerado un fuera de serie. Constó dos veces en el cinco ideal de Europa y jugó siete veces con la Selección Europea.

LA JUGADA QUE MÁS ME IMPACTÓ

Recuerdo en el partido de vuelta de cuartos en la Recopa, en casa habíamos ganado (87-68), en el Estadio Olímpico de Atenas delante, 40.000 griegos. Entonces no habían las medidas de seguridad de ahora. En la primera jugada le dieron un puñetazo en el estómago a ‘Nino’ y así todo el partido. Claro, se quedó en 4 puntos. Fue una encerrona y el AEK nos barrió (74-46). Aquello era una olla a presión pero recuerdo que ‘Nino’ en una entrada a canasta delante de dos griegos de 2 metros y pico se giró en el aire haciendo, prácticamente, un giro de 360º y se la metió entre medio de los dos. ¡Fue impresionante! Era muy hábil. Si tuviera que compararlo con un jugador actual, a pesar de la enorme distancia del tiempos, diría que ‘Nino’ era un Stephen Curry de su época. Por su tiro, su inteligencia, rapidez y dotes dentro de la pista para ser tan determinante en el juego. Un supercrack, vaya.

 

CURIOSIDADES

Ya han pasado muchos años, pero recuerdo una de un vuelo a Bilbao que había una tormenta muy grande. El avión dando saltos arriba y abajo. Las azafatas vomitando, todo el mundo acongojado, ‘Nino’ también. Recuerdo perfectamente que tenía la costumbre de quitarse, si no recuerdo mal, el zapato izquierdo. Se ve que esto le traía buena suerte.

 

DIJERON DE ÉL...

7225.jpg

Nino Buscató, uno de los mejores tiradores de Europa en los 60 y 70, lanza a canasta (Foto: archivo Fundació Bàsquet Català).
Clifford Luyk narró en el libro Historia del Baloncesto en España que: “Kucharski pasó a entrenar al Juventud, porque el Aismalíbar desaparece de la élite, y se trae a Badalona a un jugador pequeño pero muy especial: ‘Nino’ Buscató. Jugué dieciséis ligas y perdí dos, ambas contra los de Badalona. En la primera, él fue uno de los máximos responsables. Súper competitivo. Se volvía loco. Cuando estábamos haciendo la rueda de calentamiento, se acercaba a nuestro campo y nos medio chillaba: «¡Os vamos a ganar!». A lo que yo respondía: «¡Fuera de aquí, a tu campo, coño!».

Josep Maria Margall, maestro del tiro: “Eduardo Kucharski me ayudó a conseguir un gran tiro cuando fue mi entrenador júnior, luego fue ‘Nino’ Buscató quién me impulsó a perfeccionarlo del todo de diferentes formas; siguiendo su consejo y… quedándome a tirar tras los entrenamientos con él las horas y las horas”.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 días
#contenidos: 
1
#Comentarios: 
3
Total lecturas: 
7,322

Comentarios

Hombre, decir que se secó la pólvora, cuando Jordi Villacampa era una metralleta, me parece un poco exagerado. Rudy tampoco es manco, pero Jordi fue un crack, en mi opinión.
Yo tuve la ocasión de ver a Buscató, junto con Lluis Cortés, Alfonso Martíez y cía., en la antigua Feria de Muestras de Bilbao, contra el Patronato de Iturribide. Todavía me acuerdo.
Saludos.

Me refiero a raza blanca tirador, faceta desde Matraco en la que flaquean las sucesivas perlas de la Penya. Un lujo presenciar ese match.