Solapas principales

Los Denver Nuggets retirarán la camiseta de Dikembe Mutombo

  • Los Denver Nuggets han anunciado que retirarán el número 55, en honor a Dikembe Mutombo, el próximo 29 de octubre.

Los Denver Nuggets otorgarán el máximo de sus honores a Dikembe Mutombo, colgando eternamente su número 55 en el techo del Pepsi Center. El pívot congoleño, considerado uno de los mejores defensores de la historia, pasará de esta manera a formar una parte perpetua de la franquicia de Colorado.

El próximo 29 de octubre será un día especial en Denver, y en toda la NBA, dado que se homenajeará a una de las figuras más importantes de la liga americana de los últimos años, como jugador y como representante de los valores del deporte de la canasta; ese día la actual plantilla vestirá de nuevo la camiseta arco-iris que fue la segunda piel Mutombo en su etapa como jugador de los Nuggets.

De ésta manera, quien el pasado curso fuese nombrado Miembro del Naismith Basketball Hall of Fame de la NBA, pasará a ser historia perenne de los Denver Nuggets desde lo alto del Pepsi Center, donde su dorsal número 55 colgará para ser recordado.

Llegada a la NBA

El 26 de junio de 1991 se celebró en Nueva York el Draft de la NBA. Entre los posibles jugadores a seleccionar había un tal Dikembe Mutombo; un imponente portento físico congoleño, que llegaba a la noche de la elección tras haber firmado unos soberbios 15.2 puntos, 12.2 rebotes y 4.7 tapones por partido con la Universidad de Georgetown, y en la que ya había logrado unos cuentos galardones por su capacidad defensiva.

Tras las elecciones de Larry Johnson (Hornets), Kenny Anderson (Nets) y Billy Owens (Kings) le llegaba el turno a los Denver Nuggets que, sin dudarlo un momento, seleccionaron a Dikembe Mutombo. El gigantón congoleño ya había logrado su pasaporte a la mejor liga del mundo.

Impacto desde el primer día

Y su impacto no se hizo esperar, desde un primer instante demostró la clase de jugador que era. Había llegado a la NBA para marcar diferencias, defensivamente era uno de los mejores desde su año rookie, y sus características no pasaron desapercibidas a nadie. Pero no solo brillaba defensivamente, sino que también era capaz de aportar en ataque gracias a su intensidad y su potencia.

Dikembe Mutombo Denver Nuggets Career Highlights

Esa misma temporada sería parte del All-Star de Orlando, compartiendo cancha con los Magic Johnson, Chris Mullin, Karl Malone, James Worthy o John Stockton entre otros. Al final de la campaña había firmado unos excelentes 16.6 puntos, 12.3 rebotes y 3.0 tapones por encuentro, ganándose el derecho a formar parte del Mejor Quinteto Rookie.

Su sello en Denver

Durante los cinco años que estuvo en Denver, Mutombo caló entre los aficionados gracias a su enorme carisma. Su segunda temporada fue tanto, o más, brillante que la anterior y frente a Los Angeles Clippers levantó 12 veces su dedo para decir Not in my house, batiendo así su récord personal de tapones en un partido.

Pero el momento álgido de su paso por Denver llegaría en la temporada 93-94, los Nuggets habían logrado un pase in-extremis a los Playoff por el título, y por tanto les tocaba enfrentarse a los Seattle Supersonics de Gary Payton, Detlef Schrempf, Shawn Kemp y compañía, que habían firmado un 63-19 en la Regular Season.

El mejor equipo de la liga regular frente al unos Nuggets irregulares que llegaban con mucha ilusión pero pocas opciones, tras 4 años sin haber acudido a la postemporada. Eran los primeros partidos por el título de Dikembe Mutombo, y la historia no pudo salir más bonita. Tras un 2-0 adverso los Denver Nuggets de Dan Issel sacaban pecho y conseguían llegar a un quinto y agónico partido (La primera ronda en aquellos años era al mejor de 5 partidos). Por primera vez en la historia de la NBA el 8º era capaz de eliminar al 1º. En medio de la vorágine de la celebración, Mutombo que había capturado el último rebote del encuentro, dejaba una de las imágenes más carismáticas para la historia de la NBA: tirado en el suelo, a carcajada limpia, y con el balón entre sus enormes manazas. El poste congoleño había sido uno de los principales artífices del logro, consiguiendo 12.6 puntos, 12.2 rebotes y 6.2 tapones por encuentro en la eliminatoria.  Posteriormente serían eliminados por los Utah Jazz de Stockton y Malone.

Denver Nuggets SHOCK the world in 1994 NBA Playoffs

Los siguientes años en Denver, Mutombo seguiría coleccionando galardones y nominaciones para el All-Star, y convirtiéndose, por primera vez en la historia de la NBA, en el único jugador capaz de conseguir tres temporadas consecutivas ser el mejor taponador de la liga. En la temporada 94-95 fue nombrado Mejor Defensor de la NBA.

Tras todo ello, en el verano del 96, firmó como agente libre por los Atlanta Hawks. En donde seguiría haciendo historia y convirtiéndose en uno de los jugadores defensivos más gratamente recordados. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 10 meses
#contenidos: 
311
#Comentarios: 
2,774
Total lecturas: 
1,000,734

Comentarios

Recuerdo ya al final de su carrera que en un partido cogió una barbaridad de rebotes. Cuando le preguntaron cómo un jugador tan veterano podía dominar así la zona respondió:

- Los jóvenes lo tienen todo, pero yo tengo el balón.

Ídolo Mutombo, cómo nos hizo disfrutar.

Con 40 años en Houston veo que durante 11 encuentros seguidos no bajó de los 10 rebotes. En un partido ante los Nuggets (Los de Iverson y Carmelo), precisamente, capturó 22 rebotes en 33 minutos para la victoria de su equipo.