Solapas principales

Guillermo Rejón: 25 años de baloncesto a través de 25 testimonios

  • Hablamos con casi todos sus entrenadores desde etapa cadete en el Estudiantes: Javier Imbroda, Moncho Monsalve, Paco García, Andreu Casadevall, Rubén Perello, Gonzalo García de Vitoria, Miguel Ángel Zapata...
  • Sus ex compañeros nos recuerdan su papel en cada uno de los equipos por los que ha pasado.
  • Rafa Vecina: "Si Guillermo hubiera nacido 10 años más tarde seguramente ahora estaría jugando en ACB"
  • Paco García: "Guillermo es de esos jugadores que todo entrenador quiere tener"
  • Gonzalo Gª de Vitoria: "Guille fue alguien muy importante en el COB y sólo en 2 años se ganó la admiración de toda la ciudad"

292 partidos ACB, 321 en categorías LEB, cuatro ascensos a ACB y más de 20 años de baloncesto son números a tener en cuenta, más allá de que a nivel estadístico no haya sido quizás el más destacado en sus equipos. Hablamos de Guillermo Rejón, que hace escasos días anunciaba que colgaba las botas y daba el salto a los despachos para asumir la dirección deportiva de la Fundación Lucentum. Un jugador respetado y valorado por entrenadores, compañeros y rivales, de esos que aportan intangibles a los equipos por donde pasa, dentro y fuera de la cancha.

A lo largo de este artículo repasamos su trayectoria a través del testimonio de entrenadores y compañeros que compartieron con él una trayectoria que comenzaba en la base de Estudiantes y que le llevó a sellar una sólida carrera profesional muy valorada, como demuestra su longevidad y su nivel mostrado hasta superados los 40 años. En estas líneas queremos poner en valor, con el ejemplo de Guillermo Rejón, el papel de muchos jugadores que pasan por nuestras ligas y que, sin aparecer en los rankings estadísticos, son clave para sus equipos.

Estudiantes-categorías inferiores (1992-94)

screenshot_4.jpg

Guillermo Rejón (de pie, tercero por la izquierda) en su etapa cadete

Guillermo Rejón empezaba a jugar en una escuela de Móstoles hasta que el Estudiantes le incorporó en su segundo año de cadete. Allí tuvo como entrenador a Javier Alcover, que recuerda que Rejón llegaba a Estu como "un tío muy grande, que podía jugar de pívot pero que, por sus cualidades, invitaba a intentar formar un tres con proyección que pudiera jugar en categorías superiores". Alcover comenta que "lo cierto es que en aquella época, y con campeonatos de España en juego, a veces primaba la clasificación y no se apostó por él ni jugó todos los minutos que debería jugar en esa posición".

Alcover no duda a la hora de hablar del rol de Rejón a nivel de vestuario: "Ya apuntaba maneras desde pequeño. Era un chaval que contagiaba su alegría y que fuera el que fuera el ejercicio siempre tenía buena cara".

Sobre el por qué no llegó a despuntar en ACB, Alcover apunta que "en cuanto a preparación física específica, si hubiera tenido el seguimiento y el empeño que se tiene hoy con otros jugadores le habría ido mucho mejor".

Javier Alcover finaliza comentando que "Guillermo era un perfecto compañero y la sonrisa que tenía hace 25 años nunca se me olvidará y es un jugador por el que tengo un cariño especial. Era un gran tipo".

Estudiantes EBA (1994-1998)

Las primeras temporadas senior discurrieron en el club estudiantil, allí estuvo a las órdenes de Michel González que lo recuerda como "un jugador muy trabajador, muy buena persona, muy implicado y con un potencial grande". Sobre el liderazgo del que ha hecho gala Rejón a lo largo de su carrera, González apunta que "el liderazgo lo coge con los años, él maduró cuando marcho a la LEB". En su época en EBA tuvo dos temporadas alternando con el ACB en entrenamientos y "siempre fue muy receptivo". "Nos planteamos que fuera un 3, luego al final terminó jugando de 4 pero su movilidad le permitía ganar ventajas".

18893083_10154383598767237_5391965020813219205_n.jpg

Guillermo Rejón en su etapa en el EBA de Estudiantes (Foto: Estudiantes)

González opina que si no llegó a tener un rol importante en ACB fue porque "la ACB era una muy exigente. Tenía buena técnica y velocidad pero era blandito y eso en puestos interiores es clave. Esto lo fue sustituyendo con ganas y lucha. Otro factor psicológico es que fue muy buen compañero y a veces en la pista hay que ser un poco 'bicho'"

En aquella época coincidió con Juanjo Ayuso, compartiendo equipo durante tres temporadas y destaca lo que suponía la formación en la cantera del Estudiantes: "deja huella y te enseña como lidiar con situaciones difíciles. La presión que había en el Estu hacía que los jugadores que pasaban por la cantera con responsabilidad se hicieran jugadores con carácter y peso específico en sus equipos". Ayuso recordaba los entrenos junto a Rejón en el primer equipo de aquel Estudiantes "con Harper Williams, Nacho Azofra, Glen Whisby, Orenga, Jiménez, Herreros y para nosotros era brutal estar allí".

Michel González: "Fue muy buen compañero y a veces en la pista hay que ser un poco bicho'"

Guillermo Rejón llegó a debutar en ACB la temporada 1997-98 y en aquellos momentos hubo un jugador que influyó mucho en su carrera, fue Rafa Vecina, tal y como Rejón apuntaba a Javier Ortiz para un artículo hace un par de años: "Compartir equipo con él fue realmente especial. Rafa es como una enciclopedia. Era una maravilla entrenar con él. Me enseñó muchísimas cosas”, declaraba Rejón.

Contactamos también con Rafa Vecina para recordar aquella época y nos comenta que "era un jugador al que le hacía mucha ilusión el entrenar con el primer equipo. Además, en el primer equipo del Estu les dábamos un trato preferencial. Guille era un destacado, ponía mucha atención a todo, no desfallecía, era un tipo honrado en el esfuerzo. Recuerdo sus contraataques y las metía como James Worthy". Además, Vecina apunta que "yo tenía muy buena sintonía con él, por el hecho de que en esa etapa ya veterano yo también me 'renutría' de los jóvenes y Guille nos daba mucho porque siempre estaba dispuesto a ayudar". Sobre el papel de Guillermo a nivel de vestuario, Vecina recuerda que "a los líderes los eligen sus compañeros. Si con el paso del tiempo él ha sido una persona con su trayectoria es porque se lo ha ganado".

Rafa Vecina: "Si Guillermo hubiera nacido 10 años más tarde seguramente ahora estaría jugando en ACB"

Repasando la etapa ACB que desarrolló Guillermo Rejón, Vecina apunta que "si Guillermo hubiera nacido diez años más tarde, seguramente ahora estaría jugando en ACB, pero a cada uno le toca vivir la etapa que le toca. Creo que ha tenido una carrera larga y fructífera, no solo a nivel deportivo si no a nivel de los amigos que deja y eso habla de la gran calidad humana de Guillermo".

Abeconsa Ferrol (1998-99)

Su primera experiencia lejos de Estudiantes le llegó en Abeconsa Ferrol, en la Liga LEB, a las órdenes de Miguel Loureiro que le recuerda como "un jugador muy abierto, que pronto congenió con la plantilla y que aportaba seriedad, perseverancia y su polivalencia, que era un 2.06 que anotaba desde fuera". Aquella temporada coincidió con Lucho Fernández, jugador también de dilatada trayectoria. Fernández nos recuerda que "era la primera experiencia de Rejón lejos de su casa y se adaptó rápidamente al equipo". Fernández destaca también "su agresividad y la movilidad que tenía para ser un jugador grande". Aquella temporada Rejón firmaba 5.8 puntos y 2.4 rebotes por partido en los 13 minutos que dispuso en promedio.

Lucentum Alicante (1999-01)

Tras su paso por Ferrol, Rejón aterrizaba en Alicante para una temporada que marcaría su carrera. Andreu Casadevall fue su entrenador aquel inolvidable año que acabaría con el primer ascenso del Lucentum a la ACB. Casadevall destacaba que "A pesar de su juventud siempre intentaba mantener el vestuario unido. En la pista era de los que siempre quería trabajar más".

1888638_10202987744685535_1778286315_n.jpg

Plantilla del Lucentum Alicante que logró el primer ascenso de su historia

Ese ascenso le brindó la oportunidad de poder disputar la ACB ya que aquel Lucentum mantuvo gran parte de aquel bloque formado por Calderón, David Gil, Francis Sánchez, Reggie Fox o Jorge García. El propio Jorge García, con el que coincidiría en dos etapas en Alicante, destacaba que Rejón "siempre ha buscado la unidad del equipo fuera de la cancha, proponiendo planes para hacer equipo y así mejorar la química dentro de la pista". Aquel Lucentum acabaría descendiendo de nuevo a la LEB.

Guillermo Rejón. Primera temporada en el Lucentum (LEB 1999-2000)

Vídeo cortesía de César Cornejo (Aro Pasado)

Cantabria Lobos (2001-02)

Tras su etapa en Alicante, Rejón arribaba a Cantabria Lobos para vivir su segunda temporada en ACB. Moncho Monsalve era el tecnico del conjunto torrelaveguense y recuerda con cariño el paso de Rejón por aquel equipo: "Siempre he tenido una gran estima y consideración por Guillermo, incluso siempre pensé que con el tiempo sería mejor jugador (como ha demostrado); en su día su carácter y agresividad lo perjudicaba. Era un gran tipo y con una afición al basket increíble".

En aquella campaña coincidió con Salva Camps y recuerda que "Hace ya 16 años. Guille y yo éramos muy jóvenes. Tengo recuerdos muy buenos a nivel personal, no tanto en lo deportivo porque fue un año difícil". "Guille era un jugador de equipo tanto dentro como fuera de la pista y tengo muy buenos recuerdos de él". "Como jugador era muy válido para ACB. Uno de esos jugadores que se necesitan para hacer ese trabajo que no se refleja en las estadísticas. Lástima que aquel año no tuvimos buen resultado deportivo a pesar de un tener un buen bloque nacional". Aquella temporada acabaría con el descenso de Cantabria Lobos, en el que sería el segundo descenso consecutivo para Guillermo Rejón. Tras este descenso, Rejón tuvo un breve periplo por Francia donde disputó los Playoff con Basket Rueil antes de regresar de nuevo para ya incorporarse a Forum Valladolid.

Forum Valladolid (2002-07)

Paco García: "Guillermo es de esos jugadores que todo entrenador quiere tener"

Cinco temporadas militó Guillermo Rejón en Valladolid. No llegó a tener un gran peso a nivel de minutos en el equipo pero su liderazgo y labor le convirtieron en un jugador muy querido entre la afición pucelana. Paco García fue uno de sus entrenadores en su etapa en Valladolid y nos recuerda que "era un jugador muy de equipo, muy de ayudar a sus compañeros incluso aunque fuera en detrimento de sus minutos en la pista. Siempre ha sido muy positivo para el grupo. Guillermo es de esos jugadores que todo entrenador quiere tener".

Un jugador con el que compartió buena parte de su etapa en Valladolid fue Roman Montañez, que recuerda que "Guillermo aportaba energía y sabiduría en el juego. Además era un jugador inteligente y sabía cuales eran sus virtudes y no quería hacía más de eso. A nivel de vestuario era importantísimo porque cuando las cosas iban mal siempre tiraba del carro".

En Valladolid, Rejón estuvo también a las órdenes de Javier Imbroda la temporada 2006-07 y el ex seleccionador nacional nos deja su recuerdo sobre Rejón en aquella etapa: "Coincidí con Guillermo Rejón en Valladolid. Aquel era un equipo que luchaba por sobrevivir. Cuando lo conocí de cerca, le comenté que tenía cualidades parecidas a las de Dennis Rodman, y que podría ser un “Rodman español”: generosidad en el esfuerzo, buen reboteador y defensor, rápido, sin complejos a la hora de enfrentarse a pivots más grandes que él, buen compañero comprometido con su equipo. Tal vez si hubiéramos estado más tiempo juntos, lo hubiera convencido, pero esa sería otra historia".

Palma Aqua Magica (2007-08)

Regresaba Guillermo Rejón a la LEB después de muchas temporadas en ACB. Lo hacía a un proyecto potente económicamente y que tenía a jugadores tan relevantes como Lou Roe, Kornegay, Terrell o Miki Feliu. Aquella temporada, la crisis económica estallaba en el conjunto mallorquín y se acumularon los problemas económicos. Miquel Feliu recuerda que "fue un año muy duro" y nos transmite la importancia de Rejón en aquel momento "guardo, curiosamente, un gran recuerdo del primer año que jugué con él, en Palma. Fue un año muy duro para todos porqué fue cuando empezó la crisis económica, en 2007. No cobrábamos y además ni personal ni colectivamente nos salían las cosas. Guillermo era muy duro, recuerdo momentos tensos, pero me ayudó muchísimo a crecer. Siempre le estaré agradecido por aquella temporada. Supe sacar el contenido de lo que decía por encima de la forma."

240881_2055944239620_2369799_o.jpg

Guillermo Rejón y Miki Feliu en su etapa en Palma Aqua Magica (2007-08)

Aquella temporada comenzó con Diego Tobalina en el banquillo y rememora que "lo fiché como jugador referente, fue un aňo difícil en el que no salieron los resultados y él siempre aportó positivamente".

Los números de Rejón aquel año fueron los mejores de su carrera hasta el momento, promedió 11.9 puntos y 6.6 rebotes por partido y tuvo un rol muy importante en un equipo que sufrió multitud de problemas.

Lucentum Alicante (2008-11)

Tras aquella dura temporada en Palma regresaba a Alicante, donde coincidiría con otro compañero y amigo de su primera etapa en Alicante, Jorge García. Aquel Lucentum acabaría descendiendo de nuevo a la LEB. Aquella temporada el equipo estaba dirigido por Óscar Quintana y lograba el ascenso tras disputar la Final a Cuatro en Fuenlabrada, derrotando en la final al Melilla Baloncesto. Quintana destacaba que "fue un hombre del equipo y trabajaba por y para el equipo". Rejón se convirtió en el MVP de aquella final (21 puntos) y su imagen llevándose el balón del partido debajo de la camiseta es recordada entre la afición alicantina.

Ascenso Lucentum 2009: Lucentum - Melilla (instantes finales)

Ese ascenso le brindó la oportunidad de regresar a la ACB y tuvo continuidad en aquel Lucentum durante dos años más. Sin muchos minutos en la cancha pero siendo importante en el vestuario en unos tiempos complicados en los que el club alicantino comenzaba a pasar serios problemas económicos. Compartió con Pedro Llompart aquella época y el base balear nos recuerda que "era un jugador que le gustaba el vestuario. Leía las situaciones y el día que tenía que apretar a un compañero le apretaba, si había que ayudar ayudaba y buscaba siempre que hubiera buena química de grupo. Era un tío que siempre ha pensado más en el grupo que en él mismo".

CB Murcia (2011-12)

En 2011 llegaba a CB Murcia para formar parte del juego interior del equipo dirigido por Óscar Quintana, con el que ya había coincidido en su última etapa en Alicante. Su papel en aquel equipo no era muy relevante en la cancha, pero a esas alturas de su carrera su rol como jugador de equipo era un gran valor añadido y es recordado con cariño también por la afición murciana. Así lo recuerda un aficionado peñista murciano ahora en Peña Sufridores del CB Murcia: "Recuerdo de él que era un tío muy entregado y cercano a la gente, que salía a la pista con ganas de hacer lo que él menor sabe hacer, vaciarse por el equipo al que defiende, yo le recuerdo de etapas anteriores en otros equipos y a él nunca se le puede discutir que reservase algo para otro día, lo daba siempre todo, es un crack".

72957_455731227776122_704207991_n.jpg

Rejón junto a Sekulic en su etapa en Murcia (Foto: Juan Carlos García)

Lucentum Alicante (2012-13)

966357_10201722091393872_2026368762_o.jpg

Celebrando el ascenso a ACB del Lucentum en 2012-13 (Foto: Carla Cortés)

Aquella temporada Guillermo Rejón no formaba parte de la plantilla del Lucentum de inicio. Se encontraba ayudando en los entrenamientos pero la baja de Moncasi acabó por hacerle hueco en la plantilla y acabó siendo pieza clave, de nuevo, en un ascenso con el Lucentum. En esa temporada empezó una línea ascendente en cuanto a protagonismo de Rejón en los equipos, consolidándose como un pívot importante en LEB Oro.

Aquel Lucentum lograría ascender en el quinto partido de la final en Andorra, y lo hacía bajo las órdenes de Rubén Perelló que recuerda que "empezó en el equipo con un contrato temporal y cuando me hice cargo del grupo, una de las condiciones era que Guille pudiera fichar y formar parte de la plantilla". En cuanto a su figura y su papel en el equipo, Perelló recalca que "Guille aportaba muchos intangibles que los entrenadores valoramos tanto dentro como fuera de la cancha. Sin duda, su carácter y su experiencia, le han permitido aportar a los equipos ese grado más de control y conocimiento liderando el vestuario en aspectos que van más allá de las estadísticas numéricas".

Romà Bas, compañero de Guillermo Rejón en aquel ascenso con el Lucentum nos comenta que "era un tipo extrovertido en el vestuario, aunque lo alternaba con días más serios. Aportaba experiencia y saber estar al equipo".

Palencia Baloncesto (2013-14)

_mg_2322.jpg

Rejón en su etapa en Palencia (Foto: Baloncestoconp.es)

Rejón llegaba a Palencia después de lograr el ascenso con Lucentum y lo hacía para formar parte de un equipo palentino que seguía creciendo. Aquel año disputaría la final del Playoff, donde cayeron por 3-1 ante Ford Burgos. Tuvo un rol importante en aquel equipo y firmó 9.3 puntos y 6.4 rebotes en el conjunto dirigido por un Natxo Lezkano que le recuerda como "un tipo normal fuera de la cancha. Uno más. Con la experiencia que le dan los años y el haber estado en muchas situaciones diferentes en un montón de equipos. Siempre aportaba esa experiencia para el bien del equipo sin intentar adueñarse del vestuario. Era muy amigo de sus amigos".

Guillermo Rejón fue el mejor de Palencia Baloncesto ante Clínicas Rincón

Ourense (2014-16)

1476653_10153581109205116_3715715244740581445_n.jpg

Celebrando su último ascenso con COB

Dos temporadas en Ourense en las que volvió a saborear las mieles de un ascenso a ACB, aunque sufrió muy cerca el dolor de que no se pudiera hacer efectivo en los despachos. Totalmente identificado con la afición, se convirtió en un jugador muy querido, al que llamaban "Alcalde" Rejón. Tras el ascenso y aquel 'ascenso diferido' continuó un año más en el club orensano con el sueño de volver a jugar en ACB tras una nueva temporada en LEB Oro. Al final no pudo ser y aquello le hizo estar cerca de tomar la decisión de retirarse.

Gonzalo Gª de Vitoria: "Guille fue alguien muy importante en el COB y sólo en 2 años se ganó la admiración de toda la ciudad"

En aquel Ourense estuvo a las órdenes de Gonzalo García de Vitoria que nos comenta que "Guille es un líder, alguien muy cercano a todo el mundo. Evidentemente ha sido un jugador con mucho carácter y que en algunos momentos le ha jugado malas pasadas, pero siempre en la pista. En el vestuario siempre ha sabido llegar a sus compañeros y con nosotros ha tenido dos vestuarios totalmente distintos, uno de gente experta y al año siguiente de "niños" sin experiencia. Yo creo que a ambos les aportó muchísimo. Guille fue alguien muy importante en el COB y sólo en 2 años se ganó la admiración de toda la ciudad y eso es porque tiene algo que se tiene o no se tiene pero no se aprende, él tiene carisma y un don especial para llegar a la gente. Y todo esto es porque posee una virtud que le supera al resto, Guille tiene un gran corazón y el ejemplo es lo vivido en su último partido cuando al perder se fue corriendo a levantar a sus compañeros cuando estoy seguro que era el más jodido de todos pero en ese momento ya es vestuario y él no puede ver a un compañero hundido".

Allí coincidió con Pedro Rivero, con el que ya había coincidido en Alicante y en Murcia. Rivero recuerda que "Guille es un tío que siempre aporta lo positivo, que ve las cosas rápido y es capaz de convencer a la gente y un tío divertido. Y también es un tío que te dice las cosas a la cara y que no se muerde la lengua cuanto te tiene que decir algo importante y eso es algo de agradecer".

Mates de Chase Fieler y Guillermo Rejón (COB-Peñas Huesca)

Fundación Lucentum (2016-17)

Cuando Rejón ya andaba debatiéndose entre la retirada o la continuidad en las canchas, llegó la opción de regresar a Alicante. La directiva de la Fundación Lucentum llevaba varios años 'tentándole' con regresar a Alicante, y al final, el verano de 2016 se hizo oficial un regreso que para la afición alicantina fue todo aldabonazo de moral. No hay que olvidar que ya era el jugador que más veces había vestido la camiseta del Lucentum, había formado parte del equipo que logró el primer ascenso de la historia del Lucentum y era un jugador muy querido por la grada.

Miguel Ángel Zapata fue el último entrenador que tuvo Rejón y nos cuenta que "es un jugador exigente, tanto dentro como fuera de la cancha, y eso lo lleva al vestuario a la hora de exigir trabajo y seriedad a sus compañeros. La dureza y pasión que siempre ha mostrado en la pista la trasmite e intentar ser ejemplo para sus compañeros. Además como en su vida fuera de la pista crea vínculos con compañeros intentando ser grupo de amigos que trabajan y se divierten juntos realizando su trabajo".

Guillermo Rejón se convirtió en la referencia del equipo, firmando 10.3 puntos y 6.2 rebotes y ayudando al equipo a llegar hasta los Playoff, pero la temporada acabaría con la eliminación del equipo alicantino ante CBC Valladolid y de una forma especialmente dolorosa, con el Lucentum fallando una última canasta que podía forzar la prórroga tras remontar 20 puntos de desventaja. Alex Reyes falló una bandeja y cayó desplomado llorando a la cancha tras el error. En la otra mitad de la cancha, Rejón se arrodillaba lamentando la derrota, pero apenas 10 segundos después se levantaba e iba animando a todos sus compañeros y arrastrándolos literalmente hacia el centro de la cancha para recibir el aplauso de la grada. Es curioso que sus últimos minutos como profesional sean el fiel reflejo de lo que tantos compañeros han relatado para este artículo. Guillermo terminó su carrera como un ejemplo de profesionalidad, compañerismo y liderazgo.

En este vídeo de Aarón Morales (KIA en Zona) se puede ver la secuencia relatada:

El enorme detalle de Guillermo Rejón en la eliminación del Lucentum...

 

Virtudes y defectos:

Una carrera larga da para sacar a relucir lo mejor y lo peor de cada uno. Ahora, con la perspectiva de una carrera larga es valioso leer las virtudes y defectos que destacaron en su carrera. Es curioso ver como coinciden y se repiten las visiones de muchos de sus entrenadores y compañeros:

Paco García: "Su principal virtud era su ambición por hacer muchas cosas, y también quizás ese era su mayor defecto porque le llevaba a algún error de más".

Miguel Loureiro: "Aportaba seriedad, perseverancia y polivalencia en su juego".

Lucho Fernández: "Su mejor virtud es que siempre jugaba con muhca intensidad y daba siempre su máximo. No creo que tuviese un defecto principal. Todos los jugadores tenemos muchas cosas que mejorar".

Roman Montañez: "Su virtud era saber hacer lo correcto en cada momento. Como defecto, siempre había jugadores en la pintura que eran más fuertes que él pero lo suplía con su rapidez y capacidad para anticiparse"

Óscar Quintana: "Su mayor virtud su convencimiento y determinación y también su defecto"

Andreu Casadevall: "Su principal virtud, era la entrega y lucha durante todo el partido, en el poste bajo era capaz de generar para sus compañeros y jugar con determinación en el poste bajo. Sus defectos de juego los ha ido corrigiendo con el tiempo. Con mayor experiencia  ha sido capaz de tirar de media distancia y capaz de penetrar con bote".

Romà Bas: "Su garra y su espíritu competitivo fue su gran virtud. Su defecto es que era un jugador demasiado caliente y podía perjudicar al equipo y a él mismo. A veces se calentaba más de la cuenta"

Pedro Rivero: "Su virtud es el saber estar. Conoce muy bien el juego y ayuda a los demás en todo momento  y es capaz de dar pases definitivos y eso jugando de 4 o de 5 te da mucha ventaja".

Jorge García: "La principal virtud pienso que es la inteligencia, la capacidad de dar al equipo lo que necesita en cada momento, lo ha ido mejorando año a año y ya podéis ver el resultado".

Óscar Quintana: "Su mayor virtud su convencimiento y determinación y también su defecto".

Diego Tobalina: "Su principal virtud, ser un jugador muy activo en ambos lados de la pista, reboteando, defendiendo, corriendo el campo y finalizando. Su principal defecto, aunque es un tópico, ser demasiado "bueno", creo que un poco más de instinto asesino le hubiera dado un salto más de calidad, al menos en LEB".

Pedro Llompart: "No era un jugador egoísta y pensaba siempre por y para el equipo. Capaz de cargarse de faltas si era necesario, siempre se ha adaptado al papel que le daban sus entrenadores. Su defecto, quizás es que es un poco cabezota"

Natxo Lezkano: "Su principal virtud era su carácter ganador y su conocimiento del juego. Sabía hacer muy bien todas las cosas que no salen en las estadísticas y que son fundamentales para un equipo competitivo"

Rubén Perelló: "Creo que su carácter ha sido su principal virtud pero a la vez también su principal defecto. Guille es de los jugadores que congenia con la grada y es capaz de levantarte un partido complicado por su manera de vivir y entender el baloncesto. Orgullo, casta, compromiso,.... capaz de contagiar a todo el mundo.

Por el contrario, esa manera de vivir tan intensamente los partidos y el baloncesto en si, puede jugarle alguna mala pasada a la hora de su comunicación y su reacción. Los jugadores y los entrenadores que lo conocemos debemos conocer y gestionar esas situaciones".
 
Miki Feliu: "Su incidencia en el juego iba más allá de los números"

Miki Feliu: "Creo que tenía varias virtudes. Evidentemente era un líder, más allá de los números. Su incidencia en el juego iba más allá de los números. Era duro en el poste, tiraba muy bien de 4-5 metros y como he dicho antes, pasaba el balón e involucraba al resto de jugadores de manera espectacular. Cómo defecto… quizás diría que su impulsividad y carácter a veces hacía que se enfadara más de la cuenta, y quizás algunos compañeros podían percibir eso como un ataque personal, cuando en realidad no era ni mucho menos así".

Gonzalo García de Vitoria: "Su principal virtud era su conocimiento del juego y la capacidad de pase. Nosotros teníamos muchos inicios de juego para ponerle el balón en poste bajo y desde ahí empezar a jugar desde su facilidad para generar. Era un base "grandullón". Su principal defecto era una extensión de una de sus grandes virtudes, su carácter que algunas veces le jugaba malas pasadas".

Miguel Ángel Zapata: "Su virtud es la competitividad con la que juega cada partido, además de la conocida visión de juego y generosidad para hacer mejores a sus compañeros. Principal defecto si se puede llamar defecto en mi opinión es su visceralidad a la hora de expresar sus emociones, aunque en ocasiones tienen su parte positiva".

Longevidad:

A la pregunta de si era sorprendente la larga carrera que ha desarrollado Guillermo Rejón, la respuesta es casi unánime. Todos destacan lo que se ha cuidado y su profesionalidad y seriedad a la hora del trabajo:

Andreu Casadevall: "La verdad, es que a pesar de sus canas, no parece un jugador que haya jugado a nivel profesional más de 2 décadas, físicamente estaba muy bien. Siempre se ha cuidado mucho y ha intentado ayudar a los jóvenes".

Miguel Loureiro: "No me sorprende en jugador que tienen una gran actitud como él".

Lucho Fernández: "No me sorprende para nada porque son muchos años jugando a esto y con experiencia y saber estar podría seguir jugando"

Jorge García: "No me ha sorprendido, siempre se ha cuidado mucho y con la edad aprendes a disfrutar más de las cosas. Alicante ha podido disfrutar de su último año y creo que ha superado con creces las expectativas que se podían marcar con su llegada. Este deporte engancha y mucho, la sensación de jugar todos los fines de semana es increíble y esto siempre te hace replantearte seguir y seguir disfrutando aunque tengas ya unos años. La ilusión es el motor para seguir y él tenía y creo que todavía tiene mucha".

Javier Imbroda: "No me ha sorprendido su longevidad en el baloncesto. Excelente profesional, cuidadoso con su físico y su rendimiento sin fisuras allá donde ha estado".

Diego Tobalina: "No me ha sorprendido nada porque siempre ha sido un deportista que se ha cuidado como debe hacerlo un profesional. Además a eso hay q aňadir unas cualidades físicas innatas que pocos jugadores tienen, velocidad, salto, fuerza,... Y muy poca tendencia a las lesiones".

Pedro Rivero: "Es un tío que se cuida, que entrena con calidad y eso al final el cuerpo lo agradece y eso mezclado con el buen vino que ingiere, la mezcla es perfecta"

Rubén Perelló: "Guille es un jugador veterano pero del siglo XXI y ha sido capaz de adaptarse a las diferentes competiciones e ir alargando su carrera deportiva hasta ahora,... y creo que podría seguir unos años más.

Hoy en día, un jugador de sus características, debe saber cuidarse y controlarse físicamente. Su DNI puede decir una cosa pero realmente lo que marca su carrera deportiva es su estado físico y su cabeza. Hasta el momento siempre lo he visto con esa ambición y esa ilusión por seguir jugando a Baloncesto. Estoy seguro que sí ha decidido colgar las botas es porque él siente que ha llegado el momento y una nueva etapa debe comenzar".
Roman Montañez: "Ha sabido muy bien trabajar y conocer su cuerpo en cada momento"

Román Montañez: "Ha sido siempre un jugador que se ha cuidado. Le gustaba muchísimo el baloncesto y siempre estaba dispuesto a entrenar en verano para llegar en perfecto estado a la siguiente temporada. Ha sabido muy bien trabajar y conocer su cuerpo en cada momento".

Francis Sánchez: "El pasado verano me comentaba que quería seguir jugando y al final se fue a Alicante. Este mismo año, al acabar la temporada le mandé un mensaje y le dije "hagas lo que hagas puedes estar satisfecho de su carrera", aunque pensaba que no se iba a retirar tras esa derrota final con Lucentum".

Óscar Quintana: "Su longevidad no es una sorpresa por su amor al juego y lo que se ha cuidado dentro y fuera del campo además de tener un buen físico".

Salva Camps: "No me sorprende. Ya tenía el pelo blanco en la temporada 2001-02 y pensábamos que era un veterano (risas). Es un apasionado de este deporte y ha tenido la suerte de no sufrir lesiones muy importantes. Es imposible jugar tantos años si no te apasiona el deporte como le apasiona a Guillermo".

Pedro Llompart: "Él se retira, pero estoy seguro de que podría seguir jugando seguro. Es un portento físico y se veía desde siempre. No me ha sorprendido ni a mi ni a mucha gente porque esto a veces lo comentamos entre amigos".

Miquel Feliu: "Me ha sorprendido hasta cierto punto. A Guillermo le encanta el baloncesto y además fisicamente siempre ha estado muy bien. En forma y no recuerdo que pasara mucho por la sala de fisio. Supongo que el hecho de que las lesiones le hayan ido respetando ha sido clave. Al final si tienes ganas y te sientes bien, puedes seguir. Creo que esas dos condiciones se han dado en él, por eso su longevidad en el baloncesto".

Natxo Lezkano: "Ha tenido muy pocas lesiones, se ha cuidado mucho y su juego no dependía demasiado de su físico. Podía haber seguido jugando a buen nivel perfectamente".

Gonzalo García de Vitoria: "No me ha sorprendido y lo razono por varios motivos. Primero porque Guille tiene un físico privilegiado que cuida mucho con su alimentación. Segundo es que su conocimiento del juego le ha permitido jugar a un gran nivel. Y tercero y para mí lo más importante, es el respeto y el amor que le profesa a este juego, al baloncesto. Te puedo asegurar que no he conocido a gente que ame más el basket que Guille, quizás si he visto a su mismo nivel como puede ser Pedro Rivero, pero más a nadie. Eso ha hecho que lo respete tanto que cada día su ilusión por jugar era la misma que seguramente cuando empezó"

Miguel Ángel Zapata: "Para nada me ha sorprendido, pienso que físicamente podría seguir jugando sin problema, es un jugador profesional que se ha cuidado para alargar su carrera".

Anécdotas:

Café con... Guillermo Rejón, deportista

En el vídeo se puede conocer a la versión más íntima de Guillermo Rejón, gracias a una profunda entrevista realizada en 12TV.

Casi un cuarto de siglo de baloncesto profesional dan para muchas vivencias y anécdotas. Sirvan como pequeña muestra, las que han compartido con nosotros algunas de las personas que han compartido parte de su carrera profesional:

Juanjo Ayuso: "De Guille recuerdo cuando se iba al contraataque y levantar el índice de su mano derecha pidiendo que se lanzásemos en alley oop. Siempre que nos vemos le hacemos el gesto del dedo en alto. El hombre del dedo hacia arriba en contraataque".

Miguel Loureiro, su entrenador en Abeconsa Ferrol, recuerda que "cuando llegó Guillermo a Ferrol le llamaban Willy y Eric Cuthrell le confundía con Willy de la Abeja Maya y se reían mucho con aquello".

Juanjo Ayuso: "Siempre que nos vemos le hacemos el gesto del dedo en alto. El hombre del dedo hacia arriba en contraataque"

Esteban Martín: "El primer detalle que tengo con Guille. En primer partido como ayudante me senté al lado del banquillo y cuando acabó el partido, que ganamos a Lucentum Alicante, vino y me dio la enhorabuena a mi el primero. Me dijo: ¿Es el primero?, pues esperemos que sea el primero de muchos contigo. Es un chico entrañable".

Francis Sánchez nos transmite, entre risas, una divertida anécdota de su etapa en Alicante con Rejón. "Yo compartía piso con Calderón en Alicante y una tarde muy lluviosa decidimos gastarle una broma a Guille. Él vivía cerca de nosotros y decidí llamarle para decirle que teníamos que llamar a nuestro entrenador (Andreu Casadevall) para decirle que me tengo que ir a Málaga porque he dejado embarazada a mi chica. Tras llamarle, su respuesta fue: "¿Qué me dices? Espera, que voy para allá ahora mismo". Vino, sin paraguas, empapado y cuando nos llamó al timbre estábamos riéndonos de él. No le abrimos la puerta porque si no nos mataba. Nos mataba (Risas)."

Romà Bas: "Recuerdo que fuimos Guillermo, Taylor Coppenrath y yo a ver un concierto, porque compartíamos muchos gustos musicales y, digamos, pasamos una noche divertida..."

Jorge García, con el que compartió cuatro temporadas, recuerda aquel histórico ascenso con el Lucentum, "Con Guille he jugado 4 años, hemos vividos buenos momentos, pero me gustaría destacar el ascenso que se consiguió en el año 2000 por lo que significó a nivel personal y deportivo, en esa temporada despegaron muchos jugadores del equipo (Jose Calderón, David Gil, Francis Sánchez...)".

Pedro Rivero: " Habíamos quedado en Ourense a ver la gira de despedida de Los Suaves y nos presentamos allí sin las entradas, no sé por qué. Guillermo dijo "dejadme a mi" y se puso a hablar allí con unos de la entrada y aún a día de hoy no sabemos que pasó pero nos dieron unas pulseras y nos fuimos para dentro"

Óscar Quintana entrenaba a Rejón la temporada de su segundo ascenso con los alicantinos y recordaba que "su primer esguince de tobillo se lo hizo en la temporada 08/09. En la final por el ascenso quería tirar de tres puntos y le dije que si metía el primero podía seguir hasta el fallo, todos recordamos cómo empezó ese partido. Y la siguiente temporada cuando estuvimos 6 meses sin cobrar fue con más compañeros clave para centrarnos en jugar y ganar partidos".

Pedro Llompart compartía con nosotros su primera experiencia con Rejón en una cancha, "Yo era muy joven, jugaba en Valencia, y Guille estaba en Valladolid y estaban entrenados por Manel Comas. Hacían una defensa en zona muy curiosa que llamaban 'la sueca', que consistía en que el pívot presionaba al base a toda la cancha. Yo era el jovencito. Salté a la cancha y veo a un tío enorme con el pelo blanco que me empieza a presionar y no había forma de superarlo. Siempre se me ha quedado en la cabeza ese recuerdo".
 
Diego Tobalina recuerda una faceta de Guillermo en los entrenamientos: "Siempre ha tenido calidad y físico, algunos días en los entrenos se desataba y se ponía a hacer "fadeaways", mates, ganchos,... Unas veces con mayor fortuna y otras con menos... En esos momentos en que se ponía "on fire" lo llamábamos Timmy... por Tim Duncan".
 
Rubén Perelló: "Compartimos vestuario la temporada 2012/13 en Alicante. Anécdotas hay muchas.... pero me quedaría con la ayuda y el apoyo que recibí por su parte en mi primera experiencia como entrenador jefe. Empezó en el equipo con un contrato temporal y cuando me hice cargo del grupo, una de las condiciones era que Guille pudiera fichar y formar parte de la plantilla. Me hizo falta muy poco para saber que Guille era un jugador muy comprometido con el club y con la ciudad de Alicante y nos ayudaría mucho. 
 
Recuerdo sus palabras en el vestuario de Andorra, previo al 5º partido de la final, refiriéndose a los valientes de la Peña Kali Nord que vinieron de muy lejos para apoyar a su equipo. Ese momento nos dimos cuenta que efectivamente no podíamos fallarles. Vinieron pocos pero nos ayudaron a ganar el partido y conseguir el ascenso a la ACB".

Andrés San José, histórico del periodismo en Valladolid nos recuerda la sensaciones que dejaba en la cancha y una anécdota sobre su boda: "Era una buena persona. Era un jugador del que todo el mundo esperaba más. Recuerdo un partido que jugamos en Gran Canaria y nuestro americano estaba de baja. Rejón entraba en cancha en el minuto 10 y firma 22 puntos y 11 rebotes y ese día creo que él se consagró en Valladolid y donde demostró lo que era capaz de dar. Luego, en su boda estuvo mucha gente de basket y donde Guille se animó a bailar, que con los pies que tiene es complicado. Destacar también la figura de Mariajo, su mujer, que es un cielo y que le ha sabido llevar y aguantar muy bien".

Gonzalo García de Vitoria tuvo a Rejón a sus órdenes durante dos temporadas en Ourense y nos trae dos anécdotas de esa etapa: "Cuando ascendimos y me estaban entrevistando la FEB, se acercó por la espalda, me abrazó y me levantó por los aires como si fuera un pelele mientras me recordaba conversaciones del inicio. Éste fue uno de los momentos más emotivos para mí en ese día. La otra anécdota no la vi yo pero el año pasado, cuando nos eliminó Burgos en el 5º y después de hablar con la plantilla, se quedaron los jugadores en el vestuario y Guille les habló para darles las gracias, según cuentan con un llanto descontrolado y que sale desde el corazón. Era Guille el que les daba las gracias a los "niños" por todo lo vivido y no ellos por todo lo enseñado, así es el Abuelo".
 
Miguel Ángel Zapata, su último entrenador nos trae quizás la anécdota más reciente en el tiempo: "Este año en la cena pre partido en Cambados aunque en la mesa jugadores y técnicos vamos por separado la camarera lo confundió con un componente del cuerpo técnico debido a sus canas y edad comparado con el resto de compañeros creando una situación de risas entre todos".

Director deportivo:

Rueda de prensa despedida Guillermo Rejón (via AlacantiTV)

En la rueda de prensa en la que anunciaba su retirada del baloncesto profesional como jugador, Guillermo Rejón hacía oficial que daba el salto a los despachos para convertirse en el nuevo director deportivo de la Fundación Lucentum. Guillermo Rejón asume el rol después de haber militado en el club alicantino (antes CB Lucentum, ahora Fundación Lucentum) en cuatro etapas diferentes y de haber sido el jugador que ha vestido más veces la camiseta del equipo alicantino.

En relación a este punto, muchos de su ex entrenadores y compañeros nos han dejado su visión sobre el futuro que le auguran en este nuevo rol:

Miguel Loureiro: "Por sus conocimientos, preparación y carácter le auguro y deseo un futuro muy brillante en su faceta de director deportivo".

Rafa Vecina: "Creo que si un jugador está nacido para estar en el baloncesto, como él, no debe dejar pasar el tiempo y hace bien dando el paso. Aunque la adaptación siempre es difícil".

Javier Imbroda: "Necesitará su tiempo y su transición para aterrizar en una posición que requiere alejarse de la mentalidad de jugador y pensar en colectivo.Estoy seguro que cuando consiga transitar esa transición, será tan longevo como lo fue de jugador".

Román Montañez: "Creo que conoce muy bien el baloncesto y el club donde se encuentra. Espero que le vaya genial y que confíen en él y que le den el peso que necesita para sentirse importante. Y a ver si el club va subiendo de categoría, a ver si el año que viene pueden hacer un buen equipo y puedan llevar a Alicante más arriba".

Rafa Vecina: "Creo que si un jugador está nacido para estar en el baloncesto, como él, no debe dejar pasar el tiempo"

Andreu Casadevall: "Tiene conocimientos para hacerlo bien, pero conociéndole primero intentará formarse, estoy seguro que trabajará codo con codo con su entrenador, para confeccionar un muy buen equipo"

Paco García: "No es un paso fácil quitarse la camiseta y ponerse una americana para dirigir desde los despachos para dirigir lo que has dirigido desde dentro de la cancha. Guillermo, si tiene la humildad y capacidad para conocer el puesto estoy seguro de que lo puede hacer bien. Yo confío en que pueda ser un muy buen director deportivo en el futuro"

Óscar Quintana: "Creo que si pone la misma pasión y dedicación en los despachos que en la cancha lo hará muy bien".

Rubén Perelló: "Deseo que tenga un gran futuro a partir de ahora, sería bueno tanto para él como para el Baloncesto. Guille tiene mucho ganando con su experiencia y conocimiento de este deporte. Alicante, una ciudad a la que está muy ligada personal y profesionalmente, le va a dar la oportunidad de cerrar una etapa y empezar una nueva. Con trabajo y un poquito de suerte los resultados llegarán".

Natxo Lezkano: "Seguro que le irá bien. Conoce este mundillo por dentro y por fuera, conoce a mucha gente y conoce todas las categorías del basket nacioal. Además, es una persona inteligente y preparada".

Gonzalo García de Vitoria: "Creo mucho en él en esa faceta, creo tanto que para mí era el futuro que deseaba que hiciera en el COB aunque entiendo que lo haga allí. Se ha estado preparando para dar ese paso, tiene mucho criterio, creo que va a saber dejar trabajar y diferenciar las parcelas sumando en la suya y ayudando en las del resto, como hacía cuando era jugador. Además, le va a dar su carácter y espíritu ganador a todo lo que haga. Es el paso natural y estoy seguro que tenemos Guille Rejón para mucho tiempo".

Miguel Ángel Zapata: "Le auguro y deseo un gran futuro, pienso que lo inicios no serán fáciles ya que será un cambio muy radical, pero que con lo exigente que es consigo mismo pronto se adaptara a esta nueva etapa profesional".

Su relación con las aficiones:

34328285174_0fea58a0fc_o.jpg

Guillermo Rejón saluda a la afición alicantina (Foto: José Fco. Martínez)

Palencia: Baloncestoconp.es

Resulta curioso las vueltas que da la vida. A Rejón, como rival, la afición palentina le cogió manía sobre todo por aquellas semifinales de playoffs ante Alicante donde se las tuvo tiesas con los colegiales. Al año siguiente recaló en Palencia y, a pesar del recelo inicial, enseguida se ganó el cariño y respeto de los aficionados que vieron en la cancha a un jugador muy comprometido, que lo dio todo a su paso por Palencia y que fue un auténtico profesional, una extensión de los aficionados en la cancha.

De Rejón destacaría por encima de todo su inteligencia, ese saber posicionarse a pesar de no ser el más alto, el más fuerte, o el más técnico, esa inteligencia que le permitía coger un rebote ante rivales mucho más altos solamente cogiendo la posición. Por encima de todo su carácter destacaría, que se notaba no solo en la cancha si no en los tiempos muertos donde participaba activamente dando consejos a sus compañeros, a técnicos... esas ganas de ganar que contagiaban a todos. Fuera de la pista no tuve mucha relación pero sin duda es un tipo amable con todos y cercano, y desde nuestra web le deseamos que la vida le vaya igual de bien o mejor que como jugador. Un crack.

Alicante: Peña Kali Nord

La relación ha sido siempre muy especial, ya que Guille formó parte de la plantilla que cambió la historia del club al lograr el primer ascenso a ACB en Junio de 2000. Aquel equipo de gente tan joven y comprometida como él, caló muy hondo en la afición alicantina. De hecho las veces que Guillermo volvió al CT defendiendo otra camiseta se le ovacionaba y él siempre se pasaba a saludar, se notaba el cariño mutuo entre ambas partes.

El que haya estado en tantas etapas diferentes demuestra que este club para él es su casa, que es uno más de la familia lucentina y que no se puede entender la historia del Lucentum sin gente como Willy Rejón. En resumidas cuentas, es un referente para nuestro baloncesto.

Muchas anécdotas vividas con él se podrían contar. Desde el baño en Luceros y la posterior fiesta en el puerto del primer ascenso a ACB a la celebración de la victoria en Andorra en el vestuario a la que invitó a los aficionados desplazados desde Alicante. En dicha celebración nos enseñó el vendaje de su tobillo donde llevaba un mensaje de agradecimiento hacia nosotros.

Ourense:

Carta a nuestro querido ALCALDE. La afición no olvida a un hombre de baloncesto, un hombre que ama este deporte, comprometido con el equipo, y sobretodo con la ciudad, gracias por dos años de garra, de pasiòn y cariño. Eres culpable del espíritu de los 900, eres culpable de dignificar este deporte. Mucha suerte en tu nueva etapa. Te queremos ALCALDE. Fdo: Afición Cobista.

Guillermo Rejón | Highlights LEB Plata 2016/17 | HLA Lucentum

Agradecimientos:

Pablo Romero (FEB)
Santi Escribano (Club Estudiantes)
César Cornejo (Aro Pasado)
y a todos los entrenadores, jugadores y aficionados que han mostrado su total disposición a participar en la elaboración de este artículo.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
12 años 9 meses
#contenidos: 
1,430
#Comentarios: 
5,001
Total lecturas: 
7,798,139

Comentarios

Gracias por vuestras palabras. A la hora de hacer el artículo, lo más impactante era ver como las respuestas eran coherentes y similares entre entrenadores y jugadores separados por 20 años. Lo que demuestra el papel de un tío como Guillermo Rejón dentro de cada equipo en el que ha estado. Son jugadores sobre los que se escribe (escribimos) menos de lo que se merecen. Y es solo un ejemplo de los muchos jugadores que hay en ACB y LEBs haciendo trabajo 'gris' y poco lucido pero que son imprescindibles para sus equipos. Desde aquí mi respeto y pequeño homenaje a todos ellos.

Muy interesante y con mucha información de la que gusta. Enhorabuena por el artículo.

En las fotos de las plantillas si alguien se anima a identificar a los jugadores sobre todo las del Estudiantes porque me parece reconocer a algunos de esos chavales: Luis Muñoz (7 rojo), Escudero ¿?, ...

No he conseguido info de esa época en ninguna web.

Precioso artículo que refleja perfectamente su impacto en el basket español.
Tan necesario como las estrellas de la liga.