Solapas principales

#Eurobasket2017 Un imperial Shved arrasa a Croacia

Un magistral Alexey Shved dejó sin opciones a una Croacia que sufrió el horrible partido de uno de sus pilares, Dario Saric. Después de esta brillante victoria, Rusia se ha ganado el respeto de la Europa baloncestística jugando como un equipo duro, organizado y que sabe aprovechar muy bien las ventajas que genera su gran estrella. Por el bando croata, Bojan Bogdanovic lo intentó como siempre, pero echo en falta a su socio habitual.

Croatia v Russia - Highlights - FIBA EuroBasket 2017

  • Shved nos deja la mejor actuación del campeonato: En un torneo en el que se están sucediendo las grandes actuaciones individuales, la del base-escolta de Khimki en el día de hoy ha sido la mejor. Sus 32 créditos de valoración no son la puntuación más alta, pero es uno de esos casos en los que los números no lo dicen todo y eso que ¡que números!: 27 puntos, 12 asistencias y 4 rebotes. Pero es que el dominio que ejerció sobre el partido de octavos fue mucho más allá de esos números. Hasta el momento, a pesar de estar brillando en el torneo (ya es el máximo anotador con 23.7 puntos), estaba generando menos atención que otros cracks como Pau, Porzingis, Dragic o Schröder. Se le acusaba de un juego indolente y de "ir a su bola", pero hoy hizo la bola suya y podría habersela llevado al sentarse en el banquillo con el partido decidido quedando 8 minutos del último cuarto y nadie se lo hubiera reprochado. Hoy "no dio puntada sin hilo" y todas sus acciones tuvieron sentido, todos los tiros bien tirados y todo lo que hizo fue positivo para su equipo.
  • Rusia es un equipo muy duro y muy bien organizado: Shved no ganó solo el partido. La defensa de todos sus compañeros fue de libro y en ataque aprovecharon muy bien todo el juego que generó su número 1. Mozgov cumpió en la zona como siempre, Zubkov fue el jugador sorpresa con 14 puntos, Kulagin aportó otros 14 con grandes porcentajes y Fridzon (13 puntos) sostuvo al equipo cuando Alexey descansó en la primera parte. Pero es que también Khvostov, Vorontsevich y sobre todo Kurbanov hicieron un gran trabajo.
  • El horrible partido de Saric penaliza mucho a Croacia: Los croatas basan todo su juego en la aportación de Bojan Bogdanovic y Dario Saric. El alero de los Pacers cumplió como siempre con 28 puntos, pero tuvo que hacer la guerra en solitario esta vez. Al inicio del último cuarto Saric llevaba -2 de valoración, producto de un desastroso tercer cuarto en que no ganó la partida a la defensa rusa ni una vez. Se esperaba que este fuera el campeonato de Saric, por su gran campaña NBA, luchando por el título de rookie del año, y por su gran nivel en los partidos de preparación, pero tras un torneo irregular aunque con momentos brillantes, su actuación queda bastante marcada por este horrible partido en el momento clave.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 1 semana
#Contenidos: 
1,286
#Comentarios: 
3,079
Total lecturas: 
3,356,463

Comentarios

Hace unas semanas me preguntaba por qué Rusia no volvía al lugar que había ocupado históricamente (Como URSS por abarcar más territorio, CEI o Rusia), y mira por donde al fin en este campeonato vuelven a asomar la cabeza después de casi una década desaparecido. Croacia no era tan fiera como podía parecer, y este resultado pone a los rusos como candidatos a subir al cajón

Pedazo de bloque que tiene Rusia. No tienen una estrella (aunque destaque Shved) sobre el campo, pero tienen 8 o 9 jugadores con los roles asignados y de momento están cumpliendo con su papel. Digamos que es una Rusia muy soviética. Y un entrenador con la ideas muy claras. Les ha dado una identidad y van a muerte con ello, después de ver torneo tras torneo una selección rusa que dejaba mucho que desear...salvo la de 2007.

Y de Croacia, muy de acuerdo con lo que han apuntado otros foreros anteriormente. No es que les falten jugadores (que les faltan) es que es más grave. Les falta carácter y química de grupo. Llevo sin ver una selección croata cohesionada desde que en la ceremonia de las medallas se fueron cuando iba a recibir Yugoslavia las medallas de oro. Y esto ocurrió en 1995.

Croacia siempre ha tenido jugadores con talento. En una épocas más y en otras menos. Ahora tienen a Bogdanovic o Saric y detrás de ellos vienen Zizic, Zubac o Hezonja. En los noventa tuvieron a Petrovic, Kukoc o Radja. Ni comparación éstos últimos con los primeros. La diferencia era que los cracks de los 90 tenían carácter de sobra para enfrentarse a cualquiera y se venía de la secesión y la posterior guerra de los Balcanes. Ahora los nuevos talentos croatas se ven reflejados en carácter en tipos como Tomas (el nuevo Petrovic...jajaja) o Tomic. Pues eso.

Por cierto, aparte de las bajas de jugadores estrellas de la NBA o de Europa como Llull, me está gustando el Europeo bastante y se está viendo reflejado en el juego de selecciones como equipo, incluso, por encima de las individualidades.

Croacia tiene el problema endémico, da igual quien esté en la selección, de que no hay un líder que sea capaz de integrar al grupo, sea el entrenador o un jugador, si a eso sumas que lleva sin base desde ni se sabe cuando, y que el juego, dado que no se trabajan sistemas complicados, depende de la capacidad de crear del director de juego, pues están muy cojos.
Eso, y que faltan obreros y sobran estrellas, Simon, Popovic, Bogdanovic, Ukic, son jugadores poco conocidos por defender, más bien por lo contrario.
En cuanto a Shved, coincido con Uriz, ha sido, y es tan bueno como irregular, por partidos como este estuvo en la NBA, pero cuando miras a largo plazo, cuesta apostar por él como líder.

Shved es genio y figura, todos lo sabemos, y si bien el físico en general de sus aleros capaces de aguantar cambios automáticos es digno de alabar, la circulación se inicia desde el desborde inicial en el 1x1 de Alexey, cuyo pase en salto sale a veces cara y otras cruz. Hasta el partido de UK, que fue mero trámite, con poco en juego, le contabilizo dos buenas actuaciones por otras dos malas. Luego no sería de extrañar que diera la de arena en cuartos de final. No me gustan estas dependencias tan acusadas, ya que el que el resto juegue bien depende del día que tenga su estrella. Bender, Tomas o Saric fueron caricaturizados sucesivamente, no sabemos lo que hubiera sucedido con Draper por ejemplo.

Respecto a Saric, sigue dependiendo en exceso de sus maniobras dentro de la zona y eso ante una defensa de tipos grandes muy bien organizada se paga caro, porque no te da tiempo a percutir con garantías a no ser que seas muy rápido o que el otro pivot facilite tu trabajo. Y resulta que Zoric cumple, es efectivo y tal, pero no genera ventajas para el resto (amén de que rebotee muy poco). No hay que olvidar que los dálmatas estaban incompletos, especialmente en el juego interior, a expensas de conocer la progresión de los Zizic, Arapovic y Zubac y su mezcla con Dario. Pero claro hablamos también de qué Tomas -ya no para demasiados trotes- se tiene que cargar con minutadas por la desventaja física de Simon con todos sus pares (aquí es también importante la ausencia de Babic) y que a Bogdanovic le taponan muy bien su salida en bote (en conducción creo que anota solo una canasta al principio), doblando marca sobre él hacia el final de posesión si es necesario. Y tener a Ukic como base tampoco es garantía obviamente, Khostov y Kulagin están a otro nivel a día de hoy.

La realidad es que actualmente no hay equipo no concebido desde el desequilibrio de un pequeño. Los grandes pasan a un segundo plano distribuidor, y eso cuando les dejan. El juego les pertenece. Italia puede hacer algo cuando se enchufan Hackett o Filloy, Alemania con Shroeder, Serbia con Jovic, Letonia con Strelnieks, España con Chacho, Eslovenia con Dragic o Doncic, Grecia con Sloukas o Calathes, y de Rusia lo dicho. Croacia por su parte no tiene a nadie de esas características, lo que redunda en que sus dos aleros referentes estén especialmente vigilados.

Desde la admiración de tu escritura y criterios, solo discrepar respecto a la figura de Shved:
Nunca había sido tan evidente su liderazgo al máximo nivel (aunque dudemos q este torneo lo sea).
Revisando su pálmarés, lo mejor son dos bronces con su selección (2011 y 2012, siempre a la sombra de Kirilenko). Tb estuvo en el banquillo del CSKA, con 20 años, cuando su Euroliga del 2008... testimonial.
Desde que dejó la NBA está bajo sospecha, ya q sus equipos de Eurocup y Euroliga no destacaban, teniendo plantillas dignas.
Había que partir una lanza por él. Y aunque ahora parezca q Rusia tenga shvedependencia, la dificil química de grupo parece lograda, y él tb tiene mucho que ver con eso.
Y no ha hecho un solo partido malo hasta ahoraa (el peor 21pts y 13 val. en la derrota contra sus vecinos letones)

7 pérdidas contra Turquia y un 2/11 en triples contra Letonia para 19 lanzamientos a canasta lejos de los 6 lanzamientos del siguiente. De hecho en Londres tuvo su mejor actuación hasta la fecha en el bronce ante Argentina con Kirilenko tocado. Pero luego ves su actuación en la Eurocup contra Valencia y de nuevo te entran las dudas. Soy excéptico tronker. Aunque tienes razón en que el talento está siempre bajo sospecha.

Entonces Shved es líder y Llull no? Con los méritos expuestos, no lo acabo de ver; pero lo de "liderazgo" es algo subjetivo que no se puede medir

Croacia, una vez más, se diluye en los playoffs, no es que tengan mala plantilla, es que no consiguen juntar un equipo que esté a las duras y a las maduras. Bogdanovic es muy bueno, Saric también, y el resto del equipo tiene mucho talento, pero son fríos, no transmiten energía, y con los "equipos" sufren lo indecible, les falta un Petrovic de antaño, no en talento, sino en caracter.

Puro caviar ruso Shved. Otro para el quiteto ideal si, o si.
Bazarevich, gran base defensor y catalizador de los 80/90, solo ha tardado un año en dejar su impronta en su selección (defensa, velicidad y circulación de balón).
Que a nadie le extrañe si llegan a la final... ya lo hicieron en 2007, y nos ganaron en casa (vendetta?)

Ese argumento de que Saric no funciona por eso pierde. No sirve. Crocia tiene muchos jugadores talentosos. Y no hiciron nada Simon, Popovic etc

En nuestras crónicas usamos un modelo de tres claves, destacando lo que nos parece más importante, no relatando todo lo que ha sucedido en el partido. Es cierto que más jugadores fallaron, pero valoré que lo que más afectó a su equipo fue el mal papel de Saric, que jugó casi todo el partido (35 minutos) y gastó 14 tiros de campo y tuvo tres perdidas, o sea que absorbió muchos de los ataques de su equipo con mal resultado. Es evidente que Popovic y Simon no jugaron bien, pero entre los dos solo suman 20 minutos de juego.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar