Solapas principales

Un Zalgiris coral provoca la décima derrota consecutiva de Valencia Basket en EL (63-71)

  • Micic fue el máximo anotador lituano con 16 puntos
  • Dubljevic y Green, insuficientes ante el bloque de Zalgiris

14ª jornada de Euroliga y nueva oportunidad para Valencia Basket de romper su pésima racha por Europa. De lo contrario, completaría su top 10 más nefasto encadenando la décima derrota consecutiva, como así sucedió finalmente, y quedándose cada vez más descolgado en el fondo de la clasificación, cada vez con menos posibilidades de alcanzar los Playoff pese a quedar más de una vuelta todavía.

La noticia inicial era el quinteto taronja, donde no aparecían ni Green ni San Emeterio; Rafa y Doornekamp eran las alas para empezar. Pero un mal arranque del equipo dirigido por el cada vez más tocado Vidorreta puso en bandeja el primer estirón lituano: 2-8 en el minuto 5. Valencia sigue empeñado en que su juego dependa del triple y el inicio no pudo ser peor en este sentido: 0 de 6. Esto, unido a una presión a toda pista de Zalgiris, que puso en muchos problemas la puesta en circulación de balón a los valencianos, hacían presagiar lo peor desde el principio. Entre Green, Martínez y Abalde fueron dando respiro a Van Rossom, único base disponible de la plantilla. La entrada a pista de Green y Saneme pareció calentar el ritmo y la motivación del quinteto valencianista, que a base de defensa y forzando tiros libres lograron engancharse al partido, apoyados también por un Alberto Abalde motivado y corriendo bien en transición. Así, el gallego y Green acercaban a Valencia Basket 16-19 al final del primer cuarto.

El segundo empezó cambiando de signo, puesto que Will Thomas y Erick Green acertaron con los primeros lanzamientos desde más allá de 6’75, poniendo otra vez arriba a los locales. Zalgiris, con una gran defensa como principal arma, consiguió sacar un par de valiosos contraataques que lo volvían a colocar por delante, hasta que la bombilla de los triples volvía a encenderse para los de Vidorreta, gracias al incombustible Rafa Martínez y al intermitente Doornekamp (32-27). En esta recuperación de los taronja tuvo mucho que ver la aportación de Dubljevic capturando rechaces ofensivos (llevaba 5 al descanso). Sin embargo, Milaknis devolvía de nuevo el golpe desde la línea de tres, aunque el equipo español lograba irse al descanso por delante: 36-34.

Zalgiris metió una marcha más en su defensa a la vuelta de vestuarios y arrancó con un parcial 0-5 con un buen mate de Davies, que ya había hecho daño en la primera parte y terminó con 10 puntos y 5 rebotes. Kavaliauskas y Micic lograban culminar sendos contraataques tensando la cuerda, pero los locales, a base de garra y buena defensa, se mantenían vivos.

Pero la resistencia tiene un límite, y un triple de Pangos sobre la bocina de posesión, tras una buena defensa, caía como una auténtica losa sobre el quipo valenciano. Además, Ulanovas anotaba un 2+1, y otro triple del saltarín White ponía la máxima hasta el momento (44-54).

El último cuarto fue un quiero y no puedo para Valencia Basket, que una y otra vez chocaba contra las mil y una caras de los lituanos. Un triple de Rafa les acercaba a 8, y otro de Green más tarde, a seis (59-65 a falta de 3 minutos). Pero el equipo de Jasikevicius, pese a pasar unos malos minutos en ataque, compensaba con su buena defensa y terminaba encontrando el aro más pronto que tarde. Cuando el marcador reflejaba justo un minuto para el final, Pleiss cogía un buen rebote ofensivo para que Van Rossom acercara a cuatro a los suyos, pero de nuevo, la respuesta fue demoledora: un triple de Micic a falta de 40” y otro de Milaknis para poner la guinda y el lazo a la victoria de Zalgiris en la Fonteta.

 

Highlights: Valencia Basket - Zalgiris Kaunas

El triple como termómetro: viene siendo una tónica habitual que Valencia Basket lance casi (o sin el casi) más tiros de tres que de dos. Sucedió en el último partido ante Guipuzkoa Basket, y hoy a punto estuvo (27 de dos por otros 27 de tres). Lo malo, además de los porcentajes (hoy un 22% con sólo 6 aciertos), es depender de ellos tan directamente. La muestra, de nuevo, los parciales: 0 de 6 en el primero, 4 de 11 en el segundo (mejor cuarto local), de nuevo 0 de 6 en el tercero, y 2 de 4 en el definitivo, que también compitió y llegó a empatar a puntos (17-17).

La coralidad total: Zalgiris Kaunas está siendo, como ya sabe casi toda Europa, una de las revelaciones de esta Euroliga. Dirigida y dotada del carácter de su míster, la clave reside en la fuerza como bloque. No tienen ninguna estrella que deslumbre, pero tiene un puñado de muy buenos jugadores, polivalentes, dinámicos y atléticos, que está haciendo que muchas quinielas comiencen a ver a los lituanos como aspirantes, incluso, de entrar en la Final Four. Hoy en Valencia, cinco jugadores por encima de los 10 puntos, de entre los que destacó Micic con 16, pero casualmente ninguno de estos cinco fue el más valorado. Este honor recae en la más prometedora de sus jóvenes estrellas: Edgaras Ulanovas, que con solamente 7 puntos, obtuvo una valoración de 18 créditos.

edgaras-ulanovas-zalgiris-kaunas-eb17.jpg

Ulanovas vía Euroleague.net

La Roca, un islote: Un tocado Dubljevic volvió a ser la mejor noticia de Valencia Basket. El montenegrino se fajó con los pívots lituanos y dio una lección de paciencia y de encaje de golpes. Se fue a casa cogeando y magullado, pero finalizó con 11 puntos y 10 rebotes (7 ofensivos), aunque no fueron suficiente. Erick Green de nuevo bien defendido (14 puntos aun así) y un irreconocible San Emeterio (valoración negativa y únicamente 2 puntos) dejaron desmembrado el big three taronja. Conviene no olvidar, además, la plaga que sigue atizando a los valencianos: hoy jugaron con un único base (Van Rossom), tras la lesión el pasado martes de Vives y a la espera de la recuperación del nuevo playmaker taronja, Sergi García, que aun no ha podido debutar.

stats_vlc.jpg

stats vía Euroleague.net

sats_zal.jpg

stats vía Euroleague.net

Sobre el autor

Antiguedad: 
2 años 3 meses
#contenidos: 
190
#Comentarios: 
684
Total lecturas: 
509,614

Comentarios

Para ser fuertes en EL al Valencia le hace falta la vuelta de su hijo pródigo, el Lebron del Turia, Victor 'Paellas y luego horchata' Claver

Perasovic ya tiene claro que va ir a trabajar al lado del Mediterráneo; ahora está pensando si le tira más la paella o el arte gaudiano...

Se esta poniendo difícil y bonito a la vez el meterse entre los 8 primeros. Los lituanos el año pasado se quedaron a las puertas y este año quieren ser ese invitado que nadie esperaba. Y si Maccabi sigue a este nivel pocos huecos dejan a los demás. Veremos como se van aclarando las cosas, hasta ese momento a disfrutaaaar...I love this gameeeee....I feel devotiooooon, saludos.