¿Los MAVS, con Doncic, son equipo de Playoffs?

Solapas principales

 

Aprovecho la última derrota de los Dallas Mavericks ante los Sacramente Kings, -equipo que desestimó quedarse con Luka Doncic en el pasado Draft de 2018 en favor de Marvin Bagley II-, para liberarme de contraproducentes euforias y decir que no me cabe duda que los Dallas jugarán los Playoffs, por muy arriesgada que sea la apuesta dada la igualdad de la conferencia Este, si no hay lesiones relevantes en el equipo tejano. ¿Por qué? Porque son un equipo interesante y porque ahora el de Liubliana juega allí. Atrás quedan los éxitos del equipo junto a Dirk Nowitzki, más atrás los del ya desaparecido Roy Tarpley.

En dos cursos, en Europa vimos irse al Chacho y lesionarse gravemente Sergio Llull pero el Real Madrid siguió con el pie en el acelerador ganando títulos nacionales y europeos. Y eso es culpa de Laso, sus jugadores, fisios, una buena gestión y… alguien que estaba fuera del guión, un chavalín llamado Luka. Doncic es la antítesis de Carmelo Anthony, de Alessandro Gentile. El impacto del joven esloveno no se puede ponderar con estadísticas. Su concurso es mayúsculo porque hace mejor a sus compañeros y peor a sus rivales. Tan simple de describir, tan difícil de conseguir.

Es cierto que LD  lo puede hacer todo, pero la clave es que hace lo que tiene que hacer en el momento que toca. Una asistencia que nadie ve, un rebote que nadie esperaba que alcanzara, un tiro sin suspensión imposible de desviar y fintas y… más fintas. Un recurso cada vez menos aplicado pero que grandes maestros han sacado petróleo de él. Documéntense con el caso Larry Bird. También es vertical si la debilidad defensiva oponente se haya en esos espacios. Postea si hace falta, fadeaway si hace falta, bomba… son muchos los recursos para desmontar la defensa rival. Juega pensando por defecto de serie. Disfruta averiguando cómo abrir el cerrojo de las trampas que les ponen los entrenadores que le hicieron un exhaustivo scouting. Utiliza siempre el recurso que más posibilidades le da para que acabe la pelota dentro de la canasta rival y fuera de la suya.

El otro día, tras hacerle un doble tapón a Lebron James, su compañero DeAndre Jordan recogía el rechace. Flipando con la acción defensiva de Luka se quedaba un segundo estrujando el balón en una posición poco ortodoxa. Luka ya estaba iniciando la carrera mientras le gritaba y gesticulaba para que le pasara la pelota.

Lebron se había quedado atónito debajo del aro. Siempre concentrado, por defecto de serie. Remata, no está para historias. Estaban en ventaja para hacer el contraataque y no era lugar ni momento para pequeños homenajes. Él sólo quiere ganar, lo demás es prescindible. Reacciones así se las recuerdo a Drazen Petrovic (en marzo de 2017 se me quejaron los más nostálgicos por destacarlo, a esa misma edad, por encima de los grandes mitos europeos como Drazen). El genio de Sibenik nunca parecía saciado por asegurarse que el rival estaba totalmente hundido. Esa jugada creo que explica quién es este jugador. Feroz competitividad, duro a raudales, elegante y superlativamente efectivo para sus 4 compañeros. Superlativamente perjudicial para sus cinco oponentes. Por cierto, Petrovic fue traspasado la temporada 90-91 de los Trail Blazers a los NETS, las dos siguientes serían equipo de playoffs. Al final de la 93 falleció, llevaban dos campañas siendo equipo de playoffs. Cabe destacar que coach Chuck Daly supo recuperar a aquellos chicos para que pusieran un pie en postemporada un año más.

Hace dos veranos afrontábamos el Eurobasket de 2017 con muchas dudas sobre quién sería el equipo campeón porque, a priori, las fuerzas estaban muy igualadas y había muchos equipos en la puja. Entre ellos, la mayoría de los especialistas no metíamos a Eslovenia entre los equipos aspirantes al Oro. La parte del potencial que a este país que respira baloncesto en cada esquina les faltaba la puso Doncic descargando de dirección, anotación y liderazgo a un genial Goran Dragic. Si se analiza, aquello fue bestial. Simplemente barrió a España y a Serbia. Aunque por lesión no pudiera jugar la final, la dinámica ya estaba implementada. Doncic es un entrenador en la pista, ¿desde dónde mejor se puede dirigir a un equipo?

Los Dallas Mavericks son el tercer equipo con menos presupuesto de la NBA, el ya mencionado Jordan y el plástico Harrison Barnes suman casi la mitad del presupuesto del equipo, poco más de 100 millones de euros, pero si decide Luka acabarán jugando la postemporada.

Comentarios

Lo que le he visto parece que no se obsesiona demasiado como así le sucedía en el Real Madrid. Tiene un poso en la cancha propio de un veterano curtido, la inteligencia e instintos no solo para el juego sino también emocional marcan su camino y destino. Probablemente el de ser el jugador con mayor impacto en el juego de la próxima NBA. Habrá muchos especímenes imparables en lo físico pero pocos con la clarividencia de Luka.

Yo espero que no coja más físico, en el sentido de ponerse más fuerte.Si no va a acabar de jugando de 3 alto y perderá ésa magia que desprende su juego cuando el balón está en sus manos.
De momento veo su único defecto en que abusa de su step back.

Sabiendo que haber entrando en un equipo joven y sin aspiraciones como Dallas, no creéis de que si lo hubiese hecho en un equipo de más nivel y viendo el gran rendimiento que está teniendo, hubiese rendido igual?
Yo creo que sí.

Cuando ves a Doncic en cancha, ves a un niño, cuando le ves jugar, ves al más listo de la clase. ¿Fisico? no tiene que coger más, sino tratar de mantener sano lo que tiene.
A los Mavs les está haciendo lo mismo que le hizo a Eslovenia, tapar todos los huecos que surgen, falta dirección, ahí está él, falta anotación, también, desequilibrio, también, carácter para remontar un partido, Doncic el primero, es cuestión de mentalidad de unir un grupo de buenos jugadores y ser el engranaje donde todas las ruedas giran bien.
Está jugando de 1, de 2, de 3 y algún rato le ha tocado de 4, y no son los números, son las sensaciones, es como cuando estaba Pippen en pista, no es lo que pone la tablilla, es lo que hace el equipo cuando está él.
En eso se diferencia muchísimo de Petrovic, en el hecho de ser elemento integrador, Petrovic no lo era, era brutal, insaciable, pero era él contra el mundo, y que los que puedan me sigan, Doncic llama a filas al resto en cancha.

Amén, Pelolovic. Vamos a ver cómo lleva la famosa "Rookie wall" aunque Doncic ha combinado Euroleague y Liga Endesa con nota... ahí tiene ventaja ante cualquier jugador NCAA.

Las sensaciones de Doncic los primeros meses son muy buenas, ha robado el hype a todos los rookies, pero esto es muy largo, le diría que trabaje físicamente, tiene que ponerse duro, demasiados achaques y cojeras tan pronto, no queremos que le pase como a Ricky, porque por carácter son igual y ponen siempre por delante el interés del equipo que el suyo propio, no quiero que fuerce hasta que llegue la lesión porque la verdad, no veo a los Mavs en playoffs, el Oeste está más salvaje que nunca, ya están fuera de playoffs, y en principio, salvo traspasos, ellos irán a menos y Jazz, Pelicans y Wolves irán a más. Objetivo de los Mavs: pelear la 11ª plaza del oeste con Grizzlies, Clippers y Kings. Objetivo de Doncic: segur así, pero mejorando físicamente.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar