Cowabunga, Kowa-Bunga, cowabonga, kawabonga, kowabonga, kowabunga (I)

Solapas principales

 

 

 Si os digo la verdad Cowabunga es uno de los términos más difícil de definir del diccionario. De hecho no está  siquiera bien definida su correcta escritura. Pero dentro de lo que les puedo traer se refiere a:

 “Un término  popularizado (como Kowa-Bunga) por Chief Thunderthud en el programa infantil estadounidense Howdy Doody a fines de la década de 1940 o principios de la década de 1950. Donde el referido personaje - interpretado por Bill Le Cornec. Jefe de la tribu de indios americanos oranagnak (deletreado de kanganaro al revés)-. Lo utilizaba como  saludo.

 El término luego se asoció con la cultura estadounidense del  Surf, y fue revivido y estandarizado en su ortografía actual por la caricatura estadounidense Teenage. Tortugas Ninjas Mutantes a finales de los 80 y principios de los 90”.

 Incluso Snoopy lo llegó a utilizar cuando practicaba surf. Y al afamado  Bart Simpson también vaya que le encanta utilizarlo.

 Según el “término” o la expresión   denota asombro, coraje, entusiasmo o alegría. Y entre uno de sus sinónimos más conocido se encuentra otra expresión como:

 

¡Wow!

Cuando quieres expresar asombro.

Y la expresión ¡Yay!

Cuando se requiere una aprobación exuberante.

 Pero dentro del contexto de la particular expresión podemos concluir que es realmente una  palabra sin sentido que como os dije, eventualmente se convirtió en parte del léxico de la cultura surfista de California.

 Bien pudiese utilizarse para el momento de realizar un saludo, de asombrarse por algo inesperado o para  celebrar…

 

El haber tomado una de las mejores Olas de tu vida.

Bien vale,  de ser así, soltar sin ningún remordimiento un súper

¡Kawabonga!

 

 Pues es como un grito de guerra una vez que estás: en la “Cresta de la Ola”.

 

  Y vaya que Tomar una Ola es algo que se ha vuelto  de uso común tanto en el mundo del  Surf como en otros deportes. Dentro de estos… El Basketball.

 Fijaos que para entender y ejemplificar  este contexto de Tomar La Ola, debemos trasladarnos hasta la célebre serie de Semifinales de  Conferencia del Oeste en la temporada 2010-2011.

 Serie que enfrentaba a Los Angeles Lakers de un Kobe Bryant  aun con salud y 32 años apenas vs. Los Mavs de Dallas de un Dirk Nowitzki  con la misma edad.

 

 La verdad es que tal vez desde que existe el baloncesto existen  las proyecciones, las apuestas y quinielas. Y también los llamados “especialistas”.

“Todos” alguna vez queremos ser partícipe de un gran pronóstico sobre el desenlace de los eventos, acertar en ello y llegar a alguna reunión con  nuestras amistades con un épico: “os lo dije”, “os advertí del resultado”. Y pudiendo así adquirir algún estatus o respeto dentro del mundillo del baloncesto.  Pero como veremos a continuación es un arma de doble filo. De hecho con más filo del lado para quien osa usarla o abusar de ella.

 Y es que en aquella serie Lakers vs Mavs.  Muchas cadenas de televisión, programas, páginas especializadas, agregados, periodistas,  no periodistas, aficionados, fans, ex-players y demás; se montaron con su mejor expresión de:

¡Cowabunga!

-Recordar que no se define cómo escribirla. Es que casi  ni cómo pronunciarla.-

 Al pronosticar y declarar que Kobe  junto a sus Lakers enviarían a casa a los Mavs de Dirk en máximo 6 juegos.

 Incluso algunos hasta los escuché (con estos oídos y vi con estos ojos) pronosticar que Los Lakers barrían aquella serie.

 Bueno, nada más lejos de la verdad, de  la lógica y de la realidad. Pues Dirk y sus Mavs fueron quienes sacaron las escobas para barrer a Los Lakers y enviar a  Lamar Odom tempranamente a los brazos de  Khloé Kardashian, a  Pau  Gasol de regreso a España  y a Kobe de vacaciones a pensar, en tal vez,  como rayos un basquetbolista puede ganar un Óscar.

 Lo curioso de todo es que ambos quintetos (tanto Lakers y Mavs) dejaron los mismos registros en la regular season: 57-25,  siendo Los Lakers número 1 por un tema de la serie particular entre ambos.

Pero entonces: ¿Cómo es que algunos pronosticaron la barrida sobre Los Mavs?

Por una simple expresión del Surf al tomar tu mejor Ola del día.

¡Kowa-Bunga!

   Si os digo la verdad, tristemente debo agregar que Dirk en aquella serie no sólo despidió a los de California, sino que también literalmente retiró a Phil Jackson de los banquillos.

 Y por ello es que siempre os digo a todo aquel, que debéis tener mucho cuidado en las Olas que decidimos tomar en el transcurso de nuestro andar por éste mundo.

 

 Pero el tema es dónde quedó el anhelado estatus, aquella búsqueda de reconocimiento y de respeto cuando las Olas, como vemos, no terminan siendo lo que se dijo, o  lo que se predijo.

¿Cuántos están dispuestos a reconocer luego que se equivocaron? ¿Quiénes tienen el valor de salir adelante y dar la cara sobre sus proyecciones?

Pocos contrastan sus quinielas de principio de temporada con los desenlaces finales y más si son, como vimos… Fatales.

 La verdad que tampoco es que se trate de una cacería de brujas. Pues es de libre albedrío pronosticar. ¿Pero alguna vez nos hemos detenido a pensar en el daño que se  le hace al juego? Y el poco respeto que se siente por el equipo al que traemos a menos.

 Algunas veces como que “olvidamos” que la bola es esférica para ambos equipos. Y no cuadrada para uno de ellos. Como muchas veces “creemos”.

 Incluso pocos, sobre-todo en los medios,  se detienen a pensar que crear falsas ilusiones a principio de temporada sobre X equipo o X jugador, luego desluce el campeonato cuando estos caen en alguna ronda, o ni siquiera acceden a los Play-Off.  Y es allí donde vemos que, en teoría,  bajan los índices de audiencia. Y créanlo o no:

Se afianzan (en teoría y práctica)  Los Grandes Mercados vs. Los Mercados chicos.

 Es decir, de antemano “le restamos” brillo a los equipos y jugadores que aún permanecen en contienda a por el campeonato. Y que  matemáticamente lo han hecho mejor que aquellos que “decidimos” promocionar desde el comienzo. Sólo porque era la Ola de moda.

 Y ¡Ojo! Que parece un absurdo, que aunque literalmente aun cuando los que quedan de pie, son lo mejor de lo mejor de la regular season en que nos encontremos. Muchos sienten alguna especie de desilusión.

 

 Dicho esto. En veces no solo “decidimos” tomar las olas en relación a un enfrentamiento en particular o  alguna serie. También lo vemos a menudo en los llamados Mock Draft.  Y es vasta y larga la lista de desilusiones que se han llevado muchos a lo largo de la historia,  cuando decidimos pronosticar la carrera de tíos que aún no han tirado una sola bola en una duela de la NBA.

 Incluso ponemos la presión en chavales de  19 años y (hasta de 18) para que rindan de inmediato. Pero la verdad es que pocos se detienen algunos minutos para pensar que aun baloncestísticamente,  y humanamente hablando, el chaval no está al nivel requerido.

 Pero es que cualquier highlights de algún buen mate en el College, ya sirve para salir en T.V. nacional diciendo que el tío será el próximo Michael Jordan.

 Como alguna vez un Grant Hill llegó a declarar:

Es injusto que te comparen con alguien que ya lo ha ganado todo, cuando tu apenas vas dando tus primeros pasos”.

 Y ¡Ojo! Que en el tema del  Draft no me refiero únicamente  a los tíos que permanecieron  saludables en sus primeros años.

 Pues hasta allí la cultura de ¡Kawabonga! También se ha extendido. Pues miles de veces he visto, con gran pesar,  como muchos toman la ya histórica y milenaria Ola de  que tíos como Sam Bowie. O más reciente Greg Oden,  son parte de  los grandes pufos de la historia de los Draft.

 Pero pocos se detienen a explicar que realmente su elección dentro de los primeros Picks del Draft,  era válida,  pues venían de dejar actuaciones sobresalientes en la NCAA.

 Sin ir muy lejos. Fijaos que Bowie venía de dejar 13.4 Pts, 8.8 Reb y 1.4 Asist  con Kentucky. Mientras que  MJ23 venía de colocar  17.7 Pts, 5.0 Reb y 1.8 Asist con NC.

 

¿Realmente alguien puede escribirme y decirme que los números de Mike eran muy, pero muy  superiores a los de Bowie en la NCAA?

Para nada.

 La verdad es que Mike, aun cuando lo considero el mejor de todos los que  hayan pasado por la NBA, está muy lejos de ser el mejor Basketball Player de la historia de la  NCAA.

 Solo os adelanto que por algo Pete Maravich “calzó”, en la NBA, buena parte la casaca con el jersey #44, en honor a su alto promedio (que es el más alto) de puntos en la NCAA.

  Y con ello no estoy diciendo que el buen Pete sea el mejor de todos en el Basketball College. Sólo es una “anécdota”, de muchas.

 Pero aun así, muchos también deciden tomar la Ola de que MJ23 fue el Best Of Best en la NCAA.

 Incluso he visto a muchos tomar la Ola de que  Mike puso aquellos dos puntos frente a los de Georgetown,  y luego dio el salto a la NBA. Nada más lejos de la realidad, pues aquel afamado e histórico tiro de Michael sucedió en la 81-82,  donde Jordan era la tercera espada de Los Tar Heels. Tras James Worthy y Sam Perkins.  

 Luego de allí (del afamado tiro universitario) Michael continua un par de años más, pero… Sin Ganar ningún otro  Campeonato. Y repito:

 

Michael Jordan no ganó ningún campeonato en la NCAA siendo él la primera espada.

-Por algo Michael siempre incluye a Worthy en su particular Ideal Team.-

 Pero luego de Space Jam y aquel último tiro de Michael ante Los Jazz de Utah.  Como que a todos (me incluyo esta vez) nos apetece más,  creer en la Ola de que la carrera de Mike comenzó con un tiro para ganar un título Universitario. Y luego la finalizó con otro tiro  para ganar un anillo NBA.

-Sexto con aquellos Chicago Bulls del 98.  Ya que el MJ23 de aquellos Wizards ya no era el Michael que alguna vez conocimos.-

 En fin,  que Bowie y Oden luego sufrieron severas lesiones no amerita que muchos se suban en una Ola para colocarlos como los mejores pufos de la historia. Y claro que no es que fueran a ser mejores que MJ23 y Kevin Durant respectivamente en cada Draft. Pero no es su culpa lesionarse y mucho  menos ser seleccionados antes que éstos dos tíos,  que bien muestran pertenecer a lo mejor de lo mejor  del ADN Anotador en la historia de la liga.

 Incluso recuerdo que KD alguna vez salió en defensa de Greg diciendo algo como:

 

"Greg  no es un pufo, pues no tuvo la oportunidad de jugar”.

 Esto como a consecuencia que el mismo Oden aceptó serlo (un pufo), ante tanto énfasis mediático de los Cawabungers de decir y recalcarle a este, como uno de los grandes pufos de la historia.

-Cawabungers: Creo que así podemos bautizar a quienes  continuamente toman la Ola sin ningún criterio más que la moda y la cíclica repetición de  otro, sin un contexto personal alguno.-

 Y en el caso de Bowie también hay que recordar que aún era la época en que todas las franquicias intentaban construir desde la figura del Hombre Alto, la figura del llamado Pívot. Y pocas (creo que ninguna) luego de los fracasos campeoniles de David Thompson, George Gervin, Pete Maravich y otros pocos. Se animaban a edificar su futuro sobre un SG. La posición de MJ23.

O sentabas las bases con un Pívot, o con un buen PG. Cualquier otro, menos un Escolta.

 Pero con Mike existen tal vez miles y miles de historias sobre los Cawabungers. Y una en particular  tal vez pudo ser La Mejor Ola de la historia jamás tomada. Y “vino” de la mano de Rod Thorn, el mismo que lo seleccionó en aquel Draft del 84. Ya que una vez desilusionado por la  joya de la corona para aquel Draft llamado Hakeem Olajuwon, dejó una declaración para la posteridad, refiriéndose a MJ23:

“Es un buen jugador que no cambiará el destino de la franquicia”.

¡Imaginaos! La mejor Ola de la historia y la dejaste ir.

 Thorn pudo haber quedado como el mayor gurú de la historia del Draft. Pero por no seguir aquel sabio consejo de:

“Si no tienes nada bueno que decir de alguien, mejor quédate callado”.

O como dirían otros:

“Perdió la oportunidad de quedarse calladito”.

 Una última Ola que os comentaré de Michael en un post especial que  os guardo. Es la “supuesta” superioridad de Len Bias sobre Jordan. Créanme que he visto desde afamados comentaristas y editores de algunas páginas y revistas. E incluso muchos videos en YouTube, tesis sobre que Jordan “debe agradecer” la desaparición física de Bias, pues con este en la liga jamás se fuese titulado. O al menos no seis veces. Algo como que Len era el “supuesto” Némesis de Michael.

 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar