Solapas principales

Los Utah Jazz, preparados para el Juego de Tronos

Los Utah Jazz no han perdido el tiempo. En la carrera que es la agencia libre, los mormones han conseguido establecer su plantilla como una de las primeras preparadas para asaltar la liga en noviembre, cuanto todo empiece. Se alzan como uno de los principales candidatos a amenazar el reinado de los Toronto Raptors dentro del juego de tronos en el que se ha convertido la NBA. Pasamos de las dinastías a la guerra abierta. Una época entretenida llega hacia nosotros, los aficionados.

En Salt Lake City han realizado una offseason top 5 en la NBA. Esta es, sin duda, una de las oraciones más rotundas de los últimos veinte días, apurando el comienzo de la postemporada desde el Draft. Una que no se formulaba en el estado de los mormones desde los tiempos de Deron Williams, e incluso desde los de John Stockton y Karl Malone.

No obstante, Justin Zanik ha conseguido en dos meses lo que no ha hecho ningún General Manager en el siglo XXI por Utah: formar un equipo competitivo en una offseason. Decimos dos meses porque fue nombrado en mayo, relegando a Dennis Lindsey a un puesto menos importante en la franquicia. El que fuera asistente del GM en Utah durante prácticamente toda su carrera (menos un breve periodo entre 2016 y 2017 en la misma posición en Milwaukee) ha traído a Salt Lake City a Mike Conley, Bojan Bogdanovic, Ed Davis, Emmanuel Mudiay y Jeff Green.

El primero llegó por un módico precio, considerando su valor, dada la situación de Memphis de franquicia vendedora por reconstrucción. Los cuatro restantes han sido resultado de una excelsa agencia libre. Bojan Bogdanovic firmó $73 millones en 4 años, Ed Davis 10 en 2, y tanto Mudiay como Green se conformarán con el mínimo de veterano por un año (1.73 y 2.56 millones de dólares, respectivamente). La depth chart de Utah ilusiona más que nunca, pareciéndose al siguiente tuit, si los traspasos y las firmas no vuelven a golpear su roster:

 

Una plantilla a la orden del día

Justin Zanik ha puesto en bandeja un roster moderno a Quin Snyder. Una plantilla construida expresamente para la NBA de hoy en día, con las aspiraciones ofensivas que le faltaban a Utah para poder competir en el Oeste de verdad y dejar de ser un underdog. Dos años llevan los Jazz siendo el equipo que intentaba dar la sorpresa. Con sus posibilidades ofensivas y defensivas, no volverán a esa concepción por un tiempo.

Quin Snyder tendrá una oportunidad única para darle una vuelta de tuerca a su sistema a la hora de encontrar espacios en el triple. Si al noveno equipo que más triples tira (noveno que más anota y décimo con mejor porcentaje) le añadimos jugadores con mejores porcentajes de los que disponían la pasada campaña, todo indica que esos registros irán a mejor. Bojan Bogdanovic alcanzó, aproximadamente, el club del 50-42-80 (porcentajes de tiros de campo, triples y tiros libres) la pasada campaña. Mike Conley (37.5% T3 en su carrera) supone una mejora ante el inconsistente tirador Ricky Rubio, al igual que Jeff Green puede espaciar más la cancha desde el banquillo que Derrick Favors.

mike_conley.jpg

Mike Conley es el fichaje con más renombre de Utah en postemporada (@nba.com)

Donovan Mitchell ya no tendrá un compañero de backcourt que simplemente le alimente con balones, sino que la conexión podrá ser recíproca: Conley aúna un porcentaje de 38.4% en situaciones de catch&shoot desde el perímetro (en las últimas seis campañas), que encaja perfectamente con el 40.1% de Mitchell en su carrera. Si a la estrella de Salt Lake le sumamos los tiradores consumados que son Niang, O’Neale o Ingles, el roster de los mormones queda perfectamente compensado en lo que a tiro exterior respecta (sin obviar bajas como la de Kyle Korver o Thabo Sefolosha).

Y es que la generación es otro apartado importante para la NBA de hoy en día. Más todavía si apelamos al sistema de Snyder, el cual tiene como bandera el pick&roll. Esta fue la jugada más usada por los Jazz la pasada campaña y, con la efectividad de las nuevas adiciones, no tiene pinta de que vaya a cambiar. ¿Por qué debería?

Con Donovan Mitchell aprendiendo a trabajar en esa jugada, los mormones añaden a dos jugadores con buenos ratios en la misma. Mike Conley tiene una eficiencia que asusta con el pick&roll, al cual asiste en la mayoría de ocasiones como ball-handler: 1.01 puntos por posesión en la 2016-17, 0.99 en la 2017-18 y 0.96 en la pasada campaña. En los percentiles más altos de la liga. Bojan Bogdanovic anotó 0.99 puntos por posesión como organizador en este tipo de situaciones, con un eFG% del 51.7%. Casi nada.

Por último, Joe Ingles baja en calidad en bloqueo y continuación, siendo el organizador de estas situaciones en un tercio de sus posesiones ofensivas, anotando 0.76 puntos por cada una. El australiano, si preguntan al que escribe, debería ser sexto hombre la próxima campaña en Utah. Pese a que puede complementarse con Bogdanovic al no ser el croata un asistente prolífico, su rol generador puede cubrir perfectamente al banquillo, donde ya cuentan con dos bases que amasan balón (Mudiay y Exum).

El año pasado, sus números de asistencias por 36 minutos cambian dependiendo de los jugadores con los que compartió pista (y su share de balón). Si Rubio y Mitchell compartían pista con él (1.117 minutos), sus asistencias por 36 eran 5,4. El número ascendía a 9.0 cuando el español y el estadounidense no coincidían con él (644 minutos). Quin Snyder debe tener en cuenta el rol de Joe en la confección de quintetos. La estrategia es importante en todos los ámbitos del juego.

En definitiva: Quin Snyder tiene la oportunidad de añadir pólvora a un conjunto con gran dinámica en ataque. Una dinámica más reciente que total. Decimos reciente por solo haber mostrado estos su potencial ofensivo en la segunda parte de la temporada pasada, tras el All-Star (empatados con Milwaukee por el tercer mejor ataque de la liga, tercer mejor equipo de la NBA en récord). Utah tiene un problema con las primeras partes y ya es costumbre que comiencen a carburar tras el fin de semana de las estrellas.

 

quin snyder y la defensa por bandera

¡No nos olvidemos de la defensa! Aunque parece que en Utah ya han tomado nota de ello. Mientras la generación y los triples, ambos parte de la ofensiva del conjunto, daban de qué hablar (y no cosas buenas, precisamente), la defensa se mantuvo como uno de los pocos rasgos de élite de un equipo underdog que trataba de abrirse paso en el Oeste.

Los Utah Jazz comandaron la liga siendo la segunda mejor defensa durante la campaña, solo por detrás de los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo. Antes del All-Star, estaban en cuarto lugar, pero una gran segunda mitad de curso les permitió ascender en dicho apartado.

La adición de Bojan Bogdanovic, junto a Ed Davis y demás, les proporciona mayor versatilidad defendiendo jugadores de ala. Todos los integrantes de la plantilla son buenos defensores, contando alguna excepción. Ahora, Mike Conley y Donovan Mitchell serán uno de los backcourts más divertidos de ver, tanto en ataque como en defensa, con la esperada mejora de Spida bajo las órdenes de Snyder. Utah ha perdido dos jugadores top 40 en defensive real plus minus, como son Derrick Favors (#18) y Thabo Sefolosha (#31), pero mantienen otros como Royce O’Neal, y añaden a su interior otro de los baluartes defensivos de la agencia libre.

Rudy_Gobert_Utah_Jazz_NBA.jpg

El francés es la clave de la defensa mormona - Russ Isabella (USA TODAY Sports)

La defensa interior de los Jazz está blindada. Rudy Gobert añadió su segundo DPOY (consecutivo) a su repertorio hace pocos días, y Justin Zanik se las ha apañado para añadir a la rotación un center que le complementa a la perfección desde el banquillo. Ed Davis promedió 8.6 rebotes en menos de 18 minutos por encuentro para los Brooklyn Nets la pasada campaña. Una estadística brillante, que hace que nos quedemos estupefactos. Más anonadados estaremos, si cabe, al darnos cuenta de que Davis es el segundo mejor jugador en la clasificación de defensive real plus minus, la cual lidera su compañero de equipo Rudy Gobert. Si parecía que Derrick Favors era uno de los mejores pívots suplentes de la liga y era difícil sustituirle, Zanik ha encontrado un homólogo en Ed en lo que a capacidades defensivas se refiere. El fit es incuestionable.

No hay más que hablar. Los Utah Jazz se enfrentan a la campaña 2019-2020 con unas tareas y aspiraciones muy diferentes de las de los pasados dos años, cuando Donovan Mitchell llegó a la franquicia. Ahora tiene compañeros competentes. Ahora podemos hablar de un big three en Salt Lake City. Los mormones cuentan con una plantilla que puede abrirse paso hasta las finales de la NBA, que está más abierta que nunca, sin súper equipos dispuestos a cambiarlo todo.

De Mike Conley, Rudy Gobert, Donovan Mitchell y compañía se espera regularidad, de Quin Snyder, un sistema férreo con algo más que destellos ofensivos, de la directiva… ya no podemos esperar nada más. Haya paz y consistencia, más que en las primeras partes de 2016-17 y 2017-18, y Utah podrá hacer frente a cualquier equipo.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 mes 2 semanas
#contenidos: 
5
#Comentarios: 
22
Total lecturas: 
12,544

Comentarios

Jeff va a ser un problema al 4, no está para estos negocios tan exigentes, y ya no queda nada potable en su puesto ... no me convence, salvo juntar a Ed y Rudy como titulares, cosa que debería llevar a Bojan tb desde el inicio para no perder anotación, así que Ingles pasaría al banquillo tras dos años de titular...demasiados cambios...

Jazz ha hecho un gran equipo, coincido que la posición de 4 es la más floja de todas, pero no se puede tener todo, y Green puede cumplir en su rol perfectamente, ya que no le van a pedir más anotación de la necesaria, y sí cumplir en defensa.
Ingles creo que va a rotar primera y segunda unidad dependiendo de como se adapte Bogdanovic. En mi opinión, veo al croata más como suplente, por lo menos al inicio de temporada, hasta que se adapte a la estructura de Snyder.
Y en cuanto a Exum, es su último cartucho, tendrá que mantenerse sano y competir con Mudiay o junto a él en la cancha, veremos si se gana el salario que tiene por fin.

Currado artículo, enhorabuena!

Ball Move: muy interesante lo que comentas al respecto de la retro-alimentación Conley-Mitchell. Dividir y sacar, pantallas mediante de Gobert, van a ser quebradero de cabeza para los rivales, con la adición de un tirador del rango de Bogdanovic. Y Green para espaciar. Ingles va a ser muy necesario como generador desde la segunda unidad por la verticalidad de los dos pequeños. Por un lado, a la espera de una temporada completa de Dante libre de contratiempos físicos. Y de un Mudiay a quien le veo más como recambio en el quinteto del propio Conley para sus ausencias por lesión o descanso que como revulsivo a modo verso suelto desde el banquillo. Ahí veía mejor a Neto. O´Neale es muy necesario del mismo modo en el lado defensivo, no desentonando para nada en ataque. En esa estadística me sobra Sefolosha, ya que procede filtrar a un numero adecuado de partidos o minutos (está solo en 50 games y en 12 minutos de media, siendo promedios "no significativos"). Royce en 20 minutos de media se coloca 4º entre los small forwards en esa estadística.

Y el valor de Ed Davis que más que defensor se deja notar en la faceta reboteadora: 11,9 rebotes per 36 en defensa, y 5,4 per 36 minutos en la ofensiva. Segundo y cuarto de la liga, respectivamente, toda una garantía.

A la espera de que el croata se parezca en defensa al de la segunda parte de la temporada tras la lesión de Dipo. Snyder logre cubrir sus desajustes, aunque muchos tienen que ver con falta de atención/concentración. Más de actitud que de aptitud.

Les veo algo faltos de profundidad, en el segundo peldaño tras los dos angelinos (del 3 al 9) junto a Rockets, Nuggets, Trail Blazers, Warriors, Spurs, Kings, salvo movimientos de última hora en Wolves o Mavs.

Interesante pero muy optimista visión sobre los Jazz.
La posición de 4 me parece flojísima, van a depender mucho de que Jeff Green sea el protagonista de "El Renacido 2".
Mudiay es de todo menos garantía y Exum todavía menos, mientras que Ingles ya está en una cuesta abajo preocupante.
El otro tema es tener mucha inversión en el 5 y permitir de esa forma desequilibrios en el resto de posiciones.

Se que es una locura pero yo hubiera investigado un trade con Gobert+Ingles, mantener a Favors y mirar de pescar un segundo crack mas de allá de Conley y que sea un crack de verdad y no un especialista - aunque de mucha calidad - como Bogdanovic.
Pienso que entre Favors y Davis se cubría bien el 5 e incluso 4 a ratos.

Pero como somos foreros-aficionados aquí dejamos nuestra opinión y la decisión se la queda el GM de turno!

A mi Ingles no me parece que esté cuesta abajo ni mucho menos. Antes de pensarme el trade que propones hubiera preferido no traer a Conley. Contrato largo y elevado de un jugador propenso a perderse muchos partidos. Es una posición llena de jóvenes -aunque de momento menos contrastados- con recorrido allstar en la liga. Pero se la han jugado a lo Kawhi salvando las distancias.